Archivo de Febrero de 2013

Lectura de la Biblia

Jueves, 28 de Febrero de 2013

28 de Febrero 2013 – Jueves. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

 

Mundo: La vida no acaba aquí, aunque se empeñe el mundo. ¡Lástima si solo al final se encuentran con la realidad de la trascendencia!

Fe: Las injusticias y desigualdades de este mundo necesitan que la justicia divina premie a los oprimidos y castigue a los opresores.

Dijo Jesús a los fariseos: Había un hombre rico que se vestía de púrpura y de lino y banqueteaba espléndidamente cada día. Y un mendigo llamado Lázaro estaba echado en su portal, cubierto de llagas, y con ganas de saciarse de lo que tiraban de la mesa del rico. Y hasta los perros se le acercaban a lamerle las llagas. Sucedió que se murió el mendigo, y los ángeles lo llevaron al seno de Abrahán. Se murió también el rico, y lo enterraron. Y, estando en el infierno, en medio de los tormentos, levantando los ojos, vio de lejos a Abrahán, y a Lázaro en su seno, y gritó: “Padre Abrahán, ten piedad de mí y manda a Lázaro que moje en agua la punta del dedo y me refresque la lengua, porque me torturan estas llamas”. Pero Abrahán le contestó: “Hijo, recuerda que recibiste tus bienes en vida, y Lázaro, a su vez, males: por eso encuentra aquí consuelo, mientras que tú padeces”. El rico insistió: “Te ruego, entonces, padre, que mandes a Lázaro a casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos, para que, con su testimonio, evite que vengan también ellos a este lugar de tormento”. Abrahán le dice: “Tienen a Moisés y a los profetas; que los escuchen”. El rico contestó: “No, padre Abrahán. Pero si un muerto va a verlos,  se arrepentirán”. Abrahán le dijo: “Si no escuchan a Moisés y a los profetas, no harán caso ni aunque resucite un muerto”.

Jer 17, 5-10; Sal 1, 1-6 . Lucas 16, 19-25.27-31

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 27 de Febrero de 2013

27 de Febrero 2013 – Miércoles. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Mundo: Los apóstoles manifiestan aquí su “hombre viejo” de ambiciones y envidias: como el mundo. ¿Será un sentimiento pasajero?

Fe: Renovados por tu Espíritu, los apóstoles serán los que sirvan al mundo y den su vida por el Maestro y su Iglesia.

Mientras iba subiendo Jesús a Jerusalén, tomando aparte a los doce, les dijo por el camino: Mirad, estamos subiendo a Jerusalén,  y el Hijo del hombre va a ser entregado a los sumos sacerdotes y a los escribas, y lo condenarán a muerte y lo entregarán a los gentiles, para que se burlen de él, lo azoten y lo crucifiquen; y al tercer día resucitará. Entonces se le acercó la madre de los Cebedeos con sus hijos y se postró para hacerle una petición. Él le preguntó: ¿Qué deseas? Ella contestó: Ordena que estos dos hijos míos se sienten en tu reino, uno a tu derecha y el otro a tu izquierda. Pero Jesús replicó: No sabéis lo que pedís. ¿Sois capaces de beber el cáliz que yo he de beber? Contestaron: Lo somos. Él les dijo: Mi cáliz lo beberéis; pero el puesto a mi derecha o a mi izquierda no me toca a mí concederlo, es para aquellos para quienes lo tiene reservado mi Padre. Los otros diez, que lo habían oído, se indignaron contra los dos hermanos. Pero Jesús, reuniéndolos, les dijo: Sabéis que los jefes de los pueblos los tiranizan y que los grandes los oprimen. Nos será así entre vosotros. El que quiera ser grande entre vosotros, que sea vuestro servidor, y el que quiera ser primero entre vosotros, que sea vuestro esclavo. Igual que el Hijo del hombre no ha venido para que le sirvan, sino para servir y dar su vida en rescate por muchos.

Jer 18, 18-20; Sal 30, 5-6.14-16 . Mateo 20, 17-28

Lectura diaria de la Biblia

Martes, 26 de Febrero de 2013

26 de Febrero 2013 – Martes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Mundo: Para el mundo solo cuenta lo que la gente ve y dice. Podría importarle más la opinión de Dios, la amistad con Cristo.

Fe: El cristiano está llamado a ser el último, el servidor de todos: sirviendo al pobre se sirve a Dios.

Jesús habló a la gente y a sus discípulos, diciendo: En la cátedra de Moisés se han sentado los escribas y los fariseos: Haced y cumplid lo que os digan; pero no hagáis lo que ellos hacen, porque ellos no hacen lo que dicen. Ellos lían fardos pesados e insoportables y se los cargan a la gente en los hombros, pero ellos no están dispuestos a mover un dedo para empujar. Todo lo que hacen es para que lo vea la gente: alargan las filacterias y ensanchan las franjas del manto; les gustan los primeros puestos en los banquetes y los asientos de honor en las sinagogas; que les hagan reverencias por la calle y que la gente los llame maestros. Vosotros, en cambio, no os dejéis llamar maestros, porque uno solo es vuestro maestro, y todos vosotros sois hermanos. Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra, porque uno solo es vuestro Padre, el del cielo. No os dejéis llamar consejeros, porque sólo uno es vuestro consejero, Cristo. El primero entre vosotros será vuestro servidor. El que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.

Is 1, 10.16-20; Sal 49, 8-9.16-17.21.23 . Mateo 23, 1-12

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 25 de Febrero de 2013

 

25 de Febrero 2013 – Lunes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Mundo: El que la hace, que la pague. ¿Cuándo conocerá el mundo la misericordia, el amor y el perdón?

Fe: El discípulo de Jesús crucificado aprende a perdonar a quien le calumnia y persigue.

Dijo Jesús a sus discípulos: Sed compasivos como vuestro Padre es compasivo; no juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados; dad, y se os dará: os verterán una medida generosa, colmada, remecida, rebosante. La medida que uséis, la usarán con vosotros.

Dan 9, 4b-10; Sal 78, 8-13 . Lucas 6, 36-38

 

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 24 de Febrero de 2013

24 de Febrero 2013 – Domingo. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Mundo: Aunque vieran prodigios maravillosos, dirían que son visiones: ¿Qué ganan con cerrar su vida a cristo?

Fe: Dios Padre avala la autoridad de Jesús, en quien se cumple la Ley (Moisés) y los Profetas (Elías).

Gen 15, 5-12.17-18: Dios sacó afuera a Abrahán y le dijo: Mira al cielo, cuenta las estrella si puedes. Y añadió: Así será tu descendencia. Abrahán creyó al Señor y se le contó en su haber. El Señor le dijo: Yo soy el Señor que te sacó de Ur de los Caldeos, para darte en posesión esta tierra. Él replicó: Señor Dios, ¿Cómo sabré que voy a poseerla?. Respondió el Señor: Tráeme una ternera de tres años, una cabra de tres años, un carnero de tres años, una tórtola y un pichón. Abrahán los trajo y los cortó por el medio, colocando cada mitad frente a la otra, pero no descuartizó las aves. Los buitres bajaban a los cadáveres y Abrahán los espantaba. Cuando iba a ponerse el sol, un sueño profundo invadió a Abrahán y un terror intenso y oscuro cayó sobre él. El sol se puso y vino la oscuridad; una humareda de horno y una antorcha ardiendo pasaban entre los miembros descuartizados. Aquel día el Señor hizo alianza con Abrahán en estos términos: A tus descendientes les daré esta tierra, desde el río de Egipto al Gran Río.

Sal 26, 1.7-14: El Señor es mi luz y mi salvación.

Flp 3, 17-4, 1: Seguid mi ejemplo y fijaos en los que andan según el modelo que tenéis en nosotros. Porque, como os decía muchas veces, y ahora lo repito con lágrimas en los ojos, hay muchos que andan como enemigos de la cruz de Cristo: su paradero es la perdición; su Dios, el vientre; su gloria, sus vergüenzas. Sólo aspiran a cosas terrenas. Nosotros, por el contrario, somos ciudadanos del cielo, de donde aguardamos un salvador: el Señor Jesucristo. Él transformará nuestra condición humilde, según el modelo de su condición gloriosa, con esa energía que posee para sometérselo todo. Así, pues, hermanos míos queridos y añorados, mi alegría y mi corona, manteneos así, en el Señor, queridos.

Lucas 9, 28b-36: Jesús se llevó a Pedro, a Juan y a Santiago a lo alto de una montaña, para orar. Y mientras oraba, el aspecto de su rostro cambió, sus vestidos brillaban de blanco. De repente dos hombre conversaban con él: eran Moisés y Elías, que aparecieron con gloria, hablaban de su muerte, que iba a consumar en Jerusalén. Pedro y sus compañeros se caían de sueño; y espabilándose vieron su gloria y a los dos hombres que estaban con él. Mientras estos se alejaban, dijo Pedro a Jesús: Maestro, qué hermoso es estar aquí. Haremos tres chozas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías. No sabía lo que decía. Todavía estaba hablando cuando llegó una nube que los cubrió. Se asustaron al entrar en la nube. Una voz desde la nube decía: Este es mi Hijo, el escogido, escuchadle. Cuando sonó la voz, se encontró Jesús solo. Ellos guardaron silencio y, por el momento, no contaron a nadie nada de lo que habían visto.

Lectura diaria de la Biblia

Sábado, 23 de Febrero de 2013

23 de Febrero 2013 – Sábado. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Mundo: Amar al enemigo va contra la tendencia natural del corazón: es imposible para el mundo, es posible para quien tiene fe.

Fe: Como hijos de Dios, los cristianos pueden y deben amar a los enemigos en la dimensión de la cruz: como Cristo amó y perdonó a los que lo mataban.

Dijo Jesús a sus discípulos: Habéis oído que se dijo: “Amarás a tu prójimo” y aborrecerás a tu enemigo. Yo, en cambio, os digo: Amad a vuestros enemigos, y rezad por los que os persiguen. Así seréis hijos de vuestro Padre que está en el cielo, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y manda la lluvia a justos e injustos. Porque, si amáis a los que os aman, ¿qué premio tendréis? ¿No hacen lo mismo también los publicanos? Y si saludáis sólo a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de extraordinario? ¿No hacen lo mismo también los gentiles? Por tanto, sed perfectos, como vuestro Padre celestial es perfecto.

Dt 26, 16-19; Sal 118, 1-8 . Mateo 5, 43-48

Lectura diaria de la Biblia

Viernes, 22 de Febrero de 2013

22 de Febrero 2013 –Viernes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Mundo: Muchos aceptan a Cristo, quizás como líder humano, pero rechazan a Dios y a la Iglesia. ¿Les ha hecho algún mal?

Fe: Jesús se muestra como el Mesías, el Hijo de Dios, y anuncia su Iglesia, por encima de todo poder maléfico.

 

Al llegar a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: ¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?. Ellos contestaron: Unos que Juan Bautista, otros que Elías, otros que Jeremías o uno de los profetas. Él les preguntó: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?. Simón Pedro tomó la palabra y dijo: Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo. Jesús le respondió: ¡Dichoso tú Simón, hijo de Jonás!, porque eso no te lo ha revelado nadie de carne y hueso, sino mi Padre que está en el cielo. Ahora te digo yo: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará. Te daré las llaves del reino de los cielos; lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo, y lo que desates en la tierra quedará desatado en el cielo. Y le mandó a los discípulos que no dijesen a nadie que él era el Mesías.

 

1Pe 5, 1-4; Sal 22, 1-6 . Mateo 16, 13-19  

 

Lectura diaria de la Biblia

Jueves, 21 de Febrero de 2013

21 de Febrero 2013 – Jueves. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Mundo: Todos, a un los más mundanos y ateos, han de admirar y aceptar la sabiduría de Jesús: Tratad a los demás como queréis que os traten.

Fe: En otra ocasión, Cristo va más lejos: amaos como yo os he amado. Y él nos ama hasta la cruz.

Dijo Jesús a sus discípulos: Pedid y se os dará, buscad y encontraréis, llamad y se os abrirá; porque quien pide recibe, quien busca encuentra y al que llama se le abre. Si a alguno de vosotros le pide su hijo pan ¿le va a dar una piedra?; y si le pide pescado, ¿le dará una serpiente? Pues si vosotros, que sois malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¡cuánto más vuestro Padre del cielo dará cosas buenas a los que le piden! En resumen: Tratad a los demás como queréis que ellos os traten; en esto consiste la Ley y los profetas.

Est 14, 1.3-5.12-14; Sal 137, 1-3.7-8 . Mateo 7, 7-12 

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 20 de Febrero de 2013

20 de Febrero 2013 – Miércoles. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Mundo: Hay personas y colectivos que rechazan a Cristo y persiguen a su Iglesia. ¿Cuándo verán los signos del amor?

Fe: La gente sencilla se apiña alrededor de Jesús, sedienta de su palabra que da vida.

La gente se apiñaba alrededor de Jesús, y él se puso a decirles: Esta generación es una generación perversa. Pide un signo, pero no se le dará más signo que el signo de Jonás. Como Jonás fue un signo para los habitantes de Nínive, lo mismo será el Hijo del Hombre para esta generación. Cuando sean juzgados los hombres de esta generación, la reina del Sur se levantará y hará que los condenen; porque ella vino desde los confines de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón, y aquí hay uno que es más que Salomón. Cuando sea juzgada esta generación, los hombres de Nínive se alzarán y harán que los condenen; porque ellos se convirtieron con la predicación de Jonás, y aquí hay uno que es más que Jonás.

Jon 3, 1-10; Sal 50, 3-4.12-13.18-19 . Lucas 11, 29-32

Lectura diaria de la Biblia

Martes, 19 de Febrero de 2013

19 de Febrero 2013 – Martes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Mundo: El hombre que no acepta a Dios, se empobrece sin ser hijo del mejor Padre. ¿Lo ha pensado bien?

Fe: Padrenuestro, venga tu reino, hágase tu voluntad, danos hoy el pan, perdónanos… ¡La oración más perfecta!

Dijo Jesús a sus discípulos: Cuando recéis, no uséis muchas palabras, como los gentiles, que se imaginan que por hablar mucho les harán caso. No seáis como ellos, pues vuestro Padre sabe lo que os hace falta antes de que lo pidáis. Vosotros rezad así: Padre nuestro del cielo, santificado sea tu nombre, venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo, danos hoy el pan nuestro de cada día, perdónanos nuestras ofensas, pues nosotros hemos perdonado a los que nos han ofendido, no nos dejes caer en la tentación, sino líbranos del maligno. Porque si perdonáis a los demás sus culpas, también vuestro Padre del cielo os perdonará a vosotros. Pero si no perdonáis a los demás, tampoco vuestro Padre perdonará vuestras culpas.

Is 55, 10-11; Sal 33, 4-7.16-19 . Mateo 6, 7-15