Lectura diaria de la Biblia

7 de Octubre, 2019

7 de octubre 2017 – lunes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Sería hermoso si se recitara el santo Rosario juntos en familia, con los amigos, en la parroquia. Aprendamos a rezar más en familia y como familia. Recitando el Ave María, se nos conduce a contemplar los misterios de Jesús, a reflexionar sobre los momentos centrales de su vida, para que, como para María y san José, Él sea el centro de nuestras atenciones y acciones (1-5-2013).

El ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; el nombre de la virgen era María. El ángel, entrando en su presencia, dijo: Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo. Ella se turbó grandemente ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquel. El ángel le dijo: No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin. Y María dijo al ángel: ¿Cómo será eso, pues no conozco varón?. El ángel le contestó: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios. También tu pariente Isabel ha concebido un hijo en su vejez, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, “porque para Dios nada hay imposible”. María contestó: He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra. Y el ángel se retiró.

Hechos 1, 12-14; Salmo: Lucas 1, 47-55 . Lucas 1, 26-38

Lectura diaria de la Biblia

6 de Octubre, 2019

6 de octubre 2019 – domingo. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: La Palabra de Dios nos presenta hoy dos aspectos esenciales de la vida cristiana: la fe y el servicio. 1. Dios invita a esperar con paciencia, sin perder nunca la esperanza; sobre todo, subraya la importancia de la fe. Porque el hombre vivirá por su fe. Así actúa Dios también con nosotros: no favorece nuestros deseos de cambiar el mundo y a los demás de manera inmediata y continuamente, sino que busca ante todo curar el corazón, mi corazón, tu corazón, el corazón de cada uno; Dios cambia el mundo cambiando nuestros corazones, y esto no puede hacerlo sin nosotros. El Señor quiere que le abramos la puerta del corazón para poder entrar en nuestra vida. Esta apertura a Él, esta confianza en Él es precisamente lo que ha vencido al mundo: nuestra fe. Porque cuando Dios encuentra un corazón abierto y confiado, allí puede hacer sus maravillas. Pero tener fe, una fe viva, no es fácil, y de ahí la petición que los Apóstoles dirigen al Señor en el Evangelio: Auméntanos la fe. Es una hermosa súplica, una petición que también nosotros podíamos dirigir a Dios cada día. Pero la respuesta divina es sorprendente, y también en este caso da la vuelta a la petición: si tuvierais fe… Es Él quien nos pide a nosotros que tengamos fe. Porque la fe, que es un don de Dios y hay que pedirla siempre, también requiere que nosotros la cultivemos. Una fe concebida para satisfacer nuestras necesidades sería una fe egoísta, totalmente centrada en nosotros mismos. 2. En el Evangelio, en efecto, el Señor pone las palabras en el servicio después de las referidas al poder de la fe. Fe y servicio no se pueden separar, es más, están estrechamente unidas, enlazadas entre ellas. La vida cristiana hay que tejerla cada día pacientemente, entrelazando la trama de la fe y la urdimbre del servicio. Cuando a la fe se enlaza el servicio, el corazón se mantiene abierto y joven, y se ensancha para hacer el bien. Entonces la fe se hace fuerte y realiza maravillas. Si avanza por este camino, entonces madura y se fortalece, a condición de que permanezca siempre unida al servicio (2-10-2016). Octubre es el mes del rosario, y en este primer domingo es tradición recitar la Súplica a la Virgen de Pompeya, la Bienaventurada Virgen María del Santo Rosario. Nos unimos espiritualmente a este acto de confianza a nuestra Madre, y recibamos de sus manos el rosario: el Rosario es una escuela de oración, el rosario es una escuela de fe (6-10-2017).

Habacuc 1, 2-3; 2, 2-4: ¿Hasta cuándo, Señor, pediré auxilio sin que me oigas, te gritaré: ¡Violencia!, sin que me salves? ¿Por qué me haces ver crímenes y contemplar opresiones? ¿Por qué me haces ver destrucción y violencia y surgen disputas y se alzan contiendas?. Me respondió el Señor: Escribe la visión y grábala en tablillas, que se lea de corrido; pues la visión tiene un plazo, pero llegará a su término sin defraudar. Si se retrasa, espera en ella, pues llegara y no tardará. Mira, el altanero no triunfará, pero el justo por su fe vivirá.

Salmo 94, 1-2.6-9: Ojalá escuchéis hoy la voz del Señor: No endurezcáis vuestro corazón.

2Timoteo 1, 6- 8.13-14: Querido hermano: Te recuerdo que reavives el don de Dios que hay en ti por la imposición de mis manos; porque Dios no nos ha dado un espíritu de cobardía, sino de fortaleza, de amor y de templanza. Así pues, no te avergüences del testimonio de nuestro Señor ni de mí, su prisionero; antes bien, toma parte en los padecimientos por el evangelio, según las fuerza de Dios. Ten por modelo las palabras sanas que has oído de mí en la fe y el amor que tiene su fundamente en Cristo Jesús. Vela por el precioso depósito con la ayuda del Espíritu Santo que habita en nosotros.

Lucas 17, 5-10: Los apóstoles dijeron al Señor: Auméntanos la fe. El Señor dijo: Si tuvierais fe como un granito de mostaza, diríais a esa morera: “Arráncate de raíz y plántate en el mar”, y os obedecería. ¿Quién de vosotros, si tiene un criado labrando o pastoreando, le dice cuando vuelve del campo: “Enseguida, ven y ponte a la mesa?” ¿No le diréis más bien: “Prepárame de cenar, cíñete y sírveme mientras como y bebo; y después comerás y beberás tú?” ¿Acaso tenéis que estar agradecidos al criado porque ha hecho lo mandado? Lo mismo vosotros: cuando hayáis hecho todo lo que se os ha mandado, decid: “Somos siervos inútiles, hemos hecho lo que teníamos que hacer”.

Lectura diaria de la Biblia

4 de Octubre, 2019

5 de octubre 2019 – sábado. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Hay una lucha que librar cada día; pero Dios es nuestro aliado, la fe en Él es nuestra fuerza, y la oración es la expresión de esta fe. Por eso, Jesús nos asegura la victoria, pero al final se pregunta: “Cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrarán esta fe en la tierra?”. Si se apaga la fe, se apaga la oración, y nosotros caminamos en la oscuridad, nos extraviamos en el camino de la vida (20-10-2013).

Dijo Jesús a sus discípulos: Pedid y se os dará, buscad y encontraréis, llamad y se os abrirá; porque todo el que pide recibe, quien busca encuentra y al que llama se le abre. Si a alguno de vosotros le pide su hijo pan, ¿le va a dar una piedra?; y si le pide pescado, ¿le dará una serpiente? Pues si vosotros, que sois malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¡cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará cosas buenas a los que le piden!.

Deuteronomio 8, 7-18; Salmo: 1Crónicas 29, 10-12; 2Corintios 5, 17-21 . Mateo 7, 7-11

Lectura diaria de la Biblia

3 de Octubre, 2019

3 de octubre 2019 – jueves. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Que hermosos son sobre las montañas los pasos del que trae la buena noticia (Is 52, 7). Es la belleza que estamos llamados a difundir, como buen perfume de Cristo: nuestra oración, nuestras buenas obras, nuestro sacrificio por los más necesitados. Es la alegría de evangelizar y vosotros seréis felices sí, sabiendo estas cosas, las practicáis (6-7-2015).

Designó el Señor otros setenta y dos y los mandó delante, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares a donde pensaba ir él. Y les decía: La mies es abundante y los obreros pocos; rogad, pues, al dueño de la mies que mande obreros a su mies. ¡Poneos en camino! Mirad que os mando como corderos en medio de lobos. No llevéis bolsa, ni alforja, ni sandalias; y no saludéis a nadie por el camino. Cuando entréis en una casa, decid primero: “Paz a esta casa”. Y si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos vuestra paz; si no, volverá a vosotros. Quedaos en la misma casa, comiendo y bebiendo de lo que tengan, porque el obrero merece su salario. No andéis cambiando de casa en casa. Si entráis en una ciudad y os reciben, comed lo que os pongan, curad a los enfermos que haya en ella, y decid: “El reino de Dios ha llegado a vosotros”. Pero si entráis en una ciudad y no os reciben, saliendo a sus plazas, decid: “Hasta el polvo de vuestra ciudad, que se nos ha pegado a los pies, nos lo sacudimos sobre vosotros. De todos modos, sabed que el reino de Dios ha llegado”. Os digo que aquel día será más llevadero para Sodoma que para esa ciudad.

Nehemías 8, 1-4a.5-6.7b-12; Salmo 18, 8-11 . Lucas 10, 1-12

Lectura diaria de la Biblia

2 de Octubre, 2019

2 de octubre 2019 – miércoles. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Todos nosotros, según la tradición de la Iglesia, tenemos un ángel con nosotros, que nos protege, nos hace oír las cosas. ¡Cuántas veces hemos escuchado: “Pero, esto… se debería hacer así… esto no está bien…! ¡Ten cuidado!”. Es la voz de este compañero nuestro de viaje. Se necesita escuchar su voz. ¡No te rebeles, sigue sus consejos! Ninguno puede aconsejarse así mismo: ya puedo aconsejar a otro, pero no aconsejarme a mí mismo. Está el Espíritu Santo que me aconseja, Está el ángel que me aconseja. Jesús dice lo que Dios dijo: “Voy a enviarte un ángel por delante, para que te cuide, para que te acompañe en el camino, para que no te equivoques”. ¿Cómo es mi relación con mi ángel custodio? ¿Lo escucho? (2-10-2014).

En aquel momento, se acercaron los discípulos a Jesús y le preguntaron: ¿Quién es el mayor en el reino de los cielos?. Él llamó a un niño, lo puso en medio y dijo: En verdad os digo que, si no os convertís y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos. Por tanto, el que se haga pequeño como este niño, ése es el más grande en el reino de los cielos. El que acoge a un niño como éste en mi nombre me acoge a mí. Cuidado con despreciar a uno de estos pequeños, porque os digo que sus ángeles están viendo siempre en los cielos el rostro de mi Padre celestial.

Éxodo 23, 20-23; Salmo 90, 1-6.10-11 . Mateo 18, 1-5.10

Lectura diaria de la Biblia

1 de Octubre, 2019

1 de octubre 2019 – martes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: El 30 de noviembre de 2019 se cumplirá el centenario de la promulgación de la Carta apostólica Maximun Illud, con la de Benedicto XV quiso dar un nuevo impulso al compromiso misionero de anunciar el Evangelio. Con estos sentimientos, y acogiendo la propuesta de la Congregación para la Evangelización de los pueblos, convoco un mes misionero extraordinario en octubre de 2019, con el fin de despertar a un más la conciencia misionera de la misma gente y de retomar con un nuevo impulso la transformación misionera de la vida y de la pastoral. Podremos disponer para ello, también durante ese mes misionero de octubre, para que todos los fieles lleven en su corazón el anuncio del Evangelio y la conversión misionera y evangelizadora de las propias comunidades; para que crezca el amor por la misión, que es una pasión por Jesús, pero, al mismo tiempo, una pasión por su pueblo (22-10-2017)

Cuando se completaron los días en que iba a ser llevado al cielo, Jesús tomó la decisión de ir a Jerusalén. Y envió mensajeros delante de él. Puestos en camino, entraron en una aldea de Samaritanos para hacer los preparativos. Pero no lo recibieron, porque su aspecto era el de uno que caminaba hacia Jerusalén. Al ver esto, Santiago y Juan, discípulos suyos, le dijeron: Señor, ¿quieres que digamos que baje fuego del cielo que acabe con ellos?. Él se volvió y los regañó. Y se encaminaron hacia otra aldea.

Zacarías 8, 20-23; Salmo 86, 1-7 . Lucas 9, 51-56

Lectura diaria de la Biblia

30 de Septiembre, 2019

30 de septiembre 2019 – lunes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Cuando los niños son heridos por un escándalo insoportables no pueden entender qué cosa sucede. Dios vigila sobre esta promesa, desde el primer instante. ¿Recordáis qué dice Jesús? Que los ángeles de los niños reflejan la mirada de Dios, y Dios no pierde nunca de vista a los niños (Mt 18, 10). Ay de aquellos que traicionan su confianza, ay de aquellos. Su confiado abandono a nuestra promesa, que nos compromete desde el primer instante, nos juzga. Solo si miramos a los niños con los ojos de Jesús, podríamos realmente entender en qué sentido, defendiendo la familia, protegemos a la humanidad (14-10-2015).

Se suscitó entre los discípulos una discusión sobre quién era el más importante. Entonces Jesús, conociendo los pensamientos de sus corazones, tomó de la mano a un niño, lo puso a su lado y les dijo: El que acoge a este niño en mi nombre me acoge a mí; y el que me acoge a mí acoge al que me ha enviado. Pues el más pequeño de vosotros es el más importante. Entonces Juan tomó la palabra y dijo: Maestro, hemos visto a uno que echaba demonios en tu nombre y se lo hemos prohibido, porque no anda con nosotros. Jesús le respondió: No se lo impidáis; el que no está contra vosotros está a favor vuestro.

Zacarías 8, 1-8; Salmo 101, 16-21.29.22-23 . Lucas 9, 46-50

Lectura diaria de la Biblia

29 de Septiembre, 2019

29 de septiembre 2019 – domingo. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: “Dime, ¿cuál es tu nombre?”. Sí, hay gente que no tiene nombre. En la parábola del pobre Lázaro qué no tenía que comer y los perros lamían sus heridas, mientras que el hombre rico, que participaba en banquetes, se divertía sin mirar las necesidades de los demás. Es curioso que de ese hombre no se dice el nombre: es solo un adjetivo: es “un rico”. En el libro de la memoria de Dios de los malvados no hay nombre: es un malvado, es un estafador, es un explotador; no tienen nombre, solo tienen adjetivos. En cambio, todos los que buscan seguir la senda del Señor estarán con su Hijo, que tiene nombre: Jesús Salvador. Pero un nombre difícil de comprender, incluso inexplicable por la prueba de la cruz y por todo lo que Él sufrió por nosotros. Dice el salmo 1: Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los impíos… sino que su gozo es la ley del Señor. Aunque haya sufrimientos, espera en el Señor. También pide eso: que el Señor le dé más esperanza (8-10-15).

Amós 6, 1a.4-7: Esto dice el Señor omnipotente: ¡Ay de los que se sienten seguros en Sión, confiados en la montaña de Samaria! Se acuestan en lechos de marfil, se arrellanan en sus divanes, comen corderos del rebaño y terneros del establo; tartamudean como insensatos e inventan como David instrumentos musicales, beben vino en elegantes copas, se ungen con el mejor de los aceites pero no se conmueven para nada por la ruina de la casa de José. Por eso irán al destierro, a la cabeza de los deportados y se acabará la orgía de los disolutos.

Salmo 145, 7-10: Alaba, alma mía, al Señor.

1Timoteo 6, 11-16: Hombre de Dios, busca la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre. Combate el buen combate de la fe, conquista la vida eterna, a la que fuiste llamado, y que tú profesaste notablemente delante de muchos testigos. Delante de Dios, que da vida a todas las cosas, y de Cristo Jesús, que proclamó tan noble profesión de fe ante Poncio Pilato, te ordeno que guardes el mandamiento sin mancha ni reproche, hasta la manifestación de nuestro Señor Jesucristo, que, en el tiempo apropiado, mostrará el bienaventurado y único soberano, Rey de los reyes y Señor de los señores, el único que posee la inmortalidad, que habita una luz inaccesible a quien ningún hombre ha visto ni puede ver. A él honor y poder eterno. Amén.

Lucas 16, 19-31: Dijo Jesús a los fariseos: Había un hombre rico que vestía de púrpura y de lino y banqueteaba cada día. Y un mendigo llamado Lázaro estaba echado en su portal, cubierto de llagas y con gana de saciarse de lo que caía de la mesa del rico. Y hasta los perros venían y le lamían las llagas. Sucedió que se murió el mendigo y fue llevado por los ángeles al seno de Abrahán. Murió también el rico y fue enterrado. Y estando en el infierno, en medio de los tomentos, levantando los ojos, vio de lejos a Abrahán y a Lázaro en su seno, y gritando, dijo: “Padre Abrahán, ten piedad de mí y manda a Lázaro que moje en agua la punta del dedo y me refresque la lengua, porque me torturan esta llamas”. Pero Abrahán le dijo: “Hijo, recuerda que recibiste tus bienes en vida y Lázaro a su vez males: por eso ahora él es aquí consolado, mientras que tú eres atormentado. Y, además, entre nosotros y vosotros se abre un abismo inmenso, para que los que quieran cruzar, desde aquí hacia vosotros, no puedan hacerlo, ni tampoco pasar de ahí hasta nosotros”. Él dijo: “Te ruego, entonces, padre, que lo mandes a casa de mi padre, pues tengo cinco hermanos: que les dé testimonio de estas cosas, no sea que también ellos vengan a este lugar de tormento”. Abrahán le dice: “Tienen a Moisés y a los profetas: que los escuchen”. El rico le dice: “No, padre Abrahán. Pero si un muerto va a ellos, se arrepentirán”. Abrahán le dijo: “Si no escuchan a Moisés y a los profetas, no se convencerán ni aunque resucite un muerto”.

Lectura diaria de la Biblia

27 de Septiembre, 2019

28 de septiembre 2019 – sábado. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Todos estaban admirados por todas las cosas que hacía. Era el líder de ese momento. Entonces, dijo Jesús a sus discípulos: El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres. Jesús no podía engañarse. Él sabía. Y era tanto el miedo, que aquella tarde del jueves sudó sangre. Padre aleja de mí este cáliz; pero que se cumpla tu voluntad y esta es la diferencia. La cruz nos da miedo. Pero no hay redención sin derramamiento de sangre. No hay trabajo apostólico fecundo sin la cruz. Y se puede tal vez pensar: ¿a mí qué me sucederá? ¿Cómo será mi cruz? No lo sabemos, pero estará y debemos pedir la gracia de no huir de la cruz cuando llegue. Cierto, nos da miedo, pero el seguimiento de Jesús acaba precisamente allí (28-9-2013).

Entre la admiración general por lo que hacía, Jesús dijo a sus discípulos: Meteos bien en los oídos estas palabras: el Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres. Pero ellos no entendían este lenguaje; les resultaba tan oscuro que no captaban el sentido. Y les daba miedo preguntarle sobre el asunto.

Zacarías 2, 5-9.14-15c; Salmo: Jeremías 31, 10-13 . Lucas 9, 43b-45

Lectura diaria de la Biblia

27 de Septiembre, 2019

27 de septiembre 2019 – viernes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo? Jesús comienza a dar la catequesis sobre la verdadera identidad: el Hijo del hombre, es decir, el Mesías, debe sufrir mucho, ser rechazado por los ancianos, por los jefes de los sacerdotes y los escribas; y ser matado y resucitar. Solo el Domingo de Ramos permite que la gente diga, más o menos, su identidad; solo ahí, porque era el inicio del camino final. Y Jesús hace esto para preparar los corazones de los discípulos, los corazones de la gente para entender este misterio de Dios: es tanto el amor de Dios, es tan feo el pecado, que Él nos salva así, con esta identidad en la cruz (3-10-2014).

Una vez que Jesús estaba orando solo, lo acompañaban sus discípulos y les preguntó: ¿Quién dice la gente que soy yo?. Ellos contestaron: Unos que Juan el Bautista, otros que Elías, otros dicen que ha resucitado uno de los antiguos profetas. Él les preguntó: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?. Pedro respondió: El Mesías de Dios. Él les prohibió terminantemente decírselo a nadie, porque decía: El Hijo del hombre tiene que padecer mucho, ser desechado por los ancianos, sumos sacerdotes y escribas, ser ejecutado y resucitar al tercer día.

Ageo 2, 1-9-2, 9; Salmo 42, 1-4 . Lucas 9, 18-22