Archivo de Abril de 2014

Lectura diaria de la Biblia

Sábado, 26 de Abril de 2014

2 de Mayo 2014 – Viernes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre. 

 

Mundo: ¿Con qué compraremos panes para que coman éstos? Cristo no es indiferente a las necesidades humanas: para todo lo bueno tiene la palabra y el gesto oportuno.

 

Fe: Este si que es el profeta que tenía que venir al mundo. Jesús alimenta el alma y se preocupa de lo necesario para nuestro cuerpo.

Juan 6, 1-15: Jesús se marchó a la otra parte del lago de Galilea (o de Tiberíades). Lo seguía mucha gente, porque habían visto los signos que hacía con los enfermos. Subió Jesús entonces a la montaña y se sentó allí con sus discípulos. Estaba cerca la pascua, la fiesta de los judíos. Jesús entonces levantó los ojos, y al ver que acudía mucha gente dijo a Felipe: ¿Con qué compraremos panes para que coman estos? (lo decía para tantearlo, pues bien sabía él lo que iba a hacer). Felipe le contestó: Doscientos denarios de pan no bastan para que a cada uno le toque un pedazo. Uno de sus discípulos, Andrés, el hermano de Simón Pedro, le dijo: Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes de cebada y un par de peces; pero, ¿qué es eso para tantos?. Jesús dijo: Decid a la gente que se siente en el suelo. Había mucha hierba en aquel sitio. Se sentaron; sólo los hombres eran unos cinco mil. Jesús tomó los panes, dijo la acción de gracias y lo repartió a los que estaban sentados, lo mismo todo lo que quisieron del pescado. Cuando se saciaron, dice a sus discípulos: Recoged los pedazos que han sobrado; que nada se desperdicie. Los recogieron y llenaron doce canastas con los pedazos de los cinco panes de cebada que sobraron a los que habían comido. La gente entonces, al ver el signo que había hecho, decía: Este si que es el profeta que tenía que venir al mundo. Jesús entonces, sabiendo que iban a llevárselo para proclamarlo rey, se retiró otra vez a la montaña, él solo.

Hechos de los Apóstoles 5, 34-42 Salmo 26, 1.4.13-14

Lectura diaria de la Biblia

Sábado, 26 de Abril de 2014

1 de Mayo 2014 – Jueves. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre. 

Mundo: ¿No es su Madre María? Razón de más para conocer la importancia del hijo de la mujer más grande de la historia. Antes, y siempre, Cristo es el Hijo de Dios.

Fe: Sólo en su tierra y en su casa desprecian a un profeta: ese desprecio de sus paisanos a Jesús, se convierte en admiración para sus discípulos.

Mateo 13, 54-58: Fue Jesús a su ciudad y se puso a enseñar en la sinagoga. La gente decía admirada: ¿De dónde saca este esa sabiduría y esos milagros? ¿No es el hijo del carpintero? ¿No es su madre María y sus hermanos Santiago, José, Simón y Judas? ¿No viven aquí todas sus hermanas? Entonces, ¿De dónde saca todo eso? Y aquello les resultaba escandaloso, Jesús les dijo: Sólo en su tierra y en su casa desprecian a un profeta. Y no hizo allí muchos milagros, porque les faltaba fe.

Colosenses 3, 14-15.17.23-24 Salmo 89, 2-16

Lectura diaria de la Biblia

Sábado, 26 de Abril de 2014

30 de Abril 2014 – Miércoles. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Mundo: Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único para que no perezca ninguno de los que creen en él.

Fe: El que realiza la verdad se acerca a la luz, para que se vea que sus obras están hechas según Dios.

Juan 3, 16-21: Dijo Jesús a Nicodemo: Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único para que no perezca ninguno de los que creen en él, sino que tengan vida eterna. Porque Dios no mandó su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él. El que cree en él no será juzgado; el que no cree ya está juzgado, porque no ha creído en el nombre del Hijo único de Dios. El juicio consiste en esto: que la luz vino al mundo, y los hombres prefirieron la tiniebla a la luz, porque sus obras eran malas. Pues todo el que obra perversamente detesta la luz y no se acerca a la luz, para no verse acusado por sus obras. En cambio, el que realiza la verdad se acerca a la luz, para que se vea que sus obras están hechas según Dios.

Hechos de los Apóstoles 5, 17-26 Salmo 33, 2-9

Lectura diaria de la Biblia

Sábado, 26 de Abril de 2014

29 de Abril 2014 – Martes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Mundo: Dios ha escondido la grandeza de la fe a los sabios y entendidos: la razón ha de ceder ante la fe.

Fe: Te doy gracias, Padre, porque has revelado estas cosas a la gente sencilla, como la virgen dominica Catalina de Siena.

Mateo 11, 25-30: Exclamó Jesús: Te doy gracias, Padre, Señor de cielo y tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla. Sí, Padre, así te ha parecido mejor. Todo me lo ha entregado mi Padre, y nadie conoce al Hijo más que el Padre, y nadie conoce al Padre sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar. Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Cargad con mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis vuestro descanso. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera.   

1ª de Juan 1, 5-2, 2 Salmo 102, 1-4, 8-9, 13-18

Sábado, 26 de Abril de 2014

28 de Abril 2014 – Lunes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre. 

Mundo: ¡Qué bien les haría a los ateos tener la curiosidad de Nicodemo, aunque fuera de noche!

Fe: El nuevo nacimiento se realiza en el cristiano por medio del bautismo; entrada en el reino de Dios.

Juan 3, 1-8: Había un fariseo llamado Nicodemo, jefe judío. Éste fue a ver a Jesús de noche y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de parte de Dios, como maestro; porque nadie puede hacer los signos que tú haces si Dios no está con él. Jesús le contestó: Te lo aseguro, el que no nazca de nuevo no puede ver el reino de Dios. Nicodemo le pregunta: ¿Cómo puede nacer un hombre, siendo viejo? ¿Acaso puede por segunda vez entrar en el vientre de su madre y nacer? Jesús le contestó: Te lo aseguro, el que no nazca de agua y de espíritu no puede entrar en el reino de Dios. Lo que nace de la carne es carne, lo que nace del espíritu es espíritu. No te extrañes de que te haya dicho: “Tenéis que nacer de nuevo”; el viento sopla donde quiere y oyes su ruido, pero no sabes de donde viene y a donde va. Así es todo el que ha nacido del espíritu.

Hechos de los Apóstoles 4, 23-31 Salmo 2, 1-9

Lectura diaria de la Biblia

Sábado, 26 de Abril de 2014

28 de Abril 2014 – Lunes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre. 

Mundo: ¡Qué bien les haría a los ateos tener la curiosidad de Nicodemo, aunque fuera de noche!

Fe: El nuevo nacimiento se realiza en el cristiano por medio del bautismo; entrada en el reino de Dios.

Juan 3, 1-8: Había un fariseo llamado Nicodemo, jefe judío. Éste fue a ver a Jesús de noche y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de parte de Dios, como maestro; porque nadie puede hacer los signos que tú haces si Dios no está con él. Jesús le contestó: Te lo aseguro, el que no nazca de nuevo no puede ver el reino de Dios. Nicodemo le pregunta: ¿Cómo puede nacer un hombre, siendo viejo? ¿Acaso puede por segunda vez entrar en el vientre de su madre y nacer? Jesús le contestó: Te lo aseguro, el que no nazca de agua y de espíritu no puede entrar en el reino de Dios. Lo que nace de la carne es carne, lo que nace del espíritu es espíritu. No te extrañes de que te haya dicho: “Tenéis que nacer de nuevo”; el viento sopla donde quiere y oyes su ruido, pero no sabes de donde viene y a donde va. Así es todo el que ha nacido del espíritu.

Hechos de los Apóstoles 4, 23-31 Salmo 2, 1-9

Lectura diaria de la Biblia

Sábado, 26 de Abril de 2014

27 de Abril 2014 – Domingo. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

 

Domingo de la Divina Misericordia

Mundo: La incredulidad de Tomás puede servir a los alejados para convencerles de que Cristo está vivo.

Fe: Dichosos los que crean sin haber visto.

Hechos de los Apóstoles 2, 42-47: Los hermanos eran constantes en escuchar la enseñanza de los apóstoles, en la vida común, en la fracción del pan y en las oraciones. Todo el mundo estaba impresionado por los muchos prodigios y signos que los apóstoles hacían en Jerusalén. Los creyentes vivían todos unidos y lo tenían todo en común; vendían posesiones y bienes y lo repartían entre todos, según la necesidad de cado uno. A diario acudían al templo todos unidos, celebraban la fracción del pan en las casas y comían juntos alabando a Dios con alegría y de todo corazón; eran bien vistos de todo el pueblo y día tras día el Señor iba agregando al grupo los que se iban salvando.

Sal 117, 2-4.13-15.22-24: Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia.

1ª de Pedro 1, 3-9: Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que en su gran misericordia, por la resurrección de Jesucristo de entre los muertos, nos ha hecho nacer de nuevo para una esperanza viva, para una herencia incorruptible, pura, imperecedera, que os está reservada en el cielo. La fuerza de Dios os custodia en la fe para la salvación que aguarda a manifestarse en el momento final. Alegraos de ello, aunque de momento tengáis que sufrir un poco, en pruebas diversas: así la comprobación de vuestra fe –de más precio que el oro que, aunque perecedero, lo aquilatan a fuego- llegará a ser alabanza y gloria y honor cuando se manifieste Jesucristo nuestro Señor. No habéis visto a Jesucristo, y lo amáis; no lo veis, y creéis en él; y os alegráis con un gozo inefable y transfigurado, alcanzando así la meta de vuestra fe: vuestra propia salvación.

 Juan 20, 19-31: Al anochecer de aquel día, el primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puestas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo: Paz a vosotros. Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió: Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo. Y, dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: Recibid el Espíritu Santo; a quien les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos. Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. Y los otros discípulos le decían: Hemos visto al Señor. Pero él les contestó: Si no veo en sus manos la señal de los clavos, si no meto el dedo en el agujero de los clavos y no meto la mano en su costado, no lo creo. A los ocho días, estaban otra vez dentro los discípulos y Tomás con ellos. Llegó Jesús, estando cerradas las puertas, se puso en medio y dijo: Paz a vosotros. Luego dijo a Tomás: Trae tu dedo, aquí tienes mis manos; trae tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente. Contestó Tomás: ¡Señor mío y Dios mío!. Jesús le dijo: ¿Porque me has visto has creído? Dichosos los que crean sin haber visto. Muchos otros signos que no están escritos en este libro, hizo Jesús a la vista de los discípulos. Éstos se han escrito para que creáis que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y para que, creyendo, tengáis vida en su nombre.

 

 

Lectura diaria de la Biblia

Viernes, 25 de Abril de 2014

26 de Abril de 2014 - Sábado. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre. 

Mundo: Toda la creación está invitada a oír el Evangelio, pero mucho más los hombres y mujeres. ¿Hay algo más importante que hacer?

Fe: Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación: de palabra y con el testimonio de vida.

Marcos 16, 9-15: Jesús, resucitado al amanecer del primer día de la semana, se apareció primero a María Magdalena, de la que había echado siete demonios. Ella fue a anunciárselo a sus compañeros, que estaban de duelo y llorando. Ellos, al oírle decir que estaba vivo y que lo había visto, no la creyeron. Después se apareció en figura de otro a dos de ellos que iban caminando a una finca. También ellos fueron a anunciarlo a los demás, pero no los creyeron. Por último, se apareció Jesús a los Once, cuando estaban a la mesa, y les echó en cara su incredulidad y dureza de corazón, porque no habían creído a los que lo habían visto resucitado. Y les dijo: Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación.

Hechos de los Apóstoles 4, 13-21 Sal 117, 1.14-21

Lectura diaria de la Biblia

Jueves, 24 de Abril de 2014

25 de abril 2014 – Viernes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre. 

Mundo: Echad la red a la derecha… un carpintero, dando lecciones de pesca a pescadores, y acierta: para todo hombre tiene Cristo una respuesta.

Fe: ¡Es el Señor!: ese es el grito gozoso del cristiano cuando es consciente de que en su vida está vivo Jesús.

Juan 21, 1.3b-12: Jesús se apareció otra vez a los discípulos junto al lago de Tiberiádes.  Se apareció embarcaron; y aquella noche no pescaron nada. Estaba ya amaneciendo, cuando Jesús se presentó en la orilla; pero los discípulos no sabían que era Jesús. Jesús les dice: Muchachos, ¿tenéis pescado?. Ellos contestaron: No. Él les dice: Echad la red a la derecha de la barca y encontraréis. La echaron, y no tenían fuerzas para sacarla, por la multitud de peces. Y aquel discípulo que Jesús tanto quería le dice a Pedro: Es el Señor. Al oír que era el Señor, Simón Pedro, que estaba desnudo, se ató la túnica y se echó al agua. Los demás discípulos se acercaron en la barca, porque no distaban de tierra más que unos cien metros, remolcando la red con los peces. Al saltar a tierra, ven unas brasas con un pescado puesto encima y pan. Jesús les dice: Traed de los peces que acabáis de pescar. Simón Pedro subió a la barca y arrastró hasta la orilla la red repleta de peces grandes: Ciento cincuenta y tres. Y aunque eran tantos, no se rompió la red. Jesús les dice: Vamos, almorzad. Ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle quien era, porque sabían bien que era el Señor.

Hechos de los Apóstoles 4, 1-12 Salmo 117, 1-4.22-27

Lectura diaria de la Biblia

Jueves, 24 de Abril de 2014

24 de Abril 2014 – Jueves. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre. 

Mundo: ¿Por qué surgen dudas en vuestro interior? Después de leer la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo, quedan pocas dudas de su amor.

Fe: Todo lo escrito en la Ley de Moisés y los profetas y salmos acerca de mí tenía que cumplirse: y Jesús aceptó la voluntad del Padre.

Lucas 24, 35-48: Contaban los discípulos lo que les había pasado por el camino y como habían reconocido a Jesús al partir el pan. Estaban hablando de estas cosas, cuando se presenta Jesús en medio de ellos y les dice: Paz a vosotros. Llenos de miedo por la sorpresa, creían ver un fantasma. Él les dijo: ¿Por qué os alarmáis?, ¿por qué surgen dudas en vuestro interior? Mirad mis manos y mis pies: Soy yo en persona. Palpadme y daos cuenta de que un fantasma no tiene carne y huesos, como veis que yo tengo. Dicho esto, les mostró las manos y los pies. Y como no acababan de creer por la alegría, y seguían atónitos, les dijo: ¿Tenéis ahí algo de comer?. Ellos le ofrecieron un trozo de pez asado. Él lo tomó y comió delante de ellos. Y les dijo: Esto es lo que os decía mientras estaba con vosotros: Que todo lo escrito en la ley de Moisés y en los profetas y salmos acerca de mí tenía que cumplirse. Entonces les abrió el entendimiento para comprender las escrituras. Y añadió: Así estaba escrito: El Mesías padecerá, resucitará de entre los muertos al tercer día y en su nombre se predicará la conversión y el perdón de los pecados a todos los pueblos, comenzando por Jerusalén. Vosotros sois testigos de esto.

Hechos de los Apóstoles 3, 11-26 Salmo 8, 2-9