Archivo de Noviembre de 2018

Lectura diaria de la Biblia

Viernes, 30 de Noviembre de 2018

30 de noviembre 2018 – viernes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

FIESTA DE SAN ANDRÉS, APÓSTOL

Papa Francisco: Los Apóstoles eran personas sencillas, no eran escribas ni doctores de la Ley. ¿Cómo pudieron, con sus limitaciones y combatidos por las autoridades, llenar Jerusalén con su enseñanza? Está claro que solo pueden explicar este hecho la presencia con ellos del Señor resucitado y la acción del Espíritu Santo. Su fe se basaba en una experiencia tan fuerte y personal de Cristo muerto y resucitado, que no tenían miedo de nada ni de nadie, e incluso veían las persecuciones como un motivo de honor que les permitía seguir las huellas de Jesús y asemejarse a Él, dando testimonio con la vida (14-4-2013).

Paseando Jesús junto al mar de Galilea, vio a dos hermanos, a Simón, llamado Pedro, y a Andrés, su hermano, que estaban echando la red en el mar, pues eran pescadores. Les dijo: Venid en pos de mí y os haré pescadores de hombres. Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron. Y, pasando adelante, vio a otros dos hermanos, a Santiago, hijo de Zebedeo, y a Juan, su hermano, que estaban en la barca repasando las redes con Zebedeo, su padre, y los llamó. Inmediatamente dejaron la barca y a su padre y lo siguieron.

Romanos 10, 9-18; Salmo 18, 2-5 . Mateo 4, 18-22

Lectura diaria de la Biblia

Jueves, 29 de Noviembre de 2018

29 de noviembre 2018 – jueves. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: (“Ha caído Babilonia, la que sembraba la corrupción en los corazones”. Apocalipsis de hoy) La corrupción es la forma de vivir en la blasfemia, la corrupción es una forma de blasfemia. Otra voz potente: “Salvación, gloria y poder son de nuestro Dios”. Es la voz poderosa de la adoración del pueblo de Dios que se salva y también del pueblo en camino, que todavía está en la tierra. El pueblo que se alegra cuando ve el final y la alegría de la victoria se hace adoración: belleza de la oración de adoración, delante del Tabernáculo: “Tú eres Dios. Yo soy un pobre hijo amado delante de ti” (24-11-2016).

Dijo Jesús a sus discípulos: Cuando veáis a Jerusalén sitiada por ejércitos, sabed que entonces está cerca su destrucción. Entonces, los que estén en Judea, que huyan a los montes; los que estén en medio de Jerusalén, que se alejen; los que estén en los campos, que no entren en ella; porque estos son “días de venganza” para que se cumpla todo lo que está escrito. ¡Ay de las que estén en cinta o criando en aquellos días! Porque habrá una gran calamidad en esta tierra y un castigo para este pueblo. “Caerán a filo de espada”, los llevarán cautivos “a todas las naciones”, y “Jerusalén será pisoteada por los gentiles”, hasta que alcancen su plenitud los tiempos de los gentiles. Habrá signos en el sol y la luna y las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, enloquecidas por el estruendo del mar y el oleaje, desfalleciendo los hombres por el miedo y la ansiedad ante lo que se le viene encima al mundo, pues las potencias del cielo serán sacudidas. Entonces verán al Hijo del hombre venir en una nube, con gran poder y gloria. Cuando empiece a suceder esto, levantaos, alzad la cabeza: se acerca vuestra liberación.

Apocalipsis 18, 1-2.21-23; 19, 1-3.9a; Salmo 99, 1-5 . Lucas 21, 20-28

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 28 de Noviembre de 2018

28 de noviembre 2018 – miércoles. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Las lecturas hablan a menudo de destrucción, de final, de calamidad. El Señor nos aconseja dos cosas. El cristiano es aquel que sabe vivir en el momento y sabe vivir en el tiempo. Tal vez nosotros podemos sentirnos dueños del momento. Pero el engaño es creernos dueños del tiempo. El tiempo no es nuestro. El tiempo es de Dios. Podemos llegar a ser soberanos del momento. Pero del tiempo existe solo un soberano: Jesucristo. Por ello el Señor nos aconseja: No os dejéis engañar. Muchos, en efecto, vendrán en mi nombre diciendo: Soy yo, y el tiempo está cerca. No vayáis detrás de ellos. No os dejéis engañar en la confusión. Que el señor nos dé la gracia de caminar con sabiduría. También esta es un don: la sabiduría que en el momento nos conduce a orar y a discernir; y en el tiempo, que es mensajero de Dios, nos hace vivir con esperanza.

Dijo Jesús a sus discípulos: Os echarán mano, os perseguirán, entregándoos a la sinagoga y a la cárcel, y os harán comparecer ante reyes y gobernadores, por causa de mi nombre. Esto os servirá de ocasión para dar testimonio. Por ello, meteos bien en la cabeza que no tenéis que preparar vuestra defensa, porque yo os daré palabras y sabiduría a las que no podrá hacer frente ni contradecir ningún adversario vuestro. Y hasta vuestros padres, y parientes, y hermanos, y amigos os entregarán, y matarán a alguno de vosotros, y todos os odiarán a causa de mí nombre. Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá; con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas.

Apocalipsis 15, 1-4; Salmo 97, 1-3.7-9 . Lucas 21, 12-19

Lectura diaria de la Biblia

Martes, 27 de Noviembre de 2018

27 de noviembre 2018 – martes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: La fidelidad al Señor no decepciona. También en el momento de nuestra muerte y del juicio de Dios, si hemos sido fieles, no tendremos miedo. Está la llamada del Señor a pensar seriamente en el final de cada uno de nosotros: cada uno de nosotros tendrá su final. No nos gusta pensar en estas cosas, pero es la verdad. Nos hará bien pensar: “¿Cómo será el día en el que estaré delante de Jesús?” Cuando Él me pregunte cómo ha estado mi corazón cuando ha caído la semilla: ¿como un camino o como las espinas? ¿Cómo he recibido la Palabra? ¿Con corazón abierto? ¿La he hecho brotar para el bien de todos o la he escondido? (22-11-2016).

Como algunos ponderaban la belleza del templo, de lo bellamente adornado que estaba con piedras de calidad y exvotos. Jesús les dijo: Esto que contempláis, llegarán días en que no quedará piedra sobre piedra que no sea destruida. Ellos le preguntaron: Maestro, ¿cuándo va a ser eso?, ¿y cuál será la señal de que todo eso está para suceder?. Él dijo: Mirad que nadie os engañe. Porque muchos vendrán en mi nombre, diciendo: “Yo soy”, o bien: “Está llegando el tiempo”; no vayáis tras ellos. Cuando oigáis noticias de guerras y de revoluciones, no tengáis pánico. Porque eso tiene que ocurrir primero, pero el fin no será enseguida. Entonces les decía: Se alzará pueblo contra pueblo y reino contra reino, habrá grandes terremotos, y en diversos países, hambres y pestes. Habrá también fenómenos espantosos y grandes signos en el cielo.

Apocalipsis 14. 14-19; Salmo 95, 10-13 . Lucas 21, 5-11

Lectura diaria de la Biblia

Martes, 27 de Noviembre de 2018

27 de noviembre 2018 – martes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: La fidelidad al Señor no decepciona. También en el momento de nuestra muerte y del juicio de Dios, si hemos sido fieles, no tendremos miedo. Está la llamada del Señor a pensar seriamente en el final de cada uno de nosotros: cada uno de nosotros tendrá su final. No nos gusta pensar en estas cosas, pero es la verdad. Nos hará bien pensar: “¿Cómo será el día en el que estaré delante de Jesús?” Cuando Él me pregunte cómo ha estado mi corazón cuando ha caído la semilla: ¿como un camino o como las espinas? ¿Cómo he recibido la Palabra? ¿Con corazón abierto? ¿La he hecho brotar para el bien de todos o la he escondido? (22-11-2016).

Como algunos ponderaban la belleza del templo, de lo bellamente adornado que estaba con piedras de calidad y exvotos. Jesús les dijo: Esto que contempláis, llegarán días en que no quedará piedra sobre piedra que no sea destruida. Ellos le preguntaron: Maestro, ¿cuándo va a ser eso?, ¿y cuál será la señal de que todo eso está para suceder?. Él dijo: Mirad que nadie os engañe. Porque muchos vendrán en mi nombre, diciendo: “Yo soy”, o bien: “Está llegando el tiempo”; no vayáis tras ellos. Cuando oigáis noticias de guerras y de revoluciones, no tengáis pánico. Porque eso tiene que ocurrir primero, pero el fin no será enseguida. Entonces les decía: Se alzará pueblo contra pueblo y reino contra reino, habrá grandes terremotos, y en diversos países, hambres y pestes. Habrá también fenómenos espantosos y grandes signos en el cielo.

Apocalipsis 14. 14-19; Salmo 95, 10-13 . Lucas 21, 5-11

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 26 de Noviembre de 2018

26 de noviembre 2018 – lunes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: La viuda fue al templo a adorar a Dios, a decir al Señor que está sobre todo y que ella le ama. Siente que debe realizar un gesto por el Señor y da todo lo que tenía para vivir. Es algo más que generosidad, es otra cosa. Elige bien: solo el Señor. Porque se olvida de sí misma. Podía decir: Pero, Señor, tú lo sabes, necesito de esto para el pan de hoy… Y esa moneda volvía al bolsillo. En cambio, eligió adorar al Señor hasta el final. Confiarse a la fidelidad del Señor: es una opción que también nosotros tenemos la oportunidad de hacer en nuestra vida cristiana. En la historia de la Iglesia, y también en nuestro tiempo, hay hombres, mujeres, ancianos y jóvenes que hacen esta elección. Nos alientan a dejar en el tesoro de la Iglesia todo lo que tenemos para vivir.

Jesús, alzando los ojos, vio a unos ricos que echaban donativos en el tesoro del templo; vio también una viuda pobre que echaba dos monedillas, y dijo: en verdad os digo que esa pobre viuda ha echado más que todos, porque todos esos han contribuido a los donativos con lo que les que les sobra, pero ella, que pasa necesidad, ha echado todo lo que tenía para vivir.

Apocalipsis 14, 1-3.4b-5; Salmo 23, 1-6 . Lucas 21, 1-4

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 25 de Noviembre de 2018

25 de noviembre 2018 - domingo. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

SOLEMNIDAD DE JESUCRISTO, REY DEL UNIVERSO

Papa Francisco: La solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo corona el año litúrgico. El Evangelio presenta la realeza de Jesús en el culmen de su obra de salvación, y lo hace de una manera sorprendente. El Mesías de Dios, el elegido, el Rey se muestra sin poder y sin gloria. Su realeza es paradójica: su trono es la cruz; su corona es de espinas; no tiene cetro, pero le ponen una caña en la mano; no viste suntuosamente, pero es privado de la túnica; no tiene anillos deslumbrantes en los dedos, pero sus manos están traspasadas por los clavos; no posee un tesoro, pero es vendido por treinta monedas. Verdaderamente el reino de Jesús no es de este mundo; pero justamente es aquí donde encontramos la redención y el perdón. Porque la grandeza de su reino no es el poder según el mundo, sino el amor de Dios, un amor capaz de alcanzar y restaurar todas las cosas. Por este amor Cristo se abajó hasta nosotros, vivió nuestra miseria humana, probó nuestra condición más ínfima: la injusticia, la traición, el abandono; experimentó la muerte, el sepulcro, los infiernos. De esta forma nuestro Rey fue incluso hasta los confines del Universo para abrazar y salvar a todo viviente. No nos ha condenado, ni siquiera conquistado, nunca ha violado nuestra libertad, sino que se ha abierto paso por medio del amor humilde que todo lo excusa, todo lo espera, todo lo soporta. Solo este amor ha vencido y sigue venciendo a nuestros grandes adversarios: el pecado, la muerte y el miedo (20-11-2016).

Daniel 7,13-14: Mientras miraba, en la visión nocturna vi venir en las nubes del cielo como un hijo de hombre, que se acercó al anciano y se presentó ante él. Le dieron poder real y dominio; todos los pueblos, naciones y lenguas lo respetarán. Su dominio es eterno y no pasa, su reino no tendrá fin.

Salmo 92, 1-2.5: El Señor reina, vestido de majestad.

Apocalipsis 1, 5-8: A Jesucristo, el testigo fiel, el primogénito de entre los muertos, el príncipe de los reyes de la tierra. Al que nos ama y nos ha liberado de nuestros pecados con su sangre, y nos ha hecho reino y sacerdotes para Dios, su Padre. A él, la gloria y el poder por los siglos de los siglos. Amén. ¡Mirad! Él viene entre las nubes. Todo ojo lo verá; también los que le traspasaron. Por él se lamentarán todos los pueblos de la tierra. Sí. Amén. Dice el Señor Dios: Yo soy el Alfa y la Omega, el que es, el que era y ha de venir, el Todopoderoso.

Juan 18, 33b-37: Pilato llamó a Jesús y le dijo: ¿Eres tú el rey de los judíos? Jesús le contestó: ¿Dices eso por tu cuenta o te lo la han dicho otros de mí?. Pilato replicó: ¿Acaso soy yo judío? Tu gente y los sumos sacerdotes te han entregado a mí: ¿Qué has hecho? Jesús le contestó: Mi reino no es de este mundo. Si mi reino fuera de este mundo, mi guardia habría luchado para que no cayera en manos de los judíos. Pero mi reino no es de aquí. Pilato le dijo: Entonces, ¿tú eres rey? Jesús le contestó: Tú lo dices: soy rey. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo; para dar testimonio de la verdad. Todo el que es de la verdad escucha mi voz.

Lectura diaria de la Biblia

Sábado, 24 de Noviembre de 2018

24 de noviembre 2018 – sábado. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Estamos llamados a ir al sepulcro (de Jesús) para ver que la gran piedra fue movida, para escuchar el anuncio: “Ha resucitado, no está aquí”. Allí está la respuesta. Allí está el fundamento, la roca. No en “discursos persuasivos de sabiduría”, sino en la palabra viviente de la cruz y la resurrección de Jesús. Esto es lo que predica en apóstol Pablo: Jesucristo crucificado y resucitado. Si Él no resucitó, nuestra fe es vana e inconsistente. Pero como Él resucitó, es más Él es la resurrección, entonces nuestra fe está llena de verdad y de vida eterna (3-11-2014).

Se acercaron a Jesús unos saduceos, los que dicen que no hay resurrección, y preguntaron a Jesús: Maestro, Moisés nos dejó escrito: “Si a uno se le muere su hermano, dejando mujer, pero sin hijos, que tome la mujer como esposa y dé descendencia a su hermano”. Pues bien, había siete hermanos: el primero se casó y murió sin hijos. Y el segundo y el tercero se casaron con ella, y así los siete, y murieron sin dejar hijos. Por último, también murió la mujer. Cuando llegue la resurrección, ¿de cuál de ellos será la mujer? Porque los siete la tuvieron como mujer. Jesús les dijo: En este mundo, los hombres se casan y las mujeres toman esposo, pero los que sean juzgados dignos de tomar parte del mundo futuro y en la resurrección de entre los muertos no se casarán ni ellas serán dadas en matrimonio. Pues ya no pueden morir, ya que son como ángeles y son hijos de Dios, porque son hijos de la resurrección. Y que los muertos resucitan, lo indicó el mismo Moisés en el episodio de la zarza, cuando llama al Señor “Dios de Abrahán, Dios de Isaac, Dios de Jacob”. No es Dios de muertos, sino de vivos: porque para él todos están vivos. Intervinieron unos escribas: Bien dicho, Maestro. Y no se atrevían a hacerle más preguntas.

Apocalipsis 11, 4-12; Salmo 143, 1-2.9-10 . Lucas 20, 27-40

Lectura diaria de la Biblia

Viernes, 23 de Noviembre de 2018

23 de noviembre 2018 – viernes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: El Evangelio de hoy nos presenta el episodio de la expulsión de los vendedores del templo. Jesús “hizo un látigo con cuerdas, los echó a todos del Templo, con ovejas y bueyes”, el dinero, todo. ¿Sabéis cuál es el látigo de Jesús para limpiar nuestra alma? La misericordia. Abrid el corazón a la misericordia de Jesús. ¿Le permito que haga limpieza de todos mis comportamientos contra Dios, contra el prójimo y contra nosotros mismos? Cada uno puede responder así mismo, en silencio, en su corazón. ¿Permito que Jesús haga un poco de limpieza en mi corazón? –Pero, Padre, tengo miedo de que me reprenda- No. Jesús no reprende jamás. Jesús hará limpieza con ternura, con misericordia, con amor. La misericordia es su modo de hacer limpieza (8-3-15).

Entró Jesús en el templo y se puso a echar a los vendedores, diciéndoles: Escrito está: “Mi casa es casa de oración”; pero vosotros la habéis hecho una “cueva de bandidos”. Todos los días enseñaba en el templo. Por su parte los sumos sacerdotes, los escribas y los principales del pueblo buscaban acabar con él, pero no sabían que hacer, porque todo el pueblo estaba pendiente de él, escuchándolo.

Apocalipsis 10, 8-11; Salmo 118, 14.24.72.103.111.131 . Lucas 19, 45-48

Lectura diaria de la Biblia

Jueves, 22 de Noviembre de 2018

22 de noviembre 2018 – jueves. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Jesús mira a su pueblo, mira la ciudad de Jerusalén: “¡Cuantas veces he querido reunir a tus hijos, como la clueca reúne a sus pollitos bajo las alas!” Alguno ha dicho que Dios se ha hecho hombre para poder llorar, llorar lo que habían hecho sus hijos. El llanto delante de la tumba de Lázaro es el llanto del amigo. Este es el llanto del Padre. El Padre (del hijo prodigo) continuamente subía a la terraza para mirar el camino y ver si el hijo volvía. Este es el llanto de Dios Padre. Y con este llanto el Padre recrea en su hijo toda la creación. Nos hará bien pensar que nuestro Padre Dios se ha hecho hombre para poder llorar y nos hará bien pensar que nuestro Padre Dios hoy llora por esta humanidad que no termina de entender la paz que Él nos ofrece, la paz del amor (27-10-2006).

Al acercarse Jesús a Jerusalén y ver la ciudad, lloró sobre ella, mientras decía: ¡Si reconocieras en este día lo que conduce a la paz! Pero ahora está escondido a tus ojos. Pues vendrán días sobre ti en que tus enemigos te rodearán de trincheras, te sitiarán, apretarán el cerco de todos lados, te arrasarán con tus hijos dentro, y no dejarán piedra sobre piedra. Porque no reconociste el tiempo de tu visita.

Apocalipsis 5, 1-10; Salmo 149, 1-6.9 . Lucas 19, 41-44