Archivo de Octubre de 2010

Lectura diaria de la Biblia

Viernes, 29 de Octubre de 2010

31 de Octubre 2010 – Domingo

 

Mundo: Podrían tener la curiosidad de Zaqueo por ver a Cristo los alejados de hoy: He venido para buscar y salvar lo que estaba perdido.

 

Fe: Hoy tengo que alojarme en tu casa: hoy ha sido la salvación de esta casa.

 

Sb 11, 22-12, 2: Señor, el mundo entero es ante ti como un grano de arena en la balanza, como gota de rocío mañanero que cae sobre la tierra. Te compadeces de todos, porque todo lo puedes, cierras los ojos a los pecados de los hombres, para que se arrepientan. Amas a todos los seres y no odias nada de lo que has hecho; si hubieras odiado alguna cosa, no la habrías creado. Y ¿Cómo subsistirían las cosas si tú no lo hubieses querido? ¿Cómo conservarían su existencia, si tú no las hubieses llamado? Pero a todos perdonas, porque son tuyos, Señor, amigo de la vida. En todas las cosas está tu soplo incorruptible. Por eso, corriges poco a poco a los que caen, les recuerdas su pecado y los reprendes, para que se conviertan y crean en ti, Señor.  

 

Sal 144, 1-2.8-11: Bendeciré tu nombre por siempre, Dios mío, mi rey.

                                            

2Tes 1, 11-2, 2: Pedimos continuamente a Dios que os considere dignos de vuestra vocación, para que con su fuerza os permita cumplir buenos deseos y la tarea de la fe; y para que así Jesús nuestro Señor sea vuestra gloria y vosotros seáis la gloria de él, según la gracia de Dios y del Señor Jesucristo. Os rogamos, a propósito de la última venida de nuestro Señor Jesucristo y de nuestro encuentro con él, que no perdáis fácilmente la cabeza ni os alarméis por supuestas revelaciones, dichos o cartas nuestras: como si afirmásemos que el día del Señor está encima.

 

Lucas 19, 1-10: Entró Jesús en Jericó y atravesaba la ciudad. Un hombre llamado Zaqueo, jefe de publicanos y rico, trataba de distinguir quien era Jesús, pero la gente se lo impedía porque era bajo de estatura. Corrió más adelante y se subió a una higuera, para verlo, porque tenía que pasar por allí. Jesús, al llegar a aquel sitio, levantó los ojos y dijo: Zaqueo, baja en seguida, porque hoy tengo que alojarme en tu casa. Él bajó en seguida, y lo recibió muy contento. Al ver esto, todos murmuraban diciendo: Ha entrado a hospedarse en casa de un pecador. Pero Zaqueo se puso en pie, y dijo al Señor: Mira, la mitad de mis bienes, Señor, se la doy a los pobres: y si de alguno me he aprovechado, le restituiré cuatro veces más. Jesús le contestó: Hoy ha sido la salvación de esta casa; también éste es hijo de Abrahán. Porque el Hijo del hombre ha venido a buscar y a salvar lo que estaba perdido.

Lectura diaria de la Biblia

Viernes, 29 de Octubre de 2010

30 de Octubre 2010 – Sábado

 

Mundo: Todo el que se enaltece será humillado.

 

Fe: Cristo invita a la humildad, que además de un consejo sabio para la vida humana, es la base de la vida cristiana.

 

Un sábado, entró Jesús en casa de uno de los principales fariseos para comer, y ellos le estaban espiando. Notando que los convidados escogían los primeros puestos, les propuso esta parábola: Cuando te conviden a una boda, no te sientes en el puesto principal, no sea que hayan convidado a otro de más categoría que tú; y vendrá el que os convidó a ti y al otro y te dirá: “Cédele el puesto a éste”. Entonces, avergonzado, irás a ocupar el último puesto. Al revés, cuando te conviden, vete a sentarte en el último puesto, para que, cuando venga el que te convidó, te diga: “Amigo, sube más arriba”. Entonces quedarás muy bien ante todos los comensales. Porque todo el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.

Flp  1, 18b-26; Sal 41, 2-5 . Lucas 14, 1.7-11

Lectura diaria de la Biblia

Viernes, 29 de Octubre de 2010

29 de Octubre 2010 – Viernes

 

Mundo: Jesús no desdeña comer con los fariseos enemigos, y los enemigos lo estaban espiando. ¡Qué pena que desaprovechen la ocasión de escuchar palabras de vida!

 

Fe: El cristiano, como Cristo, no rehúye la compañía de los que no creen, y tiene para ellos la palabra de la verdad.

 

Un sábado, entró Jesús en casa de uno de los principales fariseos para comer, y ellos le estaban espiando. Se encontró delante un hombre enfermo de hidropesía y, dirigiéndose a los maestros de la Ley y fariseos, preguntó: ¿Es lícito curar los sábados, o no?. Ellos se quedaron callados. Jesús, tocando al enfermo, lo curó y lo despidió. Y a ellos les dijo: Si a uno de vosotros se le cae al pozo el hijo o el buey, ¿no lo saca en seguida, aunque sea sábado?. Y se quedaron sin respuesta.    

Flp  1, 1-11; Sal 110, 1-6 . Lucas 14, 1-6

Lectura diaria de la Biblia

Jueves, 28 de Octubre de 2010

28 de Octubre 2010 – Jueves

 

Mundo: Cristo elige a doce, sabiendo que uno de ellos será quien lo entregará a la muerte. Y lo ama, como ama a todos los alejados.

 

Fe: El cristiano acude a Jesús para escuchar su palabra y para que lo cure de sus enfermedades, especialmente la del alma.

 

Subió Jesús a la montaña a orar, y pasó la noche orando a Dios. Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos, escogió a doce de ellos y los nombro apóstoles: Simón, al que puso de nombre Pedro, y Andres, su hermano, Santiago, Juan, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Santiago Alfeo, Simón, apodado el Celotes, Judas el de Santiago y Judas Iscariote, que fue el traidor. Bajó del monte con ellos y se paró en un llano, con un grupo grande de discípulos y de pueblo, procedente de toda Judea, de Jerusalén y de la costa de Tiro y de Sidón. Venían a oírlo y a que los curara de sus enfermedades; los atormentados por espíritus inmundos quedaban curados, y la gente trataba de tocarlo, porque salía de él una fuerza que los curaba a todos.  

Ef  2, 19-22; Sal 18, 2-5 . Lucas 6, 12-19

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 27 de Octubre de 2010

27 de Octubre 2010 – Miércoles

 

Mundo: ¿Serán pocos los que se salven? La respuesta del mundo sería la indiferencia ante la salvación: para el mundano todo termina con la muerte.

 

Fe: Esforzaos por entrar por la puerta estrecha: la puerta de la salvación tiene un nombre para el cristiano: Jesús.

 

Jesús, de camino hacia Jerusalén, recorría ciudades y aldeas enseñando. Uno le preguntó: Señor, ¿serán pocos los que se salven?. Jesús les dijo: Esforzaos en entrar por la puerta estrecha. Os digo que muchos intentarán entrar y no podrán. Cuando el amo de la casa se levante y cierre la puerta, os quedaréis fuera y llamaréis a la puerta diciendo: “Señor, ábrenos”; y él os replicará: “No sé quienes sois”. Entonces comenzaréis a decir: “Hemos comido y bebido contigo y tú has enseñado en nuestras plazas”. Pero él os replicará: “No sé quienes sois. Alejaos de mí, malvados”. Entonces será el llanto y el rechinar de dientes, cuando veáis a Abrahán, Isaac y Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios. Mirad: hay últimos que serán los primeros y primeros que serán los últimos.

Ef  6, 1-9; Sal 144, 10-14 . Lucas 13, 22-30

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 25 de Octubre de 2010

26 de Octubre 2010 – Martes

 

Mundo: Cristo presenta su reino como algo insignificante que crece y crece. Esto no convence a quien sólo vive de apariencias y grandezas.

 

Fe: El cristiano es sal, es luz y es levadura de la masa humana: se mete en tres medidas de harina, hasta que fermenta.

 

Decía Jesús: ¿A qué se parece el reino de Dios? ¿A qué lo compararé? Se parece a un grano de mostaza que un hombre toma y siembra en su huerto; crece, se hace un arbusto y los pájaros anidan en sus ramas. Y añadió: ¿A qué compararé el reino de Dios? Se parece a la levadura que una mujer toma y mete en tres medidas de harina, hasta que todo fermenta.  

Ef  5, 21-33; Sal 127, 1-5 . Lucas 13, 18-21

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 25 de Octubre de 2010

25 de Octubre 2010 – Lunes

 

Mundo: Al hablar Jesús sobre el supremo valor de la persona humana sobre todo lo creado, sus enemigos quedaron abochornados.

 

Fe: Jesús vino a traer la libertad a hombres y mujeres, máxime a quienes están oprimidos por el demonio.

 

Un sábado, enseñaba Jesús en una sinagoga. Había una mujer que desde hacía dieciocho años estaba enferma por causa de un espíritu, y andaba encorvada, sin poderse enderezar. Al verla, Jesús la llamó y le dijo: Mujer, quedas libre de tu enfermedad. Le impuso las manos, y enseguida se puso derecha. Y glorificaba a Dios. Pero el jefe de la sinagoga, indignado porque Jesús había curado en sábado, dijo a la gente: Seis días tenéis para trabajar; venid esos días a que os curen, y no los sábados. Pero el Señor, dirigiéndose a él, dijo: Hipócrita: cualquiera de vosotros, ¿no desata del pesebre al buey o al burro y lo lleva a abrevar, aunque sea sábado? Y a ésta, que es hija de Abrahán, y que Satanás ha tenido atada dieciocho años, ¿no había que soltarla en sábado?. A estas palabras, sus enemigos quedaron abochornados, y toda la gente se alegraba de los milagros que hacía.

Ef  4, 32-5, 8; Sal 1, 1-6 . Lucas 13, 10-17

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 25 de Octubre de 2010

24 de Octubre 2010 – Domingo

 

Mundo: Habla Cristo de algunos que, teniéndose por justos, se sentían seguros de sí mismos, aunque no tienen el fundamento de la seguridad: la fe en Cristo.

 

Fe: El que se humilla será ensalzado.

 

Si 35, 12-14.16-18: El Señor es un Dios justo que no puede ser parcial; no es parcial contra el pobre, escucha las suplicas del oprimido; no desoye los gritos del huérfano o de la viuda cuando repite su queja; sus penas consiguen su favor y su grito alcanza las nubes; los gritos del pobre atraviesan las nubes y hasta alcanzar a Dios no descansa; no ceja hasta que Dios le atiende y el juez justo le hace justicia.

 

Sal 33, 2-3.17-19.23: Si el afligido invoca al Señor, él lo escucha.

                                            

2Tm 4, 6-8.16-18: Yo estoy a punto de ser sacrificado y el momento de mi partida es inminente. He combatido bien mi combate, he corrido hasta la meta, he mantenido la fe. Ahora me aguarda la corona merecida, con la que el Señor, juez justo, me premiará en aquel día; y no sólo a mí, sino a todos los que tienen amor a su venida. La primera vez que me defendí ante el tribunal, todos me abandonaron y nadie me asistió. –Que Dios los perdone-. Pero el Señor me ayudó y me dio fuerzas para anunciar integro el mensaje, de modo que lo oyeran todos los gentiles. Él me libró de la boca del león. El Señor seguirá librándome de todo mal, me salvará y me llevará a su reino del cielo. A él la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

 

Lucas 18, 9-14: Dijo Jesús esta parábola a algunos que, teniéndose por justos se sentían seguros de sí mismos, y despreciaban a los demás: dos hombres subieron al templo a orar. Uno era un fariseo; el otro, un publicano. El fariseo, erguido, oraba así en su interior: “¡Oh Dios! Te doy gracias, porque no soy como los demás: ladrones, injustos, adúlteros; ni como ese publicano. Ayuno dos veces por semana y pago el diezmo de todo lo que tengo”. El publicano, en cambio, se quedó atrás y no se atrevía ni a levantar los ojos al cielo; sólo se golpeaba el pecho diciendo: “¡Oh Dios!, ten compasión de este pecador”. Os digo que éste bajó a su casa justificado y aquel no. Porque todo el que se enaltece será humillado y el que se humilla será enaltecido.

Lectura diaria de la Biblia

Sábado, 23 de Octubre de 2010

23 de Octubre 2010 – Sábado

 

Mundo: Si no os convertís, todos pereceréis.

 

Fe: ¡Grande es la misericordia y la paciencia de Dios con quienes no dan el fruto que se espera de ellos!

 

En una ocasión, se presentaron algunos a contar a Jesús lo de los galileos cuya sangre vertió Pilato con la de los sacrificios que ofrecían. Jesús les contestó: ¿Pensáis que esos galileos eran más pecadores que los demás galileos, porque acabaron así? Os digo que no; y, si no os convertís, todos pereceréis lo mismo. Y aquellos dieciocho que murieron aplastados por la torre de Siloé, ¿pensáis que eran más culpables que los demás habitantes de Jerusalén? Os digo que no; y, si no os convertís, todos pereceréis de la misma manera. Y les dijo esta parábola: Uno tenía una higuera plantada en su viña, y fue a buscar fruto en ella, y no lo encontró. Dijo entonces al leñador: “Ya ves: tres años llevo viniendo a buscar fruto en esta higuera, y no lo encuentro. Córtala. ¿Para qué va a ocupar terreno en balde?” Pero el viñador contestó: “Señor, déjala todavía este año; yo cabaré alrededor y le echaré estiércol, haber si da fruto. Si no, la cortas”.  

Ef  4, 7-16; Sal 121, 1-5 . Lucas 13, 1-9

Lectura diaria de la Biblia

Viernes, 22 de Octubre de 2010

22 de Octubre 2010 – Viernes

 

Mundo: Hay muchos que saben todo lo que hay en el mundo; pero ¿cómo no saben juzgar lo que se debe hacer?

 

Fe: Jesús invita al cristiano a discernir los signos de los tiempos y a procurar la reconciliación.

 

Decía Jesús a la gente: Cuando veis subir una nube por el poniente, decís en seguida: “Chaparrón tenemos”, y así sucede. Cuando sopla el sur, decís: “Va a hacer bochorno”, y lo hace. Hipócritas: si sabéis interpretar el aspecto de la tierra y del cielo, ¿Cómo no sabéis interpretar el tiempo presente? ¿Cómo no sabéis juzgar vosotros mismos lo que se debe hacer? Cuando te diriges al tribunal con el que te pone pleito, haz lo posible por llegar a un acuerdo con él, mientras vais de camino; no sea que te arrastre ante el juez, y el juez te entregue al guardia, y el guardia te meta en la cárcel. Te digo que no saldrás de allí hasta que no pagues el último céntimo.

Ef  4, 1-6; Sal 23, 1-6 . Lucas 12, 54-59