Amigo que siempre falla

TABACO: Amigo que siempre falla 2ª Parte
¿Quieres dejar de fumar?
Esta información va dirigida, principalmente, a todas aquellas personas que padecen y conocen los perjuicios que causa el tabaco y quieren dejarlo. A los demás fumadores les pido disculpas si con mis palabras puedo herir sus sentimientos.
 
Todo aquello que absorbe tu pensamiento incide notablemente en tu vida, positiva o negativamente: Estudio, trabajo, descanso, ocio, etc. Esto es lo básico de la vida y claramente positivo, a partir de aquí otros hechos o hábitos pueden enriquecer tu vida o la pueden arruinar. El tabaco, según unos, les beneficia, y a otros, según la ciencia médica, les perjudica. ¡A ti qué! ¿Te beneficia o te perjudica?
 
Es evidente que el hombre ha progresado y que en cierto modo todos nos beneficiamos de ese progreso. No obstante, el que no tengamos una mansión en Marbella, un Ferrari en el garaje, viajemos en el Concor o disfrutemos de la  presidencia en una multinacional, no debe ser motivo de infelicidad. Si nos conformamos con lo que tenemos y aceptamos un ritmo moderado en nuestro crecimiento personal y económico, estaremos en disposición de liberarnos de cualquier hábito o tendencia que nos pueda esclavizar de por vida. De lo contrario, nuestras facultades físicas y mentales, se verán mermadas, obstaculizando nuestro propio progreso.
 
Es un error matarse a trabajar para tener aquello que consiguieron los que explotaron con acierto su cualidad personal. No se es más feliz por acumular mas cosas, aunque este sea el objetivo número uno de la actual sociedad. La felicidad que traen las cosas  innecesarias es una felicidad efímera, ilusoria, pasajera.
 
En una palabra, si situamos cada cosa en su sitio y prestamos mas atención a las cosas pequeñas y que están más a nuestro alcance, disfrutaremos más de ellas y seremos más felices por menos dinero, no necesitando endulzar amargores de la vida,  que nos buscamos sin justificación alguna. El estrés, la depresión, el tabaco, el juego, el alcohol, suelen ser la causa de una vida basada en el tener o de un sentimiento de fracaso.
 
Alcohol, juego y tabaco, también a veces son refugio para olvidar ciertas frustraciones y en muchos casos signos de infelicidad. El problema real empieza cuando perdemos nuestro control y la confianza  en la recuperación. La voluntad ya no responde y ni por asomo nos atrevemos a cambiar nuestros hábitos y trayectoria por equivocada que esta sea.
 
Quizá tiempo atrás, cuando había menos elementos de distracción, el hombre recurría al tabaco, al alcohol, al juego, pero hoy ¿qué justificación tienen estos recursos, si puedes distraerte con miles de cosas y todas ellas infinitamente más saludables? ¿No será, que nos gusta poseer o probarlo todo y nos seduce el desenfreno y la pasión?
 
Los hábitos son costumbres, las costumbres se transforman en leyes y estas en derecho. Cualquier fumador,  en el tema de fondo que estamos tocando, diría: ¿Porque no voy a tener yo derecho de fumar, si ya pago el tabaco que me fumo? Naturalmente todo fumador que paga su tabaco, tiene todo el derecho de fumar. El problema surge cuando se quiere dejar el tabaco y ya no se puede. Ante esta tesitura hemos de buscar la formula casi milagrosa de dejarlo.
 
Todas las hazañas grandes, dignas de elogio, necesitaron: decisión, voluntad, plan y ejecución. En este caso, la decisión de dejar de fumar es muy importante, y por tanto, para tomarla, necesitamos recordar lo que sigue:
Ventajas reales o ilusorias e inconvenientes del tabaco.
Ventajas ¿ilusorias?:
-  Los varones, jóvenes, se creen más hombres si fuman.
-  Las mujeres, se sienten mas iguales (en derechos) a los hombres.
- Al parecer, a algunos les distrae, representando el tabaco indispensable compañía en su soledad.
- Apacigua los nervios, evita algunas veces cometer males mayores (según cuentan) y pocas etcéteras más.
 
Perjuicios orgánicos:
-  Mayor propensión y duración de catarros y gripes. Tos, náuseas, escupir (en ciertos casos) permanentemente mal sabor de boca.
-  Arteriosclerosis (alteraciones en el sistema circulatorio)
-  Afecciones en el sistema respiratorio.
-  Riesgos de distracción en la conducción.
 
Perjuicios económicos:
- Varios millones de pesetas hoy (mañana miles de euros) tirados por la borda en cuarenta años de fumador (periodo de tiempo aproximado de un fumador medio)             

Ventajas reales del no fumar 
Ventajas orgánicas:
- Salud más plena.
- Mayor capacidad para distinguir sabores y olores.
- Aumenta y alarga la capacidad de trabajo y el periodo útil laboral.
 
Ventajas económicas:
-  Si se invierte inteligentemente, con lo que ahorra el no fumador se podrían hacer varios cruceros marítimos, y traducido a bienes inmuebles: comprar una casa o similares.

    Si aun así te cuesta dejar esta ilusión, como es el fumar, por el placer que causa (percepción erronea) deberías sustituirla por otras ilusiones más saludables: Ejercicio físico (bicicleta, correr en cinta eléctrica, escalera, pesas, aeróbic, etc.)
 
Hay además, actitudes mucho más gratificantes que el fumar, algunas de ellas son: Atender mejor a los clientes, esmerarse en perfeccionar el trabajo cotidiano, llevar a la práctica sin excepción todas las reglas de urbanidad para con nuestros convecinos. Ello  hará que  nos sintamos  personas nuevas, vigorosas, entusiastas.
 
Una vez que hayas reflexionado en lo que te perjudica fumar y en lo que te beneficia no fumar, te vuelvo a preguntar: ¿Sigues estando decidido/a a dejar el tabaco? Si es afirmativa la respuesta, debes pensar en las circunstancias más propicias que te invitan habitualmente a fumar.
Ejemplo de ellas:
1.Después de comer                          5.Cuando se está con amigos
2.Cuando se alterna                           6.Cuando se vende o compra algo
3.En comuniones, bodas, bautizos,..   7. En fiestas: Nochebuena, Nochevieja,
4.En vacaciones,                          8.Cuando te ofrecen  un cigarro, etc.  
Si estás decidido a no fumar en estas circunstancias, lo tienes fácil.
 
Ahora, fija la fecha en que vas a dejarlo. No lo dejes inmediatamente; dale tiempo. Ejemplo: el uno de enero, el día de tu cumpleaños, un primero de mes, a los dos o tres meses de hoy,… Eligiendo cualquiera de estas fechas, tendrás tiempo para saciarte y estarás deseando que llegue pronto para dejarlo. Si no obstante, quieres dejarlo inmediatamente, te diré quien será tu mayor enemigo; el que intentará hacerte caer; este será sin lugar a dudas el primer cigarro que te fumes después de haberlo dejado. ¡Ojo con ese primer cigarro! ¡Nunca lo cojas! Evita que un simple cigarro doblegue tu voluntad.
 
Cuando mañana ya no fumes, recibe mi más sincera felicitación. Eres una persona renovada; tu voluntad acaba de ser fortalecida con esta decisión. A partir de ahora te sentirás con fuerza para liberarte de todo cuanto quieras. Ya no fumas; ya no eres fumador; ya debes ver el tabaco como algo ajeno a ti; pronto tu fuerza interior se verá multiplicada cuando saborees las mieles de tu triunfo. El triunfo de la razón. 

Cuando mañana ya no fumes, recibe mi más sincera felicitación. Eres una persona renovada; tu voluntad acaba de ser fortalecida con esta decisión. A partir de ahora te sentirás con fuerza para liberarte de todo cuanto quieras. Ya no fumas; ya no eres fumador; ya debes ver el tabaco como algo ajeno a ti; pronto tu fuerza interior se verá multiplicada cuando saborees las mieles de tu triunfo. El triunfo de la razón. Saludos