Archivo de Julio de 2011

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 31 de Julio de 2011

31 de Julio 2011 – Domingo

 

Mundo: A Cristo le da lástima el gentío de enfermos de cuerpo y alma: él tiene la curación.

 

Fe: Dadle vosotros de comer: los discípulos de Jesús son los encargados de alimentar a la humanidad hambrienta de Dios.

 

Is 55, 1-3: Así dice el Señor: Oíd, sedientos todos, acudid por agua también los que no tenéis dinero: Venid, comprad trigo, comed sin pagar vino y leche de balde. ¿Por qué gastáis dinero en lo que no alimenta? ¿Y el salario en lo que no da hartura? Escuchad atentos y comeréis bien, saborearéis platos sustanciosos. Inclinad el oído, venid a mí: escuchadme y viviréis. Sellaré con vosotros alianza perpetua, la promesa que aseguré a David.  
 

Sal 144, 8-9.15-18: Abres tú la mano, Señor, y nos sacias de favores.

                                            

Rm 8, 35.37-39: ¿Quién podrá apartarnos del amor de Cristo?: ¿la aflicción? ¿la angustia? ¿la persecución?, ¿el hambre?, ¿la desnudez?, ¿el peligro? ¿la espada? Pero en todo esto vencemos fácilmente por aquel que nos ha amado. Pues estoy convencido de que ni muerte, ni vida, ni ángeles, ni principados, ni presente, ni futuro, ni potencias, ni altura, ni profundidad, ni criatura alguna podrá apartarnos del amor de Dios manifestado en Cristo Jesús, Señor nuestro.

 

Mateo 14, 13-21: Al enterarse Jesús de la muerte de Juan el Bautista, se marchó de allí en barca, a un sitio tranquilo y apartado. Al saberlo la gente, lo siguió por tierra desde los pueblos. Al desembarcar vio Jesús el gentío, le dio lástima y curó a los enfermos. Como se hizo tarde, se acercaron los discípulos a decirle: Estamos en despoblado y es muy tarde, despide a la multitud para que vayan a las aldeas y se compren de comer. Jesús les replicó: No hace falta que vayan, dadle vosotros de comer. Ellos le replicaron: Si aquí no tenemos más que cinco panes y dos peces. Les dijo: Traédmelos. Mandó a la gente que se recostara en la hierba y tomando los cinco panes y los dos peces alzó la mirada al cielo, pronunció la bendición, partió los panes y se los dio a los discípulos; los discípulos se los dieron a la gente. Comieron todos hasta quedar satisfechos y recogieron doce cestos llenos de sobras. Comieron unos cinco mil hombres, sin contar mujeres y niños.

Lectura diaria de la Biblia

Sábado, 30 de Julio de 2011

30 de Julio 2011 – Sábado

 

Mundo: Han pasado siglos, pero hoy sigue habiendo Herodes, Herodías… y mártires.

 

Fe: Caro le costó a Juan decir la verdad, pero fue la verdad –Jesús- quien lo introdujo en la patria.

 

Oyó el virrey Herodes lo que se contaba de Jesús y dijo a sus ayudantes: Ése es Juan Bautista, que ha resucitado de entre los muertos, y por eso los poderes actúan en él. Es que Herodes había mandado prender a Juan y lo había metido en la cárcel encadenado, por motivo de Herodías, mujer de su hermano Filipo; porque Juan le decía que no le estaba permitido vivir con ella. Quería mandarlo matar, pero tuvo miedo de la gente que lo tenía por profeta. El día del cumpleaños de Herodes, la hija de Herodías danzó delante de todos, y le gustó tanto a Herodes que juró darle cuanto pidiera. Ella, instigada por su madre, le dijo: Dame ahora mismo en una bandeja la cabeza de Juan Bautista. El rey lo sintió; pero, por el juramento y los invitados, ordenó que se la dieran; y mandó decapitar a Juan en la cárcel. Trajeron la cabeza en una bandeja, se la entregaron a la joven, y ella se la llevó a su madre. Sus discípulos recogieron el cadáver, lo enterraron y fueron a contárselo a Jesús.

 

Lv 25 1.8-17; Sal 66, 2-8 . Mateo 14, 1-12 

Lectura diaria de la Biblia

Viernes, 29 de Julio de 2011

29 de Julio 2011 – Viernes

 

Mundo: ¿La resurrección? “¡De eso te oiremos hablar mañana!”, dijeron a Pablo los paganos y lo dicen hoy los que no aceptan a Cristo.

 

Fe: Los discípulos de Jesús tienen un gozo inmenso al escucharle: El que cree en mí, no morirá para siempre.

 

Muchos judíos habían ido a ver a Marta y a María, para darle el pésame por su hermano. Cuando Marta se enteró de que llegaba Jesús, salió a su encuentro, mientras María se quedaba en casa. Y dijo Marta a Jesús: Señor, si hubieras estado aquí no habría muerto mi hermano. Pero aún ahora se que todo lo que pidas a Dios, Dios te lo concederá. Jesús le dijo: Tu hermano resucitará. Marta respondió: Sé que resucitará en la resurrección del último día. Jesús le dice: Yo soy la resurrección y la vida: el que cree en mí, aunque haya muerto, vivirá; y el que está vivo y cree en mí, no morirá para siempre. ¿Crees esto?. Ella le contestó: Si, Señor, yo creo que tu eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que tenía que venir al mundo.

 

Lv 23, 1-4-11.15-16.34b-37; Sal 80, 3-6.10-11 . Juan 11, 19-27 

Lectura diaria de la Biblia

Jueves, 28 de Julio de 2011

28 de Julio 2011 – Jueves

 

Mundo: Mezclados, en la red de la vida, los creyentes y los que rechazan a Cristo.

 

Fe: Jesús echa la red, y entre los pescados hay muchos que lo aceptan como Maestro y guía de su vida.

 

Dijo Jesús a la gente: El reino de los cielos se parece también a la red que echan en el mar y recoge toda clase de peces: cuando está llena, la arrastran a la orilla, se sientan, y reúnen los buenos en cestos y los malos los tiran. Lo mismo sucederá al final del tiempo: saldrán los ángeles, separarán a los malos de los buenos y los echarán al horno encendido. Allí será el llanto y rechinar de dientes. ¿Entendéis bien todo esto?. Ellos le contestaron: Sí. Él les dijo: Ya veis, un escriba que entiende del reino de los cielos es como un padre de familia que va sacando del arca lo nuevo y lo antiguo. Cuando Jesús acabó estas parábolas, partió de allí.

 

Ex 40, 16-21.34-38; Sal 83, 3-8.11 . Mateo 13, 47-53 

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 27 de Julio de 2011

27 de Julio 2011 – Miércoles

 

Mundo: Descubrir el tesoro de leer y vivir el Evangelio, no es fácil para quienes su tesoro está en las cosas caducas.

 

Fe: Muchos millones de hombres y mujeres han descubierto el tesoro de la fe: la viven con paz en el corazón y están dispuestos a morir por ella.

 

Dijo Jesús a la gente: El reino de los cielos se parece a un  tesoro escondido en el campo: el que lo encuentra lo vuelve a esconder y, lleno de alegría, va a vender todo lo que tiene y compra el campo. El reino de los cielos se parece también a un comerciante de perlas finas que, al encontrar una de gran valor, se va a vender todo lo que tiene y la compra.

 

Ex 34, 29-35; Sal 98, 5-9 . Mateo 13, 44-46

Lectura diaria de la Biblia

Martes, 26 de Julio de 2011

26 de Julio 2011 – Martes

 

Mundo: Cristo compara a los partidarios del maligno a la cizaña, que se arranca y se quema. ¿A quien puede entusiasmar este final?

 

Fe: Junto a la cizaña está el buen trigo: este mundo, de trigo y cizaña, no es el definitivo.

 

Jesús dejó a la gente y se fue a casa. Los discípulos se le acercaron a decirle: Acláranos la parábola de la cizaña en el campo. Él les contestó: El que siembra la buena semilla es el Hijo del hombre; el campo es el mundo; la buena semilla son los ciudadanos del reino; la cizaña son los partidarios del maligno; el enemigo que la siembra es el diablo; la cosecha es el fin del tiempo, y los segadores los ángeles. Lo mismo que se arranca la cizaña y se quema, así será el fin del tiempo: el Hijo del hombre enviará a sus ángeles, y arrancaran de su reino a todos los corruptores y malvados y los arrojarán al horno encendido; allí será el llanto y el rechinar de dientes. Entonces los justos brillarán como el sol en el reino de su Padre. El que tenga oídos, que oiga.

 

Ex 33, 7-11; 34,5b-9.28; Sal 102, 6-13 . Mateo 13, 36-43 

La crisis y Dios

Lunes, 25 de Julio de 2011

 

La crisis trae desasosiego y uno se refugia en el Señor, esperando paz. El Señor le despeja los nubarrones del horizonte, pero también nos dice que vayamos en auxilio de los que están bajo los nubarrones, de los que ya han sido victimas. ¿Qué podemos hacer? ¿Quedarnos bajo el influjo de la contemplación o actuar? A nosotros no nos ha pillado de pleno en realidad. El sentirnos perturbados y mermados en nuestra economía ¿nos da derecho a buscar la protección del Señor y la calma a nuestra zozobra? ¿O sería mejor compartir aquello que nos queda y poner nuestra seguridad económica en manos de Dios? ¡Qué mala es la crisis económica! Te rompe tus esquemas y te pone ante una tesitura oscura llena de incertidumbre.

 

Todos son caminos difíciles los que tenemos ante nosotros. Podemos coger la alternativa de esperar en el Señor. ¡Que frase más esperanzadora y reconfortante! Pero… ¿puede ser buena la inactividad, esperando que el Señor lo resuelva todo? ¿No nos recuerda esto, el que escondió las monedas por temor a perderlas? A éste le quitaron las monedas y lo que tenía. También nos recuerda otro pasaje: ¿Qué puedo hacer para salvarme, Señor? Cumplir los Mandamientos. Ya los cumplo, Señor. Pues vende todo lo que tienes, dáselo a los pobres y sígueme. Se fue triste, sin hacer caso a Jesús, era rico. ¡Cómo interroga la palabra de Dios, no nos deja tiempo para el descanso mientras haya un necesitado cerca! Pero la crisis actúa en su contra, es mala, máxime si cierra muchas puertas a muchas iniciativas.

 

Gracias a que tenemos un Dios que sabe amar, un Dios que es torrente de amor hacia nosotros y siempre nos perdona. Pero Él, también quiere amor; Él, derrama misericordia pero quiere reflexión, reconocimiento y humildad por nuestra parte. Dios, nunca nos cerrará las puertas si vamos a Él contritos por nuestros tropiezos, admitiendo nuestra impotencia, nuestra incapacidad para obrar siempre acertadamente. A menudo nos inunda un manojo de dudas y eso lo sabe el Señor. Si nos falta la generosidad y nos aislamos, si nos recluimos en nuestra casa para no gastar o no ser descubiertos, tan malo es esto como ir llenos de soberbia por la calle, considerando a los demás por debajo de nosotros, siendo insensibles a sus necesidades, y eso también lo sabe el Señor. A veces podemos pensar… ¿Por qué he de preocuparme por los que menos tienen? ¿No tengo yo bastante con mis problemas que no me dejan vivir como yo quiero? Éste es el hombre. Me gustaría ser mejor, pero poco hago para serlo, no se que camino tomar, y si tomo uno no sé si será el acertado.

 

Pidamos al Señor que nos ayude a superar la crisis y dé valentía y honradez a los que nos gobiernan para administrar acertadamente nuestro dinero.

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 25 de Julio de 2011

25 de Julio 2011 – Lunes

 

Mundo: Los jefes de los pueblos los tiranizan y los grandes los oprimen: sólo Cristo, que es la verdad, nos hace libres.

 

Fe: El discípulo de Jesús está llamado a servir y dar la vida por los demás.

 

Se acercó a Jesús la madre de los Cebedeos con sus hijos y se postró para hacerle una petición. Él le preguntó: ¿Qué deseas?. Ella contestó: Ordena que estos dos hijos míos se sienten en tu reino, uno a tu derecha y otro a tu izquierda. Pero Jesús replicó: No sabéis lo que pedís. ¿Sois capaces de beber el cáliz que yo he de beber?. Contestaron: Lo somos. Él les dijo: Mi cáliz lo beberéis; pero el puesto a mi derecha o a mi izquierda no me toca a mí concederlo, es para aquellos para quienes lo tiene reservado mi Padre. Los otros diez, que lo habían oído, se indignaron contra los dos hermanos. Pero Jesús, reuniéndolos, les dijo: Sabéis que los jefes de los pueblos los tiranizan y que los grandes los oprimen. No será así entre vosotros: el que quiera ser grande entre vosotros, que sea vuestro servidor, y el que quiera ser primero entre vosotros, que sea vuestro esclavo. Igual que el Hijo del hombre no ha venido para que le sirvan, sino para servir y dar su vida en rescate por muchos.

 

Hch 4, 33; 5, 12.27b-33; 12, 2; Sal 66, 2-8; 2Co 4, 7-15 . Mateo 20, 20-28

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 24 de Julio de 2011

24 de Julio 2011 – Domingo

 

Mundo: El mundo se afana por falsos tesoros: sin Dios no hay tesoro que valga.

 

Fe: El reino de los cielos se parece a un tesoro escondido, a una perla, a una red para pescar.

 

1R 3, 5.7-12: El Señor se apareció en sueños a Salomón y le dijo: Pídeme lo que quieras. Respondió Salomón: Señor Dios mío, tú has hecho que tu siervo suceda a David, mi padre, en el trono, aunque yo soy un muchacho y no se desenvolverme. Tu siervo se encuentra en medio de tu pueblo, un pueblo inmenso, incontable, innumerable. Da a tu siervo un corazón dócil para gobernar a tu pueblo, para discernir el mal del bien, pues ¿Quién sería capaz de gobernar a este pueblo tan numeroso?. Al Señor le agradó que Salomón hubiese pedido aquello y Dios le dijo: Por haber pedido esto y no haber pedido para ti vida larga ni riquezas ni la vida de tus enemigos, sino que pediste discernimiento para escuchar y gobernar, te cumplo tu petición: te doy un corazón sabio e inteligente, como no lo ha habido antes ni lo habrá después de ti.
 

Sal 118, 57.72.76-77.127-130: ¡Cuánto amo tu voluntad, Señor!

                                            

Rm 8, 28-30: Sabemos que a los que aman a Dios todo les sirve para el bien: A los que ha llamado conforme a su designio. A los que había escogido, Dios los predestinó a ser imagen de su Hijo para que él fuera el primogénito de muchos hermanos. A los que predestinó, los llamó; a los que llamó, los justificó; a los que justificó, los glorificó.

 

Mateo 13, 44-52: Dijo Jesús a la gente: El reino de los cielos se parece a un tesoro escondido en el campo: el que lo encuentra, lo vuelve a esconder, y, lleno de alegría, va a vender todo lo que tiene y compra el campo. El reino de los cielos se parece también a un comerciante en perlas finas, que al encontrar una de gran valor se va a vender todo lo que tiene y la compra. El reino de los cielos se parece también a la red que echan en el mar y recoge toda clase de peces: cuando está llena, la arrastran a la orilla, se sientan, y reúnen los buenos en cestos y los malos los tiran. Lo mismo sucederá al final del tiempo: saldrán los ángeles, separarán a los malos de los buenos y los echarán al horno encendido. Allí será el llanto y el rechinar de dientes. ¿Entendéis bien todo esto?. Ellos le contestaron: Sí. Él les dijo: Ya veis, un escriba que entiende del reino de los cielos es como un padre de familia que va sacando del arca lo nuevo y lo antiguo.

Lectura diaria de la Biblia

Sábado, 23 de Julio de 2011

23 de Julio 2011 – Sábado

 

Mundo: Sin mí no podéis hacer nada. ¡Y quieren construir un mundo nuevo de paz, bienestar y armonía, sin Cristo!

 

Fe: Yo soy la vid, vosotros los sarmientos: sólo unido a Cristo es posible tener vida y encontrar sentido a nuestra existencia.

 

Dijo Jesús a sus discípulos: Yo soy la verdadera vid, y mi Padre es el labrador. A todo sarmiento mío que no da fruto lo arranca, y a todo el que da fruto lo poda, para que dé más fruto. Vosotros ya estáis limpios por las palabras que os he hablado; permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el sarmiento no puede dar fruto por si, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, sino permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante; porque sin mí no podéis hacer nada. Al que no permanece en mí lo tiran fuera, como el sarmiento y se seca; luego los recogen y los echan al fuego, y arden. Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que deseáis y se realizará. Con esto recibe gloria mi Padre, con que deis fruto abundante; así seréis discípulos míos.

 

Ga 2, 18-20; Sal 33, 2-11 . Juan 15, 1-8