Archivo de Febrero de 2011

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 28 de Febrero de 2011

28 de Febrero 2011 – Lunes

 

Mundo: ¡Qué difícil les va a ser a los ricos –y orgullosos- entrar en el reino de Dios!

 

Fe: ¿Qué haré –hoy, mañana- para heredar la vida eterna? Pregunta diaria, respuesta diaria.

 

Cuando salía Jesús al camino, se le acercó uno corriendo, se arrodilló y le preguntó: Maestro bueno,  ¿qué haré para heredar la vida eterna?. Jesús le contestó: ¿Por qué me llamas bueno? No hay nadie bueno más que Dios. Ya sabes los mandamientos: no matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, no estafarás, honra a tu padre y a tu madre. Él replicó: Maestro, todo eso lo he cumplido desde pequeño. Jesús se le quedó mirando con cariño y le dijo: Una cosa te falta: anda, vende lo que tienes, dale el dinero a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo, y luego sígueme. A estas palabras, él frunció el ceño y se marchó penoso, porque era muy rico. Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos: ¡qué difícil les va a ser a los ricos entrar en el reino de Dios! Los discípulos se extrañaron de estas palabras. Jesús añadió: Hijos ¡qué difícil es entrar en el reino de Dios a los que ponen su confianza en el dinero! Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un ricio entrar en el reino de Dios. Ellos se espantaron y comentaban: Entonces, ¿quién puede salvarse? Jesús se les quedó mirando y les dijo: Es imposible para los hombres, no para Dios. Dios lo puede todo.

 

Si 17, 20-28; Sal 31, 1-2.5-7 . Marcos 10, 17-27

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 27 de Febrero de 2011

27 de Febrero 2011 – Domingo

 

Mundo: ¿Servir a Dios o al dinero? –Al dinero, contestan los mundanos.

 

Fe: No estéis agobiados por la comida o el vestido: ya se encarga vuestro Padre.

 

Is 49, 14-15: Sión decía: Me ha abandonado el Señor, mi dueño me ha olvidado. ¿Es que puede una madre olvidarse del hijo de sus entrañas? Pues, aunque ella se olvide, yo no te olvidaré.
 

Sal 61, 2-3.6-9: Descansa sólo en Dios, alma mía.

                                            

1Co 4, 1-5: Que la gente sólo vea en nosotros servidores de Cristo y administradores de los misterios de Dios. Ahora, en un administrador lo que se busca es que sea fiel. Para mí lo de menos es que me pidáis cuentas vosotros o un tribunal humano; ni siquiera yo me pido cuentas. La conciencia, es verdad, no me remuerde; pero tampoco por eso quedo absuelto: mi juez es el Señor. Así pues, no juzguéis antes de tiempo, dejad que venga el Señor. Él iluminará lo que esconden las tinieblas y pondrá al descubierto los designios del corazón; entonces cada uno recibirá de Dios lo que merece.

 

Mateo 6, 24-34: Dijo Jesús a sus discípulos: Nadie puede estar al servicio de dos amos. Porque despreciará a uno y querrá al otro; o, al contrario, se dedicará al primero y no hará caso del segundo. No podéis servir a Dios y al dinero. Por eso os digo: no estéis agobiados por la vida pensando qué vais a comer, ni por el cuerpo pensando con qué os vais a vestir. ¿No vale más la vida que el alimento, y el cuerpo que el vestido? Mirad a los pájaros: ni siembran, ni siegan, ni almacenan y, sin embargo, vuestro Padre celestial los alimenta. ¿No valéis vosotros más que ellos? ¿Quién de vosotros, a fuerza de agobiarse, podrá añadir una hora al tiempo de su vida? ¿Por qué os agobiáis por el vestido? Fijaos cómo crecen los lirios del campo: ni trabajan ni hilan. Y os digo que ni Salomón, en todo su fasto, estaba vestido como uno de ellos. Pues si a la hierba, que hoy está en el campo y mañana se quema en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más por vosotros, gente de poca fe? No andéis agobiados pensando qué vais a comer, o qué vais a beber, o con qué os vais a vestir. Los paganos se afanan por esas cosas. Ya sabe vuestro Padre del cielo que tenéis necesidad de todo eso. Sobre todo buscad el reino de Dios y su justicia; lo demás se os dará por añadidura. Por tanto, no os agobiéis por el mañana, porque el mañana traerá su propio agobio. A cada día le bastan sus disgustos.

Lectura diaria de la Biblia

Sábado, 26 de Febrero de 2011

26 de Febrero 2011 – Sábado

 

Mundo: Difícilmente querrán hacerse como niños los arrogantes agnósticos y ateos.

 

Fe: Jesús, amante de la sencillez y la pureza, abrazaba a los niños y los bendecía imponiéndoles las manos.

 

Le acercaron a Jesús niños para que los tocara, pero los discípulos les regañaban. Al verlo, Jesús se enfadó y les dijo: Dejad que los niños se acerquen a mí: no se lo impidáis; de los que son como ellos es el reino de Dios. Os aseguro que el que no acepte el reino de Dios como un niño, no entrará en él. Y los abrazaba y los bendecía imponiéndoles las manos.

 

Si 17, 1-13; Sal 102, 13-18 . Marcos 10, 13-16 

Lectura diaria de la Biblia

Viernes, 25 de Febrero de 2011

25 de Febrero 2011 – Viernes

 

Mundo: Andar poniendo a prueba a Cristo es no conocer su infinita sabiduría, ni su amor.

 

Fe: Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre.

 

Jesús se marchó a Judea y a Transjordania; otra vez se le fue reuniendo gente por el camino, y según costumbre les enseñaba. Se acercaron unos fariseos y le preguntaron para ponerlo a prueba: ¿Le es lícito a un hombre divorciarse de su mujer?. Él les replicó ¿Qué os ha mandado Moisés?. Contestaron: Moisés permitió divorciarse, dándole a la mujer un acta de repudio. Jesús les dijo: Por vuestra terquedad dejó escrito Moisés este precepto. Al principio de la creación Dios los creó hombre y mujer. Por eso abandonará el hombre a su padre y a su madre, se unirá a su mujer y serán los dos una solo carne. De modo que ya no son dos, sino una sola carne. Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre. En casa, los discípulos volvieron a preguntarle sobre lo mismo. Él les dijo: Si uno se divorcia de su mujer y se casa con otra, comete adulterio contra la primera. Y si ella se divorcia de su marido y se casa con otro, comete adulterio.

 

Si 6, 5-17; Sal 118, 12.16.18.27.34-35 . Marcos 10, 1-12 

La muerte siempre es sentida

Jueves, 24 de Febrero de 2011

Ante la muerte de familiares y amigos.

 

En recuerdo a tantos que han muerto y para consuelo de los que quedan y que tanto hicieron para evitar la perdida y que tanto hacen en el mantenimiento de los lazos familiares y de la amistad.

 

Este mensaje pretende dar ánimo y esperanza a las personas, que la pérdida de un ser querido les deja dolidos y aturdidos, y con el interrogante machaconeo ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué?. Como la duda que se nos presenta es un hecho, hay que anticiparse: haciendo todo lo posible en vida, creando un entorno alegre y feliz.

 

La vida es como un viaje en tren, en el que nadie conoce su destino. Una mano visible te sube al tren y otra mano invisible te baja del tren. Unos lo toman cada día y otros lo dejan cada día. ¿Dónde está el secreto de la vida, de sacarle provecho a la vida, de ser lo más feliz en el viaje? Una solución puede ser hacer amigos, cuantos más mejor. Tratando siempre de hacer feliz a los amigos. Y en esa felicidad de los amigos está la nuestra. Si uno es generoso en la vida y la pasa dando, seguro que al final del trayecto se recibirá abundantemente de lo que se haya dado. Dios que es más generoso que nosotros  pagará con creces la amistad y la entrega al amigo.

 

Sabemos que ni aún viéndolo con esa naturalidad que lo he relatado, cuando se pierde un ser querido se sufre bastante. Cristo con toda su personalidad y autosuficiencia lloró la muerte de su amigo Lázaro. Los momentos de dolor hay que vivirlos inevitablemente. Afortunadamente esos vacíos se van llenando con nuevos encuentros y nuevas vivencias… y la vida sigue.

 

Para terminar diré que la mejor forma de sobrellevar estas pérdidas es tener la satisfacción de haber cumplido o más bien de haber amado a esas personas que siendo cercanas a ti se van bajando del tren. Eso trae paz interior. Y no me cabe la menor duda de que la vida en Campanario es así (es entrega) y los buenos recuerdos en los momentos de dolor siempre reconfortan.

Lectura diaria de la Biblia

Jueves, 24 de Febrero de 2011

24 de Febrero 2011 – Jueves

 

Mundo: ¿Y cuando hay quienes abandonan la Iglesia por los escándalos de los cristianos?

 

Fe: Lo único que importa es caminar hacia el Reino de los Cielos y entrar, cueste lo que cueste.

 

Dijo Jesús a sus discípulos: El que os dé a beber un vaso de agua, porque seguís al Mesías, os aseguro que no se quedará sin recompensa. El que escandalice a uno de estos pequeñuelos que creen, más le valdría que le encajasen en el cuello una piedra de molino y lo echasen al mar. Si tu mano te hace caer, córtatela: más te vale entrar manco en la vida, que ir con las dos manos al abismo, al fuego que no se apaga. Y si tu pie te hace caer, córtatelo: más te vale entrar cojo en la vida, que ser echado con los dos pies al abismo. Y si tu ojo te hace caer, sácatelo: más te vale entrar tuerto en el Reino de Dios, que ser echado con los dos ojos al abismo, donde el gusano no muere y el fuego no se apaga. Todos serán salados a fuego. Buena es la sal: pero si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la sazonaréis? Que no falte entre vosotros la sal y vivid en paz unos con otros.  

 

Si 5, 1-10; Sal 1, 1-6 . Marcos 9, 41-50

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 23 de Febrero de 2011

23 de Febrero 2011 – Miércoles

 

Mundo: Aunque haya quienes “no sean de los nuestros”, Cristo los ama y quiere su salvación.

 

Fe: Los discípulos de Jesús no tienen el monopolio de la fe: Dios la quiere para todos.

 

Dijo Juan a Jesús: Maestro, hemos visto a uno que echaba demonios en tu nombre, y se lo hemos querido impedir, porque no es de los nuestros. Jesús respondió: No se lo impidáis, porque uno que hace milagros en mi nombre no puede hablar luego mal de mí. El que no está contra nosotros está a favor nuestro.

 

Si 4, 12-22; Sal 118, 165.168.171-175 . Marcos 9, 38-40 

Lectura diaria de la Biblia

Martes, 22 de Febrero de 2011

22 de Febrero 2011 – Martes

 

Mundo: La gente opina sobre Cristo de mil maneras, cuando no aceptan que es Dios.

 

Fe: A Pedro y a cada cristiano, hace Jesús una pregunta personal: Y tú ¿quién dices que soy yo?.

 

Al llegar a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: ¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?. Ellos contestaron: Unos que Juan Bautista, otros que Elías, otros que Jeremías o uno de los profetas. El les preguntó: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?. Simón Pedro tomó la palabra y dijo: Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo. Jesús le respondió: ¡Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás! Porque eso no te lo ha revelado nadie de carne y hueso, sino mi Padre que está en el cielo. Ahora te digo yo: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará. Te daré las llaves del reino de los cielos; lo que ates en la tierra, quedará atado en el cielo, y lo que desates en la tierra, quedará desatado en el cielo. Y les mandó a los discípulos que no dijesen a nadie que él era el Mesías.

 

1P 5,  1-4; Sal 22, 1-6 . Mateo 16, 13-19

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 21 de Febrero de 2011

21 de Febrero 2011 – Lunes

 

Mundo: ¡Gente sin fe! ¿Hasta cuando os tendré que soportar? Burlarse de Dios tiene un límite.

 

Fe: Todo es posible al que tiene fe.

 

Cuando Jesús y los tres discípulos bajaron de la montaña, al llegar a donde estaban los demás discípulos, vieron mucha gente alrededor, y a unos escribas discutiendo con ellos. Al ver a Jesús, la gente se sorprendió, y corrió a saludarlo. Él les preguntó: ¿De qué discutís?. Uno le contestó: Maestro, te he traído a mi hijo; tiene un espíritu que no le deja hablar y, cuando lo agarra, lo tira al suelo, echa espumarajos, rechina los dientes y se queda tieso. He pedido a tus discípulos que lo echen, y no han sido capaces. Él les contestó: ¡Gente sin fe! ¿Hasta cuando estaré con vosotros? ¿Hasta cuando tendré que soportar? Traédmelo. Se lo llevaron. El espíritu, en cuanto vio a Jesús, retorció al niño; cayó por tierra y se revolcaba, echando espumarajos. Jesús preguntó al padre: ¿Cuánto tiempo hace que le pasa esto?. Contestó él: Desde pequeño. Y muchas veces hasta lo han echado al fuego y al agua, para acabar con él. Si algo puedes, ten lástima de nosotros y ayúdanos. Jesús replicó: ¿Si puedo? Todo es posible al que tiene fe. Entonces el padre del muchacho gritó: Tengo fe, pero dudo; ayúdame. Jesús, al ver que acudía gente, increpó al espíritu inmundo, diciendo: Espíritu mudo y sordo, yo te lo mando: Vete y no vuelvas a entrar en él. Gritando y sacudiéndolo violentamente, salió. El niño se quedó como un cadáver, de modo que la multitud decía que estaba muerto. Pero Jesús lo levantó, tomándolo de la mano, y el niño se puso en pie. Al entrar en casa, sus discípulos le preguntaron a solas: ¿Por qué no pudimos echarlo nosotros?. Él les respondió: Esta especie sólo puede salir con oración.  

 

Si 1,  1-10; Sal 92, 1-2.5 . Marcos 9, 14-29

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 20 de Febrero de 2011

20 de Febrero 2011 – Domingo

 

Mundo: Para el mundo continúa vigente el “ojo por ojo y diente por diente”: el que la hace, que lo pague, sin misericordia.

 

Fe: Jesús propone a sus discípulos que amen a sus enemigos y que sean perfectos como lo es el Padre celestial.

 

Lv 19, 1-2.17-18: Dijo el Señor a Moisés: Habla a la asamblea de los hijos de Israel y diles: Seréis santos, porque yo, el Señor vuestro Dios, soy santo. No odiarás de corazón a tu hermano. Reprenderás a tu pariente para que no cargues tú con su pecado. No te vengarás ni guardarás rencor a tus parientes, sino que amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo soy el Señor.
 

Sal 102, 1-4.8-13: El Señor es compasivo y misericordioso.

                                            

1Co 3, 16-23: ¿No sabéis que sois templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en vosotros? Si alguno destruye el templo de Dios, Dios lo destruirá a él; porque el templo de Dios es santo: ese templo sois vosotros. Que nadie se engañe. Si alguno de vosotros se cree sabio en este mundo, que se haga necio para llegar a ser sabio. Porque la sabiduría de este mundo es necedad ante Dios, como está escrito: Él caza a los sabios en su astucia. Y también: El Señor penetra los pensamientos de los sabios y conoce que son vanos. Así pues, que nadie se gloríe en los hombres, todo es vuestro: Pablo, Apolo, Cefas, el mundo, la vida, la muerte, lo presente, lo futuro. Todo es vuestro, vosotros de Cristo y Cristo de Dios.   

 

Mateo 5, 38-48: Dijo Jesús a sus discípulos: Sabéis que está mandado: ojo por ojo, y diente por diente. Pues yo os digo: No hagáis frente al que os agravia. Al contrario, si uno te abofetea en la mejilla derecha, preséntale la otra; al que quiera ponerte pleito para quitarte la túnica, dale también la capa; a quien te requiera para caminar una milla, acompáñale dos, a quien te pide, dale, y al que te pide prestado, no lo rehúyas. Habéis oído que se dijo: Amarás a tu prójimo y aborrecerás a tu enemigo. Yo, en cambio, os digo: Amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que os aborrecen y rezad por los que os persiguen y calumnian. Así seréis hijos de vuestro Padre que está en el cielo, que hace salir su sol sobre malos y buenos y manda la lluvia a justos e injustos. Porque si amáis a los que os aman, ¿qué premio tendréis? ¿No hacen lo mismo también los publicanos? Y si saludáis sólo a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de extraordinario? ¿No hacen lo mismo también los paganos? Por tanto, sed perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto.