Archivo de Septiembre de 2020

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 30 de Septiembre de 2020

30 de septiembre 2020 – miércoles. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: “Quien lo deja todo para seguirme tendrá la vida eterna en el futuro y cien veces más ya en el presente” (Cf. Mc 10, 29-30). Este cien veces más está hecho de las cosas primero poseídas y luego dejadas, pero que se reencuentran multiplicadas hasta el infinito. Nos privamos de los bienes, y recibimos el gozo del verdadero bien; nos liberamos de la esclavitud de las cosas y ganamos la libertad del servicio por amor; renunciamos a poseer y conseguimos la alegría de dar. Lo que Jesús decía: Hay más dicha en dar que en recibir (11-10-2015).

Mientras Jesús y sus discípulos iban de camino, le dijo uno: Te seguiré adonde quieras que vayas. Jesús le respondió: Las zorras tienen madriguera, y los pájaros del cielo nidos, pero el Hijo del hombre no tiene donde reclinar la cabeza. A otro le dijo: Sígueme. Él respondió: Señor, déjame primero ir a enterrar a mi padre. Le contestó: Deja que los muertos entierren a sus muertos; tú vete a anunciar el reino de Dios. Otro le dijo: Te seguiré, Señor, pero déjame primero despedirme de los de mi casa. Jesús le contestó: Nadie que pone la mano en el arado y mira hacia atrás vale para el reino de Dios.

Job 9, 1-12.14-16; Salmo 87, 10bc-15 . Lucas 9, 57-62

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 28 de Septiembre de 2020

29 de septiembre 2020 – martes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

FIESTA DE LOS TRES ARCÁNGELES MIGUEL, GABRIEL Y RAFAEL

Papa Francisco: Los tres arcángeles están delante de Dios, son nuestros compañeros porque tienen la misma vocación: llevar adelante el misterio de la salvación. Adoran a Dios, glorifican a Dios, sirven a Dios. Recemos hoy simplemente a los tres arcángeles, Miguel, Gabriel, Rafael: Miguel, ayúdanos en la lucha; cada uno sabe qué lucha tiene en su propia vida hoy, cada uno de nosotros conoce la lucha principal, la que hace arriesgar la salvación. Ayúdanos, Gabriel, tráenos la buena nueva de la salvación, que Jesús está con nosotros, que Jesús nos ha salvado y danos esperanza. Rafael, tómanos de la mano y ayúdanos en el camino para que no equivoquemos el rumbo, para que no nos quedemos parados: siempre caminar, pero ayudados por ti (29-9-2017).

Vio Jesús que se acercaba Natanael y dijo de él: Ahí tenéis a un israelita de verdad, en quien no hay engaño. Natanael le contesta: ¿De qué me conoces?. Jesús le responde: Antes de que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi. Natanael respondió: Rabí, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el rey de Israel. Jesús le contestó: ¿Por haberte dicho que te vi debajo de la higuera, crees? Has de ver cosas mayores. Y le añadió: En verdad, en verdad os digo: veréis el cielo abierto y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre.

Daniel 7, 9-10.13-14; Salmo 137, 1bcd-5 . Juan 1, 47-51

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 27 de Septiembre de 2020

28 de septiembre 2020 – lunes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Quien se hace pequeño como un niño es el más grande en el reino de los cielos. La verdadera grandeza del hombre consiste en hacerse pequeño ante Dios. Porque a Dios no se le conoce con elevados pensamientos y muchos estudios, sino con la pequeñez de un corazón humilde y confiado. Para ser grande ante el Altísimo es necesario vaciarse de sí mismo. El niño es precisamente el que no tiene nada que dar y todo que recibir. Es frágil, depende del papá y de la mamá. Quien se hace pequeño como un niño se hace pobre de sí mismo, pero rico de Dios. Los niños, que no tienen problemas para comprender a Dios, tienen mucho que enseñarnos: nos dicen que Él realiza cosas grandes en quien no le ofrece resistencia, en quien es sencillo y sincero, sin dobleces (1-10-2016).

Se suscitó entre los discípulos una discusión sobre quién sería el más importante. Entonces Jesús, conociendo los pensamientos de sus corazones, tomó de la mano a un niño, lo puso a su lado y les dijo: El que acoge a este niño en mi nombre me acoge a mí; y el que me acoge a mí, acoge al que me ha enviado. Pues el más pequeño de vosotros es el más importante. Juan tomó la palabra y dijo: Maestro, hemos visto a uno que expulsaba demonios en tu nombre y se lo hemos prohibido, porque no anda con nosotros. Jesús le respondió: No se lo impidáis; el que no está contra vosotros está a favor vuestro.

Job 1, 6-22; Salmo 16, 1bcde.2-3.6-7 . Lucas 9, 46-50

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 27 de Septiembre de 2020

27 de septiembre 2020 – domingo. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: La Palabra de Dios nos evoca hoy, mediante la parábola de los dos hijos, que ante la orden del padre de ir a su viña responde el primero que no, pero luego sí va; y el segundo responde que sí, pero después no va. Se advierte una gran diferencia entre el primero, que es perezoso, y el segundo, que es hipócrita. 1. En el corazón del primero, después del “no”, resonaba de nuevo la invitación del padre. 2. En cambio, en el segundo, a pesar del “si”, quedó sepultada la voz del padre. El recuerdo del padre ha sacudido al primer hijo de la pereza, mientras el segundo, que conocía el bien, ha desmentido el decir con el hacer. En realidad, se había vuelto impermeable a la voz de Dios y de la conciencia y había abrazado sin problemas una doble vida. 3. Con esta parábola, Jesús abre dos caminos ante nosotros que no siempre estamos dispuestos a decir “sí” con las palabras y las obras, porque somos pecadores. Pero podemos elegir entre ser pecadores en camino, que están a la escucha del Señor, y cuando caen se arrepienten y se levantan, como el primer hijo; o bien, ser pecadores sentados, prontos a justificarse siempre y solo de palabra según lo que les convenga. La vida cristiana es un camino humilde de una conciencia nunca rígida y siempre en relación con Dios, que sabe arrepentirse y fiarse de Él en su pobreza, sin presumir nunca de bastarse así mismo. Así se supera el antiguo mal denunciado por Jesús en la parábola: la hipocresía, la doblez de vida, el clericalismo acompañado del legalismo, el alejamiento de la gente. La Palabra clave es arrepentirse; es el arrepentimiento que impide el endurecimiento: transformar el “no” a Dios en “sí”, y él “sí” al pecado en “no” por amor del Señor (1-10-2017).

Ezequiel 18, 25-28: Esto dice el Señor: Insistís: “No es justo el proceder del Señor”. Escuchad, casa de Israel: ¿Es injusto mi proceder?; ¿No es más bien vuestro proceder el que es injusto? Cuando el inocente se aparta de su inocencia, comete la maldad y muere, muere por la maldad que cometió. Y cuando el malvado se convierte de la maldad que cometió, y practica el derecho y la justicia, él salva su propia vida. Si recapacita y se convierte de los delitos cometidos, ciertamente vivirá y no morirá.

Salmo 24, 4-9: Recuerda, Señor, tu ternura.

Filipenses 2, 1-11: Si queréis darme el consuelo de Cristo y aliviarme con vuestro amor, si nos une el mismo espíritu y tenéis entrañas compasivas, dadme esta gran alegría: manteneos unánimes y concordes con un mismo amor y un mismo sentir. No obréis por rivalidad ni por ostentación, considerando por la humildad a los demás superiores a vosotros. No os encerréis en vuestros intereses, sino buscad todos el interés de los demás. Tened entre vosotros los sentimientos propios de Cristo Jesús. El cual, siendo de condición divina, no retuvo ávidamente el ser igual a Dios; al contrario, se despojó de sí mismo tomando la condición de esclavo, hecho semejante a los hombres. Y así, reconocido como un hombre por su presencia, se humilló a sí mismo, hecho obediente hasta la muerte, y una muerte de cruz. Por eso Dios lo exaltó sobre todo y le concedió el Nombre-sobre-todo-nombre, de modo que al nombre de Jesús toda rodilla se doble en el cielo, en la tierra, en el abismo, y toda lengua proclame: Jesucristo es Señor, para gloria de Dios Padre.

Mateo 21, 28-32: Dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo: ¿Qué os parece? Un hombre tenía dos hijos. Se acercó al primero y le dijo: “Hijo, ve hoy a trabajar en la viña”. Él le contestó: “No quiero”. Pero después se arrepintió y fue. Se acercó al segundo y le dijo lo mismo. Él le contestó: “Voy, Señor”. Pero no fue. ¿Quién de los dos cumplió la voluntad de su padre?. Contestaron: El primero. Jesús les dijo: en verdad os digo que los publicanos y las prostitutas van por delante de vosotros en el reino de Dios. Porque vino Juan a vosotros enseñándoos el camino de la justicia y no le creísteis; en cambio, los publicanos y prostitutas le creyeron. Y, aun después de ver esto, vosotros no os arrepentisteis ni le creísteis.

Lectura diaria de la Biblia

Sábado, 26 de Septiembre de 2020

26 de septiembre 2020 – sábado. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Jesús, que eligió pasar por esta senda, nos llama a seguirlo por su mismo camino de humillación: cuando en ciertos momentos de la vida nos encontramos algún camino de salida para nuestras dificultades, cuando nos precipitamos en la oscuridad más densa, en el momento de nuestra humillación y despojo total, la hora en la que experimentamos que somos frágiles y pecadores. En ese momento, no debemos ocultar nuestro fracaso, sino abrirnos confiados a la esperanza en Dios, como hizo Jesús (18-9-2014).

Entre la admiración general por lo que hacía, Jesús dijo a sus discípulos: Meteos bien en los oídos estas palabras: el Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres. Pero ellos no entendían este lenguaje; les resultaba tan oscuro, que no captaban el sentido. Y les daba miedo preguntarle sobre el asunto.

Eclesiastés 11, 9-12, 8; Salmo 89, 3-6.12-14.17 . Lucas 9, 43b-45

Lectura diaria de la Biblia

Viernes, 25 de Septiembre de 2020

25 de septiembre 2020 – viernes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?. Esta pregunta la dirige Jesús a sus apóstoles, para verificar su fe. Seguir a Jesús significa tomar la propia cruz –todos la tenemos- para acompañarlo en su camino, un camino incómodo, que no es el del éxito, de la gloria pasajera, sino el que conduce a la verdadera libertad, que nos libera del egoísmo y del pecado. Se trata de realizar un neto rechazo de esa mentalidad mundana que pone el propio yo y los propios intereses en el centro de la existencia. Jesús nos invita a perder la propia vida por Él, por el Evangelio. Este camino lleva, al final, a la resurrección: exige caminar detrás de Él y escucharlo atentamente en su Palabra –acordaos de leer todos los días un pasaje del Evangelio- y en los Sacramentos (13-9-2015).

Una vez que Jesús estaba orando solo, lo acompañaban sus discípulos y les preguntó: ¿Quién dice la gente que soy yo?. Ellos contestaron: Unos que Juan el Bautista, otros que Elías, otros dicen que ha resucitado uno de los antiguos profetas. Él les preguntó: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?. Pedro tomó la palabra y dijo: El Mesías de Dios. Él les prohibió terminantemente decírselo a nadie, Porque decía: El Hijo del hombre tiene que padecer mucho, ser desechado por los ancianos, sumos sacerdotes y escribas, ser ejecutado y resucitar al tercer día.

Eclesiastés 3, 1-11; Salmo 143, 1b-4 . Lucas 9, 18-22

Lectura diaria de la Biblia

Jueves, 24 de Septiembre de 2020

24 de septiembre 2020 – jueves. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: No se puede conocer a Jesús sin tener problemas. El catecismo no es suficiente: a Jesús es necesario conocerle en el diálogo con Él. Si tienes un problema, vas por el camino que te lleva a conocer a Jesús: a Jesús es necesario conocerle en el diálogo con Él. Hablando con Él, en la oración, de rodillas. Otro camino para conocer a Jesús es el seguimiento, andar con Él, caminar con Él, recorrer sus caminos; se conoce a Jesús con el lenguaje de la acción. Si tú conoces a Jesús con los leguajes de la mente, del corazón, de la acción, entonces puedes decir que conoces a Jesús, que comporta la implicación personal. No se puede conocer a Jesús sin involucrarse con Él, sin apostar la vida por Él. Hay que leer lo que la Iglesia te dice de Él, hablar con Él en la oración y andar por su camino con Él (26-9-2013).

El tetrarca Herodes se enteró de lo que pasaba sobre Jesús y no sabía a qué atenerse, porque unos decían que Juan había resucitado de entre los muertos; otros, en cambio, que había aparecido Elías, y otros que había vuelto a la vida uno de los antiguos profetas. Herodes se decía: A Juan lo mandé decapitar yo. ¿Quién es este de quién oigo semejantes cosas?. Y tenía ganas de verlo.

Eclesiastés 1, 2-11; Salmo 89, 3-6.12-14.17 . Lucas 9, 7-9

Lectura diaria de la Biblia

Jueves, 24 de Septiembre de 2020

24 de septiembre 2020 – jueves. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: No se puede conocer a Jesús sin tener problemas. El catecismo no es suficiente: a Jesús es necesario conocerle en el diálogo con Él. Si tienes un problema, vas por el camino que te lleva a conocer a Jesús: a Jesús es necesario conocerle en el diálogo con Él. Hablando con Él, en la oración, de rodillas. Otro camino para conocer a Jesús es el seguimiento, andar con Él, caminar con Él, recorrer sus caminos; se conoce a Jesús con el lenguaje de la acción. Si tú conoces a Jesús con los leguajes de la mente, del corazón, de la acción, entonces puedes decir que conoces a Jesús, que comporta la implicación personal. No se puede conocer a Jesús sin involucrarse con Él, sin apostar la vida por Él. Hay que leer lo que la Iglesia te dice de Él, hablar con Él en la oración y andar por su camino con Él (26-9-2013).

El tetrarca Herodes se enteró de lo que pasaba sobre Jesús y no sabía a qué atenerse, porque unos decían que Juan había resucitado de entre los muertos; otros, en cambio, que había aparecido Elías, y otros que había vuelto a la vida uno de los antiguos profetas. Herodes se decía: A Juan lo mandé decapitar yo. ¿Quién es este de quién oigo semejantes cosas?. Y tenía ganas de verlo.

Eclesiastés 1, 2-11; Salmo 89, 3-6.12-14.17 . Lucas 9, 7-9

Lectura diaria de la Biblia

Martes, 22 de Septiembre de 2020

23 de septiembre 2020 – miércoles. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: A nuestro pueblo le ofende mucho el corazón cuando ve que los consagrados estamos apegados al dinero. Eso es malo, y realmente no es buen ejemplo que tengan un coche último modelo. Creo que Dios nos pide en este momento mayor simplicidad, a la Iglesia se lo pide. Una vida sencilla, más simple, y más pobre también (25-7-2013).

Habiendo convocado Jesús a los Doce, les dio poder y autoridad sobre toda clase de demonios y para curar enfermedades. Luego los envió a proclamar el reino de Dios y a curar a los enfermos, diciéndoles: No llevéis nada para el camino: ni bastón ni alforja, ni pan ni dinero; tampoco tengáis dos túnicas cada uno. Quedaos en la casa donde entréis, hasta que os vayáis de aquel sitio. Y si algunos no os reciben, al salir de aquel pueblo sacudíos el polvo de vuestros pies, como testimonio contra ellos. Se pusieron en camino y fueron de aldea en aldea, anunciando la Buena Noticia y curando en todas partes.

Proverbios 30, 5-9; Salmo 118, 29.72.89.101.104.163 . Lucas 9, 1-6

Lectura diaria de la Biblia

Martes, 22 de Septiembre de 2020

23 de septiembre 2020 – miércoles. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: A nuestro pueblo le ofende mucho el corazón cuando ve que los consagrados estamos apegados al dinero. Eso es malo, y realmente no es buen ejemplo que tengan un coche último modelo. Creo que Dios nos pide en este momento mayor simplicidad, a la Iglesia se lo pide. Una vida sencilla, más simple, y más pobre también (25-7-2013).

Habiendo convocado Jesús a los Doce, les dio poder y autoridad sobre toda clase de demonios y para curar enfermedades. Luego los envió a proclamar el reino de Dios y a curar a los enfermos, diciéndoles: No llevéis nada para el camino: ni bastón ni alforja, ni pan ni dinero; tampoco tengáis dos túnicas cada uno. Quedaos en la casa donde entréis, hasta que os vayáis de aquel sitio. Y si algunos no os reciben, al salir de aquel pueblo sacudíos el polvo de vuestros pies, como testimonio contra ellos. Se pusieron en camino y fueron de aldea en aldea, anunciando la Buena Noticia y curando en todas partes.

Proverbios 30, 5-9; Salmo 118, 29.72.89.101.104.163 . Lucas 9, 1-6