Archivo de Mayo de 2011

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 30 de Mayo de 2011

31 de Mayo 2011 – Martes

 

FIESTA DE LA VISITACIÓN DE LA VIRGEN MARÍA

 

Mundo: Dios dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos: sólo Dios es grande.

 

Fe: María proclama la grandeza del Señor, su misericordia, su predilección por los humildes.

María se puso en camino y fue aprisa a la montaña, a un pueblo de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. En cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Se llenó Isabel del Espíritu Santo y dijo a voz en grito: ¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? En cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. Dichosa tú, que has creído, porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá. María dijo: Proclama mi alma la grandeza del Señor,  se alegra mi espíritu en Dios mi salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí: su nombre es santo, y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación. Él hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos. Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia como lo había prometido a nuestros padres a favor de Abrahán y su descendencia por siempre. María se quedó con Isabel unos tres meses y después volvió a su casa.

 

So 3, 14-18; Sal Is 12, 2-6 . Lucas 1, 39-56

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 30 de Mayo de 2011

30 de Mayo 2011 – Lunes

 

Mundo: Cristo anuncia que sus discípulos serán perseguidos y martirizados: la historia confirma las atrocidades de quienes no le conocen ni conocen al Padre.

 

Fe: Vosotros daréis testimonio, porque desde el principio estáis conmigo.

Dijo Jesús a sus discípulos: Cuando venga el Defensor, que os enviaré desde el Padre, el Espíritu de la verdad, que procede del Padre, él dará testimonio de mí; y también vosotros daréis testimonio, porque desde el principio estáis conmigo. Os he hablado de esto, para que no tambaleéis. Os excomulgarán de la sinagoga; más aún, llegará incluso una hora cuando el que os de muerte pensará que da culto a Dios. Y esto lo harán porque no han conocido ni al Padre ni a mí. Os he hablado de esto para que, cuando llegue la hora, os acordéis de que yo os lo había dicho.

 

Hch 16, 11-15; Sal 149, 1-9 . Juan 15, 26-16, 4a

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 29 de Mayo de 2011

29 de Mayo 2011 – Domingo

 

Mundo: El mundo no puede recibir el Espíritu, porque no lo ve ni le conoce. ¡Con la falta que hace!

 

Fe: Vosotros lo conocéis porque vive con vosotros y está con vosotros.

 

Hch 8, 5-8.14-17: Felipe bajó a la ciudad de Samaría y predicaba allí a Cristo. El gentío escuchaba con aprobación lo que decía Felipe, porque habían oído hablar de los signos que hacía y los estaban viendo: De muchos poseídos salían los espíritus inmundos lanzando gritos, y muchos paralíticos y lisiados se curaban. La ciudad se llenó de alegría. Cuando los apóstoles, que estaban en Jerusalén, se enteraron de que Samaría había recibido la palabra de Dios, enviaron a Pedro y a Juan; ellos bajaron hasta allí y oraron por los fieles, para que recibieran el Espíritu Santo; aún no había bajado sobre ninguno, estaban sólo bautizados en el nombre del Señor Jesús. Entonces les imponían las manos y recibían el Espíritu Santo.
 

Sal 65, 1-7.16.20: Aclama al Señor, tierra entera.

                                            

1P 3, 15-18: Glorificad en vuestros corazones a Cristo Señor y estad siempre prontos para dar razón de vuestra esperanza a todo el que os la pidiere; pero con mansedumbre y respeto y en buena conciencia, para que en aquellos mismos en que sois calumniados queden confundidos los que denigran vuestra conducta en Cristo; que mejor es padecer haciendo el bien, si tal es la voluntad de Dios, que padecer haciendo el mal. Porque también Cristo murió por los pecados una vez para siempre: el inocente por los culpables, para conducirnos a Dios. Como era hombre, lo mataron; pero, como poseía el Espíritu, fue devuelto a la vida.  

 

Juan 14, 15-21: Dijo Jesús a sus discípulos: Si me amáis, guardaréis mis mandamientos. Yo le pediré al Padre que os dé otro defensor que esté siempre con vosotros, el Espíritu de la verdad. El mundo no puede recibirlo porque no lo ve ni lo conoce; vosotros, en cambio, lo conocéis porque vive con vosotros y está con vosotros. No os dejaré desamparados, volveré. Dentro de poco el mundo no me verá pero vosotros me veréis, y viviréis, porque yo sigo viviendo. Entonces sabréis que yo estoy con mi Padre, vosotros conmigo y yo con vosotros. El que acepta mis mandamientos y los guarda, ése me ama; al que me ama, lo amará mi Padre, y yo también lo amaré y  me revelaré a él.  

Lectura diaria de la Biblia

Sábado, 28 de Mayo de 2011

28 de Mayo 2011 – Sábado

 

Mundo: Si el mundo os odia, sabed que me ha odiado a mí antes.

 

Fe: Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán.

Dijo Jesús a sus discípulos: Si el mundo os odia, sabed que me ha odiado a mí antes que a vosotros. Si fuerais del mundo, el mundo os amaría como cosa suya, pero como no sois del mundo, si no que yo os he escogido sacándoos del mundo, por eso el mundo os odia. Recordad lo que os dije: “No es el siervo más que su amo. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán; si han guardado mi palabra, también guardarán la vuestra”. Y todo eso lo harán con vosotros a causa de mi nombre, porque no conocen al que me envió.

 

Hch 16, 1-10; Sal 99, 1-5 . Juan 15, 18-21

Lectura diaria de la Biblia

Viernes, 27 de Mayo de 2011

27 de Mayo 2011 – Viernes

 

Mundo: La amistad con Cristo es la única que llega al corazón humano ¿por qué no la buscan tantos amargados de la vida?

 

Fe: A vosotros os llamo amigos; soy yo quien os he elegido.

Dijo Jesús a sus discípulos: Éste es mi mandamiento: Que os améis unos a otros como yo os he amado. Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos si hacéis lo que yo os mando. Ya no os llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor: a vosotros os llamo amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer. No sois vosotros los que me habéis elegido, soy yo quien os he elegido; y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto dure. De modo que lo que pidáis al Padre en mi nombre, os lo de. Esto os mando: que os améis unos a otros.

 

Hch 15, 22-31; Sal 56, 8-12 . Juan 15, 12-17

Lectura diaria de la Biblia

Jueves, 26 de Mayo de 2011

26 de Mayo 2011 – Jueves

 

Mundo: El amor de Cristo no tiene barreras, llega también a los alejados que quieran aceptarlo.

 

Fe: Que mi alegría esté en vosotros, y vuestra alegría llegue a plenitud.

Dijo Jesús a sus discípulos: Como el Padre me ha amado, así os he amado yo; permaneced en mi amor. Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; lo mismo que yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. Os he hablado de esto para que mi alegría esté en vosotros, y vuestra alegría llegue a plenitud.   

 

Hch 15, 7-21; Sal 95, 1-3.10 . Juan 15, 9-11

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 25 de Mayo de 2011

25 de Mayo 2011 – Miércoles

 

Mundo: Sin mí no podéis hacer nada: con solo las fuerzas humanas nada bueno puede hacer el hombre.

 

Fe: Yo soy la vid, vosotros los sarmientos: unido a Cristo por la fe, lo que pide el cristiano lo consigue.

Dijo Jesús a sus discípulos: Yo soy la verdadera vid, y mi Padre es el labrador. A todo sarmiento mío que no da fruto lo arranca, y a todo el que da fruto lo poda, para que de más fruto. Vosotros ya estáis limpios por las palabras que os he hablado; permaneced en mí y yo en vosotros. Como el sarmiento no puede dar fruto por sí, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros si no permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ese da fruto abundante; porque sin mí no podéis hacer nada. Al que no permanece en mí lo tiran fuera, como el sarmiento, y se seca; luego lo recogen y lo echan al fuego. y arde. Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que deseéis, y se realizará. Con esto recibe gloria mi Padre, con que deis fruto abundante; así seréis discípulos míos.  

 

Hch 15, 1-6; Sal 121, 1-5 . Juan 15, 1-8

Lectura diaria de la Biblia

Martes, 24 de Mayo de 2011

24 de Mayo 2011 – Martes

 

Mundo: Es necesario que el mundo comprenda que yo amo al Padre: la comprensión del Amor salvaría al mundo alejado.

 

Fe: La paz os dejo, mi paz os doy.

Dijo Jesús a sus discípulos: La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy yo como la da el mundo. Que no tiemble vuestro corazón ni se acobarde. Me habéis oído decir: ”Me voy y vuelvo a vuestro lado”. Si me amarais, os alegraríais de que vaya al Padre porque el Padre es más que yo. Os lo he dicho ahora, antes de que suceda, para que cuando suceda, sigáis creyendo. Ya no hablaré mucho con vosotros, pues se acerca el príncipe del mundo; no es que tenga poder sobre mí, pero es necesario que el mundo comprenda que yo amo al Padre, y que lo que el Padre me manda yo lo hago.

 

Hch 14, 19-28; Sal 144, 10-21 . Juan 14, 27-31a

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 23 de Mayo de 2011

23 de Mayo 2011 – Lunes

 

Mundo: ¿Por qué Cristo no se revela al mundo?: El que no me ama no guarda mis palabras.

 

Fe: El Espíritu Santo lo enseñará todo: vendremos a él y haremos morada en él.

Dijo Jesús a sus discípulos: El que acepta mis mandamientos y los guarda, ése me ama; al que me ama, lo amará mi Padre, y yo también lo amaré y me revelaré a él. Le dijo Judas, no el Iscariote: Señor, ¿qué ha sucedido para que te reveles a nosotros y no al mundo?. Respondió Jesús y le dijo: El que me ama guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada en él. El que no me ama, no guardará mis palabras. Y la palabra que estáis oyendo no es mía, sino del Padre que me envió. Os he hablado de esto ahora que estoy a vuestro lado, pero el Defensor, el Espíritu Santo, que enviará el Padre en mi nombre, será quien os lo enseñe todo y os vaya recordando todo lo que os he dicho.

 

Hch 14, 5-18; Sal 113b, 1-5.15-16 . Juan 14, 21-26

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 22 de Mayo de 2011

22 de Mayo 2011 – Domingo

 

Mundo: La vida en este mundo y la muerte solo tienen sentido en Cristo: lástima que muchos no lo encuentren.

 

Fe: Yo soy el camino y la verdad y la vida de quien cree en mí.

 

Hch 6, 1-7: Al crecer el número de los discípulos, los de lengua griega se quejaron contra los de lengua hebrea, diciendo que en el suministro diario no atendían a sus viudas. Los apóstoles convocaron al grupo de los discípulos y les dijeron: No nos parece bien descuidar la palabra de Dios para ocuparnos de la administración. Por tanto, hermanos, escoged a siete de vosotros, hombres de buena familia, llenos de espíritu de sabiduría, y los encargaremos de esta tarea; nosotros nos dedicaremos a la oración y al servicio de la palabra. La propuesta les pareció bien a todos y eligieron a Esteban, hombre lleno de fe y de Espíritu Santo, a Felipe, Prócoro, Nicanor, Simón, Parmena y Nicolas, prosélito de Antioquia. Se los presentaron a los apóstoles y ellos les impusieron las manos orando. La palabra de Dios iba cundiendo y en Jerusalén crecía mucho el número de discípulos; incluso muchos sacerdotes aceptaban la fe.
 

Sal 32, 1-5.18-19: Que tu misericordia, Señor, venga sobre nosotros, como lo esperamos de ti.

                                            

1P 2, 4-9: Acercándose al Señor, la piedra viva desechada por los hombres, pero escogida y preciosa ante Dios, también vosotros, como piedras vivas, entráis en la construcción del templo del Espíritu, formando un sacerdocio sagrado para ofrecer sacrificios espirituales que Dios acepta por Jesucristo. Dice la Escritura: Yo coloco en Sión una piedra angular, escogida y preciosa; el que crea en ella no quedará defraudado. Para vosotros, los creyentes, es de gran precio, pero para los incrédulos es la piedra que desecharon los constructores; ésta se ha convertido en piedra angular, en piedra de tropezar y en roca de estrellarse. Y ellos tropiezan al no creer en la palabra: ése es su destino. Vosotros sois una raza elegida, un sacerdocio real, una nación consagrada, un pueblo adquirido por Dios para proclamar las hazañas del que nos llamó a salir de la tiniebla y a entrar en su luz maravillosa.

 

Juan 14, 1-12: Dijo Jesús a sus discípulos: No perdáis la calma, creed en Dios y creed también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas estancias; si no, os lo habría dicho, y me voy a prepararos sitio. Cuando vaya y os prepare sitio volveré y os llevaré conmigo, para que donde estoy yo estéis también vosotros. Y a donde yo voy, ya sabéis el camino. Tomás le dice: Señor, no sabemos a donde vas. ¿Cómo podemos saber el camino?. Jesús le responde: Yo soy el camino y la verdad y la vida. Nadie va al Padre sino por mí. Si me conocierais a mí, conoceríais también a mi Padre. Ahora ya lo conocéis y lo habéis visto. Felipe le dice: Señor, muéstranos al Padre y nos basta. Jesús le replica: Hace tanto que estoy con vosotros, ¿y no me conoces, Felipe? Quien me ha visto a mí ha visto al Padre. ¿Cómo dices tú: “Muéstranos al Padre”? ¿No crees que yo estoy en el Padre y el Padre en mí? Lo que yo os digo no lo hablo por cuenta propia. El Padre, que permanece en mí, él mismo hace las obras. Creedme: yo estoy en el Padre y el Padre en mí. Si no, creed a las obras. Os lo aseguro: el que cree en mí, también él hará las obras que yo hago, y aún mayores. Porque yo me voy al Padre.