Archivo de Enero de 2020

Lectura diaria de la Biblia

Viernes, 31 de Enero de 2020

31 de enero 2020 – viernes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: El Evangelio de hoy está formado por dos parábolas muy breves: la de la semilla que germina y crece sola, y la del grano de mostaza. En la primera parábola la atención se centra en el hecho de que la semilla, echada en la tierra, arraiga y se desarrolla por sí misma, independientemente de que el campesino duerma o vele. La semilla es símbolo de la Palabra de Dios. La segunda parábola utiliza la imagen del grano de mostaza. Aun siendo la más pequeña de todas las semillas, está llena de vida y crece hasta hacerse más alta que las demás hortalizas. La victoria del Señor es segura: su amor hará brotar y hará crecer cada semilla de bien presente en la tierra. La semilla del bien y de la paz germina y se desarrolla, porque el amor misericordioso de Dios hace que madure (14-6-2015).

Jesús decía al gentío: El reino de Dios se parece a un hombre que echa simiente en la tierra. Él duerme de noche y se levanta de mañana; la semilla germina y va creciendo, sin que él sepa cómo. La tierra va produciendo fruto sola: primero los tallos, luego la espiga, después el grano. Cuando el grano está a punto, se mete la hoz, porque ha llegado la siega. Dijo también: ¿Con qué podemos comparar el reino de Dios? ¿Qué parábola usaremos? Con un grano de mostaza: al sembrarlo en la tierra es la semilla más pequeña, pero después de sembrada crece, se hace más alta que las demás hortalizas y echa ramas tan grandes que los pájaros del cielo pueden anidar a su sombra. Con muchas parábolas parecidas les exponía la palabra, acomodándose a su entender. Todo se lo exponía con parábolas, pero a sus discípulos se lo explicaba todo en privado.

2Samuel 11, 1-4a, 4c-10a. 13-17; Salmo 50, 3-7.10-11 . Marcos 4, 26-34

Lectura diaria de la Biblia

Jueves, 30 de Enero de 2020

30 de enero 2020 –jueves. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Jesús nos habla de la lámpara. Es luz, y el Evangelio de Juan nos dice que el misterio de Dios es luz y que lo luz vino al mundo y las tinieblas no la acogieron. Una luz que no puede esconderse, sino que sirve para iluminar. Es uno de los rasgos del cristiano, que ha recibido la luz del Bautismo y debe darla. Es un testigo: él “testimonio” es una de las peculiaridades de las actitudes cristianas. Un cristiano que lleva esta luz debe hacerla ver porque él es un testigo. La otra actitud cristiana: la magnanimidad, porque es hijo de un padre magnánimo, de gran ánimo. En la memoria de un pueblo permanece la luz del testimonio y la magnanimidad del amor que acoge (28-1-2016).

Jesús dijo al gentío: ¿Se trae la lámpara para meterla debajo del celemín o debajo de la cama?, ¿no es para ponerla en el candelero? No hay nada escondido, sino para que sea descubierto; no hay nada oculto, sino para que salga a la luz. El que tenga oídos para oír, que oiga. Les dijo también: Atención a lo que estáis oyendo: la medida que uséis la usarán con vosotros, y con creces. Porque al que tiene se le dará, y al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene.

2Samuel 7, 18-19.24-29; Salmo 131, 1-5.11-14 . Marcos 4, 21-25

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 29 de Enero de 2020

29 de enero 2020 – miércoles. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: La parábola del sembrador nos habla de cultivar. Nos muestra los tipos de tierra, de siembra, de frutos. Y ya desde el Génesis, Dios le susurra al hombre esta invitación: cultivar y cuidar. No solo le da la vida, le da la tierra, la creación. Lo invita a ser parte de su obra creadora y le dice: “¡Cultiva!” (7-7-2015).

Jesús se puso a enseñar otra vez junto al mar. Acudió un gentío tan enorme que tuvo que subirse a una barca; y, ya en el mar, se sentó; y el gentío se quedó en tierra junto al mar. Les enseñaba muchas cosas con parábolas, y les decía instruyéndolos: Escuchad: Salió el sembrador a sembrar; al sembrar, algo cayó al borde del camino, vinieron los pájaros y se lo comieron. Otra parte cayó en terreno pedregoso, donde apenas tenía tierra; como la tierra no era profunda, brotó enseguida; pero, en cuanto salió el sol, se abrasó y, por falta de raíz, se secó. Otra parte cayó entre abrojos; los abrojos crecieron, la ahogaron, y no dio grano. El resto cayó en tierra buena: nació, creció y dio grano; y la cosecha fue del treinta o del sesenta o del ciento por uno. Y añadió: El que tenga oídos para oír, que oiga. Cuando se quedó a solas, los que estaban alrededor y los Doce le preguntaban el sentido de las parábolas. Él les dijo: A vosotros se os ha dado el misterio del reino de Dios; en cambio, a los de fuera todo se les presenta en parábolas, para que “por más que miren, no vean, por más que oigan, no entiendan, no sea que se conviertan y sean perdonados”. Y añadió: ¿No entendéis esta parábola? ¿Pues como vais a conocer todas las demás? El sembrador siembra la palabra. Hay unos que están al borde del camino donde se siembra la palabra; pero, en cuanto la escuchan, viene Satanás y se lleva la palabra sembrada en ellos. Hay otros que reciben la semilla como terreno pedregoso; son los que al escuchar la palabra, enseguida la acogen con alegría, pero no tienen raíces, son inconstantes y, cuando viene una dificultad o persecución por la palabra, enseguida sucumben. Hay otros que reciben la semilla entre abrojos; éstos son los que escuchan la palabra, pero los afanes de la vida, la seducción de las riquezas y el deseo de todo lo demás los invaden, ahogan la palabra, y se queda estéril. Los otros son los que reciben la semilla en tierra buena; escuchan la palabra, la aceptan y dan una cosecha del treinta o del sesenta o del ciento por uno.

2Samuel 7, 4-17; Salmo 88, 4-5.27-30 . Marcos 4, 1-20

Lectura diaria de la Biblia

Martes, 28 de Enero de 2020

28 de enero 2020 – martes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Cuando Jesús afirma el primado de la fe en Dios, no encuentra una comparación más significativa que los afectos familiares. Estos mismos vínculos familiares, en el seno de la experiencia de la fe y del amor de Dios, se transforman, se llenan de un sentido más grande, para crear una paternidad y una maternidad más amplias. Un día, en respuesta a quien le dijo que su madre y sus hermanos estaban fuera, y lo buscaban, Jesús indicó a sus discípulos: Estos son mi madre y mis hermanos. El que haga la voluntad de Dios, ese es mi hermano y mi hermana y mi madre (2-9-2015).

Llegaron la madre de Jesús y sus hermanos y, desde fuera, lo mandaron llamar. La gente que tenía sentada alrededor le dice: Mira, tu madre y tus hermanos y tus hermanas están fuera y te buscan. Él les pregunta: ¿Quiénes son mi madre y mis hermanos?. Y mirando a los que estaban sentados alrededor, dice: Estos son mi madre y mis hermanos. El que haga la voluntad de Dios, ese es mi hermano y mi hermana y mi madre.

2Samual 6, 12b-15.17-19; Salmo 23, 7-10 . Marcos 3, 31-35

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 27 de Enero de 2020

27 de enero 2020 – lunes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Cuando el demonio ha sido expulsado tiene paciencia, espera para volver y si lo dejas entrar, se cae en una situación peor. Con esta modalidad educada el diablo convence para hacer las cosas con relativismo, tranquilizando la conciencia. Tranquilizar la conciencia. Anestesiar la conciencia. Y esto es un gran mal. Cuando el mal espíritu consigue anestesiar la conciencia, se puede hablar de una verdadera victoria suya, se convierte en propietario de esa conciencia. Y así se vive esta mundanidad que es hija del mal espíritu (9-10-2015).

Los escribas que habían bajado de Jerusalén decían: Tiene dentro a Belcebú y expulsa a los demonios con el poder del jefe de los demonios. Él los invitó a acercarse y les hablaba en parábolas: ¿Cómo va a echar Satanás a Satanás? Un reino dividido internamente no puede subsistir; una familia dividida no puede subsistir. Si Satanás se revela contra sí mismo, para hacerse la guerra, no puede subsistir, está perdido. Nadie puede meterse en casa de un hombre forzudo para arramblar con su ajuar, si primero no lo ata; entonces podrá arramblar con la casa. En verdad os digo, todo se les podrá perdonar a los hombres: los pecados y cualquier blasfemia que digan; pero el que blasfeme contra en Espíritu Santo no tendrá perdón jamás, cargará con su pecado para siempre. Se refería a los que decían que tenía dentro un espíritu inmundo.

2Samuel 5.1-7.10; Salmo 88, 20-22.25-26 . Marcos 3, 22-30

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 26 de Enero de 2020

26 de enero 2020 – domingo. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: El Evangelio de hoy narra el inicio de la predicación de Jesús en Galilea. Él deja Nazaret, una aldea de las montañas, y se establece en Cafarnaún. Galilea es geográficamente periférica y religiosamente impura, porque estaba llena de paganos, por la mezcla con quienes no pertenecían a Israel. Cada uno está llamado a convertirse, transformando su propio modo de pensar y de vivir. No se trata de cambiar la ropa, ¡sino las costumbres! Jesús no solo proclama la llegada del Reino de Dios, sino que busca compañeros que se asocien a su misión de salvación. Venid conmigo y os haré pescadores de hombres. La llamada les llega en plena actividad de cada día: el Señor se nos revela no de manera extraordinaria o asombrosa, sino en la cotidianidad de nuestra vida. ¡Llevar la Palabra a todas las periferias! Todos los espacios del vivir humano son terreno en el que esparcir las semillas del Evangelio, para que dé frutos de salvación (22-1-2017).

Isaías 8, 23b-9, 3: En otro tiempo, humilló el Señor la tierra de Zabulón y la tierra de Neftalí, pero luego ha llenado de gloria el camino del mar, el otro lado del Jordán, Galilea de los gentiles. El pueblo que caminaba en tinieblas vio una luz grande; habitaba en tierra y sombra de muerte, y una luz les brilló. Acreciste la alegría, aumentaste el gozo; se gozan en tu presencia, como gozan al segar, como se alegran al repartirse el botín. Porque la vara del opresor, el yugo de su carga, el bastón de su hombro, los quebrantaste como el día de Madián.

Salmo 26, 1.4.13-14: El Señor es mi luz y mi salvación.

1Corintios 1, 10-13.17: Os ruego, hermanos, en nombre de nuestro Señor Jesucristo, que digáis todos lo mismo y que no haya divisiones entre vosotros. Estad bien unidos con un mismo pensar y un mismo sentir. Pues, hermanos, me he enterado por los de Cloe de que hay discordia entre vosotros. Y os digo esto porque cada cual anda diciendo: Yo soy de Pablo, yo soy de Apolo, yo soy de Pedro, yo soy de Cristo. ¿Está dividido Cristo? ¿Fue crucificado Pablo por vosotros? ¿Fuisteis bautizados en nombre de Pablo? Pues no me envió Cristo a bautizar, sino a anunciar el evangelio, y no con sabiduría de palabras, para no hacer ineficaz la cruz de Cristo.

Mateo 4, 12-23: Al enterarse Jesús de que habían arrestado a Juan se retiró a Galilea. Dejando Nazaret se estableció en Cafarnaún, junto al mar, en el territorio de Zabulón y Neftalí, para que se cumpliera lo dicho por medio del profeta Isaías: tierra de Zabulón y tierra de Neftalí, camino del mar, al otro lado del Jordán, Galilea de los gentiles. El pueblo que habitaba en tinieblas vio una luz grande; a los que habitaban en tierras y sombras de muerte, una luz les brilló. Desde entonces comenzó Jesús a predicar diciendo: Convertíos, porque está cerca el reino de los cielos. Paseando junto al lago de Galilea vio a dos hermanos, a Simón, llamado Pedro, y a Andrés, que estaban echando la red en el mar, pues eran pescadores. Les dijo: venid en pos de mí y os haré pescadores de hombres. Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron. Y pasando adelante vio a otros dos hermanos, a Santiago, hijo de Zebedeo, y a Juan, su hermano, que estaban en la barca repasando las redes con Zebedeo, su padre, y los llamó. Inmediatamente dejaron la barca y a su padre y lo siguieron. Jesús recorría toda Galilea enseñando en las sinagogas, proclamando el evangelio del reino y curando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.

Lectura diaria de la Biblia

Sábado, 25 de Enero de 2020

25 de enero 2020 – sábado. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

FIESTA DE LA CONVERSIÓN DE SAN PABLO, APOSTOL.

Papa Francisco: San Pablo, cuya conversión celebramos hoy, vivió la fuerte experiencia de la gracia, que lo llamó a llegar a ser, de perseguidor, apóstol de Cristo. La gracia de Dios lo movió también a promover la comunión con otros cristianos, inmediatamente, primero en Damasco y luego en Jerusalén. Esta es nuestra experiencia como creyentes. En la medida en que crecemos en la vida espiritual, comprendemos cada vez mejor que la gracia nos alcanza justamente con los otros y debemos compartirla con los demás. Así, cuando elevo mi acción de gracias a Dios por lo que Él ha hecho en mí, descubro que no canto en solitario: otros hermanos y hermanas entonan mi propio cántico de alabanza (25-1-2018).

Jesús se apareció a los Once y les dijo: Id al mundo entero y proclamad el evangelio a toda la creación. El que crea y se bautice se salvará; el que no crea será condenado. A los que crean, les acompañarán estos signos: echarán demonios en mi nombre, hablarán lenguas nuevas, agarrarán serpientes en sus manos y, si beben un veneno mortal, no les hará daño. Impondrán las manos a los enfermos, y quedarán sanos.

Hechos 22, 3-16; Salmo 116, 1-2 . Marcos 16, 15-18

Lectura diaria de la Biblia

Viernes, 24 de Enero de 2020

24 de enero 2020 – viernes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Los Doce son el grupo más importante que Jesús eligió. Los Doce son los primeros obispos, el primer grupo de obispos. Los Apóstoles son las columnas de la Iglesia. Y los obispos son columnas de la Iglesia. Cuando Jesús hace esta elección de los Doce, tiene dos razones. Ante todo, “para que estuvieran con él”. Por eso el obispo tiene la obligación de estar con Jesús. No es hacer planes pastorales… ¡No, no! Es rezar. La segunda tarea es ser testigo, es decir, predicar: predicar la salvación que el Señor Jesús nos ha traído. Hoy quiero invitaros a rezar por nosotros, obispos: porque también nosotros somos pecadores, también nosotros tenemos debilidades, también nosotros corremos el peligro de Judas (22-1-2016).

Jesús, subió al monte, llamó a los que quiso, y se fueron con él. E instituyó doce para que estuvieran con él y para enviarlos a predicar, y que tuvieran autoridad para expulsar a los demonios: Simón, a quien puso el nombre de Pedro, Santiago el de Zebedeo y Juan, el hermano de Santiago, a quienes puso el nombre de Boanerges, es decir, los hijos del trueno, Andrés, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Santiago el de Alfeo, Tadeo, Simón el de Caná y Judas Iscariote, el que lo entregó.

1Samuel 24, 3-21; Salmo 56, 2.3-4.6.11 . Marcos 3, 13-19

Lectura diaria de la Biblia

Jueves, 23 de Enero de 2020

23 de enero 2020 – jueves. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Cristo no puede estar dividido. Esta certeza debe animarnos y sostenernos para continuar con humildad y confianza en el camino hacia el restablecimiento de la plena unidad visible de todos los creyentes en Cristo. Me es grato recordar en este momento la obra de Juan XXIII y de Juan Pablo II. Tanto uno como otro fueron madurando durante su vida la conciencia de la urgencia de la causa de la unidad y, una vez elegidos obispos de Roma, guiaron con determinación a la grey católica por el camino ecuménico (25-1-2014).

Jesús se retiró con sus discípulos a la orilla del mar, y lo siguió una gran muchedumbre de Galilea. Al enterarse de las cosas que hacía, acudía mucha gente de Judea, Jerusalén, Idumea, Transjordania y cercanía de Tiro y Sidón. Encargó a sus discípulos que le tuviesen preparada una barca, no lo fuera a estrujar en gentío. Como había curado a muchos, todos los que sufrían de algo se les echaban encima para tocarlo. Los espíritus inmundos, cuando lo veían, se postraban ante él y gritaban: Tú eres el Hijo de Dios. Pero él les prohibía severamente que lo diesen a conocer.

1Samuel 18, 6-9; 19, 1-7; Salmo 55, 2-3.9-13 . Marcos 3, 7-12

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 22 de Enero de 2020

22 de enero 2020– miércoles. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: “Jesús, dolido por la dureza del corazón de los fariseos…”. No comprendían por qué iba a cenar con los publicanos y los pecadores. No comprendían la misericordia. Donde está el Señor, está la misericordia. Y san Ambrosio añadía: “Y donde hay rigidez están sus ministros”, cuando la terquedad desafía la misión, desafía la misericordia. Pidamos al Señor que nos haga comprender como es su corazón, qué significa “misericordia”, qué quiere decir “Misericordia quiero y no sacrificio”. Solo se comprende la misericordia de Dios cuando es derramada sobre nosotros, sobre nuestros pecados, sobre nuestras miserias (6-10-2015).

Jesús entró otra vez en la sinagoga, y había allí un hombre que tenía una mano paralizada. Lo estaban observando, para ver si curaba en sábado y acusarlo. Entonces le dice al hombre que tenía la mano paralizada: Levántate y ponte ahí en medio. Y a ellos les pregunta: ¿Qué está permitido en sábado?, ¿hacer lo bueno o lo malo?, ¿salvarle la vida a un hombre o dejarlo morir?. Ellos callaban. Echando en torno una mirada de ira, y dolido por la dureza de su corazón, dice al hombre: Extiende la mano. La extendió y su mano quedó restablecida. En cuanto salieron, los fariseos se confabularon con los herodianos para acabar con él.

1Samuel 17, 32-33.37.40-51; Salmo 143.1bcd.2.9-10 . Marcos 3, 1-6