Archivo de Enero de 2010

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 31 de Enero de 2010

31 de Enero 2010 – Domingo

Mundo: Hoy, como entonces, hay quienes desprecian a Cristo y retiran los crucifijos.

Fe: El cristiano ve en Jesús de Nazaret al Hijo de Dios, al Mesías, al único salvador del mundo.

Jr 1, 4-5.17-19: En los días de Josías, recibí esta palabra del Señor: Antes de formarte en el vientre te escogí, antes de que salieras del seno materno, te consagré; te nombré profeta de los gentiles. Tú cíñete los lomos, ponte en pie y diles lo que yo te mando. No les tengas miedo, que si no, yo te meteré miedo de ellos. Mira: yo te convierto hoy en plaza fuerte, en columna de hierro, en muralla de bronce, frente a todo el país: Frente a los reyes y príncipes de Judá, frente a los sacerdotes y la gente del campo; lucharán contra ti, pero no te podrán, porque yo estoy contigo para librarte, oráculo del Señor.   

Sal 70, 1-6.15.17: Mi boca contará tu salvación, Señor.

1Co 12, 31-13, 13: Ambicionad los carismas mejores. Y aún os voy a mostrar un camino mejor. Ya podría yo hablar las lenguas de los hombres y de los ángeles; si no tengo amor, no soy más que un metal que resuena a unos platillos que aturden. Ya podría tener el don de predicción y conocer todos los secretos y todo el saber; podría tener fe como para mover montañas; si no tengo amor, no soy nada. Podría repartir en limosnas todo lo que tengo y aun dejarme quemar vivo; si no tengo amor, de nada me sirve. El amor es paciente, afable; no tiene envidia; no presume ni se engríe; no es mal educado ni egoísta; no se irrita, no lleva cuentas del mal; no se alegra de la injusticia, sino que goza con la verdad. Disculpa sin límites, cree sin límites, espera sin límites, aguanta sin límites. El amor no pasa nunca. ¿El saber?, se acabará. ¿El don de lenguas?, enmudecerá. ¿El don de predicar?, se acabará. Porque inmaduro es nuestro saber e inmaduro nuestro predicar; pero cuando venga la madurez, lo inmaduro se acabará. Cuando yo era niño, hablaba como un niño, sentía como un niño, razonaba como un niño. Cuando me hice un hombre, acabé con las cosas de niño. Ahora vemos como en un espejo de adivinar; entonces veremos cara a cara. Mi conocer es por ahora inmaduro, entonces podré conocer como Dios me conoce. En una palabra: quedan la fe, la esperanza, el amor: estas tres. La más grande es el amor.  

Lucas 4, 21-30: Comenzó Jesús a decir en la sinagoga: Hoy se cumple esta escritura que acabáis de oír. Y todos le expresaban su aprobación y se admiraban de las palabras de gracia que salían de sus labios. Y decían: ¿No es éste el hijo de José? Y Jesús les dijo: Sin duda me recitaréis aquel refrán: “Médico, cúrate a ti mismo”: haz también aquí en tu tierra lo que hemos oído que has hecho en Cafarnaún. Y añadió: os aseguro que ningún profeta es bien mirado en su tierra. Os garantizo que en Israel había muchas viudas en tiempos de Elías, cuando estuvo cerrado el cielo tres años y seis meses y hubo una gran hambre en todo el país; sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elías más que a una viuda de Sarepta. En el territorio de Sidón. Y muchos leprosos había en Israel en tiempos del profeta Eliseo, sin embargo, ninguno de ellos fue curado más que en Naamán, el sirio. Al oír esto, todos en la sinagoga se pusieron furiosos y, levantándose, lo empujaron fuera del pueblo hasta un barranco del monte en donde se alzaba su pueblo, con intención de despeñarlo. Pero Jesús se abrió paso entre ellos y se alejaba.

Lectura diaria de la Biblia

Sábado, 30 de Enero de 2010

30 de Enero 2010 – Sábado

 

Mundo: Aunque el mundo lo rechace, Dios todo lo puede, todo el universo le obedece.

 

Fe: Para el que tiene fe, todo es posible, también vencer la cobardía y el miedo.

 

Aquel día, al atardecer, dijo Jesús a sus discípulos: vamos a la otra orilla. Dejando a la gente, se lo llevaron en barca, como estaba; y otras barcas lo acompañaban. Se levantó un fuerte huracán y las olas rompían contra la barca hasta casi llenarla de agua. Él estaba a popa, dormido sobre un almohadón. Lo despertaron, diciéndole: Maestro, ¿no te importa que nos hundamos?. Se puso en pie, increpó al viento y dijo al lago: ¡Silenció, cállate! El viento cesó y vino una gran calma. Él les dijo: ¿Por qué sois tan cobardes? ¿Aún no tenéis fe?. Se quedaron espantados y se decían unos a otros: ¿Pero, quien es este? ¡Hasta el viento y las aguas le obedecen!

 

2S 12, 1-7a.10-17; Sal 50, 12-17 . Marcos 4, 35-41

Lectura diaria de la Biblia

Viernes, 29 de Enero de 2010

29 de Enero 2010 – Viernes

 

Mundo: Dice: Lo que vale cuesta, nada es de balde, sólo cuenta el esfuerzo personal.

 

Fe: Dios todo lo da gratis: eso significa “gracia”: “Dios lo da a sus amigos mientras duermen” (Sal 126)

 

Decía Jesús a la gente: El reino de Dios se parece a un hombre que echa simiente en la tierra. Él duerme de noche, y se levanta de mañana; la semilla germina y va creciendo, sin que él sepa como. La tierra va produciendo la cosecha ella sola: primero los tallos, luego la espiga, después el grano. Cuando el grano está a punto, se mete la hoz, porque ha llegado la siega. Dijo también: ¿Con qué podemos comparar el reino de Dios? ¿Qué parábola usaremos? Con un grano de mostaza: al sembrarlo en la tierra es la semilla más pequeña; pero después, brota, se hace más alta que las demás hortalizas y echa ramas tan grandes, que los pájaros pueden cobijarse y anidar en ellas. Con muchas parábolas parecidas les exponía la palabra, acomodándose a su entender. Todo se lo exponía con parábolas, pero a sus discípulos se lo explicaba todo en privado.

 

2S 11, 1-4a.5-10a. 13-17; Sal 50, 3-7.10-11 . Marcos 4, 26-34

Lectura diaria de la Biblia

Jueves, 28 de Enero de 2010

28 de Enero 2010 – Jueves

 

Mundo: Cuando se cierra el corazón a Dios, no se tiene oídos para escuchar su palabra de vida.

 

Fe: Aunque nuestra fe sea pequeña, es urgente proclamarla de palabra y de obra.

 

Dijo Jesús a la muchedumbre: ¿Se trae el candil para meterlo debajo del celemín o debajo de la cama, o para ponerlo en el candelero? Si se esconde algo, es para que se descubra; si algo se hace a ocultas, es para que salga a la luz. El que tenga oídos para oír, que oiga. Les dijo también: Atención a lo que estáis oyendo: la medida que uséis la usarán con vosotros, y con creces. Porque al que tiene se le dará, y al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene.

 

2S 7, 18-19.24-29; Sal 131, 1-5.11-14 . Marcos 4, 21-25

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 27 de Enero de 2010

27 de Enero 2010 – Miércoles

 

Mundo: No hay peor sordo que el que no quiere oír: Dios habla, pero el mundo no escucha su palabra.

 

Fe: La palabra de Dios leída o escuchada y aceptada, como hizo María, es la simiente que va creando en nuestro interior el hombre nuevo.

 

Jesús se puso a enseñar otra vez junto al lago. Acudió un gentío tan enorme que tuvo que subirse a una barca; se sentó, y el gentío se quedó en la orilla. Les enseñó mucho rato con parábolas, como él solía enseñar: Escuchad: Salió el sembrador a sembrar; al sembrar, algo cayó al borde del camino, vinieron los pájaros y se lo comieron. Otro poco cayó en terreno pedregoso, donde apenas tenía tierra; como la tierra no era profunda, brotó enseguida; pero, en cuanto salió el sol, se abrasó y, por falta de raíz, se secó. Otro poco cayó entre zarzas; las zarzas crecieron, lo ahogaron, y no dio grano. El resto cayó en tierra buena: nació, creció y dio grano; y la cosecha fue del treinta o del sesenta o del ciento por uno. Y añadió: El que tenga oídos para oír, que oiga. Cuando se quedó solo, los que estaban alrededor y los doce le preguntaban el sentido de las parábolas. Él les dijo: A vosotros se os han comunicado los secretos del reino de Dios; en cambio, a los de fuera todo se les presenta en parábolas, para que “por más que miren, no vean, por más que oigan, no entiendan, no sea que se conviertan y los perdonen”. Y añadió: ¿No entendéis esta parábola? ¿Pues, cómo vais a entender las demás? El sembrador siembra la palabra. Hay unos que están al borde del camino donde se siembra la palabra; pero, en cuanto la escuchan, viene Satanás y se lleva la palabra sembrada en ellos. Hay otros que reciben la simiente como terreno pedregoso; al escucharla, la acogen con alegría, pero no tienen raíces, son inconstantes y, cuando viene una dificultad o persecución por la palabra, enseguida sucumben. Hay otros que reciben la simiente entre zarzas; éstos son los que escuchan la palabra, pero los afanes de la vida, la seducción de la riqueza y el deseo de todo lo demás los invaden, ahogan la palabra, y se queda estéril. Los otros son los que reciben la simiente en buena tierra; escuchan la palabra, la aceptan y dan una cosecha del treinta o del sesenta o del ciento por uno.

 

2S 7, 4-17; Sal 88, 4-5.27-30 . Marcos 4, 1-20

Lectura diaria de la Biblia

Martes, 26 de Enero de 2010

26 de Enero 2010 – Martes

Mundo: No tienen a Dios -ni tiene sentido su vida- quienes rechazan buscarlo y ser sus hijos.

Fe: Cumplir la voluntad de Dios es el secreto de la felicidad del hombre.

Llegaron la madre y los hermanos de Jesús y desde fuera lo mandaron llamar. La gente que tenía sentada alrededor le dijo: Mira, tu madre y tus hermanos están fuera y te buscan. Les contestó: ¿Quiénes son mi madre y mis hermanos? Y, paseando la mirada por el corro, dijo: Éstos son mi madre y mis hermanos. El que cumple la voluntad de Dios, ése es mi hermano y mi hermana y mi madre.

2Tm 1, 1-8 (o Tt 1, 1-5); Sal 95, 1-10. Marcos 3, 31-35

Lectura diaria de la Biblia

Lunes, 25 de Enero de 2010

25 de Enero 2010 – Lunes

 

Mundo: Hasta los peores enemigos de la iglesia pueden convertirse, si dejan una rendija a Dios.

 

Fe: De perseguidor de la iglesia, Jesús hizo de Pablo el mayor predicador del evangelio.

 

FIESTA DE LA CONVERSIÓN DE SAN PABLO

 

Se apareció Jesús a los once y les dijo: Id al mundo entero y proclamad el evangelio a toda la creación. El que crea y se bautice se salvará; el que se resista a creer será condenado. A los que crean, les acompañarán estos signos: echarán demonios en mi nombre, hablarán lenguas nuevas, agarrarán serpientes en sus manos y, si beben un veneno mortal, no les hará daño. Impondrán las manos a los enfermos, y quedarán sanos.

 

Hch 22, 3-16; Sal 116, 1-2. Marcos 16, 15-18

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 24 de Enero de 2010

24 de Enero 2010 – Domingo

Mundo: Aunque esté comprobado y lo escriba un hombre culto como San Lucas, el mundo rechaza el evangelio.

Fe: Jesús y su evangelio son libertad para cautivos y oprimidos, vista para los ciegos, buena nueva para los pobres.

Ne 8, 2-4a.5-6.8-10: El sacerdote Edras, trajo el libro a la asamblea de hombres y mujeres y de todos los que podían comprender. Era mediados del mes séptimo. Leyó el libro, en la plaza de la puerta del agua, desde el amanecer hasta el mediodía, a los hombres, a las mujeres y a los que tenían uso de razón; y todo el pueblo estaba atento al libro de la ley. Edras, el sacerdote, estaba de pie sobre un estrado de madera, que habían hecho para el caso. Edras abrió el libro a vista de todo el pueblo, pues se hallaba en un puesto elevado, y cuando lo abrió, el pueblo entero se puso en pie. Edras pronunció la bendición del Señor Dios grande y el pueblo entero, alzando las manos, respondió: Amén, Amén; se inclinó y se postró rostro a tierra ante el Señor. Los levitas leían el libro de la ley de Dios con claridad y explicando el sentido, de forma que comprendieron la lectura. Noemías, el gobernador, Edras, el sacerdote y letrado, y los levitas que enseñaban al pueblo decían al pueblo entero: Hoy es un día consagrado a nuestro Dios: No hagáis duelo ni lloréis. (Porque el pueblo entero lloraba al escuchar las palabras de la ley). Y añadieron: Andad, comed buenas tajadas, bebed vino dulce y enviad porciones a quien no tiene, pues es un día consagrado a nuestro Dios. No estéis tristes, pues el gozo en el Señor es vuestra fortaleza.

Sal 18, 8-10.15: Tus palabras, Señor, son espíritu y vida.

1Co 12, 12-14.17: Lo mismo que el cuerpo es uno y tiene muchos miembros, y todos los miembros del cuerpo, a pesar de ser muchos, son un solo cuerpo, así es también Cristo. Todos nosotros, judíos y griegos, esclavos y libres, hemos sido bautizados en un mismo Espíritu, para formar un solo cuerpo. Y todos hemos bebido de un solo Espíritu. El cuerpo tiene muchos miembros, no uno solo. Vosotros sois el cuerpo de Cristo y cada uno es un miembro.

Lucas1, 1-4; 4, 14-21: Ilustre Teófilo: Muchos han emprendido la tarea de componer un relato de los hechos que se han verificado entre nosotros, siguiendo las tradiciones transmitidas por los que primero fueron testigos oculares y luego predicadores de la palabra. Yo también, después de comprobarlo todo exactamente desde el principio, he resuelto escribírtelos por su orden, para que conozcas la solidez da las enseñanzas que has recibido. En aquel tiempo, Jesús volvió a Galilea, con la fuerza del Espíritu; y su fama se extendió por toda la comarca. Enseñaba en las sinagogas y todos lo alababan. Fue Jesús a Nazaret, donde se había criado, entró en la sinagoga, como era su costumbre los sábados, y se puso en pie para hacer la lectura. Le entregaron el libro del profeta Isaías y, desenrollándolo, encontró el pasaje donde estaba escrito: El Espíritu del Señor está sobre mí, porque él me ha ungido. Me ha enviado para anunciar el evangelio a los pobres, para anunciar a los cautivos la libertad, a los ciegos, la vista. Para dar libertad a los oprimidos; para anunciar el año de gracia del Señor. Y, enrollando el libro, lo devolvió al que le ayudaba, y se sentó. Toda la sinagoga tenía los ojos fijos en él. Y él se puso a decirles: Hoy se cumple esta escritura que acabáis de oír.

Lectura diaria de la Biblia

Sábado, 23 de Enero de 2010

23 de Enero 2010 – Sábado

 

Mundo: Nunca han faltado los que tachan a Cristo y a su iglesia de  irracionales…

 

Fe: ¡Bendita locura de amor de Cristo en la cruz y de su iglesia al lado de las gentes necesitadas!

 

Jesús fue a casa con sus discípulos y se juntó de nuevo tanta gente que no los dejaban ni comer. Al enterarse su familia, vinieron a llevárselo, porque decían que no estaba en sus cabales.

 

2S 1, 1-4.11-12.19.23-27; Sal 79,  2-7. Marcos 3, 20-21

Lectura diaria de la Biblia

Viernes, 22 de Enero de 2010

22 de Enero 2010 – Viernes

 

Mundo: Nunca falta Judas entre los mundanos, enemigos de Dios. ¿Cómo acabarán?

 

Fe: Jesús sigue eligiendo a hombres y mujeres pecadores, que confían en Dios.

 

Jesús, mientras subía a la montaña, fue llamando a los que él quiso y se fueron con él. A doce los hizo sus compañeros, para enviarlos a predicar, con poder para expulsar demonios. Así constituyó el grupo de los doce: Simón, a quien dio el sobrenombre de Pedro, Santiago el de Cebedeo y su hermano Juan, a quienes dio el sobrenombre de Boanerges-los Truenos-, Andrés, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Santiago el de Alfeo, Tadeo, Simón el Celotes y Judas Iscariote, que lo entregó.

 

1S 24, 3-21; Sal 2-6.11. Marcos 3, 13-19