Archivo de Septiembre de 2019

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 30 de Septiembre de 2019

30 de septiembre 2019 – lunes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Cuando los niños son heridos por un escándalo insoportables no pueden entender qué cosa sucede. Dios vigila sobre esta promesa, desde el primer instante. ¿Recordáis qué dice Jesús? Que los ángeles de los niños reflejan la mirada de Dios, y Dios no pierde nunca de vista a los niños (Mt 18, 10). Ay de aquellos que traicionan su confianza, ay de aquellos. Su confiado abandono a nuestra promesa, que nos compromete desde el primer instante, nos juzga. Solo si miramos a los niños con los ojos de Jesús, podríamos realmente entender en qué sentido, defendiendo la familia, protegemos a la humanidad (14-10-2015).

Se suscitó entre los discípulos una discusión sobre quién era el más importante. Entonces Jesús, conociendo los pensamientos de sus corazones, tomó de la mano a un niño, lo puso a su lado y les dijo: El que acoge a este niño en mi nombre me acoge a mí; y el que me acoge a mí acoge al que me ha enviado. Pues el más pequeño de vosotros es el más importante. Entonces Juan tomó la palabra y dijo: Maestro, hemos visto a uno que echaba demonios en tu nombre y se lo hemos prohibido, porque no anda con nosotros. Jesús le respondió: No se lo impidáis; el que no está contra vosotros está a favor vuestro.

Zacarías 8, 1-8; Salmo 101, 16-21.29.22-23 . Lucas 9, 46-50

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 29 de Septiembre de 2019

29 de septiembre 2019 – domingo. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: “Dime, ¿cuál es tu nombre?”. Sí, hay gente que no tiene nombre. En la parábola del pobre Lázaro qué no tenía que comer y los perros lamían sus heridas, mientras que el hombre rico, que participaba en banquetes, se divertía sin mirar las necesidades de los demás. Es curioso que de ese hombre no se dice el nombre: es solo un adjetivo: es “un rico”. En el libro de la memoria de Dios de los malvados no hay nombre: es un malvado, es un estafador, es un explotador; no tienen nombre, solo tienen adjetivos. En cambio, todos los que buscan seguir la senda del Señor estarán con su Hijo, que tiene nombre: Jesús Salvador. Pero un nombre difícil de comprender, incluso inexplicable por la prueba de la cruz y por todo lo que Él sufrió por nosotros. Dice el salmo 1: Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los impíos… sino que su gozo es la ley del Señor. Aunque haya sufrimientos, espera en el Señor. También pide eso: que el Señor le dé más esperanza (8-10-15).

Amós 6, 1a.4-7: Esto dice el Señor omnipotente: ¡Ay de los que se sienten seguros en Sión, confiados en la montaña de Samaria! Se acuestan en lechos de marfil, se arrellanan en sus divanes, comen corderos del rebaño y terneros del establo; tartamudean como insensatos e inventan como David instrumentos musicales, beben vino en elegantes copas, se ungen con el mejor de los aceites pero no se conmueven para nada por la ruina de la casa de José. Por eso irán al destierro, a la cabeza de los deportados y se acabará la orgía de los disolutos.

Salmo 145, 7-10: Alaba, alma mía, al Señor.

1Timoteo 6, 11-16: Hombre de Dios, busca la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre. Combate el buen combate de la fe, conquista la vida eterna, a la que fuiste llamado, y que tú profesaste notablemente delante de muchos testigos. Delante de Dios, que da vida a todas las cosas, y de Cristo Jesús, que proclamó tan noble profesión de fe ante Poncio Pilato, te ordeno que guardes el mandamiento sin mancha ni reproche, hasta la manifestación de nuestro Señor Jesucristo, que, en el tiempo apropiado, mostrará el bienaventurado y único soberano, Rey de los reyes y Señor de los señores, el único que posee la inmortalidad, que habita una luz inaccesible a quien ningún hombre ha visto ni puede ver. A él honor y poder eterno. Amén.

Lucas 16, 19-31: Dijo Jesús a los fariseos: Había un hombre rico que vestía de púrpura y de lino y banqueteaba cada día. Y un mendigo llamado Lázaro estaba echado en su portal, cubierto de llagas y con gana de saciarse de lo que caía de la mesa del rico. Y hasta los perros venían y le lamían las llagas. Sucedió que se murió el mendigo y fue llevado por los ángeles al seno de Abrahán. Murió también el rico y fue enterrado. Y estando en el infierno, en medio de los tomentos, levantando los ojos, vio de lejos a Abrahán y a Lázaro en su seno, y gritando, dijo: “Padre Abrahán, ten piedad de mí y manda a Lázaro que moje en agua la punta del dedo y me refresque la lengua, porque me torturan esta llamas”. Pero Abrahán le dijo: “Hijo, recuerda que recibiste tus bienes en vida y Lázaro a su vez males: por eso ahora él es aquí consolado, mientras que tú eres atormentado. Y, además, entre nosotros y vosotros se abre un abismo inmenso, para que los que quieran cruzar, desde aquí hacia vosotros, no puedan hacerlo, ni tampoco pasar de ahí hasta nosotros”. Él dijo: “Te ruego, entonces, padre, que lo mandes a casa de mi padre, pues tengo cinco hermanos: que les dé testimonio de estas cosas, no sea que también ellos vengan a este lugar de tormento”. Abrahán le dice: “Tienen a Moisés y a los profetas: que los escuchen”. El rico le dice: “No, padre Abrahán. Pero si un muerto va a ellos, se arrepentirán”. Abrahán le dijo: “Si no escuchan a Moisés y a los profetas, no se convencerán ni aunque resucite un muerto”.

Lectura diaria de la Biblia

Viernes, 27 de Septiembre de 2019

28 de septiembre 2019 – sábado. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Todos estaban admirados por todas las cosas que hacía. Era el líder de ese momento. Entonces, dijo Jesús a sus discípulos: El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres. Jesús no podía engañarse. Él sabía. Y era tanto el miedo, que aquella tarde del jueves sudó sangre. Padre aleja de mí este cáliz; pero que se cumpla tu voluntad y esta es la diferencia. La cruz nos da miedo. Pero no hay redención sin derramamiento de sangre. No hay trabajo apostólico fecundo sin la cruz. Y se puede tal vez pensar: ¿a mí qué me sucederá? ¿Cómo será mi cruz? No lo sabemos, pero estará y debemos pedir la gracia de no huir de la cruz cuando llegue. Cierto, nos da miedo, pero el seguimiento de Jesús acaba precisamente allí (28-9-2013).

Entre la admiración general por lo que hacía, Jesús dijo a sus discípulos: Meteos bien en los oídos estas palabras: el Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres. Pero ellos no entendían este lenguaje; les resultaba tan oscuro que no captaban el sentido. Y les daba miedo preguntarle sobre el asunto.

Zacarías 2, 5-9.14-15c; Salmo: Jeremías 31, 10-13 . Lucas 9, 43b-45

Lectura diaria de la Biblia

Viernes, 27 de Septiembre de 2019

27 de septiembre 2019 – viernes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo? Jesús comienza a dar la catequesis sobre la verdadera identidad: el Hijo del hombre, es decir, el Mesías, debe sufrir mucho, ser rechazado por los ancianos, por los jefes de los sacerdotes y los escribas; y ser matado y resucitar. Solo el Domingo de Ramos permite que la gente diga, más o menos, su identidad; solo ahí, porque era el inicio del camino final. Y Jesús hace esto para preparar los corazones de los discípulos, los corazones de la gente para entender este misterio de Dios: es tanto el amor de Dios, es tan feo el pecado, que Él nos salva así, con esta identidad en la cruz (3-10-2014).

Una vez que Jesús estaba orando solo, lo acompañaban sus discípulos y les preguntó: ¿Quién dice la gente que soy yo?. Ellos contestaron: Unos que Juan el Bautista, otros que Elías, otros dicen que ha resucitado uno de los antiguos profetas. Él les preguntó: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?. Pedro respondió: El Mesías de Dios. Él les prohibió terminantemente decírselo a nadie, porque decía: El Hijo del hombre tiene que padecer mucho, ser desechado por los ancianos, sumos sacerdotes y escribas, ser ejecutado y resucitar al tercer día.

Ageo 2, 1-9-2, 9; Salmo 42, 1-4 . Lucas 9, 18-22

Lectura diaria de la Biblia

Jueves, 26 de Septiembre de 2019

26 de septiembre 2019 – jueves. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Herodes se interroga sobre quién es Jesús: “¿Quién es este? ¿De dónde viene? No se puede conocer a Jesús sin tener problemas. Si quieres tener un problema, ve por el camino que te lleva a conocer a Jesús. El catecismo nos enseña muchas cosas de Jesús y debemos estudiarlo. Así aprendemos que el Hijo de Dios vino para salvarnos y comprendemos, por la belleza de la historia de la salvación, el amor del Padre. Otro camino es el seguimiento, andar con Jesús, caminar con Él, recorrer sus caminos. No se puede conocer a Jesús sin involucrarse con Él, sin apostar la vida por Él: Leer lo que la Iglesia te dice de Él, hablar con Él en la oración y andar por su camino con Él (26-9-2013).

El tetrarca Herodes se enteró de lo que pasaba sobre Jesús y no sabía a qué atenerse, porque unos decían que Juan había resucitado de entre los muertos; otros, en cambio, que había aparecido Elías, y otros que había vuelto a la vida uno de los antiguos profetas. Herodes se decía: A Juan lo mandé decapitar yo. ¿Quién es este de quién oigo semejantes cosas?. Y tenía ganas de verlo.

Ageo 1, 1-8; Salmo 149, 1-6.9 . Lucas 9, 7-9

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 25 de Septiembre de 2019

25 de septiembre 2019 – miércoles. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Gratis lo habéis recibido, dadlo gratis (Mt 10,8), dice Jesús. En estas palabras está el secreto de la evangelización, que es comunicar el Evangelio en el estilo del Evangelio, que es la gratuidad: gratuidad sin negocios. Gratuidad. La alegría del don recibido por puro amor se comunica con amor. Gratuidad y amor. Solo quien ha experimentado esa alegría la puede comunicar; es más, no puede dejar de comunicarla (27-11-2014).

Habiendo convocado Jesús a los Doce, les dio poder y autoridad sobre toda clase de demonios y para curar enfermedades. Luego los envió a proclamar el reino de Dios y a curar a los enfermos, diciéndoles: No llevéis nada para el camino: ni bastón ni alforja, ni pan ni dinero; tampoco tengáis dos túnicas cada uno. Quedaos en la casa donde entréis, hasta que os vayáis de aquel sitio. Y si algunos no os reciben, al salir de aquel pueblo sacudíos el polvo de vuestros pies, como testimonio contra ellos. Se pusieron en camino y fueron de aldea en aldea, anunciando la Buena Noticia y curando en todas partes.

Esdras 9, 5-9; Salmo: Tobías 13, 2-4.6 . Lucas 9, 1-6

Lectura diaria de la Biblia

Martes, 24 de Septiembre de 2019

24 de septiembre 2019 – martes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Los vínculos familiares, en el seno de la experiencia de la fe y del amor de Dios, se transforman, se llenan de un sentido más grande y llegan a ser capaces de ir más allá de sí mismos, para crear una paternidad y una maternidad más amplias, y para acoger como hermanos y hermanas también a los que están al margen de todo vínculo. Un día, en respuesta a quien le dijo que fuera, estaban su madre y sus hermanos que lo buscaban, Jesús indicó a sus discípulos: Estos son mi madre y mis hermanos. El que cumple la voluntad de Dios, ese es mi hermano y mi hermana y mi madre (2-9-2015).

Vinieron a Jesús su madre y sus hermanos, pero con el gentío no lograban llegar hasta él. Entonces le avisaron: Tu madre y tus hermanos están fuera y quieren verte. Él respondió diciéndoles: Mi madre y mis hermanos son estos: los que escuchan la palabra de Dios y la cumplen.

Esdras 6, 7-8.12b.14-20; Salmo 121, 1-5 . Lucas 8, 19-21

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 23 de Septiembre de 2019

23 de septiembre 2019 – lunes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Jesús dice a sus discípulos: Vosotros sois la sal de la tierra… Vosotros sois la luz del mundo (Mt 5, 13.14). Esto nos maravilla un poco si pensamos en quienes tenía Jesús delante cuando decía estas palabras. ¿Quiénes eran esos discípulos? Eran pescadores, gente sencilla… Pero Jesús los mira con ojos de Dios, y su afirmación se comprende precisamente como consecuencia de las Bienaventuranzas. Él quiere decir: si sois pobre de espíritu, si sois mansos, si sois puros de corazón, si sois misericordiosos… seréis la sal de la tierra y la luz del mundo (9-2-2014).

Jesús dijo al gentío: Nadie que ha encendido una lámpara, la tapa con una vasija o la mete debajo de la cama, sino que la pone en el candelero para que los que entren vean la luz. Pues nada hay oculto que no llegue a descubrirse, ni nada secreto que no llegue a saberse y hacerse público. Mirad, pues, como oís, pues al que tiene se le dará y al que no tiene se le quitará hasta lo que cree tener.

Esdras 1, 1-6; Salmo 125, 1-6 . Lucas 8, 16-18

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 22 de Septiembre de 2019

22 de septiembre 2019 – domingo. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Jesús no está contra las riquezas en sí mismas, pero la religión no es una agencia de seguros. Además el apego al dinero divide: dos hermanos que se pelean por su herencia… En cuántas familias conocen que han peleado, pelean, no se saludan, se odian por una herencia. Ya no es más importante el amor de la familia, el amor de los hijos, de los hermanos, de los padres. No, es el dinero. Y esto destruye. Jesús es claro: Guardaos de toda clase de codicia, porque nos da esta seguridad que no es verdadera y te lleva a tener el corazón apegado, y al final terminar mal… Tres preguntas. ¿doy?, ¿cuánto doy?, ¿cómo doy? ¿Doy como da Jesús, con la caricia del amor, o doy como quien paga una tasa? Cuando ayudas a una persona, ¿la miras a los ojos? ¿le tocas la mano? Es la carne de Cristo, es tu hermano, tu hermana. (19-10-2015?.

Amós 8, 4-7: Escuchad esto, los que pisoteáis al pobre y elimináis a los humildes del país, diciendo: ¿Cuándo pasará la luna nueva para vender el grano, y el sábado para abrir los sacos de cereal –reduciendo el peso y aumentando el precio y modificando las balanzas con engaño- para comprar al indigente por plata y al pobre por un par de sandalias, para vender hasta el salvado del grano?. El Señor lo ha jurado por la gloria de Jacob: “No olvidaré jamás ninguna de sus acciones”.

Salmo 112, 1-8: Alabad al Señor, que alza al pobre.

1Timoteo 2, 1-8: Querido hermano: Ruego, lo primero de todo, que se hagan suplicas, oraciones, peticiones, acciones de gracias por toda la humanidad, por los reyes y por todos los constituidos en autoridad, para que podamos llevar una vida tranquila y sosegada, con toda piedad y respeto. Esto es bueno y agradable a los ojos de Dios nuestro Salvador, que quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad. Pues Dios es uno, y único también el mediador entre Dios y los hombres: el hombre Cristo Jesús, que se entregó en rescate por todos; este es el testimonio dado en su debido tiempo y para el que fui constituido heraldo y apóstol –digo la verdad, no miento-, maestro de las naciones en la fe y en la verdad. Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar, alzando unas manos limpias, sin ira ni divisiones.

Lucas 16, 1-13: Dijo Jesús a sus discípulos: Un hombre rico tenía un administrador a quien acusaron ante él de derrochar sus bienes. Entonces lo llamó y le dijo: “¿Qué es eso que estoy oyendo de ti? Dame cuenta de tu administración, porque en adelante no podrás seguir administrando”. El administrador se puso a decir para sí: “¿Qué voy a hacer, pues mi señor me quita la administración? Para cavar no tengo fuerzas; mendigar me da vergüenza. Ya sé lo que voy a hacer para que, cuando me echen de la administración, encuentre quien me reciba en su casa”. Fue llamando uno a uno a los deudores de su amo y dijo al primero: “¿Cuánto debes a mi amo?”. Éste respondió: “Cien barriles de aceite”. Él le dijo: “Toma tu recibo; aprisa, siéntate y escribe cincuenta”. Luego dijo a otro: “Y tú, ¿cuánto debes?”. Él respondió: “Cien fanegas de trigo”. Le dice: “Toma tu recibo y escribe ochenta”. Y el amo alabó al administrador injusto, porque había actuado con astucia. Ciertamente, los hijos de este mundo son más astutos con su propia gente que los hijos de la luz. Y yo os digo: Ganaos amigos con el dinero de iniquidad, para que cuando os falte, os reciban en las moradas eternas. El que es fiel en lo poco, también en lo mucho es fiel; el que es injusto en lo poco, también en lo mucho es injusto. Pues, si no fuisteis fieles en la riqueza injusta, ¿quién os confiará la verdadera? Si no fuisteis fieles en lo ajeno, ¿lo vuestro quien os lo dará? Ningún siervo puede servir a dos señores: porque, o bien aborrecerá a uno y amará al otro, o bien se dedicará al primero y no hará caso del segundo. No podéis servir a Dios y al dinero.

Lectura diaria de la Biblia

Sábado, 21 de Septiembre de 2019

21 de septiembre 2019 – sábado. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

FIESTA DE SAN MATEO, APÓSTOL Y EVANGELISTA

Papa Francisco: Para mí es un poco difícil entender como Mateo pudo oír la voz de Jesús: Sígueme. Pero sí sintió en su corazón la mirada de Jesús que le contemplaba. Y aquella mirada es también un rostro que le cambió la vida. Nosotros decimos: lo convirtió. En cuanto sintió en su corazón aquella mirada, él se levantó y le siguió. La mirada de Jesús nos levanta siempre; nos eleva, nunca nos deja ahí, nunca te abaja, nunca te humilla, te invita a alzarte. Jesús miraba a cada uno y cada uno se sentía mirado por Él. Todos nosotros en la vida hemos sentido esta mirada y no una, sino muchas veces. Tal vez en la persona de un sacerdote que nos enseñaba la doctrina y nos perdonaba los pecados, tal vez en la ayuda de personas amigas. Todos nosotros nos encontraremos ante esa mirada, esa mirada maravillosa: vayamos adelante en la vida, en la certeza de que Él nos mira y nos espera para mirarnos definitivamente: última mirada de Jesús (21-9-2013).

Al pasar vio Jesús a un hombre llamado Mateo, sentado al mostrador de los impuestos, y le dijo: Sígueme. Él se levantó y lo siguió. Y, estando en la casa, sentado a la mesa, muchos publicanos y pecadores, que habían acudido, se sentaron con Jesús y sus discípulos. Los fariseos, al verlo, preguntaron a los discípulos: ¿Cómo es que vuestro maestro come con publicanos y pecadores? Jesús lo oyó y dijo: No tienen necesidad de médico los sanos, sino los enfermos. Andad, aprended lo que significa “misericordia quiero y no sacrificios”: que no he venido a llamar a justos, sino a pecadores.

Efesios 4, 1-7.11-13; Salmo 18, 2-5 . Mateo 9, 9-13