Archivo de Junio de 2021

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 30 de Junio de 2021

1 de julio 2021 – jueves. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Jesús nos ha dejado el memorial de su amor: la Eucaristía y los sacramentos para proseguir en el camino, encontrando en ellos la fuerza para avanzar cada día. Esta ha de ser la fuente de vuestra esperanza y de vuestro valor para pasar a la otra orilla con Jesús (Mateo 9, 1), que abre caminos nuevos para vosotros y vuestra generación, para vuestras familias y para vuestro país. Rezo para que tengáis esta esperanza. Aferraos a ella y la podréis dar a los demás, a nuestro mundo golpeado por las guerras, los conflictos, el mal y el pecado (29-11-2015).

Subió Jesús a una barca, cruzó a la otra orilla y fue a su ciudad. En esto le presentaron un paralítico, acostado en una camilla. Viendo la fe que tenían, dijo al paralítico: ¡Ánimo, hijo!, tus pecados te son perdonados. Algunos de los escribas se dijeron: Éste blasfema. Jesús, sabiendo lo que pensaban, les dijo: ¿Por qué pensáis mal en vuestros corazones? ¿Qué es más fácil, decir: “Tus pecados te son perdonados”, o decir: “Levántate y echa a andar”? Pues, para que veáis que el Hijo del hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados –entonces dice al paralítico-: “Ponte en pie, toma tu camilla y vete a tu casa”. Se puso en pie, y se fue a su casa. Al ver esto, la gente quedó sobrecogida y alababa a Dios, que da a los hombres tal potestad.

Génesis 22, 1-19; Salmo 114, 1-6.8-9 . Mateo 9, 1-8

Lectura diaria de la Biblia

Martes, 29 de Junio de 2021

30 de junio 2021 – miércoles. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Las tentaciones vuelven siempre, el mal espíritu no se cansa nunca. Cuando el demonio ha sido expulsado tiene paciencia, espera para volver y si lo dejas entrar caes en una situación peor. De hecho, antes se sabía que era el demonio que atormentaba. Después, el maligno se ha escondido, viene con sus amigos muy educados, llama a la puerta, pide permiso, entra y convive con el hombre, su vida cotidiana y juega y juega, da las instrucciones. Con esta modalidad educada el diablo convence para hacer las cosas con relativismo, tranquilizando la conciencia (9-10-2015).

Llegó Jesús a la otra orilla, a la región de los gerasenos. Desde los sepulcros, dos endemoniados salieron a su encuentro; eran tan furiosos que nadie se atrevía a transitar por aquel camino. Y le dijeron a gritos: ¿Qué tenemos que ver nosotros contigo, Hijo de Dios? ¿Has venido a atormentarnos antes de tiempo?. A cierta distancia, una gran piara de cerdos estaba paciendo. Los demonios le rogaron: Si nos echas, mándanos a la piara. Jesús les dijo: Id. Salieron y se metieron en los cerdos. Y la piara entera se abalanzó acantilado abajo y murieron en las aguas. Los porquerizos huyeron al pueblo y lo contaron todo, incluyendo lo de los endemoniados. Entonces el pueblo entero salió a donde estaba Jesús y, al verlo, le rogaron que se marchara de su país.

Génesis 21, 5.8-20; Salmo 33, 7-8.10-13 . Mateo 8, 28-34

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 28 de Junio de 2021

29 de junio 2021 – martes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

SOLEMNIDAD DE LOS SANTOS PEDRO Y PABLO, APÓSTOLES

Papa Francisco: Pedro y Pablo no se cansaron nunca de anunciar, de vivir en misión, en camino, desde la tierra de Jesús hasta Roma. Aquí dieron testimonio de él, hasta el final, entregando su vida como mártires. Si vamos a las raíces de su testimonio, los descubrimos como testigos de vida, testigos de perdón y testigos de Jesús, aun cuando sus vidas no fueron cristalinas y lineales. El punto de partida de la vida cristiana no está en ser dignos, sino en reconocerse necesitado. Fue precisamente en sus caídas donde descubrieron el poder de la misericordia del Señor, que los regeneró. En su perdón encontraron una paz y una alegría irreprimibles. ¡Cuántas veces pensaría Pedro en su negación! ¡Cuántos escrúpulos tendría Pablo, por el daño que había hecho a tantas personas inocentes! Humanamente habían fallado; pero sin embargo se encontraron con un amor más grande que sus fracasos, con un perdón tan fuerte como para curar sus sentimientos de culpa (29-6-2019).

Al llegar a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: ¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?. Ellos contestaron: Unos que Juan Bautista, otros que Elías, otros que Jeremías o uno de los profetas. Él les preguntó: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?. Simón Pedro tomó la palabra y dijo: Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo. Jesús le respondió: ¡Bienaventurado tú, Simón, hijo de Jonás!, porque eso no te lo ha revelado ni la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Ahora yo te digo: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará. Te daré las llaves del reino de los cielos; lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos.

Hechos 12, 1-11; Salmo 33, 2-9; 2Timoteo 4, 6-8.17-18 . Mateo 16, 13-19

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 28 de Junio de 2021

28 de junio 2021 – lunes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: El apóstol Pedro nos dice que “hemos sido regenerados a partir de una semilla incorruptible”. Y esta es la semilla de la Palabra de Dios. Esto es lo que se siembra: la Palabra de Dios. Se siembra. Sabemos que no hay crecimiento sin el Espíritu: es el quien hace a la Iglesia, es el quien hace crecer a la Iglesia, es el quien convoca a la comunidad de la Iglesia. Pero es necesario también en testimonio del cristiano. Y cuando el testimonio llega a su fin, cuando las circunstancias históricas nos piden un testimonio fuerte, allí están los mártires: los más grandes testigos (30-6-2014).

Viendo Jesús que lo rodeaba mucha gente, dio orden de atravesar a la otra orilla. Se le acercó un escriba y le dijo: Maestro, te seguiré adonde vayas. Jesús le respondió: las zorras tienen madrigueras y los pájaros nidos, pero el Hijo del hombre no tiene donde reclinar la cabeza. Otro, que era de los discípulos, le dijo: Señor, déjame ir primero a enterrar a mi padre. Jesús le replicó: Tú, sígueme y deja que los muertos entierren a sus muertos.

Génesis 18, 16-33; Salmo 102, 1b-4.8-11 . Mateo 8, 18-22

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 27 de Junio de 2021

27 de junio 2021 – domingo. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: El Evangelio de este domingo presenta dos prodigios hechos por Jesús, describiéndolos casi como una especie de marcha triunfal hacia la vida. 1. Primero. Jairo, uno de los jefes de la Sinagoga, que va donde Jesús y le suplica ir a su casa porque la hija de doce años se está muriendo. Jesús acepta y va con él; pero, de camino, llega la noticia de que la chica a muerto. Podemos imaginar la reacción de aquel padre. Pero Jesús le dice: No temas, basta que tengas fe. Llegados a casa de Jairo, Jesús hace salir a la gente que lloraba y entra en la habitación solo con los padres y los tres discípulos y dirigiéndose a la difunta dice: Contigo hablo, niña, levántate. E inmediatamente la chica se levanta, como despertándose de un sueño profundo. 2. Dentro del relato de este milagro, Marcos incluye otro: la curación de una mujer que sufría de hemorragias y se cura en cuanto toca el manto de Jesús. Aquí impresiona el hecho de que la fe de esta mujer atrae –a mi me entran ganas de decir “roba”- el poder divino de salvación que hay en Cristo, el que, sintiendo que una fuerza “había salido de él”, intenta entender qué ha pasado. Y le dice: “Hija, tu fe te ha salvado”. 3. Se trata de dos relatos entrelazados, con un único centro: la fe, y muestran a Jesús como fuente de vida, como quien vuelve a dar la vida quien confía plenamente en él. Los dos protagonistas, es decir, el padre de la muchacha y la mujer enferma, no son discípulos de Jesús y sin embargo son escuchados por su fe. Tienen la fe en aquel hombre. De esto comprendemos que en el camino del Señor están admitidos todos: ninguno debe sentirse un intruso o uno que no tiene derecho. Para tener acceso a su corazón, al corazón de Jesús hay un solo requisito: sentirse necesitado de curación y confiarse a él. Yo os pregunto: ¿Tú te sientes necesitado de curación? ¿De cualquier cosa, de cualquier pecado, de cualquier problema? Y, si sientes esto, ¿tienes fe en Jesús? Jesús los libera del miedo de vivir con una mirada y con una palabra que los pone de nuevo en camino después de tantos sufrimientos y humillaciones. También nosotros estamos llamados a aprender y a imitar estas palabras que liberan y a estas miradas que restituyen las ganas de vivir a quien está privado (1-7-2018).

Sabiduría 1, 13-15; 2, 23-25: Dios no ha hecho la muerte, ni se complace destruyendo a los vivos. Él todo lo creó para que subsistiera y las criaturas del mundo son saludables: no hay en ellas veneno de muerte, ni el abismo reina en la tierra. Porque la justicia es inmortal. Dios creó al hombre incorruptible y lo hizo a imagen de su propio ser; mas por envidia del diablo entró la muerte en el mundo, y la experimentan los de su bando.

Salmo 29, 2.4-6.11-13b: Te ensalzaré, Señor, porque me has librado.

2Corintios 8, 7-9.13-15: Hermanos: Lo mismo que sobresalís en todo -en fe, en la palabra, en conocimiento, en empeño y en el amor que os hemos comunicado-, sobresalid también en esta obra de caridad. No os lo digo como un mandato, sino que deseo comprobar, mediante el interés por los demás, la sinceridad de vuestro amor. Pues conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, el cual, siendo rico, se hizo pobre por vosotros, para enriqueceros con su pobreza. Pues no se trata de aliviar a otros pasando vosotros estrecheces; se trata de igualar. En este momento, vuestra abundancia remedia su carencia, para que la abundancia de ellos remedie vuestra carencia; así habrá igualdad. Como está escrito: “Al que recogía mucho, no le sobraba; y al que recogía poco no le faltaba”.

Marcos 5, 21-30.33-43: Jesús atravesó de nuevo en barca a la otra orilla, se le reunió mucha gente a su alrededor, y se quedó junto al mar. Se acercó un jefe de la sinagoga, que se llamaba Jairo, , al verlo, se echó a sus pies, rogándole con insistencia: Mi niña está en las últimas; ven, impón las manos sobre ella, para que se cure y viva. Se fue con él, y lo seguía mucha gente que lo apretujaba. Había una mujer que padecía flujos de sangre desde hacía doce años. Había sufrido mucho a manos de los médicos y se había gastado en eso toda su fortuna; pero, en vez de mejorar, se había puesto peor. Oyó hablar de Jesús y, acercándose por detrás, entre la gente, le tocó el manto pensando: Con solo tocarle el manto curaré. Inmediatamente se secó la fuente de sus hemorragias y notó que su cuerpo estaba curado. Jesús, notando ha había salido fuerza de él, se volvió en seguida, en medio de la gente y preguntaba: ¿Quién me ha tocado el manto?… Hija, tu fe te ha salvado. Vete en paz queda curada de tu enfermedad. Todavía estaba hablando, cuando llegaron de casa del jefe de la sinagoga para decirle: Tu hija se ha muerto. ¿Para qué molestar más al maestro? Jesús alcanzó a oír lo que hablaban y le dijo al jefe de la sinagoga: No temas; basta que tengas fe. No permitió que lo acompañara nadie, más que Pedro, Santiago y Juan, el hermano de Santiago. Llegan a casa del jefe de la sinagoga y encuentra el alboroto de los que lloraban y se lamentaban a gritos y después de entrar les dijo: ¿Qué estrépito y qué lloros son éstos? La niña no está muerta, está dormida. Se reían de él. Pero él los echó fuera a todos, y, con el padre y la madre de la niña y sus acompañantes, entró donde estaba la niña, la tomó de la mano, y le dijo: Talitha qumi (que significa: contigo hablo, niña, levántate). La niña se levantó inmediatamente y echó a andar; tenía doce años. Y se quedaron fuera de sí llenos de estupor. Les insistió en que nadie se enterase; y les dijo que dieran de comer a la niña.

Lectura diaria de la Biblia

Sábado, 26 de Junio de 2021

26 de junio 2021 – sábado. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Dios trabaja, sigue trabajando y nosotros podemos preguntarnos cómo debemos responder a esta creación de Dios, que nace del amor porque él trabaja por amor. Así, a la creación debemos responder con la responsabilidad que el Señor nos da: la tierra es vuestra, llevadla adelante, hacedla crecer. Por eso, también para nosotros está la responsabilidad de hacer crecer la tierra, de hacer crecer la creación, de custodiarla y hacerla crecer según sus leyes: somos señores de la creación, no dueños. Y no debemos adueñarnos de la creación, sino llevarla adelante, fiel a sus leyes. Precisamente esta es la primera respuesta al trabajo de Dios: trabajar para custodiar la creación, para hacerla fructificar (9-2-2015).

Al entrar Jesús en Cafarnaún, un centurión se le acercó rogándole: Señor, tengo en casa un criado que está en cama paralítico y sufre mucho. Le contestó: Voy yo a curarlo. Pero el centurión le replicó: Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo. Basta que lo digas de palabra, y mi criado quedará sano. Porque yo también vivo bajo disciplina y tengo soldados a mis órdenes; y le digo a uno: “Ve” y va; al otro: “Ven”, y viene; a mi criado: “Haz esto”, y lo hace. Al oírlo, Jesús quedó admirado y dijo a los que le seguían: En verdad os digo que en Israel no he encontrado en nadie tanta fe. Os digo que vendrán muchos de oriente y occidente y se sentarán con Abrahán, Isaac y Jacob en el reino de los cielos; en cambio, a los hijos del reino los echarán fuera, a las tinieblas. Allí será el llanto y el rechinar de dientes. Y dijo Jesús al centurión: Vete; que te suceda según has creído. Y en aquel momento se puso bueno el criado. Al llegar Jesús a casa de Pedro, vio a su suegra en cama con fiebre; le tocó su mano, y se le pasó la fiebre; se levantó y se puso a servirles. Al anochecer, le llevaron muchos endemoniados; él, con su palabra, expulsó a los espíritus y curó a todos los enfermos, para que se cumpliera lo dicho por el profeta Isaías: Él tomó nuestras dolencias y cargó con nuestras enfermedades.

Génesis 18, 1-15; Salmo: Lucas 1, 46b-50.53-55 . Mateo 8, 5-17

Lectura diaria de la Biblia

Jueves, 24 de Junio de 2021

25 de junio 2021 – viernes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Había gente que miraba desde la acera, y otras personas que no podían acercarse a Jesús: les estaba prohibido por la ley, porque eran “impuros”, entre ellos estaba el leproso del que habla san Mateo en el Evangelio. Este leproso tenía fe en ese hombre, se armó de valor y se acercó a Jesús, dirigiéndole sencillamente su oración: “Señor, si quieres puedes limpiarme”. La lepra era una condena de por vida. Y curar a un leproso era tan difícil como resucitar a un muerto. El leproso sabía que era impuro, enfermo, y se acercó. ¿Y qué hizo Jesús? No se quedó inmóvil sin tocarlo, sino que se acercó, aún más, le tendió la mano curándolo. Al que estaba excluido de la vida social, Jesús lo incluye: lo incluye en la Iglesia, lo incluye en la sociedad. Jesús jamás margina a nadie, jamás. Es más, Jesús se margina así mismo para incluir a los marginados, para incluirnos a nosotros, pecadores, marginados, con su vida. Esto es bello (26-6-15).

Al bajar Jesús del monte, lo siguió mucha gente. En esto, se le acercó un leproso, se arrodilló y le dijo: “Señor, si quieres, puedes limpiarme”. Extendió la mano y lo tocó diciendo: “Quiero, queda limpio”. Y enseguida quedó limpio de la lepra. Jesús le dijo: “No se lo digas a nadie, pero ve a presentarte al sacerdote y entrega la ofrenda que mandó Moisés, para que le sirva de testimonio”.

Génesis 17, 1.9-10.15-22; Salmo 127, 1bc-5 . Mateo 8, 1-4

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 21 de Junio de 2021

24 de junio 2021 – jueves. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

SOLEMNIDAD DE LA NATIVIDAD DE SAN JUAN BAUTISTA

Papa Francisco: El Evangelio relata la natividad del Bautista y luego se detiene en el momento de la imposición del nombre al niño. Isabel elige un nombre: Se llamará Juan, don gratuito y también inesperado, porque Juan significa Dios ha hecho la gracia. El nacimiento de Juan Bautista está rodeado por un alegre sentido de asombro, de sorpresa, de gratitud. La gente fue invadida por un santo temor a Dios y en toda la montaña de Judea se comentaban todas estas cosas, con alegría, estaban contentos, con sentido de asombro, de sorpresa y de gratitud. ¿Cómo es mi fe? ¿Es una fe alegre o una fe siempre igual, una fe plana? Tengo sentido del asombro cuando veo las obras del Señor, cuando escucho hablar de cosas de la evangelización o de la vida de un santo? O, cuando veo a tanta gente buena, ¿siento la gracia dentro, o nada se mueve en mi corazón? (24-6-2018).

A Isabel se le cumplió el tiempo del parto y dio a luz un hijo. Se enteraron sus vecinos y parientes de que el Señor le había hecho una gran misericordia, y se alegraban con ella. A los ocho días vinieron a circuncidar al niño, y querían llamarlo Zacarías, como su padre, pero la madre intervino diciendo: ¡No! Se va a llamar Juan. Y le dijeron: Ninguno de tus parientes se llama así. Entonces preguntaban por señas al padre como quería que se llamase. Él pidió una tablilla y escribió: Juan es su nombre. Y todos se quedaron maravillados. Inmediatamente se le soltó la boca y la lengua, y empezó a hablar bendiciendo a Dios. Los vecinos quedaron sobrecogidos, y se comentaban todos estos hechos por toda la montaña de Judea. Y todos los que le oían reflexionaban diciendo: Pues ¿qué será este niño?. Porque la mano del Señor estaba con él. El niño crecía, y se fortalecía en el espíritu, y vivía en lugares desiertos hasta los días de su manifestación a Israel.

Isaías 49, 1-6; Salmo 138, 1b-3.13-15; Hechos 13, 22-26 . Lucas 1, 57-66.80

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 21 de Junio de 2021

23 de junio 2021 – miércoles. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Todo árbol bueno da frutos buenos y todo árbol malo da frutos malos (Mt 7, 17). La gran familia humana es como un bosque, donde los árboles buenos aportan solidaridad, comunión, confianza, apoyo, seguridad, sobriedad feliz, amistad. La presencia de las familias numerosas es una esperanza para la sociedad. Y por ello es muy importante la presencia de los abuelos: una presencia preciosa tanto por la ayuda práctica como, sobre todo, por la colaboración educativa. Los abuelos custodian en sí los valores de un pueblo, de una familia, y ayudan a los padres a transmitirlos a los hijos (28-12-2014).

Dijo Jesús a sus discípulos: Cuidado con los profetas falsos; se acercan con piel de oveja, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se cosechan uvas de las zarzas o higos de los cardos? Así, todo árbol sano da frutos buenos; pero el árbol dañado da frutos malos. Un árbol sano no puede dar frutos malos, ni un árbol dañado dar frutos buenos. El árbol que no da fruto bueno se tala y se echa al fuego. Es decir, que por sus frutos los conoceréis.

Génesis 15, 1-12.17-18; Salmo 104, 1-4.6-9 . Mateo 7, 15-20

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 21 de Junio de 2021

22 de junio 2021 – martes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Inocuidad y determinación. La inocuidad nos hace cautos en el juicio, capaces de abstenernos de acciones impulsivas y apresuradas, es la capacidad de sacar lo mejor de nosotros mismos de los demás y de las situaciones, actuando con atención y comprensión. Es hacer a los demás lo que queremos que ellos hagan con nosotros (Mt 7, 12). La determinación es la capacidad de actuar con voluntad decidida, visión clara y obediencia a Dios, y solo por la suprema ley de la salvación de las almas (21-12-2015).

Dijo Jesús a sus discípulos: No deis lo santo a los perros, ni les echéis vuestras perlas a los cerdos; no sea que las pisoteen con sus patas y luego se vuelvan para destrozaros. Así, pues, todo lo que deseáis que los demás hagan con vosotros, hacedlo vosotros con ellos; pues esta es la Ley y los profetas. Entrad por la puerta estrecha. Porque ancha es la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos entran por ellos. ¡Qué estrecha es la puerta y qué angosto el camino que lleva a la vida! Y pocos dan con ellos.

Génesis 13, 2.5-18; Salmo 14, 2-5 . Mateo 7, 6.12-14