Archivo de Abril de 2021

Lectura diaria de la Biblia

Viernes, 30 de Abril de 2021

30 de abril 2021 – viernes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Me voy a prepararos un lugar. Con su oración Jesús intercede por cada uno de nosotros… Yo creo que Jesús hace ver sus llagas al Padre, porque las llagas las ha llevado consigo después de la Resurrección, las hace ver al Padre y nos nombra a cada uno de nosotros… El cristiano es un hombre de esperanza, que espera que el Señor vuelva. Toda la Iglesia está en la espera de Jesús, Jesús volverá. Esta es la esperanza cristiana (22-4-16).

Dijo Jesús a sus discípulos: “No se turbe vuestro corazón, creed en Dios y creed también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas moradas; si no, os lo habría dicho, porque me voy a prepararos un lugar. Cuando vaya y os prepare un lugar, volveré y os llevaré conmigo, para que donde estoy yo estéis también vosotros. Y adonde yo voy, ya sabéis el camino”. Tomás le dice: “Señor, no sabemos adónde vas, ¿cómo podemos saber el camino?”. Jesús le responde: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida. Nadie va al Padre sino por mí”.

Hechos 13, 26-33; Salmo 2, 6-12a . Juan 14, 1-6

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 28 de Abril de 2021

29 de abril 2021 – jueves. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

FIESTA DE SANTA CATALINA DE SIENA, VIRGEN Y DOCTORA DE LA IGLESIA, PATRONA DE EUROPA

Papa Francisco: Hoy celebramos la fiesta de santa Catalina de Siena, patrona de Italia y de Europa. Que su existencia nos haga comprender el significado de la vida vivida para Dios. Que la fe inquebrantable de la santa ayude a los enfermos a confiar en el Señor en los momentos de desconsuelo. Que su fuerza con los poderosos indique los valores que verdaderamente cuentan en la vida familiar (29-4-2015).

Tomó la palabra Jesús y dijo: Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a los pequeños. Sí, Padre, así te ha parecido bien. Todo me ha sido entregado por mi Padre, y nadie conoce al Hijo más que el Padre, y nadie conoce al Padre sino el Hijo y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar. Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados y yo os aliviaré. Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera.

1Juan 1, 5-2, 2; Salmo 102, 1b-2, 8-9, 13-14.17-18a . Mateo 11, 25-30

Lectura diaria de la Biblia

Martes, 27 de Abril de 2021

28 de abril 2021 – miércoles. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: El arrepentimiento debido, las obras y los esfuerzos humanos adquieren un sentido más profundo, no como precio de la invendible salvación, realizada por Cristo en la cruz gratuitamente, sino como respuesta a quien nos amó primero y nos salvó con el precio de su sangre inocente, cuando aún estábamos sin fuerzas. El primer deber de la Iglesia no es distribuir condena o anatema sino proclamar la misericordia de Dios, llamar a la conversión y conducir a todos los hombres a la salvación del Señor (cf. Jn 12, 44-50) (24-10-2015).

Jesús gritó diciendo: El que cree en mí, no cree en mí, sino en el que me ha enviado. Y el que me ve a mí, ve al que me ha enviado. Yo he venido al mundo como luz, y así, el que cree en mí no quedará en tinieblas. Al que oiga mis palabras y no las cumpla yo no lo juzgo, porque no he venido para juzgar al mundo, sino para salvar al mundo. El que me rechaza y no acepta mis palabras tiene quien lo juzgue: la palabra que yo he pronunciado, ésa lo juzgará en el último día. Porque yo no he hablado por cuenta mía; el Padre que me envió es quien me ha ordenado lo que he de decir y como he de hablar. Y sé que su mandato es vida eterna. Por tanto, lo que yo hablo lo hablo como me ha encargado el Padre.

Hechos 12, 24-13, 5a; Salmo 66, 2-3.5.6.8 . Juan 12, 44-50

Lectura diaria de la Biblia

Martes, 27 de Abril de 2021

27 de abril 2021 – martes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Los doctores de la ley tenían el corazón cerrado, se sentían dueños de sí mismos, pero eran huérfanos porque no tenían una relación con el Padre. Hablaban, si, de sus padres: nuestro padre Abrahán, los Patriarcas, pero como figuras distantes. Jesús nos invita a ser sus discípulos, pero para serlo, debemos dejarnos atraer por el Padre hacia Él. Y la oración humilde del Hijo que podemos hacer es: Padre, atráeme hacia Jesús; Padre, permíteme conocer a Jesús. Y el Padre enviará el Espíritu que abrirá nuestros corazones y nos llevará a Jesús. Un cristiano que no se siente atraído por el Padre hacia Jesús es un cristiano que vive en condición de orfandad; y nosotros tenemos un Padre, no somos huérfanos (19-4-16).

Se celebraba en Jerusalén la fiesta de la dedicación del templo. Era invierno, y Jesús se paseaba en el templo por el pórtico de Salomón. Los judíos, rodeándolo, le preguntaban: ¿Hasta cuándo nos vas a tener en suspenso? Si tú eres el Mesías, dínoslo francamente. Jesús les respondió: Os lo he dicho, y no creéis; las obras que yo hago en nombre de mi Padre, ésas dan testimonio de mí. Pero vosotros no creéis, porque no sois de mis ovejas. Mis ovejas escuchan mi voz, y yo las conozco, y ellas me siguen, y yo les doy la vida eterna; no perecerán para siempre, y nadie las arrebatará de mi mano. Lo que mi Padre me ha dado es más que todas las cosas, y nadie puede arrebatar nada de la mano de mi Padre. Yo y el Padre somos uno.

Hechos 11, 19-26; Salmo 86, 1b-7 . Juan 10, 22-30

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 26 de Abril de 2021

26 de abril 2021 – lunes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

FIESTA DE SAN ISIDORO
Obispo y Doctor de la Iglesia

Papa Francisco: El Evangelio es fuente de alegría, de liberación y de salvación para todos los hombres. La Iglesia es consciente de este don, por lo tanto, no se cansa de proclamar sin cesar a todos lo que existía desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros propios ojos (1Juan 1, 1). La misión de los servidores de la Palabra –obispos, sacerdotes, religiosos y laicos- es la de poner a todos, sin excepción, en una relación personal con Cristo. En el inmenso campo de la acción misionera de la Iglesia, todo bautizado está llamado a vivir lo mejor posible su compromiso, según su situación personal (24-5-2015).

Dijo Jesús a sus discípulos: Vosotros sois la sal de la tierra. Pero si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la salarán? No sirve más que para tirarla fuera y que la pise la gente. Vosotros sois la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad puesta en lo alto de un monte. Tampoco se enciende una lámpara para meterla debajo del celemín, sino para ponerla en el candelero y que alumbre a todos los de casa. Brille así vuestra luz ante los hombres, para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en los cielos.

1Corintios 2, 1-10; Salmo 118, 99-104 . Mateo 5, 13-16

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 26 de Abril de 2021

26 de abril 2021 – lunes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

FIESTA DE SAN ISIDORO
Obispo y Doctor de la Iglesia

Papa Francisco: El Evangelio es fuente de alegría, de liberación y de salvación para todos los hombres. La Iglesia es consciente de este don, por lo tanto, no se cansa de proclamar sin cesar a todos lo que existía desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros propios ojos (1Juan 1, 1). La misión de los servidores de la Palabra –obispos, sacerdotes, religiosos y laicos- es la de poner a todos, sin excepción, en una relación personal con Cristo. En el inmenso campo de la acción misionera de la Iglesia, todo bautizado está llamado a vivir lo mejor posible su compromiso, según su situación personal (24-5-2015).

Dijo Jesús a sus discípulos: Vosotros sois la sal de la tierra. Pero si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la salarán? No sirve más que para tirarla fuera y que la pise la gente. Vosotros sois la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad puesta en lo alto de un monte. Tampoco se enciende una lámpara para meterla debajo del celemín, sino para ponerla en el candelero y que alumbre a todos los de casa. Brille así vuestra luz ante los hombres, para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en los cielos.

1Corintios 2, 1-10; Salmo 118, 99-104 . Mateo 5, 13-16

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 26 de Abril de 2021

26 de abril 2021 – lunes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

FIESTA DE SAN ISIDORO
Obispo y Doctor de la Iglesia

Papa Francisco: El Evangelio es fuente de alegría, de liberación y de salvación para todos los hombres. La Iglesia es consciente de este don, por lo tanto, no se cansa de proclamar sin cesar a todos lo que existía desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros propios ojos (1Juan 1, 1). La misión de los servidores de la Palabra –obispos, sacerdotes, religiosos y laicos- es la de poner a todos, sin excepción, en una relación personal con Cristo. En el inmenso campo de la acción misionera de la Iglesia, todo bautizado está llamado a vivir lo mejor posible su compromiso, según su situación personal (24-5-2015).

Dijo Jesús a sus discípulos: Vosotros sois la sal de la tierra. Pero si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la salarán? No sirve más que para tirarla fuera y que la pise la gente. Vosotros sois la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad puesta en lo alto de un monte. Tampoco se enciende una lámpara para meterla debajo del celemín, sino para ponerla en el candelero y que alumbre a todos los de casa. Brille así vuestra luz ante los hombres, para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en los cielos.

1Corintios 2, 1-10; Salmo 118, 99-104 . Mateo 5, 13-16

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 25 de Abril de 2021

25 de abril 2021 – domingo. Leed la Biblia, la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: En el Evangelio de hoy, Jesús dice: Yo soy el buen pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas. 1. Esta auto presentación de Jesús no puede ser reducida a una sugestión emotiva, sin ningún efecto concreto. Jesús sana siendo un pastor que da vida. Dando su vida por nosotros. Jesús le dice a cada uno: Tu vida es tan valiosa para mí, que para salvarla yo doy todo de mí mismo. Es precisamente esta ofrenda de vida lo que hace que sea el buen pastor por excelencia, el que sana, el que nos permite vivir una vida bella y fructífera. 2. La segunda parte de la misma página evangélica nos dice en qué condiciones puede sanarnos Jesús, y puede hacer nuestra vida bella y fecunda: Yo soy el buen pastor, -dice Jesús- conozco a mis ovejas y las mías me conocen a mí, como me conoce el Padre y yo conozco al Padre. Jesús no habla de un conocimiento intelectual, sino de una relación personal, de predilección, de ternura mutua, un reflejo de la misma relación íntima de amor entre él y el Padre. Esta es la actitud a través de la cual se realiza una relación viva y personal con Jesús: dejándonos conocer por él. No cerrándonos en nosotros mismos, sino abrirnos al Señor, para que él nos conozca. Él está atento a cada uno de nosotros, conoce nuestro corazón profundamente: conoce nuestras fortalezas y nuestras debilidades, los proyectos que hemos logrado y las esperanzas que fueron decepcionadas. Pero nos acepta tal como somos, nos conduce con amor, porque de su mano podemos atravesar incluso caminos inescrutables sin perder el rumbo. Nos acompaña él. 3. Nosotros estamos llamados a conocer a Jesús. Esto implica buscar un encuentro con él, que despierte el deseo de seguirlo abandonando las actitudes auto referenciales para emprender nuevos senderos, indicados por Cristo mismo y abiertos a bastos horizontes. En esta jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, que María interceda para que muchos respondan con generosidad y perseverancia al Señor que llama a dejar todo por su Reino (22-4-2018).

Hechos 4, 8-12: Pedro, lleno de Espíritu Santo, dijo: jefes del pueblo y ancianos: Porque le hemos hecho un favor a un enfermo, nos interrogáis hoy para averiguar qué poder ha curado a este hombre; quede bien claro a todos vosotros y a todo Israel, que ha sido el nombre de Jesucristo el Nazareno, a quien vosotros crucificasteis y a quien Dios resucitó de entre los muertos; por este Nombre, se presenta éste sano ante vosotros. Jesús es “la piedra que desechasteis vosotros, los arquitectos, y que se ha convertido en piedra angular”; no hay salvación en ningún otro, pues bajo el cielo no se ha dado a los hombres otro nombre por el que debamos salvarnos.

Salmo 117, 1.8-9.21-29: La piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular.

1Jn 3, 1-2: Queridos hermanos: Mirad que amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios, pues ¡lo somos! El mundo no nos conoce porque no le conoció a él. Queridos: ahora somos hijos de Dios y aun no se ha manifestado lo que seremos. Sabemos que, cuando se manifieste, seremos semejantes a él, porque lo veremos tal cual es.

Juan 10, 11-18: Dijo Jesús: Yo soy el Buen Pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas; el asalariado, que no es pastor ni dueño de las ovejas, ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye; y el lobo las roba y las dispersa; y es que a un asalariado no le importan las ovejas. Yo soy el Buen Pastor, que conozco a las mías y las mías me conocen, igual que el Padre me conoce y yo conozco al Padre; yo doy mi vida por las ovejas. Tengo, además, otras ovejas que no son de este redil; también a éstas las tengo que traer, y escucharán mi voz y habrá un solo rebaño, un solo Pastor. Por eso me ama el Padre: porque yo entrego mi vida para poder recuperarla. Nadie me la quita, sino que yo la entrego libremente. Tengo poder para entregarla y tengo poder para recuperarla: este mandato he recibido de mi Padre.

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 25 de Abril de 2021

25 de abril 2021 – domingo. Leed la Biblia, la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: En el Evangelio de hoy, Jesús dice: Yo soy el buen pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas. 1. Esta auto presentación de Jesús no puede ser reducida a una sugestión emotiva, sin ningún efecto concreto. Jesús sana siendo un pastor que da vida. Dando su vida por nosotros. Jesús le dice a cada uno: Tu vida es tan valiosa para mí, que para salvarla yo doy todo de mí mismo. Es precisamente esta ofrenda de vida lo que hace que sea el buen pastor por excelencia, el que sana, el que nos permite vivir una vida bella y fructífera. 2. La segunda parte de la misma página evangélica nos dice en qué condiciones puede sanarnos Jesús, y puede hacer nuestra vida bella y fecunda: Yo soy el buen pastor, -dice Jesús- conozco a mis ovejas y las mías me conocen a mí, como me conoce el Padre y yo conozco al Padre. Jesús no habla de un conocimiento intelectual, sino de una relación personal, de predilección, de ternura mutua, un reflejo de la misma relación íntima de amor entre él y el Padre. Esta es la actitud a través de la cual se realiza una relación viva y personal con Jesús: dejándonos conocer por él. No cerrándonos en nosotros mismos, sino abrirnos al Señor, para que él nos conozca. Él está atento a cada uno de nosotros, conoce nuestro corazón profundamente: conoce nuestras fortalezas y nuestras debilidades, los proyectos que hemos logrado y las esperanzas que fueron decepcionadas. Pero nos acepta tal como somos, nos conduce con amor, porque de su mano podemos atravesar incluso caminos inescrutables sin perder el rumbo. Nos acompaña él. 3. Nosotros estamos llamados a conocer a Jesús. Esto implica buscar un encuentro con él, que despierte el deseo de seguirlo abandonando las actitudes auto referenciales para emprender nuevos senderos, indicados por Cristo mismo y abiertos a bastos horizontes. En esta jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, que María interceda para que muchos respondan con generosidad y perseverancia al Señor que llama a dejar todo por su Reino (22-4-2018).

Hechos 4, 8-12: Pedro, lleno de Espíritu Santo, dijo: jefes del pueblo y ancianos: Porque le hemos hecho un favor a un enfermo, nos interrogáis hoy para averiguar qué poder ha curado a este hombre; quede bien claro a todos vosotros y a todo Israel, que ha sido el nombre de Jesucristo el Nazareno, a quien vosotros crucificasteis y a quien Dios resucitó de entre los muertos; por este Nombre, se presenta éste sano ante vosotros. Jesús es “la piedra que desechasteis vosotros, los arquitectos, y que se ha convertido en piedra angular”; no hay salvación en ningún otro, pues bajo el cielo no se ha dado a los hombres otro nombre por el que debamos salvarnos.

Salmo 117, 1.8-9.21-29: La piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular.

1Jn 3, 1-2: Queridos hermanos: Mirad que amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios, pues ¡lo somos! El mundo no nos conoce porque no le conoció a él. Queridos: ahora somos hijos de Dios y aun no se ha manifestado lo que seremos. Sabemos que, cuando se manifieste, seremos semejantes a él, porque lo veremos tal cual es.

Juan 10, 11-18: Dijo Jesús: Yo soy el Buen Pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas; el asalariado, que no es pastor ni dueño de las ovejas, ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye; y el lobo las roba y las dispersa; y es que a un asalariado no le importan las ovejas. Yo soy el Buen Pastor, que conozco a las mías y las mías me conocen, igual que el Padre me conoce y yo conozco al Padre; yo doy mi vida por las ovejas. Tengo, además, otras ovejas que no son de este redil; también a éstas las tengo que traer, y escucharán mi voz y habrá un solo rebaño, un solo Pastor. Por eso me ama el Padre: porque yo entrego mi vida para poder recuperarla. Nadie me la quita, sino que yo la entrego libremente. Tengo poder para entregarla y tengo poder para recuperarla: este mandato he recibido de mi Padre.

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 25 de Abril de 2021

25 de abril 2021 – domingo. Leed la Biblia, la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: En el Evangelio de hoy, Jesús dice: Yo soy el buen pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas. 1. Esta auto presentación de Jesús no puede ser reducida a una sugestión emotiva, sin ningún efecto concreto. Jesús sana siendo un pastor que da vida. Dando su vida por nosotros. Jesús le dice a cada uno: Tu vida es tan valiosa para mí, que para salvarla yo doy todo de mí mismo. Es precisamente esta ofrenda de vida lo que hace que sea el buen pastor por excelencia, el que sana, el que nos permite vivir una vida bella y fructífera. 2. La segunda parte de la misma página evangélica nos dice en qué condiciones puede sanarnos Jesús, y puede hacer nuestra vida bella y fecunda: Yo soy el buen pastor, -dice Jesús- conozco a mis ovejas y las mías me conocen a mí, como me conoce el Padre y yo conozco al Padre. Jesús no habla de un conocimiento intelectual, sino de una relación personal, de predilección, de ternura mutua, un reflejo de la misma relación íntima de amor entre él y el Padre. Esta es la actitud a través de la cual se realiza una relación viva y personal con Jesús: dejándonos conocer por él. No cerrándonos en nosotros mismos, sino abrirnos al Señor, para que él nos conozca. Él está atento a cada uno de nosotros, conoce nuestro corazón profundamente: conoce nuestras fortalezas y nuestras debilidades, los proyectos que hemos logrado y las esperanzas que fueron decepcionadas. Pero nos acepta tal como somos, nos conduce con amor, porque de su mano podemos atravesar incluso caminos inescrutables sin perder el rumbo. Nos acompaña él. 3. Nosotros estamos llamados a conocer a Jesús. Esto implica buscar un encuentro con él, que despierte el deseo de seguirlo abandonando las actitudes auto referenciales para emprender nuevos senderos, indicados por Cristo mismo y abiertos a bastos horizontes. En esta jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, que María interceda para que muchos respondan con generosidad y perseverancia al Señor que llama a dejar todo por su Reino (22-4-2018).

Hechos 4, 8-12: Pedro, lleno de Espíritu Santo, dijo: jefes del pueblo y ancianos: Porque le hemos hecho un favor a un enfermo, nos interrogáis hoy para averiguar qué poder ha curado a este hombre; quede bien claro a todos vosotros y a todo Israel, que ha sido el nombre de Jesucristo el Nazareno, a quien vosotros crucificasteis y a quien Dios resucitó de entre los muertos; por este Nombre, se presenta éste sano ante vosotros. Jesús es “la piedra que desechasteis vosotros, los arquitectos, y que se ha convertido en piedra angular”; no hay salvación en ningún otro, pues bajo el cielo no se ha dado a los hombres otro nombre por el que debamos salvarnos.

Salmo 117, 1.8-9.21-29: La piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular.

1Jn 3, 1-2: Queridos hermanos: Mirad que amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios, pues ¡lo somos! El mundo no nos conoce porque no le conoció a él. Queridos: ahora somos hijos de Dios y aun no se ha manifestado lo que seremos. Sabemos que, cuando se manifieste, seremos semejantes a él, porque lo veremos tal cual es.

Juan 10, 11-18: Dijo Jesús: Yo soy el Buen Pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas; el asalariado, que no es pastor ni dueño de las ovejas, ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye; y el lobo las roba y las dispersa; y es que a un asalariado no le importan las ovejas. Yo soy el Buen Pastor, que conozco a las mías y las mías me conocen, igual que el Padre me conoce y yo conozco al Padre; yo doy mi vida por las ovejas. Tengo, además, otras ovejas que no son de este redil; también a éstas las tengo que traer, y escucharán mi voz y habrá un solo rebaño, un solo Pastor. Por eso me ama el Padre: porque yo entrego mi vida para poder recuperarla. Nadie me la quita, sino que yo la entrego libremente. Tengo poder para entregarla y tengo poder para recuperarla: este mandato he recibido de mi Padre.