Lectura diaria de la Biblia

20 de Noviembre, 2019

20 de noviembre 2019 – miércoles. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Como expresión del deber de la Iglesia de manifestar la compasión de Jesús a los que han sufrido abuso sexual, y a sus familias, se insta a establecer programas de atención pastoral, que podrán contar con la aportación de servicios psicológicos y espirituales. Los pastores y los responsables de las comunidades han de estar disponibles para el encuentro con los que han sufrido abusos y sus seres queridos: se trata de valiosas ocasiones para escuchar y pedir perdón a los que han sufrido mucho (27-9-2015).

Jesús dijo una parábola: Un hombre noble se marchó a un país lejano para conseguirse el título de rey, y volver después. Llamó a diez siervos suyos y les repartió diez minas de oro, diciéndoles: “Negociad mientras vuelvo”. Pero sus conciudadanos lo aborrecían y enviaron tras de él una embajada diciendo: “No queremos que este llegue a reinar sobre nosotros” Cuando regresó de conseguir el título real, mandó llamar a su presencia a los siervos a quienes había dado el dinero, para enterarse de lo que había ganado cada uno. El primero se presentó y dijo:”Señor, tu mina ha producido 10”. Él le dijo: “Muy bien, siervo bueno: ya que has sido fiel en lo pequeño, recibe el gobierno de diez ciudades”. El segundo llegó y dijo: “Tu mina, señor, ha rendido cinco”. A ése le dijo también: “Pues toma tú el mando de cinco ciudades”. El otro llegó y dijo: “Señor, aquí está tu mina; la he tenido guardada en un pañuelo, porque te tenía miedo, pues eres un hombre exigente, que retiras lo que no has depositado y siegas lo que no has sembrado”. Él le dijo: “Por tu boca te juzgo, siervo malo. ¿Con que sabías que soy exigente, que retiro lo que no he depositado y siego lo que no he sembrado? Pues, ¿por qué no pusiste mi dinero en el banco? Al volver yo, lo habría cobrado con los intereses”. Entonces dijo a los presentes: “Quitadle a éste la mina y dádsela al que tiene diez”. Le dijeron: “Señor, ya tiene diez minas”. “Os digo: Al que tiene se le dará, pero al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene. Y en cuanto a esos enemigos míos, que no querían que llegase a reinar sobre ellos, traedlos acá y degolladlos en mi presencia”.

Apocalipsis 3, 1-6,14-22; Salmo 14, 2-5 . Lucas 19, 1-10

Lectura diaria de la Biblia

19 de Noviembre, 2019

19 de noviembre 2019 – martes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Zaqueo era jefe de los publicanos y rico; corrupto, trabajaba para los extranjeros, para los romanos, traicionaba a su patria. Buscaba el dinero en la aduana y daba una parte al enemigo de la patria: en lugar de servir al pueblo, lo explotan para servirse a sí mismos. Zaqueo sintió algo dentro: a este hombre capaz de curar, a este profeta que dicen que habla tan bien, yo quisiera verlo, por curiosidad. El Espíritu Santo es astuto y sembró la semilla de la curiosidad. Luego sucedió lo que sucedió: la Palabra de Dios entró en ese corazón y con la palabra, la alegría (18-11-2014).

Jesús entró en Jericó e iba atravesando la ciudad. En esto, un hombre llamado Zaqueo, jefe de publicanos y rico, trataba de ver quién era Jesús, pero no lo lograba a causa del gentío, porque era pequeño de estatura. Corriendo más adelante, se subió a un sicomoro para verlo, porque tenía que pasar por allí. Jesús, al llegar a aquel sitio, levantó los ojos y dijo: Zaqueo, date prisa y baja, porque es necesario que hoy me quede en tu casa. Él se dio prisa en bajar y lo recibió muy contento. Al ver esto, todos murmuraban, diciendo: Ha entrado a hospedarse en casa de un pecador. Pero Zaqueo, de pie, dijo al Señor: Mira, Señor, la mitad de mis bienes se la doy a los pobres; y si he defraudado a alguno, le restituyo cuatro veces más. Jesús le dijo: Hoy ha sido la salvación de esta casa; pues también éste es hijo de Abrahán. Porque el Hijo del hombre ha venido a buscar y a salvar lo que estaba perdido.

2Macabeos 6, 18-31; Salmo 3, 2-6.8 . Lucas 19, 1-10

Lectura diaria de la Biblia

18 de Noviembre, 2019

18 de noviembre 2019 – lunes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Este pasaje del Evangelio comienza con un no ver, un ciego, y termina con un ver: “Todo el pueblo, al ver esto, alabó a Dios”. No era tonto: Estaba precisamente en la entrada de la ciudad de Jericó, sabía todo y quería saberlo todo. Cuando percibió que precisamente Jesús se acercaba, gritó. Y cuando querían hacerle callar, gritaba aún más fuerte. Es una gracia cuando Jesús se detuvo y dijo: mirad allí, traedlo a mí. Así hace que los discípulos giren la cabeza hacia las periferias que sufren. No me miréis solo a mí. Sí, me tenéis que mirar, pero no solo a mí. Miradme también en los demás, en los necesitados (17-11-2014).

Cuando se acercaba Jesús a Jericó, había un ciego sentado al borde del camino, pidiendo limosna. Al oír que pasaba gente, preguntaba que era aquello; y le informaron: Pasa Jesús el Nazareno. Entonces empezó a gritar: ¡Jesús, hijo de David, ten compasión de mí!. Los que iban delante lo regañaban para que se callara, pero él gritaba más fuerte: ¡Hijo de David, ten compasión de mí!. Jesús se paró y mandó que se lo trajeran. Cuando estuvo cerca, le preguntó: ¿Qué quieres que haga por ti?. Él dijo: Señor, que recobre la vista. Jesús le dijo: Recobra la vista, tu fe te ha salvado. Y enseguida recobró la vista y lo seguía glorificando a Dios. Y todo el pueblo, al ver esto, alabó a Dios.

1Macabeos 1, 10-15.41-43.54-57.62-64; Salmo 118, 53.61.134.150.155.158 . Lucas 18, 35-43

Lectura diaria de la Biblia

17 de Noviembre, 2019

17 de noviembre 2019 – domingo. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Hijos míos, no amemos de palabra y de boca, sino de verdad y con obras (1Jn 3, 18). El amor no admite excusas: el que quiera amar como Jesús amó, ha de hacer suyo su ejemplo; especialmente cuando se trata de amar a los pobres. Un amor así no puede quedar sin respuesta. Está muy atestiguada ya desde las primeras páginas de los Hechos de los Apóstoles. Este es sin duda uno de los primeros signos con los que la comunidad cristiana se presentó en la escena del mundo: el servicio a los más pobres. Esto fue posible porque comprendió que la vida de los discípulos de Jesús se tenía que manifestar en una fraternidad y solidaridad que correspondiese a la enseñanza principal del Maestro, que proclamó a los pobres como bienaventurados y herederos del reino de los cielos (cf. Mt 5, 3). Vendían posesiones y bienes y lo repartían entre todos, según la necesidad de cada uno (Hch 2, 45). Estas palabras muestran claramente la profunda preocupación de los primeros cristianos. Y se dirige a los creyentes de cualquier generación, también a nosotros, para sostenernos en el testimonio y animarnos a actuar en favor de los más necesitados. El apóstol Santiago manifiesta esta misma enseñanza en su carta con igual convicción, utilizando palabras fuertes e incisivas: ¿Acaso no ha elegido Dios a los pobres del mundo para hacerlos ricos en la fe y herederos del reino, que prometió a los que le aman? Vosotros, en cambio, habéis afrentado al pobre. (…) ¿De qué le sirve a uno, hermanos míos, decir que tiene fe, si no tiene obras? ¿Es que esa fe lo podrá salvar? (13-6-2017).

Malaquías 3, 19-20a: He aquí que llega el día, ardiente como un horno, en el que todos los orgullosos y malhechores serán como paja; los consumirá el día que está llegando, dice el Señor del universo, y no les dejará ni copa ni raíz. Pero a vosotros, los que teméis mi nombre, os iluminará un sol de justicia y hallaréis salud a su sombra.

Salmo 97, 5-9: El Señor llega para regir la tierra con rectitud.

2Tesalonicensess 3, 7-12: Ya sabéis vosotros como tenéis que imitar nuestro ejemplo: No vivimos entre vosotros sin trabajar, no comimos de balde el pan de nadie, sino que con cansancio y fatiga, día y noche, trabajamos a fin de no ser carga para ninguno de vosotros. No porque no tuviéramos derecho, sino para daros en nosotros un modelo que imitar. Además, cuando estábamos con vosotros, os mandábamos que si alguno no quiere trabajar, que no coma. Porque nos hemos enterado de que algunos viven desordenadamente, sin trabajar, antes bien metiéndose en todo. A esos les mandamos y exhortamos, por el Señor Jesucristo, que trabajen con sosiego para comer su propio pan.

Lucas 21, 5-19: Como algunos hablaban del templo, de lo bellamente adornado que estaba con piedra de calidad y exvotos, Jesús les dijo: Esto que contempláis, llegará un día en que no quedará piedra sobre piedra que no sea destruida. Ellos le preguntaron: Maestro, ¿Cuándo va a ser eso?, ¿y cuál será la señal de que todo eso está para suceder?. Él dijo: Mirad que nadie os engañe. Porque muchos vendrán en mi nombre diciendo: “Yo soy” o bien: “está llegando el tiempo”; no vayáis tras ellos. Cuando oigáis noticias de guerras y revoluciones, no tengáis pánico. Porque es necesario que eso ocurra primero, pero el fin no será enseguida. Entonces les decía: Se alzará pueblo contra pueblo y reino contra reino, habrá grandes terremotos, y en diversos países hambre y peste. Habrá también fenómenos espantosos y grandes signos en el cielo. Pero antes de todo eso os echarán mano, os perseguirán, entregándoos a las sinagogas y a las cárceles, y haciéndoos comparecer ante reyes y gobernadores por causa de mi nombre. Esto servirá de ocasión para dar testimonio. Por ello, meteos bien en la cabeza que no tenéis que preparar vuestra defensa, porque yo os daré palabras y sabiduría a las que no podrá hacer frente ni contradecir ningún adversario vuestro. Y hasta vuestros padres, y parientes, y hermanos, y amigos os entregarán, y matarán a algunos de vosotros, y todos os odiarán por causa de mi nombre. Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá: con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas.

Lectura diaria de la Biblia

16 de Noviembre, 2019

16 de noviembre 2019 – sábado. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: ¿Por qué a este, que es un descarado a quien no le importa ni Dios ni los otros, es una persona injusta y mala, le va todo bien en la vida, tiene todo lo que quiere, y nosotros que queremos hacer el bien tenemos tantos problemas? Ahora no vemos los frutos de esta gente que sufre, de esta gente que lleva la cruz, como en aquel Viernes Santo y aquel Sábado Santo no se veían los frutos del Hijo de Dios crucificado, de su sufrimiento. ¿Qué dice el Salmo sobre los malvados, sobre los que pensamos que les va todo bien? No así los impíos, no así; serán paja que arrebata el viento. Porque el Señor protege el camino de los justos, pero el camino de los impíos acaba mal (8-10-2015).

Jesús dijo a sus discípulos una parábola para enseñarles que es necesario orar siempre, sin desfallecer: Había un juez en una ciudad que ni temía a Dios ni le importaban los hombres. En aquella ciudad había una viuda que solía ir a decirle: “Hazme justicia frente a mi adversario”. Por algún tiempo se estuvo negando, pero después se dijo a sí mismo: “Aunque ni temo a Dios ni me importan los hombres, como esta viuda me está molestando, le voy a hacer justicia, no sea que siga viniendo a cada momento a importunarme”. Y el Señor añadió: Fijaos en lo que dice el juez injusto; pues Dios, ¿no hará justicia a sus elegidos que le claman día y noche?; ¿o les dará largas? Os digo que les hará justicia sin tardar. Pero, cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará esta fe en la tierra?.

Sabiduría 18, 14-16; 19, 6-9; Salmo 104, 2-3.36-37.42-43 . Lucas 18, 1-8

Lectura diaria de la Biblia

15 de Noviembre, 2019

15 de noviembre 2019 – viernes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Jesús, hablando del último día, precisamente del ocaso, dice: “Como sucedió en los días de Noé, así será también en los días del Hijo del hombre: comían, bebían, se casaban…, hasta el día en que Noé entró en el arca”. La Iglesia nos prepara, durante esta semana, al final del año litúrgico, y nos hace pensar precisamente en el final de las cosas creadas. Serán transformadas. Seguir siempre adelante por este camino, contemplando las bellezas: que sean estas pequeñas bellezas, que reflejan la gran belleza, las que nos preparen para sobrevivir en el canto eterno, en la contemplación de la gloria de Dios (13-11-2015).

Dijo Jesús a sus discípulos: Como sucedió en los días de Noé, así será también en los días del Hijo del hombre: comían, bebían, se casaban los hombres y las mujeres tomaban esposo, hasta el día que Noé entró en el arca; entonces llegó el diluvio y acabó con todos. Así mismo, como sucedió en los días de Lot: comían, bebían, compraban, vendían, sembraban, construían; pero el día que Lot salió de Sodoma, llovió fuego y azufre del cielo y acabó con todos. Así sucederá el día que se revele el Hijo del hombre. Aquel día, el que esté en la azotea y tenga sus cosas en casa no baje a recogerlas; igualmente, el que esté en el campo, no vuelva atrás. Acordaos de la mujer de Lot. El que pretenda guardarse su vida la perderá; y el que la pierda, la recobrará. Os digo que aquella noche estarán dos juntos: a uno se lo llevarán y a otro lo dejarán; estarán dos moliendo juntas: a una se la llevarán y a la otra la dejarán. Ellos le preguntaron: ¿Dónde, Señor? Él les dijo: Donde está el cadáver, allí se reunirán los buitres.

Sabiduría 13, 1-9; Salmo 18, 2-5 . Lucas 17, 26-37

Lectura diaria de la Biblia

14 de Noviembre, 2019

14 de noviembre 2019 – jueves. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: El reino de Dios está en medio de vosotros. El reino de Dios es silencioso, crece dentro; lo hace crecer el Espíritu Santo con nuestra disponibilidad, crece lentamente, silenciosamente. Ahí está la perseverancia de muchos cristianos que llevan adelante la familia: hombres, mujeres que se preocupan por sus hijos, que llegan a fin de mes con dificultades, pero oran: reino de Dios, escondido en esa santidad de la vida cotidiana, esa santidad de todos los días. El reino de Dios es humilde, como la semilla: humilde; pero se hace grande por el poder del Espíritu Santo. Y a nosotros nos toca dejarlo crecer en nosotros, sin gloriarnos (13-11-2014).

Los fariseos preguntaron a Jesús: ¿cuándo va a llegar el reino de Dios?. Jesús les contestó: El reino de Dios no viene aparatosamente, ni dirán: “está aquí” o “está allí”, porque, mirad, el reino de Dios está en medio de vosotros. Dijo a sus discípulos: Vendrán días en que desearéis ver un solo día del Hijo del hombre, y no lo veréis. Entonces se os dirá: “está aquí” o “está allí”; no vayáis ni corráis detrás, pues como el fulgor del relámpago brilla de un extremo al otro del cielo, así será el Hijo del hombre en su día. Pero primero es necesario que padezca mucho y sea reprobado por esta generación.

Sabiduría 7-22-8, 1; Salmo 118, 89-91.130.135.175 . Lucas 17, 20-25

Lectura diaria de la Biblia

13 de Noviembre, 2019

13 de noviembre 2019 – miércoles. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Una anciana me decía en Buenos Aires: La gratitud es una flor que crece en tierra noble. Es necesaria la nobleza del alma para que crezca esta flor. Jesús cura a diez enfermos de lepra y solo uno regresa a dar gracias a Jesús. Y el Señor dice: “Y los otros nueve, ¿dónde están?”. Esto es válido también para nosotros: ¿sabemos agradecer? En vuestra relación es importante tener viva la conciencia de que la otra persona es un don de Dios, y a los dones de Dios se dice ¡gracias!, siempre se da gracias (14-2-2014).

Una vez, yendo Jesús camino de Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea. Cuando iba a entrar en una ciudad, vinieron a su encuentro diez hombres leprosos, que se pararon a lo lejos y a gritos le decían: Jesús, Maestro, ten compasión de nosotros. Al verlos, les dijo: Id a presentaros a los sacerdotes. Y sucedió que, mientras iban de camino, quedaron limpios. Uno de ellos, viendo que estaba curado, se volvió alabando a Dios a grandes gritos y se postró a los pies de Jesús, rostro en tierra, dándole gracias. Éste era un samaritano. Jesús tomó la palabra y dijo: ¿No han quedado limpios los diez?; los otros nueve, ¿dónde están? ¿No ha habido quien volviera a dar gloria a Dios más que este extranjero?. Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado.

Sabiduría 6, 1-11; Salmo 81, 3-7 . Lucas 17, 11-19

Lectura diaria de la Biblia

12 de Noviembre, 2019

12 de noviembre 2019 – martes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Una fe poderosa, de hacer grandes maravillas en el marco del servicio: la del servidor que trabajó toda la jornada y además debe servir al señor, darle de comer y luego descansa. Este servidor, que vaya al sindicato a buscar consejo con un patrón así… Él vivió con esa actitud de servicio; Él es el servidor; Él se presenta como el servidor, que vino a servir y a no ser servido. Nosotros podemos alejarnos de esta actitud del servicio por un poco de pereza, que hace tibio el corazón. Cuando digo servicio, digo todo: servicio a Dios en la oración, oración y alabanzas, y al prójimo; y servicio hasta las últimas consecuencias (11-11-2014).

Dijo el Señor: ¿Quién de vosotros, si tiene un criado labrando o pastoreando, le dice cuando vuelve del campo: “Enseguida, ven y ponte a la mesa”? ¿No le diréis más bien: “Prepárame de cenar, cíñete y sírveme mientras como y bebo, y después comerás y beberás tú”? ¿Acaso tenéis que estar agradecidos al criado porque ha hecho lo mandado? Lo mismo vosotros: Cuando hayáis hecho todo lo mandado, decid: “Somos siervos inútiles, hemos hecho lo que teníamos que hacer”.

Sabiduría 2, 23 - 3, 9; Salmo 33, 2-3.16-19 . Lucas 17, 7-10

Lectura diaria de la Biblia

11 de Noviembre, 2019

11 de noviembre 2019 – lunes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: En Lucas (17, 1-6) se habla de tres cosas: escándalo, perdón y fe. Escándalo: a mí me impresiona cómo termina Jesús: Tened cuidado. Es imposible que no haya escándalos; pero “¡ay de quien los provoca!”. ¿Yo escandalizo?: profesar un estilo de vida –“soy cristiano”- y después vivir como un pagano, esto provoca escándalo porque falta el testimonio. Perdón: El primer perdonado en mi vida soy yo. Por esto no tengo derecho a no perdonar: estoy obligado a perdonar a los demás. Una vez, dos, tres, setenta veces siete, ¡siempre! Incluso en el mismo día. Un cristiano que no es capaz de perdonar escandaliza: no es cristiano. Fe: Sin la fe no se puede vivir sin escandalizar y siempre perdonando. Es un don: la fe es un regalo. Los apóstoles pidieron a Jesús: “Auméntanos la fe” (10-11-2014).

Jesús dijo a sus discípulos: Es imposible que no haya escándalos; pero ¡ay de quien los provoca! Al que escandaliza a uno de estos pequeños, más le valdría que le ataran en el cuello una piedra de molino y lo arrojasen al mar. Tened cuidado. Si tu hermano te ofende, repréndelo; y si se arrepiente, perdónalo; si te ofende siete veces en un día, y siete veces vuelve a decirte: “me arrepiento”, lo perdonarás. Los apóstoles le pidieron al Señor: Auméntanos la fe. El Señor contestó: Si tuvierais fe como un granito de mostaza, diríais a esa morera: “Arráncate de raíz y plántate en el mar”. Y os obedecería.

Sabiduría 1, 1-7; Salmo 138, 1-4.6-10 . Lucas 17, 1-6