Archivo de Junio de 2017

Lectura diaria de la Biblia

Viernes, 30 de Junio de 2017

30 de junio 2017 – viernes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Sanar a un leproso era tan difícil como resucitar a un muerto. Y por eso eran marginados los leprosos. Sin embargo, Jesús tiende la mano al excluido y demuestra el valor fundamental de una palabra: “cercanía”… No se puede hacer comunidad sin cercanía. No se puede hacer paz sin acercarse, ni se puede hacer el bien sin acercarse. Jesús podía decirle: ¡Sánate! Pero no, se acercó y lo tocó. Y en el momento que Jesús tocó al impuro se convierte en puro… Cercanía es una bella palabra: ¿Sé acercarme?, ¿Tengo ánimo, fuerza, valentía para tocar a los marginados? (S. M. 26-6-15).

Al bajar Jesús del monte, lo siguió mucha gente. En esto, se le acercó un leproso, se arrodilló y le dijo: Señor, si quieres, puedes limpiarme. Extendió la mano y lo tocó diciendo: Quiero, queda limpio. Y enseguida quedó limpio de la lepra. Jesús le dijo: No se lo digas a nadie, pero ve a presentarte al sacerdote y entrega la ofrenda que mandó Moisés, para que le sirva de testimonio.

Gén 17, 1.9-10.15-22; Sal 127, 1-5 . Mateo 8, 1-4

Lectura diaria de la Biblia

Jueves, 29 de Junio de 2017

29 de junio 2017 – jueves. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

SOLEMNIDAD DE LOS APÓSTOLES SAN PEDRO Y SAN PABLO

Papa Francisco: La gloriosa herencia de Pedro y Pablo es una llamada a vivir las virtudes cristianas, de modo particular la fe y la caridad. La fe en Jesús: como Mesías e Hijo de Dios, que Pedro profesó primero y que Pablo anunció a la gente; y la caridad, que esta Iglesia está llamada a servir con horizonte universal (S.M. 29-6-15).

Al llegar a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: ¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?. Ellos contestaron: Unos que Juan Bautista, otros que Elías, otros que Jeremías o uno de los profetas. Él les preguntó: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?. Simón Pedro tomó la palabra y dijo: Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo. Jesús le respondió: ¡Bienaventurado tú, Simón, hijo de Jonás!, porque eso no te lo ha revelado ni la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Ahora yo te digo: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará. Te daré las llaves del reino de los cielos; lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos. Y les mandó a los discípulos que no dijesen a nadie que él era el Mesías.

Hch 12, 1-11; Sal 33, 2-9; 2Tim 4, 6-8.17-18 . Mateo 16, 13-19

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 28 de Junio de 2017

28 de junio 2017 – miércoles. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Decía Jesús que todo árbol bueno da frutos buenos y todo árbol malo da frutos malos (cf. Mt 7, 17). La gran familia humana es como un bosque, donde los árboles buenos aportan solidaridad, comunión, confianza, apoyo, seguridad, sobriedad feliz, amistad. La presencia de las familias numerosas es una esperanza para la sociedad. Y por ello es muy importante la presencia de los abuelos: una presencia preciosa tanto por la ayuda práctica como, sobre todo, por la colaboración educativa. Los abuelos custodian en sí los valores de un pueblo, de una familia, y ayudan a los padres a transmitirlos a los hijos. En el siglo pasado, en muchos países de Europa, fueron los abuelos quienes transmitieron la fe: ellos llevaban a escondidas al niño a recibir el Bautismo y transmitían la fe (28-12-2014).

Dijo Jesús a sus discípulos: Cuidado con los falsos profetas; se acercan con piel de oveja, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se cosechan uvas de las zarzas o higos de los cardos? Así, todo árbol sano da frutos buenos; pero el árbol dañado da frutos malos. Un árbol sano no puede dar frutos malos, ni un árbol dañado dar frutos buenos. El árbol que no da fruto bueno se tala y se echa al fuego. Es decir, que por sus frutos los conoceréis.

Gén 15, 1-12.17-18; Sal 104, 1-9 . Mateo 7, 15-20

Lectura diaria de la Biblia

Martes, 27 de Junio de 2017

27 de junio 2017 – martes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: La imagen de la puerta se repite muchas veces en el Evangelio y se refiere a la de la casa, del hogar doméstico, donde encontramos seguridad, amor, calor. Jesús nos dice que existe una puerta que nos hace entrar en la familia de Dios, de la comunión con Él. Esta puerta es Jesús mismo. Él es el paso hacia la salvación. El conduce al Padre. Y la puerta, que es Jesús, nunca está cerrada, está abierta siempre y a todos, sin distinción, sin exclusiones. Tal vez alguno de vosotros podrá decirme: “Pero, Padre, seguramente yo estoy excluido, porque soy un gran pecador…” ¡No, no estás excluido! Precisamente por esto eres el preferido (25-8-2013).

Dijo Jesús a sus discípulos: No deis lo santo a los perros, ni les echéis vuestras perlas a los cerdos; no sea que las pisoteen con sus patas y después se vuelvan para destrozaros. Así, pues, todo lo que deseáis que los demás hagan con vosotros, hacedlo vosotros con ellos; pues esta es la Ley y los profetas. Entrad por la puerta estrecha. Porque ancha es la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos entran por ellos. ¡Qué estrecha es la puerta y qué angosto el camino que lleva a la vida! Y pocos dan con ellos.

Gén 13, 2.5-18; Sal 14, 2-5 . Mateo 7, 6.12-14

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 26 de Junio de 2017

26 de junio 2017 – lunes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Lo esencial del Evangelio es la misericordia. Dios envió a su Hijo, Dios se hizo hombre para salvarnos, es decir para darnos su misericordia. Lo dice claramente Jesús al resumir su enseñanza para los discípulos: Sed misericordiosos, como vuestro Padre es misericordioso (Lc 6, 36). ¿Puede existir un cristiano que no sea misericordioso?. No. La misericordia supera todo muro, toda barrera, y te conduce a buscar siempre el rostro del hombre, de la persona. Y es la misericordia la que cambia el corazón y la vida, que puede regenerar a una persona y permitirle incorporarse de un modo nuevo en la sociedad (10-9-2014).

Dijo Jesús a sus discípulos: No juzguéis para que no seáis juzgados. Porque seréis juzgados como juzguéis vosotros, y la medida que uséis, la usarán con vosotros. ¿Por qué te fijas en la mota que tiene tu hermano en el ojo y no reparas en la viga que llevas en el tuyo? ¿Cómo puedes decirle a tu hermano: “Déjame que te saque le mota del ojo”, teniendo una viga en el tuyo? Hipócrita; sácate primero la viga del ojo; entonces verás claro y podrás sacar la mota del ojo de tu hermano.

Gén 12, 1-9; Sal 32, 12-13.18-22 . Mateo 7, 1-5

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 25 de Junio de 2017

25 de junio 2017 – domingo. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: El domingo libre del trabajo significa que la prioridad no la tiene lo económico sino lo humano, lo gratuito, las relaciones no comerciales sino familiares, amistosas, y para los creyentes la relación con Dios y con la comunidad. Quizá ha llegado la hora de preguntarnos si trabajar el domingo constituye una verdadera libertad. Porque el Dios de las sorpresas es el Dios que sorprende y rompe los esquemas para que lleguemos a ser más libres: Es el Dios de la libertad (5-7-2014).

Jeremías 20, 10-13: Dijo Jeremías: Oía el cuchicheo de la gente: “Pavor en torno”. Delatadlo, vamos a delatarlo, mis amigos acechaban mis traspiés. A ver si se deja seducir y lo violaremos, lo atraparemos y nos vengaremos de él. Pero el Señor está conmigo, como fuerte soldado; mis enemigos tropezarán y no podrán conmigo. Se avergonzarán de su fracaso con sonrojo eterno que no se olvidará. Señor del Universo, que examinas al justo y sondeas lo íntimo del corazón, que yo vea la venganza que tomas de ellos, porque a ti encomendé mi causa. Cantad al Señor, alabad al Señor, que libró la vida del pobre de manos de los impíos.

Salmo 68, 8-10.14.17.33-35: Que me escuche tu gran bondad, Señor.

Romanos 5, 12-15: Lo mismo que por un hombre entró el pecado en el mundo y por el pecado la muerte, y así la muerte pasó a todos los hombres porque todos pecaron. Porque, aunque antes de la ley había pecado en el mundo, el pecado no se imputaba porque no había ley. Pues a pesar de eso, la muerte reinó desde Adán hasta Moisés, incluso sobre los que no habían pecado con un delito como el de Adán, que era figura del que había de venir. Sin embargo, no hay proporción entre el delito y el don: si por la culpa de uno murieron todos, mucho más, la gracia otorgada por Dios, el don de la gracia que correspondía a un solo hombre, Jesucristo, sobró para la multitud.

Mateo 10, 26–33: Dijo Jesús a sus apóstoles: No tengáis miedo a los hombres, porque nada hay encubierto que no llegue a descubrirse; ni nada hay escondido que no llegue a saberse. Lo que os digo en la oscuridad, decidlo a la luz, y lo que os digo al oído pregonadlo desde la azotea. No tengáis miedo a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma. No; temed al que puede llevar a la perdición alma y cuerpo en la gehenna. ¿No se venden un par de gorriones por un céntimo? Y, sin embargo, ni uno solo cae al suelo sin que lo disponga vuestro Padre. Pues vosotros hasta los cabellos de la cabeza tenéis contados. Por eso, no tengáis miedo: valéis más vosotros que muchos gorriones. A quien se declare por mí ante los hombres, yo también me declararé por él ante mi Padre que está en los cielos. Y si uno me niega ante los hombres, yo también lo negaré ante mi Padre que está en los cielos.

Lectura diaria de la Biblia

Sábado, 24 de Junio de 2017

24 de Junio 2017 – sábado. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

SOLEMNIDAD DE LA NATIVIDAD DE SAN JUAN BAUTISTA

Papa Francisco: Juan es la voz, una voz sin palabras, porque la palabra no es él, es otro. Él es quien habla, pero no dice. La fiesta de san Juan está en los días más largos del año; los días que tienen más luz, porque en las tinieblas de aquel tiempo Juan era el hombre de la luz: no de una luz propia, sino de una luz reflejada. Como una luna. Y cuando Jesús empezó a predicar, la luz de Juan empezó a disiparse, a disminuir, a desvanecerse. Él mismo lo dice con claridad al hablar de su propia misión: Es necesario que Él crezca y yo mengue. Voz, no palabra; luz, pero no propia, Juan parece ser nadie, rebajarse (24-6-2003).

A Isabel se le cumplió el tiempo del parto y dio a luz un hijo. Se enteraron sus vecinos y parientes de que el Señor le había hecho una gran misericordia, y se alegraban con ella. A los ocho días vinieron a circuncidar al niño, y querían llamarlo Zacarías, como su padre; pero la madre intervino diciendo: ¡No! Se va a llamar Juan. Le dijeron: Ninguno de tus parientes se llama así. Entonces preguntaban por señas al padre como quería que se llamase. Él pidió una tablilla y escribió: Juan es su nombre. Todos se quedaron maravillados. Inmediatamente se le soltó la boca y la lengua, y empezó a hablar bendiciendo a Dios. Los vecinos quedaron sobrecogidos, y se comentaban todos estos hechos por toda la montaña de Judea. Y todos los que le oían reflexionaban diciendo: ¿Qué será este niño?. Porque la mano del Señor estaba con él. El niño iba creciendo, y se fortalecía en el espíritu, y vivía en lugares desiertos hasta los días de su manifestación a Israel.

Is 49, 1-6; Sal 138, 1-15; Hch 13, 22-26 . Lucas 1, 57-66.80

Lectura diaria de la Biblia

Viernes, 23 de Junio de 2017

23 de junio 2017 –viernes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

SOLEMNIDAD DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Papa Francisco: Aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis descanso para vuestras almas (Mt 11,28-29). El yugo de Jesús es yugo de amor y, por tanto, garantía de descanso. A veces nos pesa la soledad de nuestras fatigas, y estamos tan cargados del yugo que ya no nos acordamos de haberlo recibido del Señor. Nos parece solamente nuestro y, por tanto, nos arrastramos como bueyes cansados en el campo árido, abrumados por la sensación de haber trabajado en vano. Aprender de Jesús; mejor aún, aprender a ser como Jesús, manso y humilde; entrar en su mansedumbre y su humildad mediante la contemplación de su obra (23-9-2015).

Tomó la palabra Jesús y dijo: Te doy gracias, Padre, Señor de cielos y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a los pequeños. Sí, Padre, así te ha parecido bien. Todo me ha sido entregado por mi Padre, y nadie conoce al Hijo más que el Padre, y nadie conoce al Padre sino el Hijo y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar. Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera.

Dt 7, 6-11; Sal 102, 1-10; 1Jn 4, 7-16 . Mateo 11, 25-30

Lectura diaria de la Biblia

Jueves, 22 de Junio de 2017

22 de junio 2017 – jueves. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Todos nosotros tenemos fe, todos queremos ir adelante en la vida cristiana pero si no somos conscientes de nuestra debilidad terminaremos vencidos: “Señor sé que en mi debilidad nada puedo sin tu ayuda”. Solo podemos rezar bien, y decir “Padre” a Dios, si nuestro corazón está en paz con los demás, con los hermanos. Así la debilidad que nosotros tenemos, con la ayuda de Dios en la oración, se transforma en una fortaleza, porque el perdón es una gran fortaleza. Es necesario ser fuerte para perdonar, pero esta fortaleza es una gracia que nosotros debemos recibir del Señor porque somos débiles (S.M. 18-6-2015).

Dijo Jesús a sus discípulos: Cuando recéis, no uséis muchas palabras, como los gentiles, que se imaginan que por hablar mucho les harán caso. No seáis como ellos, pues vuestro Padre sabe lo que os hace falta antes que lo pidáis. Vosotros orad así: “Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo, danos hoy nuestro pan nuestro de cada día, perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal”. Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, también os perdonará vuestro Padre celestial, pero si no perdonáis a los hombres, tampoco vuestro Padre perdonará vuestras ofensas.

2Cor 11, 1-11; Sal 110, 1-4.7-8 . Mateo 6, 7-15

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 21 de Junio de 2017

21 de junio 2017 – miércoles. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Papa Francisco: Si tenéis mucha riqueza en el corazón -el celo, la caridad, la Palabra de Dios, el conocimiento de Dios- haced que esta riqueza llegue a los bolsillos. Y esta es una regla de oro. Cuando la fe no llega a los bolsillos, no es una fe genuina. San Pablo dice: “Vosotros sois ricos en muchas cosas, ahora, así, sedlo también en la generosidad (colecta)”. La pobreza cristiana es que yo doy de lo mío, también de lo necesario, al pobre, porque sé que él me enriquece. ¿Y por qué me enriquece el pobre? Porque Jesús ha dicho que Él mismo está en el pobre (S.M. 16-6-2015).

Dijo Jesús a sus discípulos: Cuidad de no practicar vuestra justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos, de lo contrario, no tenéis recompensa de vuestro Padre celestial. Por tanto, cuando hagas limosna, no mandes tocar la trompeta ante ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y por las calles para ser honrados por la gente; en verdad os digo que ya han recibido su recompensa. Tú, en cambio, cuando hagas limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha; así tu limosna quedará en secreto, y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará. Cuando oréis, no seáis como los hipócritas, a quienes les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas, para que los vean los hombres. En verdad os digo que ya han recibido su recompensa. Tú, en cambio, cuando ores, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre, que está en lo secreto, y tu Padre, que ve en lo secreto, te lo recompensará. Cuando ayunéis, no andéis cabizbajos, como los hipócritas, que desfiguran su rostro para hacer ver a los hombres que ayunan. En verdad os digo que ya han recibido su paga. Tú, en cambio, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara, para que tu ayuno lo note, no los hombres, sino tu Padre, que está en lo escondido; y tu Padre, que ve en lo escondido, te recompensará.

2Cor 9, 6-11; Sal 111, 1-4.9 . Mateo 6, 1-6.16-18