Archivo de Enero de 2012

Lectura diaria de la Biblia

Martes, 31 de Enero de 2012

31 de Enero 2012 – Martes

 

Mundo: Tocar el manto de Cristo cura. ¿Y Cristo entero en la comunión?

 

Fe: No temas; basta que tengas fe. Tu fe te ha curado

 

Se acercó un jefe de la sinagoga, que se llamaba Jairo, y, al verlo, se echó a sus pies, rogándole con insistencia: Mi niña está en las últimas; ven, pon las manos sobre ella, para que se cure y viva. Jesús se fue con él, acompañado de mucha gente que lo apretujaba. Había una mujer que padecía flujos de sangre desde hacía doce años. Oyó hablar de Jesús y, acercándose por detrás, entre la gente, le tocó el manto, pensando que con sólo tocarle el vestido curaría. Inmediatamente se secó la fuente de sus hemorragias, y notó que su cuerpo estaba curado. Jesús, notando que había salido fuerza de él, se volvió enseguida, en medio de la gente, preguntando: ¿Quién me ha tocado el manto? La mujer se acercó asustada y temblorosa, al comprender lo que había pasado, se le echó a los pies y le confeso todo. Él le dijo: Hija tu fe te ha curado. Vete en paz y con salud. Todavía estaba hablando, cuando llegaron de casa del jefe de la sinagoga para decirle: Tu hija se ha muerto. ¿Para que molestar más al maestro?. Jesús alcanzó a oír lo que le hablaban y le dijo al jefe de la sinagoga: No temas; basta que tengas fe. No permitió que lo acompañara nadie, más que Pedro, Santiago y Juan, el hermano de Santiago. Llegaron a casa del jefe de la sinagoga y entró donde estaba la niña, la tomó de la mano y le dijo: Talitha qumi (que significa: Contigo hablo, niña, levántate). La niña se puso en pie inmediatamente y echó a andar; tenía doce años. Y se quedaron viendo visiones. Les insistió en que nadie se enterase; y les dijo que dieran de comer a la niña.

 

2S 18, 9-10.24-25-19,3; Sal 85 . Marcos 5, 22-25.27-30.33-38.40-43

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 30 de Enero de 2012

30 de enero 2012 –Lunes

Mundo: Los ídolos –el vil dinero o los cerdos de los gerasenos- pueden inducir al hombre a echar a Cristo de su vida.

Fe: Anuncia a los tuyos lo que el Señor ha hecho contigo por su misericordia.

Jesús y sus discípulos llegaron a la orilla del lago, en la región de los gerasenos. Apenas desembarcó, le salió al encuentro, desde el cementerio, donde vivía en los sepulcros, un hombre poseído del espíritu inmundo; ni con cadenas podía ya nadie sujetarlo; muchas veces lo habían sujetado con cepos y cadenas, pero él rompía las cadenas y destrozaba los cepos, y nadie tenía fuerzas para domarlo. Se pasaba el día y la noche en los sepulcros y en los montes, gritando e hiriéndose con piedras. Viendo de lejos a Jesús, echó a correr, se postró ante él y gritó a voz en cuello: ¿Qué tienes que ver conmigo, Jesús, Hijo de Dios Altísimo? Por Dios te lo pido, no me atormentes. Porque Jesús le estaba diciendo: Espíritu inmundo, sal de este hombre. Jesús le preguntó: ¿Cómo te llamas?. Él respondió: Me llamo legión, porque somos muchos. Y le rogaba con insistencia que no lo expulsara de aquella comarca. Había cerca una gran piara de cerdos hozando en la falda del monte. Los espíritus le rogaron: Déjanos ir y meternos en los cerdos. Él se lo permitió. Los espíritus inmundos salieron del hombre y se metieron en los cerdos; y la piara, unos dos mil, se abalanzó acantilado abajo al lago y se ahogó en el lago. Los porquerizos echaron a correr y dieron la noticia en el pueblo y en los cortijos. Ellos le rogaban que se marchase de su país. El endemoniado se marchó y empezó a proclamar por la Decápolis lo que Jesús había hecho con él; todos se admiraban.

2S  15, 13-14.30-16, 5-13a; Sal 3, 2-7 . Marcos 5, 14.17-20

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 29 de Enero de 2012

29 de enero 2012 – Domingo
 

Mundo: Ojalá escuchéis hoy la voz de Cristo: no endurezcáis vuestro corazón. Él viene a cada uno con las manos llenas de lo que anhela el corazón.
 

Fe: La palabra de Jesús no sólo asombra por su autoridad, sino que hace arder el corazón por su amor.
 

Deuteronomio 18, 15-20: Moisés habló al pueblo diciendo: El Señor, tu Dios, te suscitará un profeta como yo, de entre tus hermanos. A él lo escucharéis. Es lo que pediste al Señor, tu Dios, en el Horeb, el día de la asamblea: No quiero volver a escuchar la voz del Señor, mi Dios, ni quiero ver más ese terrible incendio, no quiero morir. El Señor me respondió: Tienen razón; suscitaré un profeta de entre sus hermanos, como tú. Pondré mis palabras en su boca y les dirá lo que yo le mande. A quien no escuche las palabras que pronuncie en mi nombre, yo le pediré cuentas. Y el profeta que tenga la arrogancia de decir en mi nombre lo que yo no le haya mandado, o hable en nombre de dioses extranjeros, ese profeta morirá.  
 

Salmo 94, 1-2.6-9: Ojalá escuchéis hoy la voz del Señor: No endurezcáis vuestro corazón.
 

1Corintios 7, 32-35: Quiero que os ahorréis preocupaciones: el célibe se preocupa de los asuntos del Señor, buscando contentar al Señor; en cambio, el casado se preocupa de los asuntos del mundo, buscando contentar a su mujer, y anda dividido. Lo mismo, la mujer sin marido y la soltera se preocupa de los asuntos del Señor, consagrándose a ellos en cuerpo y alma; en cambio, la casada se preocupa de los asuntos del mundo, buscando contentar a su marido. Os digo todo esto para vuestro bien, no para poneros una trampa, sino para induciros a una cosa noble y al trato con el Señor sin preocupaciones.
 

Marcos 1, 21-28: Jesús y sus discípulos entraron en Cafarnaún, y cuando el sábado siguiente fue a la sinagoga a enseñar, se quedaron asombrados de su enseñanza, porque no enseñaba como los letrados, sino con autoridad. Estaba precisamente en la sinagoga un hombre que tenía un espíritu inmundo, y se puso a gritar: ¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido a  acabar con nosotros? Se quién eres: el Santo de Dios. Jesús lo increpó: Cállate y sal de él. El espíritu inmundo lo retorció y, dando un grito muy fuerte, salió. Todos se preguntaron estupefactos: ¿Qué es esto? Este enseñar con autoridad es nuevo. Hasta a los espíritus inmundos les manda y le obedecen. Su fama se extendió enseguida por todas partes, alcanzando la comarca entera de Galilea.

 

 

Lectura diaria de la Biblia

Sábado, 28 de Enero de 2012

28 de enero 2012 –Sábado

 

Mundo: Aunque el hombre mundano rechace a Cristo, como Dios todo lo puede, todo el universo le obedece.

 

Fe: ¿No te importa que nos hundamos? Quien sigue a Jesús jamás se hundirá en las aguas de la muerte.

 

Un día, al atardecer, dijo Jesús a sus discípulos: Vamos a la otra orilla. Dejando a la gente, se lo llevaron en barca, como estaba; otras barcas lo acompañaban. Se levantó un fuerte huracán, y las olas rompían contra la barca hasta casi llenarla de agua. Él estaba a popa, dormido sobre un almohadón. Lo despertaron, diciéndole: Maestro, ¿no te importa que nos hundamos?. Se puso en pie, increpó al viento y dijo al lago: ¡Silencio, cállate!. El viento cesó y vino una gran calma. Él les dijo: ¿Por qué sois tan cobardes? ¿Aún no tenéis fe?. Se quedaron espantados y se decían unos a otros: ¿Pero quien es éste? ¡Hasta el viento y las aguas le obedecen!.

 
2S 12, 1-7a.10-17; Sal 50, 12-17 . Marcos 4, 35-41

Lectura diaria de la Biblia

Viernes, 27 de Enero de 2012

27 de enero 2012 –Viernes

 

Mundo: Para el mundo sólo cuenta el esfuerzo humano: como si el hombre sembrara y dependiera de él que la semilla germine y dé fruto.

 

Fe: El salmo 126 anuncia la gratuidad de la salvación: “Dios lo da a sus amigos mientras duermen”.

 

Dijo Jesús a la gente: El reino de los Dios se parece a un hombre que echa simiente en la tierra. Él duerme de noche y se levanta de mañana; la semilla germina y va creciendo, sin que él sepa como. La tierra va produciendo la cosecha ella sola: primero los tallos, luego la espiga, después el grano. Cuando el grano está a punto, se mete la hoz, porque ha llegado la siega. Dijo también: ¿Con qué podemos comparar el reino de Dios? ¿Qué parábola usaremos? Con un grano de mostaza: al sembrarlo en la tierra es la semilla más pequeña, pero después brota, se hace más alta que las demás hortalizas, y echa ramas tan grandes que los pájaros pueden cobijarse y anidar en ellas. Con muchas parábolas parecidas les exponía la palabra, acomodándose a su entender. Todo se lo exponía con parábolas, pero a sus discípulos se lo explicaba todo en privado.

2S  11, 1-4a.5-10a; Sal 50, 3-11 . Marcos 4, 26-34

Lectura diaria de la Biblia

Jueves, 26 de Enero de 2012

26 de enero 2012 –Jueves

 

Mundo: Todos tienen oídos para oír la palabra de vida. ¿Por qué hay quien escucha a falsos profetas, que llevan a la perdición?

 

Fe: La medida que uséis la usarán con vosotros.

 

Dijo Jesús a la muchedumbre: ¿Se trae el candil para meterlo debajo del celemín o debajo de la cama, o para ponerlo en el candelero? Si se esconde algo, es para que se descubra; si algo se hace a ocultas, es para que salga a la luz. El que tenga oídos para oír, que oiga. Les dijo también: Atención a lo que estáis oyendo: la medida que uséis la usarán con vosotros, y con creces. Porque al que tiene se le dará, y al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene.

2Tm  1, 1-8 (o Tt 1, 1-5); Sal 95, 1-3.7-10 . Marcos 4, 21-25

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 25 de Enero de 2012

25 de enero 2012 –Miércoles
 

Mundo: No es igual ser ateo por ignorancia que ser agnóstico por resistirse a creer. ¿Para siempre? Siempre se está a tiempo de rectificar.
 

Fe: El que crea y se bautice se salvará, si vive según la fe y el bautismo.
 

Se apareció Jesús a los Once y les dijo: Id al mundo entero y proclamad el evangelio a toda la creación. El que crea y se bautice se salvará; el que se resista a creer será condenado. A los que crean, les acompañarán estos signos: echarán demonios en mi nombre, hablarán lenguas nuevas, agarrarán serpientes en sus manos y, si beben un veneno mortal no les hará daño. Impondrán las manos a los enfermos, y quedarán sanos.
 
Hch  22, 3-16; Sal 116, 1-2 . Marcos 16, 15-18

Lectura diaria de la Biblia

Martes, 24 de Enero de 2012

24 de enero 2012 –Martes

 

Mundo: El que hace la voluntad de Dios pertenece a la familia de Cristo: sólo quien ignora esto puede seguir viviendo sin Dios.

 

Fe: Estos son mi madre y mis hermanos.

 

Llegaron la madre y los hermanos de Jesús y desde fuera lo mandaron llamar. La gente que tenía sentada alrededor le dijo: Mira, tu madre y tus hermanos están fuera y te buscan. Les contestó: ¿Quiénes son mi madre y mis hermanos?. Y, paseando la mirada por el corro, dijo: Estos son mi madre y mis hermanos. El que cumple la voluntad de Dios, ese es mi hermano y mi hermana y mi madre.

2S  6, 12b-15.17-19; Sal 23, 7-10 . Marcos 3, 31-35

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 23 de Enero de 2012

23 de Enero 2012 – Lunes

 

Mundo: No hay peor ciego que el que no quiere ver, ni más insensato que el que por soberbia niega la divinidad de Cristo, que quiere que todos se salven.

Fe: Jesús es el Hijo de Dios, movido siempre por el Dios Espíritu Santo.

 

Los escribas que habían bajado de Jerusalén decían: Tiene dentro a Belcebú y expulsa a los demonios con el poder del jefe de los demonios. Él los invitó a acercarse y les puso estas parábolas: ¿Cómo va a echar Satanás a Satanás? Un reino en guerra civil no puede subsistir; una familia dividida no puede subsistir. Si Satanás se revela contra sí mismo, para hacerse la guerra, no puede subsistir, está perdido. Nadie puede meterse  en casa de un hombre forzudo para arramblar con su ajuar, si primero no lo ata; entonces podrá arramblar con la casa. Creedme, todo se les podrá perdonar a los hombres: los pecados y cualquier blasfemia que digan; pero el que blasfeme contra en Espíritu Santo no tendrá perdón jamás, cargará con su pecado para siempre. Se refería a los que decían que tenía dentro un espíritu inmundo.

 

2S 8, 1-7.10. Sal 88, 20-26 . Marcos 3, 22-30

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 22 de Enero de 2012

22 de Enero 2012 – Domingo

Mundo: La conversión de los ninivitas los libró del castigo de Dios: siempre es tiempo de reconocer el error de una vida sin Dios.  

Fe: Se ha cumplido el plazo: convertíos y creed en el evangelio. .

Jon 3, 1-5.10: Vino de nuevo la palabra del Señor a Jonás: Levántate y vete a Nínive, la gran capital, y pregona allí el pregón que te diré. Se levantó Jonás y fue a Nínive, como le había mandado el Señor. (Nínive era una ciudad enorme; tres días hacían falta para atravesarla). Comenzó Jonás a entrar por la ciudad y caminó durante un día pregonando: Dentro de cuarenta días Nínive será arrasada. Los ninivitas creyeron en Dios, proclamaron un ayuno, y se vistieron de saco, grandes y pequeños. Y vio Dios sus obras, su conversión de la mala vida; se compadeció y se arrepintió Dios de la catástrofe con que había amenazado a Nínive, y no la ejecutó.

Sal 24, 4-9: Señor, enséñame tus caminos.

1Co 7, 29-31: Os digo esto: el momento es apremiante. Queda como solución: que los que tienen mujer vivan como si no la tuvieran; los que lloran, como si no llorarán; los que están alegres, como si no lo estuvieran; los que compran, como si no poseyeran; los que negocian en el mundo, como si no disfrutaran de él; porque la representación de este mundo se termina.

Marcos 1, 14-20: Cuando arrestaron a Juan, Jesús se marchó a Galilea a proclamar el evangelio de Dios. Decía: Se ha cumplido el plazo, está cerca el reino de Dios: Convertíos y creed en el evangelio. Pasando junto al lago de Galilea, vio a Simón y a su hermano Andrés, que eran pescadores y estaban echando el copo en el lago. Jesús les dijo: Venid conmigo y os haré pescadores de hombres. Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron. Un poco más adelante vio a Santiago, hijo de Zebedeo, y a su hermano Juan, que estaban en la barca repasando las redes. Los llamó, dejaron a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros y se marcharon con él.