Archivo de Agosto de 2010

Lectura diaria de la Biblia

Martes, 31 de Agosto de 2010

31 de agosto 2010 – Martes

 

Mundo: El hombre puede dejarse arrastrar por el espíritu del mal o caer en la cuenta de que es mejor seguir a Cristo.

 

Fe: El cristiano conoce a Jesús y no se asombra de la autoridad de su palabra y del poder sobre los espíritus malignos.

 

Jesús bajó a Cafarnaún, ciudad de Galilea, y los sábados enseñaba a la gente. Se quedaban asombrados de su doctrina, porque hablaba con autoridad. Había en la sinagoga un hombre que tenía un demonio inmundo, y se puso a gritar a voces: ¿Qué queréis de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido a acabar con nosotros? Se quien eres: El Santo de Dios. Jesús le intimó: ¡Cierra la boca y sal! El demonio tiró al hombre por tierra en medio de la gente, pero salio sin hacerle daño. Todos comentaban estupefactos: ¿Qué tiene su palabra? Da ordenes con autoridad y poder a los espíritus inmundos, y salen. Noticias de él iban llegando a todos los lugares de la comarca.

 

1Co 2, 10b-16; Sal 144, 8-14 . Lucas 4, 31-37 

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 29 de Agosto de 2010

30 de agosto 2010 – Lunes

Mundo: Como sus paisanos, los que no aceptan a Cristo –ni a la Iglesia- intentan despeñarlo, hacerlo desaparecer inútilmente.

Fe: El Espíritu Santo está sobre Jesús y sus discípulos, enviados a anunciar el evangelio.

Fue Jesús a Nazaret, donde se había criado, entró en la sinagoga, como era costumbre los sábados, y se puso en pie para hacer la lectura. Le entregaron un libro del profeta Isaías y, desenrollándolo, encontró el pasaje donde estaba escrito: El Espíritu del Señor está sobre mí, porque él me ha ungido. Me ha enviado para anunciar el evangelio a los pobres, para anunciar a los cautivos la libertad, a los ciegos la vista; para dar libertad a los oprimidos, para anunciar el año de gracia del Señor. Y, enrollando el libro, lo devolvió al que le ayudaba y se sentó. Toda la sinagoga tenía los ojos fijos en él. Y él se puso a decirles: Hoy se cumple esta escritura que acabáis de oír. Y todos le expresaban su aprobación y se admiraban de las palabras de gracia que salían de sus labios. Y decían: ¿No es éste el hijo de José?. Y Jesús les dijo: Sin duda me recitaréis aquel refrán: “Médico cúrate a ti mismo”; haz también en tu tierra lo que hemos oído que has hecho en Cafarnaún. Y añadió: Os aseguro que ningún profeta es bien mirado en su tierra. Os garantizo que en Israel había muchas viudas en tiempos de Elías, cuando estuvo cerrado el cielo tres años y seis meses, y hubo una gran hambre en todo el país; sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elías, más que a una viuda de Sarepta, en el territorio de Sidón. Y muchos leprosos había en Israel en tiempos del profeta Eliseo; sin embargo, ninguno de ellos fue curado, más que Naamán el sirio. Al oír esto, todos en la sinagoga se pusieron furiosos y, levantándose, lo empujaron fuera del pueblo hasta un barranco del monte en donde se alzaba su pueblo, con intención de despeñarlo. Pero Jesús se abrió paso entre ellos y se alejaba.  

1Co 2, 1-5; Sal 118, 97-102 . Lucas 4, 16-30

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 29 de Agosto de 2010

29 de Agosto 2010 – Domingo

 

Mundo: ¿Cómo van los incrédulos a invitar a los desgraciados del mundo, si no creen en el más allá?

 

Fe: El que se humilla será enaltecido.

 

Si 3, 17-18.20.28-29: Hijo mío, en tus asuntos procede con humildad y te querrán más que al hombre generoso. Hazte pequeño en las grandezas humanas y alcanzarás el favor de Dios; porque es grande la misericordia de Dios, y revela su secreto a los humildes. No corras a curar la herida del cínico, pues no tiene cura, es brote de mala planta. El sabio aprecia la sentencia de los sabios, el oído atento a la sabiduría se alegrará.

 

Sal 67, 4-7.10-11: Preparaste, oh Dios, casa para los pobres.

 

Hb 12, 18-19.22-24a: Vosotros no os habéis acercado a un monte tangible, a un fuego encendido, a densos nubarrones, a la tormenta, al sonido de la trompeta; ni habéis oído aquella voz que el pueblo, al oírla, pidió que no le siguiera hablando. Vosotros os habéis acercado al monte Sión, ciudad del Dios vivo, Jerusalén del cielo, a la asamblea de innumerables ángeles, a la congregación de los primogénitos inscritos en el cielo, a Dios, juez de todos, a las almas de los justos que han llegado a su destino y al mediador de la nueva alianza, Jesús.

 

Lucas 14, 1.7-14: Entró Jesús un sábado en casa de uno de los principales fariseos para comer, y ellos le estaban espiando. Notando que los convidados escogían los primeros puestos, les propuso este ejemplo: Cuando te conviden a una boda, no te sientes en el puesto principal, no sea que hayan convidado a otro de más categoría que tú; y vendrá el que os convidó a ti y al otro, y te dirá: “Cédele el puesto a éste. Entonces, avergonzado, iras a ocupar el último puesto, para que, cuando venga el que te convidó, te diga: “Amigo, sube más arriba”. Entonces quedarás muy bien ante todos los comensales. Porque todo el que se enaltece será humillado; y el que se humilla será enaltecido. Y dijo al que lo había invitado: Cuando des una comida o una cena, no invites a tus amigos ni a tus hermanos ni a tus parientes ni a tus vecinos ricos; porque corresponderán invitándote y quedarás pagado. Cuando des un banquete, invita a pobres, lisiados, cojos y ciegos; dichoso tú, porque no pueden pagarte; te pagarán cuando resuciten los justos.

Lectura diaria de la Biblia

Sábado, 28 de Agosto de 2010

28 de agosto 2010 – Sábado

 

Mundo: Ante Dios, que juzgará a todo hombre, no vale ser holgazán ni miedoso con los talentos recibidos.

 

Fe: El hombre de fe confía en que Jesús le diga: Como has sido fiel en lo poco, entra al banquete de tu Señor.

 

Dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: Un hombre, al irse de viaje, llamó a sus empleados y los dejó encargados de sus bienes. A uno le dejó cinco talentos de plata, a otro dos, y a otro uno, a cada cual según su capacidad; luego se marchó. El que recibió cinco talentos fue enseguida a negociar con ellos y ganó otros cinco. El que recibió dos hizo lo mismo y ganó otros dos. En cambio, el que recibió uno hizo un hoyo en la tierra y escondió el dinero de su señor. Al cabo de mucho tiempo volvió el señor de aquellos empleados y se puso a ajustar las cuentas con ellos. Se acercó el que había recibido cinco talentos y le presentó otros cinco diciendo: “Señor, cinco talentos me dejaste; mira, he ganado otros cinco” su señor le dijo: “Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor”. Se acercó luego el que había recibido dos talentos y dijo: “Señor, dos talentos me dejaste; mira, he ganado otros dos”. Su señor le dijo: “Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor”. Finalmente, se acercó el que había recibido un talento y dijo: “Señor, sabía que eres exigente, que siegas donde no siembras y recoges donde no esparces, tuve miedo y fui a esconder tu talento bajo tierra. Aquí tienes lo tuyo”. El señor le respondió. ”Eres un empleado negligente y holgazán. ¿Con que sabías que siego donde no siembro y recojo donde no esparzo? Pues debías haber puesto mi dinero en el banco, para que, al volver yo, pudiera recoger lo mío con los intereses. Quitadle el talento y dádselo al que tiene diez. Porque al que tiene se le dará y le sobrará, pero al que no tiene, se le quitará hasta lo que tiene. Y a ese empleado inútil echadle fuera, a las tinieblas; allí será el llanto y el rechinar de dientes”.  

 

1Co 1, 26-31; Sal 32, 12-13.18-21 . Mateo 25, 14-30

Lectura diaria de la Biblia

Jueves, 26 de Agosto de 2010

27 de agosto 2010 – Viernes

 

Mundo: El que vive de espaldas a Dios se expone a una eternidad lejos de Dios.

 

Fe: Velad, porque no sabéis el día ni la hora.

 

Dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: Se parecerá el reino de los cielos a diez doncellas que tomaron sus lámparas y salieron a esperar al esposo. Cinco de ellas eran necias y cinco eran sensatas. Las necias, al tomar las lámparas, se dejaron el aceite; en cambio, las sensatas se llevaron alcuzas de aceite con las lámparas. El esposo tardaba, les entró sueño a todas y se durmieron. A media noche se oyó una voz: “¡Que llega el esposo, salid a recibirlo!”. Entonces se despertaron todas aquellas doncellas y se pusieron a preparar sus lámparas. Y las necias dijeron a las sensatas: “Dadnos un poco de vuestro aceite, que se nos apagan las lámparas”. Pero las sensatas contestaron: “Por si acaso no hay bastante para vosotras y nosotras, mejor es que vayáis a la tienda y os lo compréis”. Mientras iban a comprarlo, llegó el esposo, y las que estaban preparadas entraron con él al banquete de bodas, y se cerró la puerta. Más tarde llegaron también las otras doncellas, diciendo: “Señor, señor, ábrenos”. Pero él respondió: “Os lo aseguro: no os conozco”. Por tanto, velad, porque no sabéis el día ni la hora.

 

1Co 1, 17-25; Sal 32, 1-5.10-11 . Mateo 25, 1-13 

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 25 de Agosto de 2010

26 de agosto 2010 – Jueves

 

Mundo: Todo hombre, aunque no lo crea, ha de encontrarse con Cristo: mejor en esta vida, para preparar la otra, que la hay.

 

Fe: Estad preparados, porque a la hora que menos penséis viene el Hijo del hombre.

 

Dijo Jesús a sus discípulos: estad en vela, porque no sabéis qué día vendrá vuestro Señor. Comprended que si supiera el dueño de casa a qué hora de la noche viene el ladrón, estaría en vela y no dejaría abrir un boquete en su casa. Por eso, estad también vosotros preparados, porque a la hora que menos penséis viene el Hijo del hombre. ¿Dónde hay un criado fiel y cuidadoso, a quién el amo encarga de dar a la servidumbre la comida a sus horas? Pues, dichoso ese criado, si el amo, al llegar, lo encuentra portándose así. Os aseguro que le confiará la administración de todos sus bienes. Pero si el criado es un canalla y, pensando que su amo tardará, empieza a pegar a sus compañeros, y a comer y beber con los borrachos, el día y la hora que menos se lo espera, llegará el amo y lo hará pedazos, mandándolo a donde se manda a los hipócritas. Allí será el llanto y el rechinar de dientes.

 

1Co 1, 1-9; Sal 144, 2-7 . Mateo 24, 42-51 

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 25 de Agosto de 2010

25 de agosto 2010 – Miércoles

 

Mundo: Por fuera tienen buena apariencia, pero por dentro están llenos de podredumbre.

 

Fe: El discípulo de Jesús sabe que no puede ser justo sólo de apariencia, mientras en su vida hay hipocresía y pecado.

 

Habló Jesús diciendo: ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos  hipócritas, que os parecéis a los sepulcros encalados! Por fuera tienen buena apariencia, pero por dentro están llenos de huesos y podredumbre; lo mismo vosotros: por fuera parecéis justos, pero por dentro estáis repletos de hipocresía y crímenes. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que edificáis sepulcros a los profetas y ornamentáis los mausoleos de los justos, diciendo: “Si hubiéramos vivido en tiempo de nuestros padres, no habríamos sido cómplices suyos en el asesinato de los profetas”! Con esto atestiguáis en contra vuestra, que sois hijos de los que asesinaron a los profetas. ¡Colmad también vosotros la medida de vuestros padres!

 

2Ts 3, 6-10.16-18; Sal 127, 1-5 . Mateo 23, 27-32

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 23 de Agosto de 2010

24 de agosto 2010 – Martes

 

Mundo: Dice, como Natanael: ¿De Nazaret –o del cristianismo- puede salir algo bueno?

 

Fe: Maestro, tú eres el rey de Israel y seguirte es el camino de la felicidad y de la paz.

 

Felipe encuentra a Natanael y le dice: Aquel de quien escribieron Moisés en la Ley y los profetas, lo hemos encontrado: Jesús hijo de José, de Nazaret. Natanael le replicó: ¿De Nazaret puede salir algo bueno?. Felipe le contestó: Ven y verás. Vio Jesús que se acercaba Natanael y dijo de él: Ahí tenéis a un israelita de verdad, en quien no hay engaño. Natanael le contesta: ¿De qué me conoces? Jesús le responde: Antes de que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi. Natanael respondió: Rabí, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el rey de Israel. Jesús le contestó: ¿Por haberte dicho que te vi debajo de la higuera, crees? Has de ver cosas mayores. Y le añadió: Yo os aseguro: veréis el cielo abierto y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre.

 

Ap 21, 9b-14; Sal 144, 10-13.17-18 . Juan 1, 45-51 

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 22 de Agosto de 2010

23 de agosto 2010 – Lunes

 

Mundo: ¡Ay de vosotros, que cerráis a los hombres el reino de Dios! Ni entráis vosotros, ni dejáis entrar.

 

Fe: Jesús habla a los escribas y fariseos, pero ¿quién está limpio de estos pecados?

 

Habló Jesús diciendo: ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que cerráis a los hombres el reino de los cielos! Ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que quieren. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que viajáis por tierra y mar para ganar un prosélito y cuando lo conseguís, lo hacéis digno del fuego el doble que vosotros! ¡Ay de vosotros, guías ciegos que decís: “jurar por el templo no obliga, jurar por el oro del templo si obliga”! ¡Necios y ciegos! ¿Qué es más el oro o el templo que consagra el oro? O también: “jurar por el altar no obliga, jurar por la ofrenda que está en el altar si obliga”. ¡Ciegos! ¿Qué es más, la ofrenda o el altar que consagra la ofrenda? Quién jura por el altar jura también por todo lo que está sobre él; quien jura por el templo jura también por el que habita en él; y quien jura por el cielo jura por el trono de Dios y también por el que está sentado en él.

 

2Ts 1, 1-5.11b-12; Sal 95, 1-5 . Mateo 23, 13-22 

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 22 de Agosto de 2010

22 de Agosto 2010 – Domingo

Mundo: Dios quiere que todos los hombres se salven, aún cuando su mente esté ofuscada y su vida marche al margen del evangelio: Dios sigue esperando.

Fe: Esforzaos en entrar por la puerta estrecha: Si Jesús vivió en estrecheces, sus discípulos no pueden nadar en abundancia.

Is 66, 18-21: Así dice el Señor: Yo vendré para reunir a las naciones de toda lengua: vendrán para ver mi gloria, les daré una señal, y de entre ellos despacharé supervivientes a las naciones: a Tarsis, Etiopía, Libia, Masac, Tubal y Grecia; a las costas lejanas que nunca oyeron mi fama ni vieron mi gloria y anunciarán mi gloria a las naciones. Y de todos los países, como ofrenda al Señor, traerán a todos vuestros hermanos a caballo y en carros y en literas, en mulos y dromedarios, hasta mi Monte Santo de Jerusalén –dice el Señor-, como los israelitas, en vasijas puras, traen ofrendas al templo del Señor. De entre ellos escogeré sacerdotes y levitas –dice el Señor-.

Sal 116, 1-2: Id al mundo entero y proclamad el evangelio.

Hb 12, 5-7.11-13: Habéis olvidado la exhortación paternal que os dieron: Hijo mío, no rechaces el castigo del Señor, no te enfades por su represión; porque el Señor reprende a los que ama y castiga a sus hijos preferidos. Aceptar la corrección, porque Dios os trata como a hijos, pues ¿qué padre no corrige a sus hijos? Ningún castigo nos gusta cuando lo recibimos, sino que nos duele; pero da como fruto una vida honrada y en paz. Por eso, fortaleced las manos débiles, robusteced las rodillas vacilantes, y caminad por una senda llana; así el pie cojo, en vez de retorcerse, se curará.

Lucas 13, 22-30: Jesús, de camino hacia Jerusalén, recorría ciudades y aldeas enseñando. Uno le preguntó: Señor, ¿serán pocos los que se salven? Jesús les dijo: Esforzaos en entrar por la puerta estrecha. Os digo que muchos intentarán entrar y no podrán. Cuando el amo de la casa se levante y cierre la puerta, os quedaréis fuera y llamaréis a la puerta diciendo: “Señor, ábrenos” y él os replicará: “No se quienes sois”. Entonces comenzaréis a decir: “Hemos comido y bebido contigo y tu has enseñado en nuestras plazas”. Pero él os replicará: “No se quienes sois. Alejaos de mí, malvados”. Entonces será el llanto y el rechinar de dientes, cuando veáis a Abrahán, Isaac y Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios y vosotros os veáis echados fuera. Y vendrán de Oriente y Occidente, del Norte y del Sur y se sentarán a la mesa en el reino de Dios. Mirad: hay últimos que serán primeros y primeros que serán últimos.

Lectura diaria de la Biblia

21 de agosto 2010 - Sábado

Mundo: Todo lo que hacen es para que los vea la gente: no tienen más horizonte. 

Fe: Que no puedan decir de los cristianos: Haced lo que os digan; pero no hagáis lo que ellos hacen.

Jesús habló a la gente y a sus discípulos diciendo: En la cátedra de Moisés se han sentado los escribas y los fariseos: Haced y cumplid lo que os digan; pero no hagáis lo que ellos hacen, porque ellos no hacen lo que dicen. Ellos lían fardos pesados e insoportables y se los cargan a la gente en los hombros, pero ellos no están dispuestos a mover un dedo para empujar. Todo lo que hacen es para que los vea la gente: alargan las filasterias y ensanchan las franjas del manto; les gustan los primeros puestos en los banquetes y los asientos de honor en las sinagogas; que les hagan reverencias por la calle y que la gente los llame maestros. Vosotros, en cambio, no os dejéis llamar maestros, porque uno solo es vuestro maestro, y todos vosotros sois hermanos. Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra, porque uno solo es vuestro Padre, el del cielo. No os dejéis llamar consejero, porque uno solo es vuestro consejero, Cristo. El primero entre vosotros será vuestro servidor. El que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.

Ez 43, 1-7a; Sal 84, 9-14 . Mateo 23, 1-12