Archivo de Abril de 2018

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 30 de Abril de 2018

30 de abril 2018 – Lunes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: “Vendremos a él y haremos morada en él”. El profeta Oseas nos adentra en la ternura de Dios, como que Dios le cuenta a su pueblo cómo lo quiere, cómo lo ama, cómo lo cuida. Nos lo dice a cada uno de nosotros, y nos hará bien tomar este texto en un momento de soledad, ponernos en la presencia de Dios y escuchar cuando nos dice: “Cuando tú eras niño, yo te amé, te salvé, te enseñé a caminar”. La cercanía de Dios es esta ternura: me enseñó a caminar, sin Él yo no sabría caminar en el Espíritu. Cuantas veces pienso que tenemos miedo a la ternura de Dios, y por eso no dejamos que se experimente en nosotros y así tantas veces somos duros, severos, castigadores… (12-6-2015).

Dijo Jesús a sus discípulos: El que acepta mis mandamientos y los guarda, ése me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo también lo amaré y me manifestaré a él. Le dijo Judas, no el Iscariote: Señor, ¿qué ha sucedido para que te reveles a nosotros y no al mundo?. Respondió Jesús y le dijo: El que me ama guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada en él. El que no me ama, no guardará mis palabras. Y la palabra que estáis oyendo no es mía, sino del Padre que me envió. Os he paráclito, el Espíritu Santo, que enviará el Padre en mi nombre, será quien os lo enseñe todo y os vaya recordando todo lo que os he dicho.

Hechos 14, 5-18; Salmo 113b, 1-4.15-16 . Juan 14, 21-26

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 29 de Abril de 2018

29 de abril 2018 – domingo. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: El Evangelio de hoy nos presenta a Jesús durante la última cena, en el momento en que se sabe que la muerte está ya cercana. Ha llegado su hora. Por última vez Él está con sus discípulos, y entonces quiere imprimir bien en sus mentes una verdad fundamental: también cuando Él ya no estará físicamente en medio de ellos, podrán permanecer aún unidos a Él de un modo nuevo, y así dar mucho fruto. Todos podemos estar unidos a Jesús de un modo nuevo. Si por el contrario uno perdiese esta comunión con Él, esta comunión con Él se volvería estéril, es más, dañina para la comunidad. Y para expresar esta realidad, este nuevo modo de estar unidos a Él, Jesús usa la imagen de la vid y los sarmientos: Yo soy la vid, vosotros los sarmientos. Los frutos de esta unión profunda con Jesús son maravillosos: Toda nuestra persona es transformada por la gracia del Espíritu: alma, inteligencia, voluntad, afecto, y también el cuerpo, porque somos unidad de espíritu y cuerpo. Recibimos un nuevo modo de ser, la vida de Cristo se convierte también en la nuestra: podemos pensar como Él, actuar como Él, ver el mundo y las cosas con los ojos de Jesús. Como consecuencia, podemos amar a nuestros hermanos, comenzando por los más pobres y los que sufren, como hizo Él, y amarlos con su corazón y llevar así al mundo frutos de bondad, de caridad y de paz (3-5-2015).

Hechos de los apóstoles 9, 26-31: Llegado Pablo a Jerusalén, trataba de juntarse con los discípulos, porque todos le tenían miedo porque no se fiaban de que fuera discípulo. Entonces Bernabé, tomándolo consigo, lo presentó a los apóstoles y él les contó cómo había visto al Señor en el camino, lo que le había dicho y cómo en Damasco había actuado valientemente en el nombre de Jesús. Saulo se quedó con ellos y se movía libremente en Jerusalén predicando públicamente el nombre del Señor. Hablaba y discutía también con los helenistas, que se propusieron matarlo. Al enterarse los hermanos, lo bajaron a Cesarea y lo enviaron a Tarso. La iglesia gozaba de paz en toda Judea, Galilea y Samaria. Se iba construyendo y progresaba en el temor del Señor, y se multiplicaba con el consuelo del Espíritu Santo.

Salmo 21, 26-32: El Señor es mi alabanza en la gran asamblea.

1Juan 3, 18-24: Hijos míos, no amemos de palabra ni de boca, sino con obras y según la verdad. En esto conoceremos que somos de la verdad, y tranquilizaremos nuestro corazón ante él, en el caso de que nos condene nuestro corazón, pues Dios es mayor que nuestro corazón y lo conoce todo. Queridos, si el corazón no nos condena, tenemos plena confianza ante Dios. Cuanto pidamos lo recibimos de él, porque guardamos sus mandamientos y hacemos lo que le agrada. Y éste es su mandamiento: que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo, y que nos amemos unos a otros, tal como nos lo mandó. Quien guarda sus mandamientos permanece en Dios y Dios en él; en esto conocemos que permanece en nosotros: por el Espíritu que nos dio.

Juan 15, 1-8: Dijo Jesús a sus discípulos: yo soy la verdadera vid y mi Padre es el labrador. A todo sarmiento que no da fruto en mí lo arranca, y a todo el que da fruto lo poda para que dé más fruto. Vosotros ya estáis limpios por la palabra que os he hablado; permaneced en mí y yo en vosotros. Como el sarmiento no puede dar fruto por sí, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante; porque sin mí no podéis hacer nada. Al que no permanece en mí lo tiran fuera, como el sarmiento, y se seca; luego los recogen y los echan al fuego, y arden. Si permanecéis en mí y mis palabras permanecen en vosotros, pedir lo que deseáis, y se realizará. Con esto recibe gloria mi Padre, con que deis fruto abundante; así seréis discípulos míos.

Lectura diaria de la Biblia

Sábado, 28 de Abril de 2018

28 de abril 2018 – sábado. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: La verdadera autoridad de la Iglesia de Roma es la caridad de Cristo, no hay otra. Esta es la única fuerza que la hace universal y creíble para los hombres y el mundo; esta es el corazón de su verdad, que no erige muros de división y exclusión, sino que se transforma en puente que construye la comunión y llama a la unidad del género humano. No se puede representar a alguien sin reflejar sus rasgos, sin evocar su rostro. Jesús dice: Quien me ha visto a mí, ha visto al Padre. Es importante no consentir que se desvanezca el rostro de aquel que está en la raíz del propio itinerario, o que se confunda la voz que ha dado origen al propio camino. Acuérdate de Jesucristo (2Timoteo 2, ocho), Decía Pablo a su discípulo. No perder la memoria de Jesucristo (25-6-2015).

Dijo Jesús a sus discípulos: Si me conocierais a mí, conoceríais también a mi Padre. Ahora ya lo conocéis y lo habéis visto. Felipe le dice: Señor, muéstranos al Padre y nos basta. Jesús le replica: Hace tanto que estoy con vosotros, ¿y no me conoces, Felipe?. Quien me ha visto a mí ha visto al Padre. ¿Cómo dices tú: “Muéstranos al Padre”? ¿No crees que yo estoy en el Padre, y el Padre en mí? Lo que yo os digo no lo hablo por cuenta propia. El Padre, que permanece en mí, Él mismo hace las obras. En verdad, en verdad os digo: El que cree en mí, también él hará las obras que yo hago, y aún mayores. Porque yo me voy al Padre. Y lo que pidáis en mi nombre, yo lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si le pedís algo en mi nombre, yo lo haré.

Hechos 13, 44-52; Salmo 97, 1-4 . Juan 14, 7-14

Lectura diaria de la Biblia

Viernes, 27 de Abril de 2018

27 de abril 2018 - viernes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: En la casa del Padre hay muchas estancias. Voy a prepararos sitio. Con su oración Jesús intercede por cada uno de nosotros… Yo creo que Jesús hace ver sus llagas al Padre, porque las llagas las ha llevado consigo después de la Resurrección, las hace ver al Padre y nos nombra a cada uno de nosotros… El cristiano es un hombre de esperanza, espera que el Señor vuelva. Toda la Iglesia está en la espera de Jesús, Jesús volverá. Esta es la esperanza cristiana (22-4-16).

Dijo Jesús a sus discípulos: No se turbe vuestro corazón; creed en Dios y creed también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas moradas; si no, os lo habría dicho, porque me voy a prepararos un lugar. Cuando vaya y os prepare un lugar, volveré y os llevaré conmigo, para que donde estoy yo estéis también vosotros. Y a donde yo voy, ya sabéis el camino. Tomás le dice: Señor, no sabemos a dónde vas, ¿cómo podemos saber el camino?. Jesús le responde: Yo soy el camino y la verdad y la vida. Nadie va al Padre, sino por mí.

Hechos 13, 26-33; Salmo 2, 6-12 . Juan 14, 1-6

Lectura diaria de la Biblia

Jueves, 26 de Abril de 2018

26 de abril 2018 – jueves. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

FIESTA DE SAN ISIDORO, OBISPO, DOCTOR DE LA IGLESIA, PATRONO DE INTERNET

Papa Francisco: El Evangelio es fuente de alegría, de liberación y de salvación para todos los hombres. La Iglesia es consciente de este don, por lo tanto, no se cansa de proclamar sin cesar a todos lo que existía desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros propios ojos. (1.Juan 1, 1). La misión de los servidores de la Palabra –obispos, sacerdotes, religiosos y laicos- es la de poner a todos, sin excepción, en una relación personal con Cristo. En el inmenso campo de la acción misionera de la Iglesia, todo bautizado está llamado a vivir lo mejor posible su compromiso, según su situación personal (24-5-2015).

Dijo Jesús a sus discípulos: Vosotros sois la sal de la tierra. Pero si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la salarán? No sirve más que para tirarla fuera y que la pise la gente. Vosotros sois la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad puesta en lo alto de un monte. Tampoco se enciende una lámpara para meterla debajo del celemín, sino para ponerla en el candelero y que alumbre a todos los de casa. Brille así vuestra luz ante los hombres, para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en el cielo.

2Corintios 1, 1-10; Salmo 118, 99-104 . Mateo 5, 13-16

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 25 de Abril de 2018

25 de abril 2018 - miércoles. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

FIESTA DE SAN MARCOS, EVANGELISTA

Papa Francisco: “Id y proclamad el Evangelio”. El Evangelio, este mensaje de salvación, tiene dos objetivos que están unidos: el primero, suscitar la fe, y esto es la evangelización; el segundo, transformar el mundo según el proyecto de Dios, y esto es la animación cristiana de la sociedad. Pero no son dos cosas separadas, son una única misión: llevar el evangelio con el testimonio de nuestra vida transforma el mundo. Esto es el Evangelio, la Buena Nueva: el amor de Dios ha vencido. Cristo murió en la cruz por nuestros pecados y resucitó. Con Él podemos luchar contra el mal y vencerlo cada día (4-10-2013).

Se apareció Jesús a los once y les dijo: Id al mundo entero y proclamad el evangelio a toda la creación. El que crea y sea bautizado se salvará; el que no crea será condenado. A los que crean, les acompañarán estos signos: echarán demonios en mi nombre, hablarán lenguas nuevas, agarrarán serpientes en sus manos y, si beben un veneno mortal, no les hará daño. Impondrán las manos a los enfermos, y quedarán sanos. Después de hablarles, el Señor Jesús fue llevado al cielo y se sentó a la derecha de Dios. Ellos se fueron a predicar por todas partes, y el Señor cooperaba confirmando la palabra con las señales que los acompañaban.

1P 5, 5b-14; Salmo 88, 2-7.16-17 . Marcos 16, 15-20

Lectura diaria de la Biblia

Martes, 24 de Abril de 2018

24 de abril 2018 – martes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Vosotros no creéis porque no sois de mis ovejas… Estos doctores de la ley tenían el corazón cerrado, se sentían dueños de sí mismos y, de hecho, eran huérfanos porque no tenían una relación con el Padre. Hablaban, si, de sus padres: nuestro padre Abrahán, los Patriarcas, pero como figuras distantes. Jesús nos invita a ser sus discípulos, pero para serlo, debemos dejarnos atraer por el Padre hacia Él. Y la oración humilde del Hijo que podemos hacer es: Padre, atráeme hacia Jesús; Padre, permíteme conocer a Jesús. Y el Padre enviará el Espíritu que abrirá nuestros corazones y nos llevará a Jesús. Un cristiano que no se siente atraído por el Padre hacia Jesús es un cristiano que vive en condición de orfandad; y nosotros tenemos un Padre, no somos huérfanos (19-4-16).

Se celebraba en Jerusalén la fiesta de la dedicación del templo. Era invierno, y Jesús se paseaba en el templo por el pórtico de Salomón. Los judíos, rodeándolo, le preguntaban: ¿Hasta cuándo nos vas a tener en suspenso? Si tú eres el Mesías, dínoslo francamente. Jesús les respondió: Os lo he dicho, y no creéis; las obras que yo hago en nombre de mi Padre, ésas dan testimonio de mí. Pero vosotros no creéis, porque no sois de mis ovejas. Mis ovejas escuchan mi voz, y yo las conozco, y ellas me siguen, y yo les doy la vida eterna; no perecerán para siempre, y nadie las arrebatará de mi mano. Lo que mi Padre me ha dado es más que todas las cosas, y nadie puede arrebatar nada de la mano de mi Padre. Yo y el Padre somos uno.

Hechos 11, 19-26; Salmo 86, 1-7 . Juan 10, 22-30

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 23 de Abril de 2018

23 de abril 2018 – lunes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: La imagen de la puerta se refiere a la de la casa, del hogar doméstico, donde encontramos seguridad, amor, calor. Jesús nos dice que existe una puerta que nos hace entrar en la familia de Dios, en el calor de la casa de Dios, de la comunión con Él. Esta puerta es Jesús mismo. Él es la puerta. Él es el paso hacia la salvación. Él conduce al Padre. Y la puerta, que es Jesús, nunca está cerrada, esta puerta nunca está cerrada, está abierta siempre y a todos, sin distinción, sin exclusiones, sin privilegios. Pero, Padre, seguramente yo estoy excluido, porque soy un gran pecador. ¡No, no estás excluido! Precisamente por esto eres el preferido, porque Jesús prefiere al pecador, siempre, para perdonarle, para amarle. Jesús te está esperando para abrazarte, para perdonarte. Todos están invitados a cruzar esta puerta, a atravesar la puerta de la fe, a entrar en su vida, y hacerle entrar en nuestra vida, para que Él la transforme, la renueve, le de alegría plena y duradera.

Dijo Jesús a los fariseos: En verdad, en verdad os digo: el que no entra por la puerta en el aprisco de las ovejas, sino que salta por otra parte, ése es ladrón y bandido; pero el que entra por la puerta es pastor de las ovejas. A este le abre el guarda, y las ovejas atienden a su voz, y él va llamando por el nombre a sus ovejas y las saca fuera. Cuando ha sacado todas las suyas, camina delante de ellas, y las ovejas lo siguen, porque conocen su voz; a un extraño no lo seguirán, sino que huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños. Jesús les puso esta comparación, pero ellos no entendieron de qué les hablaba. Por eso añadió Jesús: En verdad, en verdad os digo que yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que han venido antes de mí son ladrones y bandidos; pero las ovejas no los escucharon. Yo soy la puerta: quien entre por mí se salvará y podrá entrar y salir, y encontrará pastos. El ladrón no entra sino para robar y matar y hacer estrago; yo he venido para que tengan vida y la tengan abundante.

Hechos 11, 1-18; Salmo 41, 2-3; 42, 3-4 . Juan 10, 1-10

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 22 de Abril de 2018

22 de abril 2018 – domingo. Leed la Biblia, la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Cristo es el Pastor verdadero, que realiza el modelo más alto de amor por el rebaño: Él dispone libremente de su propia vida, nadie se la quita, sino que la dona a favor de las ovejas. En abierta oposición a los falsos pastores, Jesús se presenta como el verdadero y único Pastor del pueblo. En la figura de Jesús, Pastor bueno, contemplamos a la Providencia de Dios, su solicitud paternal por cada uno de nosotros. ¡No nos deja solos! La consecuencia de esta contemplación de Jesús, Pastor verdadero y bueno, es la exclamación de conmovido estupor que nos ofrece san Juan: Mirar que amor nos ha tenido el Padre… (1Juan 3, 1). Es verdaderamente un amor sorprendente y misterioso, porque donándonos a Jesús como Pastor que da la vida por nosotros, el Padre nos ha dado lo más grande y precioso que nos podía donar. Pero contemplar y agradecer no basta. También hay que seguir al buen Pastor (26-4-2015).

Hechos de los Apóstoles 4, 8-12: Pedro, lleno de Espíritu Santo, dijo: jefes del pueblo y ancianos: Porque le hemos hecho un favor a un enfermo, nos interrogáis hoy para averiguar que poder ha curado a este hombre; quede bien claro a todos vosotros y a todo Israel, que ha sido el nombre de Jesucristo el Nazareno, a quien vosotros crucificasteis y a quien Dios resucitó de entre los muertos; por este Nombre, se presenta éste sano ante vosotros. Él es “la piedra que desechasteis vosotros, los arquitectos, y que se ha convertido en piedra angular” no hay salvación en ningún otro, pues bajo el cielo, no se nos ha dado a los hombres otro nombre por el que debamos salvarnos.

Salmo 117, 1.8-9.21-29: La piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular.

1Jn 3, 1-2: Mirad que amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios, pues, ¡lo somos! El mundo no nos conoce porque no le conoció a él. Queridos, ahora somos hijos de Dios y aun no se ha manifestado lo que seremos. Sabemos que, cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque lo veremos tal cual es.

Juan 10, 11-18: Dijo Jesús: Yo soy el buen pastor: El buen pastor da la vida por las ovejas; el asalariado, que no es pastor ni dueño de las ovejas, ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye; y el lobo las roba y las dispersa; y es que a un asalariado no le importan las ovejas. Yo soy el buen pastor, que conozco a las mías, y las mías me conocen, igual que el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; yo doy mi vida por las ovejas. Tengo, además, otras ovejas que no son de este redil; también a éstas las tengo que traer, y escucharán mi voz y habrá un solo rebaño, un solo pastor. Por eso me ama el Padre: porque yo entrego mi vida para poder recuperarla. Nadie me la quita, sino que yo la entrego libremente. Tengo poder para entregarla y tengo poder para recuperarla. Este mandato he recibido de mi Padre.

Lectura diaria de la Biblia

Sábado, 21 de Abril de 2018

21 de abril 2018 – sábado. Leed la Biblia, la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: ¡Este modo de hablar es duro! –decían-. ¿Quién puede hacerle caso?. Pedro hace entonces su confesión de fe en nombre de los otros Apóstoles: ¿A quién vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna. La fidelidad a Dios es una cuestión de fidelidad a una persona, a la cual nos adherimos para recorrer juntos un mismo camino. Y esta persona es Jesús. ¡Tenemos necesidad de Jesús, de estar con Él, de alimentarnos en su mesa, con sus palabras de vida eterna! Creer en Jesús significa hacer de Él el centro, el sentido de nuestra vida. Adherirse a Él, es una verdadera relación de fe y de amor, no significa estar encadenado, sino ser profundamente libre, siempre en camino (23-8-2016).

Muchos de los discípulos de Jesús dijeron: Este modo de hablar es duro, ¿quién puede hacerle caso? Sabiendo Jesús que sus discípulos lo criticaban, les dijo: ¿Esto os escandalizar?, ¿y si vierais al Hijo del hombre subir a donde estaba antes? El Espíritu es quien da vida; la carne no sirve para nada. Las palabras que os he dicho son Espíritu y vida. Y con todo, hay algunos de entre vosotros que no creen. Pues Jesús sabía desde el principio quiénes no creían y quién lo iba a entregar. Y dijo: Por eso os he dicho que nadie puede venir a mí, si el Padre no se lo concede. Desde entonces, muchos discípulos suyos se echaron atrás y no volvieron a ir con él. Entonces Jesús les dijo a los Doce: ¿También vosotros queréis marcharos? Simón Pedro le contestó: Señor, ¿a quién vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna; nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo de Dios.

Hechos 9, 31-42; Salmo 115, 12-17 - Juan 6, 60-69