Archivo de Septiembre de 2021

Lectura diaria de la Biblia

Jueves, 30 de Septiembre de 2021

1 de octubre 2021 – viernes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Los cristianos echados de sus casas y privados de todo, se preguntan: Señor, ¿acaso no he creído en ti? ¿Por qué? ¿Por qué creer en ti es una maldición? A estas personas se suma las que se encuentran con la oscuridad en el alma. Ahí está el ejemplo de santa Teresita del Niño Jesús, que hoy celebra la Iglesia: en los últimos años de su vida trataba de pensar en el cielo, y oía dentro de sí como una voz que le decía: no seas tonta, no fantasees. ¿Sabes que te espera? La nada. Pero santa Teresita se defendía: rezaba y pedía fuerza para ir adelante, en la oscuridad. Esto se llama “entrar en paciencia”. Una virtud que hay que cultivar con la oración, porque nuestra vida es muy fácil, si las comparamos con las de tanta gente que casi han perdido la memoria, la esperanza, que son auxiliados hasta de sí mismos (30-9-2014).

Dijo Jesús: ¡Ay de ti, Corozaín; ay de ti, Betsaida! Pues si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros que en vosotras, hace tiempo que se habrían convertido, vestidos de sayal y sentados en la ceniza. Por eso el juicio les será más llevadero a Tiro y a Sidón que a vosotras. Y tú, Cafarnaún, ¿piensas escalar el cielo? Bajarás al abismo. Quien a vosotros os escucha, a mí me escucha; quien a vosotros os rechaza, a mí me rechaza; y quien me rechaza a mí, rechaza al que me ha enviado.

Baruc 1, 15-22; Salmo 78, 1b-3.5.8.9 . Lucas 10, 13-16

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 29 de Septiembre de 2021

30 de septiembre 2021 – jueves. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Llamó Jesús a otros setenta y dos discípulos y los mandó de dos en dos para la misión (cf. Lc 10, 1-16). Efectivamente, si la Iglesia es misionera por su naturaleza (Vat. II, Decr.Ad gentes, 2), la vocación cristiana nace necesariamente dentro de una experiencia de misión. Así, escuchar y seguir la voz de Cristo, dejándose atraer y conducir por él y consagrando a él la propia vida, significa aceptar que el Espíritu Santo nos introduzca en este dinamismo misionero, suscitando en nosotros el deseo y la determinación gozosa de entregar nuestra vida y gastarla por la causa del reino de Dios (29-3-2015).

Designó el Señor otros setenta y dos y los mandó delante de él, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares a donde pensaba ir él. Y les decía: La mies es abundante y los obreros pocos; rogad, pues, al dueño de la mies que mande obreros a su mies. ¡Poneos en camino! Mirad que os mando como corderos en medio de lobos. No llevéis bolsa, ni alforja, ni sandalias; y no saludéis a nadie por el camino. Cuando entréis en una casa, decid primero: “Paz a esta casa”. Y si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos vuestra paz; si no, volverá a vosotros. Quedaos en la misma casa, comiendo y bebiendo de lo que tengan, porque el obrero merece su salario. No andéis cambiando de casa en casa. Si entráis en una ciudad y os reciben, comed lo que os pongan, curad a los enfermos que haya en ella, y decidles: “El reino de Dios ha llegado a vosotros”. Pero si entráis en una ciudad y no os reciben, saliendo a sus plazas, decid: “Hasta el polvo de vuestra ciudad, que se nos ha pegado a los pies, nos lo sacudimos sobre vosotros. De todos modos, sabed que el reino de Dios ha llegado”. Os digo que aquel día será más llevadero para Sodoma que para esa ciudad.

Nehemías 8, 1-4a.5-6.7b-12; Salmo 18, 8-11 . Lucas 10, 1-12

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 29 de Septiembre de 2021

30 de septiembre 2021 – jueves. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Llamó Jesús a otros setenta y dos discípulos y los mandó de dos en dos para la misión (cf. Lc 10, 1-16). Efectivamente, si la Iglesia es misionera por su naturaleza (Vat. II, Decr.Ad gentes, 2), la vocación cristiana nace necesariamente dentro de una experiencia de misión. Así, escuchar y seguir la voz de Cristo, dejándose atraer y conducir por él y consagrando a él la propia vida, significa aceptar que el Espíritu Santo nos introduzca en este dinamismo misionero, suscitando en nosotros el deseo y la determinación gozosa de entregar nuestra vida y gastarla por la causa del reino de Dios (29-3-2015).

Designó el Señor otros setenta y dos y los mandó delante de él, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares a donde pensaba ir él. Y les decía: La mies es abundante y los obreros pocos; rogad, pues, al dueño de la mies que mande obreros a su mies. ¡Poneos en camino! Mirad que os mando como corderos en medio de lobos. No llevéis bolsa, ni alforja, ni sandalias; y no saludéis a nadie por el camino. Cuando entréis en una casa, decid primero: “Paz a esta casa”. Y si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos vuestra paz; si no, volverá a vosotros. Quedaos en la misma casa, comiendo y bebiendo de lo que tengan, porque el obrero merece su salario. No andéis cambiando de casa en casa. Si entráis en una ciudad y os reciben, comed lo que os pongan, curad a los enfermos que haya en ella, y decidles: “El reino de Dios ha llegado a vosotros”. Pero si entráis en una ciudad y no os reciben, saliendo a sus plazas, decid: “Hasta el polvo de vuestra ciudad, que se nos ha pegado a los pies, nos lo sacudimos sobre vosotros. De todos modos, sabed que el reino de Dios ha llegado”. Os digo que aquel día será más llevadero para Sodoma que para esa ciudad.

Nehemías 8, 1-4a.5-6.7b-12; Salmo 18, 8-11 . Lucas 10, 1-12

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 29 de Septiembre de 2021

30 de septiembre 2021 – jueves. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Llamó Jesús a otros setenta y dos discípulos y los mandó de dos en dos para la misión (cf. Lc 10, 1-16). Efectivamente, si la Iglesia es misionera por su naturaleza (Vat. II, Decr.Ad gentes, 2), la vocación cristiana nace necesariamente dentro de una experiencia de misión. Así, escuchar y seguir la voz de Cristo, dejándose atraer y conducir por él y consagrando a él la propia vida, significa aceptar que el Espíritu Santo nos introduzca en este dinamismo misionero, suscitando en nosotros el deseo y la determinación gozosa de entregar nuestra vida y gastarla por la causa del reino de Dios (29-3-2015).

Designó el Señor otros setenta y dos y los mandó delante de él, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares a donde pensaba ir él. Y les decía: La mies es abundante y los obreros pocos; rogad, pues, al dueño de la mies que mande obreros a su mies. ¡Poneos en camino! Mirad que os mando como corderos en medio de lobos. No llevéis bolsa, ni alforja, ni sandalias; y no saludéis a nadie por el camino. Cuando entréis en una casa, decid primero: “Paz a esta casa”. Y si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos vuestra paz; si no, volverá a vosotros. Quedaos en la misma casa, comiendo y bebiendo de lo que tengan, porque el obrero merece su salario. No andéis cambiando de casa en casa. Si entráis en una ciudad y os reciben, comed lo que os pongan, curad a los enfermos que haya en ella, y decidles: “El reino de Dios ha llegado a vosotros”. Pero si entráis en una ciudad y no os reciben, saliendo a sus plazas, decid: “Hasta el polvo de vuestra ciudad, que se nos ha pegado a los pies, nos lo sacudimos sobre vosotros. De todos modos, sabed que el reino de Dios ha llegado”. Os digo que aquel día será más llevadero para Sodoma que para esa ciudad.

Nehemías 8, 1-4a.5-6.7b-12; Salmo 18, 8-11 . Lucas 10, 1-12

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 29 de Septiembre de 2021

30 de septiembre 2021 – jueves. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Llamó Jesús a otros setenta y dos discípulos y los mandó de dos en dos para la misión (cf. Lc 10, 1-16). Efectivamente, si la Iglesia es misionera por su naturaleza (Vat. II, Decr.Ad gentes, 2), la vocación cristiana nace necesariamente dentro de una experiencia de misión. Así, escuchar y seguir la voz de Cristo, dejándose atraer y conducir por él y consagrando a él la propia vida, significa aceptar que el Espíritu Santo nos introduzca en este dinamismo misionero, suscitando en nosotros el deseo y la determinación gozosa de entregar nuestra vida y gastarla por la causa del reino de Dios (29-3-2015).

Designó el Señor otros setenta y dos y los mandó delante de él, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares a donde pensaba ir él. Y les decía: La mies es abundante y los obreros pocos; rogad, pues, al dueño de la mies que mande obreros a su mies. ¡Poneos en camino! Mirad que os mando como corderos en medio de lobos. No llevéis bolsa, ni alforja, ni sandalias; y no saludéis a nadie por el camino. Cuando entréis en una casa, decid primero: “Paz a esta casa”. Y si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos vuestra paz; si no, volverá a vosotros. Quedaos en la misma casa, comiendo y bebiendo de lo que tengan, porque el obrero merece su salario. No andéis cambiando de casa en casa. Si entráis en una ciudad y os reciben, comed lo que os pongan, curad a los enfermos que haya en ella, y decidles: “El reino de Dios ha llegado a vosotros”. Pero si entráis en una ciudad y no os reciben, saliendo a sus plazas, decid: “Hasta el polvo de vuestra ciudad, que se nos ha pegado a los pies, nos lo sacudimos sobre vosotros. De todos modos, sabed que el reino de Dios ha llegado”. Os digo que aquel día será más llevadero para Sodoma que para esa ciudad.

Nehemías 8, 1-4a.5-6.7b-12; Salmo 18, 8-11 . Lucas 10, 1-12

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 29 de Septiembre de 2021

29 de septiembre 2021 – miércoles. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

FIESTA DE LOS TRES ARCÁNGELES MIGUEL, GABRIEL Y RAFAEL

Papa Francisco: Los ángeles son los grandes contempladores, contemplan al Señor; sirven y contemplan. Pero el Señor también los envía para acompañarnos en el camino de la vida. Hoy celebramos el día de tres arcángeles porque han tenido un papel importante en la historia de la salvación, y porque también tienen un papel importante en nuestro camino hacia la salvación. Comenzando por Miguel –el gran Miguel- el que hace la guerra al diablo, hoy agradecemos a san Miguel este trabajo que hace por la Iglesia y por cada uno de nosotros y le pedimos que continúe defendiéndonos. El segundo arcángel, Gabriel, es el que lleva las buenas nuevas, el que llevó la noticia a María, a Zacarías, a José. Por eso hoy pedimos a Gabriel que nos anuncie siempre la buena nueva: Gabriel, recuérdanos la buena nueva de Dios, lo que Dios ha hecho. Y el tercer arcángel, Rafael, el que nos ayuda en el camino, el que camina con nosotros. Rafael, por favor, que nosotros no seamos seducidos para dar el paso equivocado; guíanos por el buen camino. Tú eres el compañero de camino, como lo fuiste de Tobías (29-9-2017).

Vio Jesús que se acercaba Natanael y dijo de él: Ahí tenéis a un israelita de verdad, en quien no hay engaño. Natanael le contesta: ¿De qué me conoces?. Jesús le responde: Antes de que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi. Natanael respondió: Rabí, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el rey de Israel. Jesús le contestó: ¿Por haberte dicho que te vi debajo de la higuera, crees? Has de ver cosas mayores. Y le añadió: En verdad, en verdad os digo: veréis el cielo abierto y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre.

Daniel 7, 9-10.13-14; Salmo 137, 1bcd-5 . Juan 1, 47-51

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 27 de Septiembre de 2021

28 de septiembre 2021 – martes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: El Señor nos ayude: primero, a reconocer en nosotros los momentos de desolación espiritual, cuando nos encontramos en la oscuridad, sin esperanza, y nos preguntamos por qué; segundo, a rezar como nos enseña la liturgia con el salmo en el momento de la oscuridad –“llegue hasta ti mi oración, Señor”. Y tercero, cuando me acerco a una persona que sufre, que se encuentra sumida en la desolación: silencio. Un silencio, con mucho amor, cercanía, caricias. Y no soltar discursos que al final no ayudan y, además, hacen daño (27-9-2016).

Cuando se completaron los días en que iba a ser llevado al cielo, Jesús tomó la decisión de ir a Jerusalén. Y envió mensajeros delante de él. Puestos en camino, entraron en una aldea de Samaritanos para hacer los preparativos. Pero no lo recibieron, porque su aspecto era el de uno que caminaba hacia Jerusalén. Al ver esto, Santiago y Juan, discípulos suyos, le dijeron: Señor, ¿quieres que digamos que baje fuego del cielo que acabe con ellos?. Él se volvió y los regañó. Y se encaminaron hacia otra aldea.

Zacarías 8, 20-23; Salmo 86, 1b-7 . Lucas 9, 51-56

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 26 de Septiembre de 2021

27 de septiembre 2021 – lunes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: El amor es la promesa que el hombre y la mujer hacen a cada hijo: desde que es concebido en el pensamiento. Los niños vienen al mundo y esperan tener confirmación de esta promesa: lo esperan en modo total, confiado, indefenso. Basta mirarlos: en todas las etnias, en todas las culturas, ¡en todas las condiciones de vida! Cuando sucede lo contrario, los niños son heridos por un escándalo insoportable, más grave en cuanto que no tienen los medios para descifrarlo (14-10-2015).

Se suscitó entre los discípulos una discusión sobre quién sería el más importante. Entonces Jesús, conociendo los pensamientos de sus corazones, tomó de la mano a un niño, lo puso a su lado y les dijo: El que acoge a este niño en mi nombre me acoge a mí; y el que me acoge a mí acoge al que me ha enviado. Pues el más pequeño de vosotros es el más importante. Entonces Juan tomó la palabra y dijo: Maestro, hemos visto a uno que echaba demonios en tu nombre y se lo hemos prohibido, porque no anda con nosotros. Jesús le respondió: No se lo impidáis; el que no está contra vosotros está a favor vuestro.

Zacarías 8, 1-8; Salmo 101, 16-21.29.22-23 . Lucas 9, 46-50

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 26 de Septiembre de 2021

26 de septiembre 2021 – domingo. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: El Evangelio de este domingo (Marcos 9, 38ss) nos presenta uno de esos momentos particulares muy instructivos de la vida de Jesús con sus discípulos. Estos habían visto que un hombre que no formaba parte del grupo de los seguidores de Jesús, expulsaba a los demonios en el nombre de Jesús, y por eso querían prohibírselo. Juan, con el entusiasmo acérrimo típico de los jóvenes, informa sobre el hecho al Maestro buscando su apoyo; pero Jesús, al contrario, responde: No se lo impidáis, pues no hay nadie que obre un milagro invocando mi nombre y que luego sea capaz de hablar mal de mí. Pues el que no está contra nosotros, está a favor nuestro. Juan y los demás discípulos manifiestan una actitud de cerrazón frente a un suceso que no entra en sus esquemas, en este caso la acción aunque sea buena, de una persona externa al círculo de seguidores. Sin embargo, Jesús aparece muy libre, plenamente abierto a la libertad del Espíritu de Dios, que en su acción no se limita a ningún lugar ni a ningún grupo. La actitud de los discípulos de Jesús es muy humana, muy común, y lo podemos encontrar en las comunidades cristianas de todos los tiempos, probablemente también en nosotros mismos. De buena fe, con celo, se quisiera proteger la autenticidad de una cierta experiencia, tutelando al fundador o al líder de los falsos imitadores. Pero al mismo tiempo está como el temor de la competencia, que alguno pueda robar nuevos seguidores, y entonces no se logra apreciar el bien que los otros hacen: no va bien porque no es de los nuestros, se dice. Aquí está la raíz del proselitismo. Y la Iglesia –decía el Papa Benedicto- no crece por proselitismo, crece por atracción, es decir crece por el testimonio dado a los demás con la fuerza del Espíritu Santo (30-9-2018).

Números 11, 25-29: El Señor bajó en la nube, habló con Moisés y, apartando algo del Espíritu que poseía, se lo pasó a los setenta ancianos. En cuento se posó sobre ellos el Espíritu, se pusieron a profetizar. Pero no volvieron a hacerlo. Habían quedado en el campamento dos del grupo, llamados Eldad y Medad. Aunque eran de los designados, no habían acudido a la tienda, pero el Espíritu se posó sobre ellos y se pusieron a profetizar en el campamento. Un muchacho corrió a contárselo a Moisés: Eldad y Medad están profetizando en el campamento. Josué, hijo de Nun, ayudante de Moisés desde joven, intervino: Señor mío, Moisés, prohíbeselo. Moisés le respondió: ¿Es que estás tú celoso por mí? ¡Ojalá todo el pueblo del Señor recibiera el Espíritu del Señor y profetizara!.

Salmo 18, 8-14: Los mandatos del Señor son rectos y alegran el corazón.

Santiago 5, 1-6: Atención, ahora, los ricos: llorad a gritos por las desgracias que se os vienen encima. Vuestra riqueza está podrida y vuestros trajes se han apolillado. Vuestro oro y vuestra plata están oxidados, y su herrumbre se convertirá en testimonio contra vosotros y devorará vuestras carnes como fuego. ¡Habéis acumulado riquezas… en los últimos días! Mirad, el jornal de los obreros que segaron vuestros campos, el que vosotros habéis retenido, está gritando, y los gritos de los segadores han llegado a los oídos del Señor del universo. Habéis vivido con lujo sobre la tierra y os habéis dedo a la gran vida, habéis cebado vuestros corazones para el día de la matanza. Habéis condenado, habéis asesinado al inocente, el cual no os ofrece resistencia.

Marcos 9, 38-43.45.47-48: Juan dijo a Jesús: Maestro, hemos visto a uno que echaba demonios en tu nombre, y se lo hemos querido impedir, porque no viene con nosotros. Jesús respondió: No se lo impidáis, porque quien hace un milagro en mi nombre no puede luego hablar mal de mí. El que no está contra nosotros está a favor nuestro. Y el que os dé a beber un vaso de agua porque sois de Cristo, en verdad os digo que no se quedará sin recompensa. El que escandalice a uno de estos pequeñuelos que creen, más le valdría que le encajasen en el cuello una piedra de molino y lo echasen al mar. Si tu mano te induce a pecar, córtatela: más te vale entrar manco en la vida que ir con las dos manos a la “gehenna”, al fuego que no se apaga. Y si tu pie te induce a pecar, córtatelo: más te vale entrar cojo en la vida, que ser echado con los dos pies a la “gehenna”. Y si

Lectura diaria de la Biblia

Sábado, 25 de Septiembre de 2021

25 de septiembre 2021 – sábado. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Dos discípulos de Jesús, tras su muerte y pasado el sábado, dejan Jerusalén y regresan, tristes y abatidos, hacia su aldea, llamada Emaús. A lo largo del camino Jesús resucitado se les acercó, pero ellos no lo reconocieron. Viéndolos tan tristes, les ayudó primero a comprender que la pasión y la muerte del Mesías estaban previstas en el designio de Dios y anunciadas en las Sagradas Escrituras; y así vuelve a encender un fuego de esperanza en sus corazones. Cuando estés triste, decaído, toma la Palabra de Dios, y ve a la misa a recibir la comunión (4-5-2014).

Entre la admiración general por lo que hacía, Jesús dijo a sus discípulos: Meteos bien en los oídos estas palabras: el Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres. Pero ellos no entendían este lenguaje; les resultaba tan oscuro que no captaban el sentido. Y les daba miedo preguntarle sobre el asunto.

Zacarías 2, 5-9.14-15c; Salmo: Jeremías 31, 10-13 . Lucas 9, 43b-45