Archivo de Octubre de 2021

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 31 de Octubre de 2021

31 de octubre 2021 – domingo. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: En el centro del Evangelio de este domingo (Marcos 12, 28b-34), está el mandamiento del amor: amar a Dios y amar al prójimo. Un escriba preguntó a Jesús: ¿Cuál es el primero de todos los mandamientos?. Él responde citando la profesión de fe con la que cada israelita abre y cierra su día y que empieza con las palabras Escucha, Israel. Yahvé nuestro Dios es el único Señor (Deuteronomio 6, 4). De este modo Israel custodia su fe en la realidad fundamental de todo su credo: Existe un solo Señor y ese Señor es nuestro en el sentido que está vinculado a nosotros con un pacto indisoluble, nos ha amado, nos ama y nos amará por siempre. De esta fuente, de este amor de Dios, se deriva para nosotros el doble mandamiento: Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con toda tu fuerza (…) Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Eligiendo estas dos palabras dirigidas por Dios a su pueblo y poniéndolas juntas. Jesús enseñó una vez para siempre que el amor a Dios y el amor al prójimo son inseparables, es más, se sustentan el uno al otro. Incluso si se colocan en secuencia, son las dos caras de una única moneda: vividos juntos son la verdadera fuerza del creyente. Amar a Dios es vivir de él y para él, por aquello que él es y por lo que él hace. Y nuestro Dios es donación sin reservas, es perdón sin límites, es relación que promueve y hace crecer. Por eso, amar a Dios quiere decir invertir cada día nuestras energías para ser sus colaboradores en el servicio sin reservas a nuestro prójimo, en buscar perdonar sin límites y en cultivar relaciones de comunión y de fraternidad (4-11-2018).

Deuteronomio 6, 2-6: Habló Moisés al pueblo, diciendo: Teme al Señor, tu Dios, tú, tus hijos y nietos, y observa todos sus mandatos y preceptos, que yo te mendo, todos los días de tu vida, a fin de que se prolonguen tus días. Escucha, pues, Israel, y esmérate en practicarlos, a fin de que te vaya bien y te multipliques como te prometió el Señor, Dios de tus padres, en la tierra que mana leche y miel. Escucha, Israel: El Señor es nuestro Dios, el Señor es uno solo. Amarás, pues, al Señor, tu Dios, con todo el corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas. Estas palabras que yo te mando hoy estarán en tu corazón.

Salmo 17, 2-4.47.51ab: Yo te amo, Señor; tú eres mi fortaleza.

Hebreos 7, 23-28: Hermanos: ha habido multitud de sacerdotes de la anterior Alianza, porque la muerte les impedía permanecer; en cambio, Jesús, como permanece para siempre, tiene el sacerdocio que no pasa. De ahí que pueda salvar definitivamente a los que se acercan a Dios por medio de él, pues vive siempre para interceder a favor de ellos. Y tal convenía que fuese nuestro sumo sacerdote: santo, inocente, sin mancha, separado de los pecadores y encumbrado sobre el cielo. Él no necesita ofrecer sacrificios cada día como los sumos sacerdotes, que ofrecían primero por los propios pecados, después por los del pueblo, porque lo hizo de una vez para siempre, ofreciéndose a sí mismo. En efecto, la Ley hace sumos sacerdotes a hombres llenos de debilidades. En cambio, la palabra del juramento, posterior a la Ley, consagra al Hijo, perfecto para siempre.

Marcos, 12, 28b-34. Un escriba se acercó a Jesús y le preguntó: ¿Qué mandamiento es el primero de todos? Respondió Jesús: El primero es: “Escucha, Israel: el Señor, nuestro Dios, es el único Señor: Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser”. El segundo es este: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. No hay mandamiento mayor que éstos. El escriba replicó: Muy bien, Maestro, sin duda tienes razón cuando dices que el Señor es uno solo y no hay otro fuera de él; y que amarlo con todo el corazón, con todo el entendimiento y con todo el ser, y amar al prójimo como a uno mismo vale más que todos los holocaustos y sacrificios. Jesús, viendo que había respondido sensatamente, le dijo: No estás lejos del reino de Dios. Y nadie se atrevió a hacerle más preguntas.

Lectura diaria de la Biblia

Viernes, 29 de Octubre de 2021

30 de octubre 2021 – sábado. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Esta gente (los fariseos) estaba tan apegada a la ley que había olvidado la justicia y el amor. Y estaban apegados a las palabras, a las letras de la ley. Este modo de vivir les alejaba del amor y de la justicia: cuidaban la ley, descuidaban la justicia; cuidaban la ley, descuidaban el amor. Jesús para esta gente encuentra solamente una palabra: ¡Hipócritas! El estar apegados a la letra de la ley, lleva a la cerrazón, lleva al egoísmo, a la soberbia de sentirse justos, a esa “santidad” –entre comillas- de las apariencias (31-10-2014).

Un sábado, entró Jesús en casa de uno de los principales fariseos para comer, y ellos le estaban espiando. Notando que los convidados escogían los primeros puestos, les decía una parábola: Cuando te conviden a una boda, no te sientes en el puesto principal, no sea que hayan convidado a otro de más categoría que tú; y vendrá el que os convidó a ti y al otro y te dirá: “Cédele el puesto a este”. Entonces, avergonzado, irás a ocupar el último puesto. Al revés, cuando te conviden, vete a sentarte en el último puesto, para que, cuando venga el que te convidó, te diga: “Amigo, sube más arriba”. Entonces quedarás muy bien ante todos los comensales. Porque todo el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.

Romanos 11, 1-2a.11-12.25-29; Salmo 93, 12-13a.14-15.17-18 . Lucas 14, 1.7-11

Lectura diaria de la Biblia

Viernes, 29 de Octubre de 2021

30 de octubre 2021 – sábado. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Esta gente (los fariseos) estaba tan apegada a la ley que había olvidado la justicia y el amor. Y estaban apegados a las palabras, a las letras de la ley. Este modo de vivir les alejaba del amor y de la justicia: cuidaban la ley, descuidaban la justicia; cuidaban la ley, descuidaban el amor. Jesús para esta gente encuentra solamente una palabra: ¡Hipócritas! El estar apegados a la letra de la ley, lleva a la cerrazón, lleva al egoísmo, a la soberbia de sentirse justos, a esa “santidad” –entre comillas- de las apariencias (31-10-2014).

Un sábado, entró Jesús en casa de uno de los principales fariseos para comer, y ellos le estaban espiando. Notando que los convidados escogían los primeros puestos, les decía una parábola: Cuando te conviden a una boda, no te sientes en el puesto principal, no sea que hayan convidado a otro de más categoría que tú; y vendrá el que os convidó a ti y al otro y te dirá: “Cédele el puesto a este”. Entonces, avergonzado, irás a ocupar el último puesto. Al revés, cuando te conviden, vete a sentarte en el último puesto, para que, cuando venga el que te convidó, te diga: “Amigo, sube más arriba”. Entonces quedarás muy bien ante todos los comensales. Porque todo el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.

Romanos 11, 1-2a.11-12.25-29; Salmo 93, 12-13a.14-15.17-18 . Lucas 14, 1.7-11

Lectura diaria de la Biblia

Viernes, 29 de Octubre de 2021

29 de octubre 2021 – viernes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Jesús estaba un sábado en casa de uno de los jefes de los fariseos para almorzar con ellos; y le observaban para ver qué hacía. Les preguntó: ¿Es lícito curar los sábado, o no? Una pregunta sencilla, pero, como todos los hipócritas, callaban siempre cuando Jesús los ponía ante la verdad. Jesús tenía delante de él a un enfermo. ¿Qué hizo Jesús? Lo tomó de la mano, lo curó y lo despidió. Jesús se acerca: la cercanía es la prueba de que vamos por el camino auténtico, el camino que eligió Dios para salvarnos (31-10-2014).

Un sábado, entró Jesús en casa de uno de los principales fariseos para comer, y ellos le estaban espiando. Había allí, delante de él, un hombre enfermo de hidropesía, y tomando la palabra, dijo a los maestros de la ley y a los fariseos: ¿Es lícito curar los sábados, o no?. Ellos se quedaron callados. Jesús, tocando al enfermo, lo curó y lo despidió. Y a ellos les dijo: ¿A quién de vosotros se le cae al pozo el asno o el buey y no lo saca enseguida en día de sábado?. Y no pudieron replicar a esto.

Romanos 9, 1-5; Salmo 147, 12-15.19-20 . Lucas 14, 1-6

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 27 de Octubre de 2021

28 de octubre 2021 – jueves. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

FIESTA DE LOS SANTOS SIMON Y JUDAS TADEO, APÓSTOLES

Papa Francisco: Tres momentos en la jornada de elección de los apóstoles: Jesús pasa una noche entera orando al Padre; Jesús, entre sus apóstoles; Jesús, entre la gente. Ora con el Padre, porque tenía intimidad; por la gente que acudía a encontrarle; y por los apóstoles. Tras la cena del Jueves Santo, ruega al Padre diciendo: “Te ruego por estos, los míos; y también por aquellos que creerán por su palabra”. Muchas veces nos decimos: reza por mí, ¿eh? Lo necesito, tengo muchos problemas, muchas cosas, reza por mí. Y esto es algo bueno, debemos rezar el uno por el otro. ¿Decimos a Jesús: “Ruega por mí, tú que eres el primero de nosotros”? Seguro que ora; pero decirle: “Ruega por mí, Señor, tú eres el intercesor” es mostrar una gran confianza. Él ora valientemente, porque hace ver al Padre el precio de nuestra justicia: sus llagas (28-10-2013).

Jesús salió al monte a orar, y pasó la noche orando a Dios. Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos, escogió de entre ellos a Doce a los que también nombró apóstoles: Simón, al que puso de nombre Pedro, y Andrés, su hermano; Santiago, Juan, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Santiago el de Alfeo, Simón, llamado el Celote; Judas el de Santiago y Judas Iscariote, que fue el traidor. Después de bajar con ellos, se paró en una llanura, con un grupo grande de discípulos y una gran muchedumbre del pueblo, procedente de toda Judea, de Jerusalén y de la costa de Tiro y de Sidón. Venían a oírlo y a que los curara de sus enfermedades; los atormentados por espíritus inmundos quedaban curados, y toda la gente trataba de tocarlo, porque salía de él una fuerza que los curaba a todos.

Efesios 2, 19-22; Salmo 18, 2-5b . Lucas 6, 12-19

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 27 de Octubre de 2021

27 de octubre 2021 – miércoles. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Jesús es la puerta, Él es el paso hacia la salvación. Él conduce al Padre. No todo el que me dice “Señor, Señor” entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad del Padre. Y añade: Muchos me dirán ese día: “Señor, Señor, ¿no hemos profetizado en tu nombre y echado demonios en tu nombre?”. Entonces yo les declararé: “Nunca os he conocido”. Es una palabra fuerte, no cabe duda, que tiene la finalidad de sacudirnos y llamarnos a la conversión (4-11-2015).

Jesús pasaba por ciudades y aldeas enseñando y se encaminaba hacia Jerusalén. Uno le preguntó: Señor, ¿son pocos los que se salvan?. Jesús les dijo: Esforzaos en entrar por la puerta estrecha, pues os digo que muchos intentarán entrar y no podrán. Cuando el amo de la casa se levante y cierre la puerta, os quedaréis fuera y llamaréis a la puerta diciendo: “Señor, ábrenos”; pero él os dirá: “No sé quiénes sois”. Entonces comenzaréis a decir: “Hemos comido y bebido contigo, y tú has enseñado en nuestras plazas”. Pero él os dirá: “No sé de donde sois. Alejaos de mí todos los que obráis la iniquidad”. Allí será el llanto y rechinar de dientes, cuando veáis a Abrahán, a Isaac y a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, pero vosotros os veáis arrojados fuera. Y vendrán de oriente y occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios. Mirad: hay últimos que serán primeros y primeros que serán últimos.

Romanos 8, 26-30; Salmo 12, 4-6 . Lucas 13, 22-30

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 27 de Octubre de 2021

27 de octubre 2021 – miércoles. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Jesús es la puerta, Él es el paso hacia la salvación. Él conduce al Padre. No todo el que me dice “Señor, Señor” entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad del Padre. Y añade: Muchos me dirán ese día: “Señor, Señor, ¿no hemos profetizado en tu nombre y echado demonios en tu nombre?”. Entonces yo les declararé: “Nunca os he conocido”. Es una palabra fuerte, no cabe duda, que tiene la finalidad de sacudirnos y llamarnos a la conversión (4-11-2015).

Jesús pasaba por ciudades y aldeas enseñando y se encaminaba hacia Jerusalén. Uno le preguntó: Señor, ¿son pocos los que se salvan?. Jesús les dijo: Esforzaos en entrar por la puerta estrecha, pues os digo que muchos intentarán entrar y no podrán. Cuando el amo de la casa se levante y cierre la puerta, os quedaréis fuera y llamaréis a la puerta diciendo: “Señor, ábrenos”; pero él os dirá: “No sé quiénes sois”. Entonces comenzaréis a decir: “Hemos comido y bebido contigo, y tú has enseñado en nuestras plazas”. Pero él os dirá: “No sé de donde sois. Alejaos de mí todos los que obráis la iniquidad”. Allí será el llanto y rechinar de dientes, cuando veáis a Abrahán, a Isaac y a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, pero vosotros os veáis arrojados fuera. Y vendrán de oriente y occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios. Mirad: hay últimos que serán primeros y primeros que serán últimos.

Romanos 8, 26-30; Salmo 12, 4-6 . Lucas 13, 22-30

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 27 de Octubre de 2021

27 de octubre 2021 – miércoles. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Jesús es la puerta, Él es el paso hacia la salvación. Él conduce al Padre. No todo el que me dice “Señor, Señor” entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad del Padre. Y añade: Muchos me dirán ese día: “Señor, Señor, ¿no hemos profetizado en tu nombre y echado demonios en tu nombre?”. Entonces yo les declararé: “Nunca os he conocido”. Es una palabra fuerte, no cabe duda, que tiene la finalidad de sacudirnos y llamarnos a la conversión (4-11-2015).

Jesús pasaba por ciudades y aldeas enseñando y se encaminaba hacia Jerusalén. Uno le preguntó: Señor, ¿son pocos los que se salvan?. Jesús les dijo: Esforzaos en entrar por la puerta estrecha, pues os digo que muchos intentarán entrar y no podrán. Cuando el amo de la casa se levante y cierre la puerta, os quedaréis fuera y llamaréis a la puerta diciendo: “Señor, ábrenos”; pero él os dirá: “No sé quiénes sois”. Entonces comenzaréis a decir: “Hemos comido y bebido contigo, y tú has enseñado en nuestras plazas”. Pero él os dirá: “No sé de donde sois. Alejaos de mí todos los que obráis la iniquidad”. Allí será el llanto y rechinar de dientes, cuando veáis a Abrahán, a Isaac y a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, pero vosotros os veáis arrojados fuera. Y vendrán de oriente y occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios. Mirad: hay últimos que serán primeros y primeros que serán últimos.

Romanos 8, 26-30; Salmo 12, 4-6 . Lucas 13, 22-30

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 25 de Octubre de 2021

26 de octubre 2021 – martes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Jesús utiliza dos ejemplos sencillos de la vida cotidiana: el del grano de mostaza y la levadura. Ambos son pequeños, pero cuando entran en ese movimiento, tienen dentro un poder que sale de si mismos y crece: es el misterio del Reino de Dios. El grano tiene el poder dentro, la levadura tiene el poder dentro y también el poder del Reino de Dios viene desde dentro. No es un crecer como, por ejemplo, el de un equipo de futbol cuando aumenta el número de seguidores y el de jugadores, sino que viene de dentro. Dice san Pablo que los sufrimientos de esta vida no son comparables con la gloria que nos espera, que no es un esperar tranquilo. ¿Cómo va mi esperanza? ¿Es una ilusión? ¿O creo que allí dentro está el Espíritu Santo? ¿Hablo con el Espíritu Santo? (31-10-2017).

Decía Jesús: ¿A qué es semejante el reino de Dios o a qué lo compararé? Es semejante a un grano de mostaza que un hombre toma y siembra en su huerto; creció, se hizo un árbol y los pájaros del cielo anidaron en sus ramas. Y dijo de nuevo: ¿A qué compararé el reino de Dios? Es semejante a la levadura que una mujer tomó y metió en tres medidas de harina, hasta que todo fermentó.

Romanos 8, 18-25; Salmo 1b-6 . Lucas 13, 18-21

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 25 de Octubre de 2021

26 de octubre 2021 – martes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Jesús utiliza dos ejemplos sencillos de la vida cotidiana: el del grano de mostaza y la levadura. Ambos son pequeños, pero cuando entran en ese movimiento, tienen dentro un poder que sale de si mismos y crece: es el misterio del Reino de Dios. El grano tiene el poder dentro, la levadura tiene el poder dentro y también el poder del Reino de Dios viene desde dentro. No es un crecer como, por ejemplo, el de un equipo de futbol cuando aumenta el número de seguidores y el de jugadores, sino que viene de dentro. Dice san Pablo que los sufrimientos de esta vida no son comparables con la gloria que nos espera, que no es un esperar tranquilo. ¿Cómo va mi esperanza? ¿Es una ilusión? ¿O creo que allí dentro está el Espíritu Santo? ¿Hablo con el Espíritu Santo? (31-10-2017).

Decía Jesús: ¿A qué es semejante el reino de Dios o a qué lo compararé? Es semejante a un grano de mostaza que un hombre toma y siembra en su huerto; creció, se hizo un árbol y los pájaros del cielo anidaron en sus ramas. Y dijo de nuevo: ¿A qué compararé el reino de Dios? Es semejante a la levadura que una mujer tomó y metió en tres medidas de harina, hasta que todo fermentó.

Romanos 8, 18-25; Salmo 1b-6 . Lucas 13, 18-21