Archivo de Febrero de 2015

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 18 de Febrero de 2015

18 de Febrero 2015 – Miércoles. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Mundo: Cuaresma es tiempo de conversión. ¿Convertirse de qué y para qué? De la tristeza de una vida sin sentido al gozo de la fe, para ser feliz.

Fe: Cuando hagas limosna, reces o ayunes, hazlo en secreto, y tu padre, que ve en lo escondido te recompensará.

Dijo Jesús a sus discípulos: Cuidad de no practicar vuestra justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos, de lo contrario, no tendréis recompensa de vuestro Padre celestial. Por tanto, cuando hagas limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha; así tu limosna quedará en secreto, y tu Padre, que ve en secreto te lo pagará. Cuando vayas a rezar, entra en tu aposento, cierra la puerta y reza a tu Padre, que está en lo escondido, y tu Padre, que ve en lo escondido, te lo pagará. Cuando ayunéis, no andéis cabizbajos, como los hipócritas. Tú, en cambio, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara, para que tu ayuno lo note, no la gente, sino tu Padre, que está en lo escondido: y tu Padre, que ve en lo escondido, te recompensará.

Joel 2, 12-18; Salmo 50, 3-6.12-17; 2Corintios 5, 20-6, 2; Mateo 6, 1.3-4.6.16-18

Lectura diaria de la Biblia

Martes, 17 de Febrero de 2015

17 de Febrero 2015 – Martes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Mundo: ¡Cuidado con la levadura de los fariseos, y con la malicia de los que proclaman que Dios no existe!

Fe: Son infinitos los beneficios que Jesús y su Evangelio diario obran en sus discípulos: no se puede olvidar.

A los discípulos se les olvidó llevar pan, y no tenían más que un pan en la barca. Jesús les recomendó: Tened cuidado con la levadura de los fariseos y con la de Herodes. Ellos comentaban: Lo dice porque no tenemos pan. Dándose cuenta, les dijo Jesús: ¿Por qué comentáis que no tenéis pan? ¿No acabáis de entender? ¿Tan torpes sois? ¿Para qué os sirven los ojos si no veis, y los oídos si no oís? A ver, ¿cuántos cestos de sobras recogisteis cuando repartí cinco panes entre cinco mil? ¿Os acordáis?. Ellos contestaron: Doce. ¿Y cuántas canastas de sobras recogisteis cuando repartí siete entre cuatro mil?. Le respondieron: Siete. Él les dijo: ¿Y no acabáis de entender?.

Génesis 6, 5-8; 7,1-5.10; Salmo 28, 1-4.9-10; Marcos 8, 14-21

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 16 de Febrero de 2015

16 de Febrero 2015 – Lunes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Mundo: ¿Por qué esta generación reclama un signo? Para quien está abierto a la verdad, sobran signos de la presencia viva de Cristo.

Fe: El que sigue a Jesús tiene en su corazón la plena convicción de que sigue a Dios.

Se presentaron los fariseos y se pusieron a discutir con Jesús; para ponerlo a prueba, le pidieron un signo del cielo. Jesús dio un profundo suspiro y dijo: ¿Por qué esta generación reclama un signo? Os aseguro que no se le dará un signo a esta generación. Los dejó, se embarcó de nuevo y se fue a la otra orilla.

Génesis 4, 1-15.25; Salmo 49, 1.8.16-17.20-21; Marcos 8, 11-13

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 15 de Febrero de 2015

15 de Febrero 2015 – Domingo. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Mundo: Si quieren los alejados, Cristo puede dar respuesta a sus inquietudes y curar sus dolencias.

Fe: Hacedlo todo para gloria de Dios: lo dijo san Pablo y quieren cumplirlo los cristianos.

Levítico 13, 1-2.44-46: El Señor dijo a Moisés y a Aarón: Cuando alguno tenga una inflamación, una erupción o una mancha en la piel y se le produzca la lepra, será llevado ante el sacerdote Aarón o cualquiera de sus hijos sacerdotes. Se trata de un hombre con lepra, y es impuro. El sacerdote lo declarará impuro de lepra en la cabeza. El que haya sido declarado enfermo de lepra, andará harapiento y despeinado, con la barba rapada y gritando: ¡Impuro, impuro!. Mientras le dure la lepra, seguirá impuro: vivirá solo y tendrá su morada fuera del campamento.

Salmo 31, 1-2.5.11: Tú eres mi refugio; me rodeas de cantos de liberación.

1Corintios 10, 31-11, 1: Cuando comáis o bebáis o hagáis cualquier otra cosa, hacedlo todo para gloria de Dios. No deis motivo de escándalo a los judíos, ni a los griegos, ni a la iglesia de Dios. Por mi parte, yo procuro contentar en todo a todos, no buscando mi propio bien, sino el de ellos, para que todos se salven. Seguid mi ejemplo, como yo sigo el de Cristo.

Marcos 1, 40-45: Se acercó a Jesús un leproso, suplicándole de rodillas: Si quieres, puedes limpiarme. Sintiendo lástima, extendió la mano y lo tocó diciendo: Quiero: queda limpio. La lepra se le quitó inmediatamente y quedó limpio. Él lo despidió, encargándole severamente: No se lo digas a nadie; pero, para que conste, ve a presentarte al sacerdote y ofrece por tu purificación lo que mandó Moisés. Pero cuando se fue, empezó a divulgar el hecho con grandes ponderaciones, de modo que Jesús ya no podía entrar abiertamente en ningún pueblo; se quedaba fuera, en descampados; y aun así acudían a él de todas partes.

Lectura diaria de la Biblia

Sábado, 14 de Febrero de 2015

14 de Febrero 2015 – Sábado. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Mundo: San Juan Pablo II, desde Santiago de Compostela, le pedía a Europa: Sé tú misma, no renuncies jamás a tus raíces e historia cristiana.

Fe: Paz a esta casa: la casa grande de Europa, la de cada familia y la personal del corazón.

Designó el Señor otros setenta y dos y los mandó por delante, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares a donde pensaba ir él. Y les decía: La mies es abundante y los obreros pocos; rogad, pues, al dueño de la mies que mande obreros a su mies. ¡Poneos en camino! Mirad que os mando como corderos en medio de lobos. No llevéis talega, ni alforja, ni sandalias; y no os detengáis a saludar a nadie por el camino. Cuando entréis en una casa, decid primero: “Paz a esta casa”. Y, si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos vuestra paz; si no, volverá a vosotros. Quedaos en la misma casa, comed y bebed de lo que tengan, porque el obrero merece su salario. No andéis cambiando de casa. Si entráis en un pueblo y os reciben bien, comed lo que os pongan, curad a los enfermos que haya, y decid: “Está cerca de vosotros el reino de Dios”.

Hechos de los Apóstoles 13, 46-49; Salmo 116, 1-2; Lucas 10, 1-9

Lectura diaria de la Biblia

Viernes, 13 de Febrero de 2015

13 de Febrero 2015 – Viernes

Mundo: Huir de los que hacen mal es razonable, huir de Cristo sólo es posible cuando no se conoce su amor y misericordia.

Fe: La propia experiencia hace exclamar al cristiano: Jesús todo lo hace bien.

Dejó Jesús el territorio de Tiro, pasó por Sidón, camino del lago de Galilea, atravesando la Decápolis. Y le presentaron un sordo que, además, apenas podía hablar; y le piden que le imponga las manos. Él, apartándolo de la gente a un lado, le metió los dedos en los oídos y con la saliva le tocó la lengua. Y mirando al cielo, suspiró y le dijo: Effetá, esto es: Ábrete. Y al momento se le abrieron los oídos, se le soltó la traba de la lengua y hablaba sin dificultad. Él les mandó que no lo dijeran a nadie; pero, cuanto más se lo mandaba, con más insistencia lo proclamaban ellos. Y en el colmo del asombro decían: Todo lo ha hecho bien; hace oír a los sordos y hablar a los mudos.

Génesis 3, 1-8; Salmo 31, 1-7; Marcos 7, 31-37

Lectura diaria de la Biblia

Jueves, 12 de Febrero de 2015

12 de Febrero 2015 – Jueves. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Mundo: El mundo no conoce la humildad y la perseverancia en la oración: por eso muchos se quedan sin la necesaria ayuda de Cristo.

Fe: La fe en el poder de Jesús hace milagros en quienes acuden a él.

Jesús fue a la región de Tiro. Se alojó en una casa, procurando pasar desapercibido, pero no lo consiguió; una mujer que tenía una hija poseída por un espíritu impuro se enteró enseguida, fue a buscarlo y se le echó a los pies. La mujer era griega, una fenicia de Siria, y le rogaba que echase el demonio de su hija. Él le dijo: Deja que coman primero los hijos. No está bien echarles a los perros el pan de los hijos. Pero ella replicó: Tienes razón, Señor; pero también los perros, debajo de la mesa, comen las migajas que tiran los niños. Él le contestó: Anda, vete, que, por eso que has dicho, el demonio ha salido de tu hija. Al llegar a su casa, se encontró a la niña echada en la cama; el demonio se había marchado.

Génesis 2, 18-25; Salmo 127, 1-5; Marcos 7, 24-30

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 11 de Febrero de 2015

11 de Febrero 2015 – Miércoles. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Mundo: Cristo no trajo al mundo solo cruz y dolor: vino a dar sentido al dolor y a salvar.

Fe: Haced lo que él diga. En Caná Jesús comenzó sus signos, manifestó su gloria y creció la fe de sus discípulos en él.

Había una boda en Caná de Galilea y la madre de Jesús estaba allí; Jesús y sus discípulos estaban también invitados a la boda. Faltó el vino y la madre de Jesús le dijo: No les queda vino. Jesús le contestó: Mujer, déjame, todavía no ha llegado mi hora. Su madre dijo a los sirvientes: Haced lo que él diga. Había allí colocadas seis tinajas de piedra, para las purificaciones de los judíos, de unos cien litros cada una. Jesús les dijo: Llenad las tinajas de agua. Y las llenaron hasta arriba. Entonces les mandó: Sacad ahora y llevádselo al mayordomo. Ellos se lo llevaron. El mayordomo probó el agua convertida en vino sin saber de donde venía (los sirvientes sí lo sabían, pues habían sacado el agua), y entonces llamó al novio y le dijo: Todo el mundo pone primero el vino bueno y cuando ya están bebidos el peor; tú en cambio has guardado el vino bueno hasta ahora. Así, en Caná de Galilea Jesús comenzó sus signos, manifestó su gloria y creció la fe de sus discípulos en él.

Isaías 66, 10-14c; Salmo Judit 13, 18-19; Juan 2, 1-11

Lectura diaria de la Biblia

Martes, 10 de Febrero de 2015

10 de Febrero 2015 – Martes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Mundo: Cristo no rechazó al fariseo que lo buscó, aunque fuera de noche.

Fe: El que sigue a Jesús, lo honra con los labios, con el corazón y con la vida.

Se acercó a Jesús un grupo de fariseos con algunos escribas de Jerusalén, y vieron que algunos discípulos comían con manos impuras, es decir, sin lavarse las manos. (Los fariseos, como los demás judíos, no comen sin lavarse antes las manos, restregando bien, aferrándose a la tradición de sus mayores, y, al volver de la plaza, no comen sin lavarse antes, y se aferran a otras muchas tradiciones, de lavar vasos, jarras y ollas). Según eso, los fariseos y los escribas preguntaron a Jesús: ¿Por qué comen tus discípulos con manos impuras y no siguen la tradición de los mayores?. Él les contestó: Bien profetizó Isaías de vosotros, hipócritas, como está escrito: “Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. El culto que me dan está vacío, porque la doctrina que enseñan son preceptos humanos”. Dejáis a un lado el mandamiento de Dios para aferraros a la tradición de los hombres. Y añadió: Anuláis el mandamiento de Dios por mantener vuestra tradición. Moisés dijo: “Honra a tu padre y a tu madre” y “el que maldiga a su padre o a su madre tiene pena de muerte”; en cambió, vosotros decís: Si uno le dice a su padre o a su madre: “Los bienes con que podría ayudarte los ofrezco al templo”, ya no le permitís hacer nada por su padre o por su madre, invalidando la palabra de Dios con esa tradición que os transmitís; y como éstas hacéis muchas.

Génesis 1, 20-2, 4a; Salmo 8, 4-9; Marcos 7, 1-13

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 9 de Febrero de 2015

9 de Febrero 2015 – Lunes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Mundo: Siempre ha habido sufrimiento: si no se tiene a Cristo, tampoco tiene sentido sufrir sin remedio.

Fe: Todo el mundo busca a Jesús, porque sólo en él está la salvación.

Jesús y sus discípulos, terminada la travesía, tocaron tierra en Genesaret y atracaron. Apenas desembarcados, algunos lo reconocieron, y se pusieron a recorrer toda la comarca; cuando se enteraba la gente donde estaba Jesús, le llevaban los enfermos en camillas. En la aldea o pueblo o caserío donde llegaba, colocaban a los enfermos en la plaza y le rogaban que les dejase tocar al menos el borde de su manto; y los que lo tocaban se ponían sanos.

Génesis 1, 1-19; Salmo 103, 1-6, 10-12.24.35; Marcos 6, 53-56