Archivo de Abril de 2012

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 30 de Abril de 2012

1 de mayo 2012 – Martes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Mundo: Hay quien se escandaliza de que el hijo de un obrero hable como un sabio. ¿Y si descubrieran que es Dios, y que viene para salvar a todos los que quieran?

Fe: El cristiano se siente orgulloso de la sencillez de Jesús, María y José.

Fue Jesús a su ciudad y se puso a enseñar en la sinagoga. La gente decía admirada: ¿De donde saca éste esa sabiduría y esos milagros? ¿No es el hijo del carpintero? ¿No es su madre María, y sus hermanos Santiago, José, Simón y Judas? ¿No viven aquí todas sus hermanas? Entonces, ¿de donde saca todo eso?. Y aquello les resultaba escandaloso. Jesús les dijo: Solo en su tierra y en su casa desprecian a un profeta. Y no hizo allí muchos milagros, porque les faltaba fe.

Col 3, 14-15.17.23-24; Sal 89, 2-16 . Mateo 13, 54-58    

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 30 de Abril de 2012

30 de abril 2012 – Lunes. Leed la Biblia, es la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Mundo: Yo he venido para que tengan vida y la tengan abundante. La vida es un valor preferente: Cristo vino para que vivan aún los que están sin Vida divina.

Fe: Yo soy la puerta de las ovejas: quien entra por mí se salvará.  

Dijo Jesús: Os aseguro que el que no entra por la puerta en el aprisco de las ovejas, sino que salta por otra parte, ése es ladrón y bandido; pero el que entra por la puerta es pastor de las ovejas. A éste le abre el guarda, y las ovejas atienden a su voz, y él va llamando por el nombre a sus ovejas y las saca fuera. Cuando ha sacado todas las suyas, camina delante de ellas, y las ovejas lo siguen, porque conocen su voz; a un extraño no lo seguirán, sino que huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños. Jesús les puso esta comparación, pero ellos no entendieron de qué les hablaba. Por eso añadió Jesús: Os aseguro que yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que han venido antes de mí son ladrones y bandidos; pero las ovejas no los escucharon. Yo soy la puerta: quien entre por mí se salvará y podrá entrar y salir, y encontrará pastos. El ladrón no entra sino para robar y matar y hacer estrago; yo he venido para que tengan vida y la tengan abundante.

Hch 11, 1-18; Sal 41, 2-3; 42, 3-4 . Juan 10, 1-10

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 29 de Abril de 2012

29 de Abril 2012 – Domingo. Leed la Biblia, la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

Mundo: Tengo, además, otras ovejas que no son de este redil; también a éstas las tengo que traer: Cristo no excluye a nadie de su amor.

Fe: Yo soy el buen Pastor, que conozco a mis ovejas y las mías me conocen.

Hechos 4, 8-12: Pedro, lleno de Espíritu Santo, dijo: jefes del pueblo y senadores, escuchadme: Porque le hemos hecho un favor a un enfermo, nos interrogáis hoy para averiguar que poder ha curado a ese hombre. Pues quede bien claro, a vosotros y a todo Israel, que ha sido el nombre de Jesucristo Nazareno, a quien vosotros crucificasteis y a quien Dios resucitó de entre los muertos; por su nombre, se presenta éste sano ante vosotros. Jesús es la piedra que desechasteis vosotros, los arquitectos, y que se ha convertido en piedra angular; ningún otro puede salvar y, bajo el cielo, no se nos ha dado otro nombre que pueda salvarnos.

Salmo 117, 1.8-9.21-29: La piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular.

1Jn 3, 1-2: Mirad que amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios, pues, ¡lo somos! El mundo no nos conoce porque no le conoció a él. Queridos: ahora somos hijos de Dios y aun no se ha manifestado lo que seremos. Sabemos que, cuando se manifieste, seremos semejantes a él porque lo veremos tal cual es.

Juan 10, 11-18: Dijo Jesús: Yo soy el buen pastor: El buen pastor da la vida por las ovejas; el asalariado, que no es pastor ni dueño de las ovejas, ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye; y el lobo hace estrago y las dispersa; y es que a un asalariado no le importan las ovejas. Yo soy el buen pastor, que conozco a las mías, y las mías me conocen, igual que el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; yo doy mi vida por las ovejas. Tengo, además, otras ovejas que no son de este redil; también a éstas las tengo que traer, y escucharán mi voz y habrá un solo rebaño, un solo pastor. Por eso me ama el Padre: porque yo entrego mi vida para poder recuperarla. Nadie me la quita, sino que yo la entrego libremente. Tengo poder para entregarla y tengo poder para recuperarla. Este mandato he recibido de mi Padre. 

Lectura diaria de la Biblia

Sábado, 28 de Abril de 2012

28 de abril 2012 – Sábado. Leed la Biblia, la mejor forma de conocer a Dios y al hombre.

 

Mundo: Este modo de hablar es duro, ¿quién puede hacerle caso? ¿Dirían lo mismo los que pasaron por este mundo de espaldas a Dios y murieron lejos de la fe? Cristo se ofrece entero a quien quiera comer “el pan de la vida eterna”.

 

Fe: ¿A quién vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna.

 

Muchos discípulos de Jesús, al oírlo, dijeron: Este modo de hablar es duro, ¿quién puede hacerle caso? Adivinando Jesús que sus discípulos lo criticaban, les dijo: ¿Esto os hace vacilar?, ¿y si vierais al Hijo del hombre subir a donde estaba antes? El Espíritu es quien da vida; la carne no sirve de nada. Las palabras que os he dicho son Espíritu y vida. Y con todo, algunos de vosotros no creen. Pues Jesús sabía desde el principio quienes no creían y quien lo iba a entregar. Y dijo: Por eso os he dicho que nadie puede venir a mí, si el Padre no se lo concede. Desde entonces, muchos discípulos suyos se echaron atrás y no volvieron a ir con él. Entonces Jesús les dijo a los doce: ¿También vosotros queréis marcharos? Simón Pedro le contestó: Señor, ¿a quién vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna; nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo consagrado por Dios.

 

Hch 9, 31-42; Sal 115, 12-17 . Juan 6, 60-69

Lectura diaria de la Biblia

Jueves, 26 de Abril de 2012

27 de abril 2012 – viernes

 

Mundo: Si no coméis la carne del Hijo del hombre, no tenéis vida en vosotros. Se puede elegir muerte o vida. Quien quiera vida eterna ya sabe el camino: comulgar con fe.

 

Fe: El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él.

 

Disputaban los judíos entre sí: ¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?. Entonces Jesús les dijo: Os aseguro que si no coméis la carne del Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día. Mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él. El Padre que vive me ha enviado, y yo vivo por el Padre; del mismo modo, el que me come vivirá por mí. Éste es el pan que ha bajado del cielo: no como el de vuestros padres, que lo comieron y murieron; el que come este pan vivirá para siempre. Esto lo dijo Jesús en la sinagoga, cuando enseñaba en Cafarnaún.

Hch 9, 1-20; Sal 116, 1-2 . Juan 6, 52-59

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 25 de Abril de 2012

26 de abril 2012 – Jueves

 

Mundo: Los del mundo podrán ser “salados e iluminados” por la palabra y los discípulos fieles de Cristo.

 

Fe: Vosotros sois la sal de la tierra, la luz del mundo.

 

Dijo Jesús a sus discípulos: Vosotros sois la sal de la tierra. Pero si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la salarán? No sirve más que para tirarla fuera y que la pise la gente. Vosotros sois la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad puesta en lo alto de un monte. Tampoco se enciende una lámpara para meterla debajo del celemín, sino para ponerla en el candelero y que alumbre a todos los de casa. Alumbre así vuestra luz a los hombres, para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en el cielo.

 

1Co 2, 1-10; Sal 118, 9-14 . Mateo 5, 13-16

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 25 de Abril de 2012

25 de abril de 2012

Mundo: Es terrible la suerte que espera a quienes se resistan a creer; implica una actitud positiva de rechazo a Cristo. Aunque el ejemplo de algún cristiano no ayude o escandalice, ¿qué mal ha hecho Cristo para ser rechazado?

 Id al mundo entero y proclamad el evangelio a toda la creación. El que crea y se bautice se salvará.

FIESTA DE SAN MARCOS, EVANGELISTA

Se apareció Jesús a los once y les dijo: Id al mundo entero y proclamad el evangelio a toda la creación. El que crea y se bautice se salvará; el que se resista a creer será condenado. A los que crean, les acompañarán estos signos: echarán demonios en mi nombre, hablarán lenguas nuevas, tomarán serpientes en sus manos y, si beben un veneno mortal, no les hará daño. Impondrán las manos a los enfermos, y quedarán sanos. Despues de hablarles, el Señor Jesús subió al cielo y se sentó a la derecha de Dios. Ellos se fueron a pregonar el evangelio por todas partes, y el Señor cooperaba confirmando la palabra con las señales que los acompañaban.

1P 5, 5b-14; Sal 88, 2-17 . Marcos 16, 15-20

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 23 de Abril de 2012

24 de abril 2012 – Martes

 

Mundo: Lo que el mundo ofrece no puede llenar el corazón del hombre ni saciar su hambre y sed: eso sólo puede hacerlo Jesucristo, convertido en el pan de la vida.

 

Fe: Yo soy el pan de la vida. El que viene a mí no pasará hambre.

 

Dijo la gente a Jesús: ¿Y qué signo vemos que haces tú, para que creamos en ti? ¿Cuál es tu obra? Nuestros padres comieron el maná en el desierto, como está escrito: “Les dio a comer pan del cielo”. Jesús les replicó: Os aseguro que no fue Moisés quien os dio pan del cielo, sino que es mi Padre el que os da el verdadero pan del cielo. Porque el pan de Dios es el que baja del cielo y da vida al mundo. Entonces le dijeron: Señor, danos siempre de este pan. Jesús les contestó: Yo soy el pan de la vida. El que viene a mi no pasará hambre, y el que cree en mi nunca pasará sed.

 

Hch 7, 51-8.1a; Sal 30, 3-8.17.21 . Juan 6, 30-35

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 22 de Abril de 2012

23 de abril 2012 – Lunes

 

Mundo: Trabajar, no por el alimento que perece: los afanes del mundo engañan, como si el hombre pudiera vivir aquí para siempre. Y después de la muerte, ¿qué?

 

Fe: Trabajar por el alimento que perdura para la vida eterna.

 

Después que Jesús hubo saciado a cinco mil hombres, sus discípulos lo vieron caminando sobre el lago. Al día siguiente, la gente que se había quedado al otro lado del lago notó que allí no había habido más que una lancha y que Jesús no había embarcado con sus discípulos, sino que sus discípulos se habían marchado solos. Entretanto, unas lanchas de Tiberíades llegaron cerca del sitio donde habían comido el pan sobre el que el Señor pronunció la acción de gracias. Cuando la gente vio que ni Jesús ni sus discípulos estaban allí, se embarcaron y fueron a Cafarnaún en busca de Jesús. Al encontrarlo en la otra orilla del lago, le preguntaron: Maestro, ¿cuándo has venido aquí?. Jesús les contestó: Os lo aseguro, me buscáis, no porque habéis visto signos, sino porque comisteis pan hasta saciaros. Trabajad, no por el alimento que perece, sino por el alimento que perdura para la vida eterna, el que os dará el Hijo del hombre; pues a éste lo ha sellado el Padre, Dios. Ellos le preguntaron: Y, ¿qué obras tenemos que hacer para trabajar en lo que Dios quiere?. Respondió Jesús: La obra que Dios quiere es esta: que creáis en el que Él ha enviado.

 

Hch 6, 8-15; Sal 118, 23-30 . Juan 6, 22-29

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 22 de Abril de 2012

22 de abril 2012 – Domingo

 

Mundo: Si alguno peca, tenemos a uno que abogue ante el Padre, Cristo. Todo hombre peca, pero Cristo ha vencido, para todos, al pecado y a la muerte.

 

Fe: ¿Por qué os alarmáis? Mirad mis manos y mis pies: soy yo en persona.

 

Hechos 3, 13-15.17-19: Pedro dijo a la gente: El Dios de Abrahán, de Isaac y de Jacob, el Dios de nuestros padres, ha glorificado a su siervo Jesús, al que vosotros entregasteis ante Pilato, cuando había decidido soltarlo. Rechazasteis al Santo, al Justo, y pedisteis el indulto de un asesino; matasteis al autor de la vida, pero Dios lo resucitó de entre los muertos y nosotros somos testigos. Sin embargo, hermanos, se que lo hicisteis por ignorancia y vuestras autoridades lo mismo; pero Dios cumplió de esta manera lo que había dicho por los profetas: que su Mesías tenía que padecer. Por tanto, arrepentíos y convertíos, para que se borren vuestros pecados.

Sal 4, 2.7.9: Haz brillar sobre nosotros la luz de tu rostro, Señor.

 

1Jn 2, 1-5: Hijos míos: Os escribo esto para que no pequéis. Pero si alguno peca, tenemos a uno que abogue ante el Padre: a Jesucristo, el Justo. Él es víctima de propiciación por nuestros pecados, no sólo por los nuestros, sino también por los del mundo entero. En esto sabemos que lo conocemos: en que guardamos sus mandamientos. Quién dice: Yo lo conozco, y no guarda sus mandamientos, es un mentiroso, y la verdad no está en él. Pero quien guarda su palabra, ciertamente en él el amor de Dios a llegado a su plenitud. En esto conocemos que estamos en él.

 

Lucas 24, 35-48: Contaban los discípulos lo que les había acontecido en el camino y cómo reconocieron a Jesús en el partir el pan. Mientras hablaban, se presentó Jesús en medio de sus discípulos y les dijo: Paz a vosotros. Llenos de miedo por la sorpresa, creían ver un fantasma. Él les dijo: ¿Por qué os alarmáis? ¿Por qué surgen dudas en vuestro interior?. Mirad mis manos y mis pies; soy yo en persona. Palpadme y daos cuenta de que un fantasma no tiene carne y huesos, como veis que yo tengo. Dicho esto, les mostró las manos y los pies. Y como no acababan de creer por la alegría, y seguían atónitos, les dijo: ¿Tenéis ahí algo que comer?. Ellos le ofrecieron un trozo de pez asado. Él lo tomó y comió delante de ellos. Y les dijo: Esto es lo que os decía mientras estaba con vosotros: que todo lo escrito en la ley de Moisés y en los profetas y salmos acerca de mí tenía que cumplirse. Entonces les abrió el entendimiento para comprender las Escrituras. Y añadió: Así estaba escrito: El Mesías padecerá, resucitará entre los muertos al tercer día, y en su nombre se predicará la conversión y el perdón de los pecados a todos los pueblos, comenzando por Jerusalén. Vosotros sois testigos de esto.