Archivo de Mayo de 2008

Lectura diaria de la Biblia

Sábado, 31 de Mayo de 2008

31 de mayo 2008 – sábado

                   FIESTA DE LA VISITACIÓN DE LA VIRGEN MARÍA

María se puso en camino y fue a prisa a la montaña a un pueblo de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. En cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Se llenó Isabel del Espíritu Santo y dijo a voz en grito: Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre ¿Quien soy yo para que me visite la madre de mi Señor? En cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. Dichosa tú que has creído, porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá. María dijo: Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí: su nombre es santo, y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación. Él hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos. Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia como lo había prometido a nuestros padres- en favor de Abrahán y su descendencia por siempre.

María se quedó con Isabel unos tres meses y después volvió a su casa.

So 3, 14-18; Sal Is 12, 2-6. Lucas 1, 39-56

Lectura diaria de la Biblia

Viernes, 30 de Mayo de 2008

30 de mayo 2008 – viernes

                       SOLEMNIDAD DEL CORAZÓN DE JESÚS

Jesús exclamó: Te doy gracias, Padre, Señor de cielo y tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla. Sí, Padre, así te ha parecido mejor. Todo me lo ha entregado mi Padre, y nadie conoce al Hijo más que el Padre, y nadie conoce al Padre sino el Hijo y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar. Venid a mí todos los que estéis cansados y agobiados y yo os aliviaré. Cargad con mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis vuestro descanso. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera.   

Dt 7, 6-11; Sal 102, 1-10; 1 jn 4, 7-16. Mateo 11, 25-30

Lectura de la Biblia

Jueves, 29 de Mayo de 2008

29 de mayo 2008 – jueves

                                                        Maestro, haz que pueda ver

Al salir Jesús de Jericó con sus discípulos y bastante gente, el ciego Bartimeo (el hijo de Timeo) estaba sentado al borde del camino pidiendo limosna. Al oír que era Jesús Nazareno, empezó a gritar: Hijo de David, Jesús ten compasión de mí. Muchos le regañaban para que se callara. Pero él gritaba más: Hijo de David, ten compasión de mí. Jesús se detuvo y dijo: Llamadlo. Llamaron al ciego, diciéndole: Ánimo, levántate, que te llama. Soltó el manto, dio un salto y se acercó a Jesús. Jesús le dijo: ¿Qué quieres que haga por ti? El ciego le contestó: Maestro que pueda ver. Jesús le dijo: Anda, tu fe te ha curado. Y al momento recobró la vista y lo seguía por el camino.

1p 2, 2-5. 9-12; Sal 99, 2-5. Marcos 10, 46-52

Me gustaría que volvieras

Miércoles, 28 de Mayo de 2008

El blog de Levita quiere crear adictos a la lectura bíblica.

Hoy solamente me voy a dirigir a aquellos que desean  o anhelan “el bien y la justicia”

Hay muchas personas que están bautizados y han hecho su primera comunión, pero que un día se apartaron de la iglesia pensando que para vivir en paz y ser felices no es necesario ir a misa. Máxime si ellos se consideran buenas personas y como digo ambiciosos de que impere en el mundo “el bien y la justicia”

Si tu eres de estos “te felicito”

Hoy mi invitación va dirigida a ti, tú te encuentras por tu propia naturaleza, por tu grado de sentimientos, por la cultura que formó tu carácter y personalidad, como digo, te encuentras en disposición de colmar tus anhelos, bebiendo en la fuente “del bien y la justicia” que es Dios, y el manantial Jesús.

El evangelio leído diariamente dará mayor sentido a tu vida y te hará descubrir que ese germen de bondad que llevas dentro lo puedes desarrollar siguiendo las orientaciones y consejos de Jesús. Alégrate de que Jesús quiera personas como tú, de las que se pueda fiar, para que le ayudes con tu ejemplo a recuperar a los más difíciles. Para ello sólo tienes que conocer a fondo a Jesús y saber lo que quiere de ti ¿cómo hacerlo? Leyendo diariamente el evangelio en el blog de Levita.

Si mañana, te sientes con necesidad de volver a la iglesia, ahí la tienes, te está esperando. No esperes al día de tu boda, ve antes. Si ya estás casado acércate igualmente, Jesús te necesita.

DC

Lectura diaria de la Biblia

Miércoles, 28 de Mayo de 2008

28 de mayo 2008 – miércoles

                                          El hijo del hombre ha venido para servir

Los discípulos iban subiendo camino de Jerusalén, y Jesús se les adelantaba; los discípulos se extrañaban, y los que seguían iban asustados. Él tomó aparte otra vez a los doce y se puso a decirles lo que le iba a suceder: Mirad, estamos subiendo a Jerusalén, y el Hijo del hombre va a ser entregado a los sumos sacerdotes y a los escribas, lo condenarán a muerte y lo entregarán a los gentiles, se burlarán de él, le escupirán, lo azotarán y lo matarán; a los tres días resucitará. Se le acercaron los hijos de Zebedeo, Santiago y Juan, y le dijeron: Maestro queremos que hagas lo que te vamos a pedir. Les preguntó: ¿Que queréis que haga por vosotros? Contestaron: Concédenos sentarnos en tu gloria uno a tu derecha y otro a tu izquierda. Jesús replicó: No sabéis lo que pedís, ¿sois capaces de beber el cáliz que yo he de beber, o de bautizaros con el bautismo con que yo me voy a bautizar? Contestaron: Lo somos. Jesús les dijo: El cáliz que yo he de beber lo beberéis, y os bautizaréis con el bautismo con que yo me voy a bautizar, pero el sentarse a mi derecha o a mi izquierda no me toca a mí concederlo; está ya reservado. Los otros diez, al oír aquello, se indignaron contra Santiago y Juan. Jesús reuniéndolos, les dijo: Sabéis que los que son reconocidos como jefes de los pueblos los tiranizan, y que los grandes los oprimen. Vosotros nada de eso: El que quiera ser grande, sea vuestro servidor; y el que quiera ser primero, sea esclavo de todos. Porque el Hijo del hombre no ha venido para que le sirvan, sino para servir y dar su vida en rescate por todos.  

1p 1, 18-25; Sal 147, 12-15. 19-20. Marcos 10, 32-45

 

 

Lectura diaria de la Biblia

Martes, 27 de Mayo de 2008

27 de mayo 2008 – martes

Recibiréis en este tiempo cien veces más, con persecuciones, y en la edad futura, vida eterna                                                     
 

Pedro se puso a decir a Jesús: Ya ves que nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido. Jesús dijo: Os aseguro que quien deje casa, o hermanos o hermanas, o madre o padre, hijos o tierras, por mí y por el evangelio, recibirá ahora en este tiempo, cien veces más casas y hermanos y hermanas y madres e hijos y tierras, con persecuciones, y en la edad futura, vida eterna.

Muchos primeros serán últimos, y muchos últimos primeros.

1p 1, 10-16; Sal 97, 1-4. Marcos 10, 28-31

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 25 de Mayo de 2008

26 de mayo 2008 – lunes

                                             Vende lo que tienes y sígueme

Cuando salía Jesús al camino, se le acercó uno corriendo, se arrodilló y le preguntó: Maestro bueno ¿qué haré para heredar la vida eterna? Jesús le contestó: ¿Por qué me llamas bueno? No hay nadie bueno más que Dios. Ya sabes los mandamientos: no matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, no estafarás, honra a tu padre y a tu madre. Él replicó: Maestro, todo eso lo he cumplido desde pequeño. Jesús se le quedó mirando con cariño y le dijo: Una cosa te falta: Anda, vende lo que tienes, dale el dinero a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo, y luego sígueme. A estas palabras, él frunció el ceño y se marchó pesaroso, porque era muy rico. Jesús mirando alrededor, dijo a sus discípulos: ¡Qué difícil les va a ser a los ricos entrar en el reino de Dios! Los discípulos se extrañaron de estas palabras, Jesús añadió: Hijos ¡qué difícil les es entrar en el reino de Dios a los que ponen su confianza en el dinero! Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios. Ellos se espantaron y comentaban: Entonces, ¿quién puede salvarse? Jesús se les quedó mirando y les dijo: Es imposible para los hombres, no para Dios. Dios lo puede todo.  

1p, 3-9; Sal 110, 1-2.5-6. 9-10. Marcos 10, 17-27

Proyecto “Amar a Dios”

Domingo, 25 de Mayo de 2008

El proyecto “Amar a Dios” tiene por objeto acercar la palabra de Dios expresada en el Evangelio a todas aquellas personas que vía Internet tengan a bien interés en conocerla.

La palabra de Dios es semilla intemporal y solo necesita de unas mínimas condiciones para germinar y dar buen fruto.

La palabra de Dios es limpia, pura y directa, solo se queda en aquellos que buscan la verdad y quieren vivir en ella.

La palabra de Dios resuena en el tiempo y trae vida, todo el mundo puede oírla, incluso los sordos. Dios habla al corazón.

El ruido del mundo tiene confundidos a los jóvenes. En Internet que también se disfruta de espacios de silencio, es preciada la oportunidad de mantener encuentros con Dios

Lectura diaria de la Biblia

Domingo, 25 de Mayo de 2008

25 de mayo 2008 – domingo

SOLEMNIDAD DEL SANTISIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTODt, 8, 2-3. 14b-16a: Habló Moisés al pueblo y dijo: Recuerda el camino que el Señor tu Dios te ha hecho recorrer estos 40 años por el desierto, para afligirte, para ponerte a prueba y conocer tus intenciones: si guardas sus preceptos o no. Él te afligió haciéndote pasar hambre y después te alimentó con el maná -que tú no conocías ni conocieron tus padres- para enseñarte que no sólo de pan vive el hombre, sino de todo cuanto sale de la boca de Dios. No te olvides del Señor tu Dios que te sacó de Egipto, de la esclavitud, que te hizo recorrer aquel desierto inmenso y terrible, con dragones y alacranes, un sequedal sin una gota de agua; que te alimentó en el desierto con un maná que no conocían tus padres.

Sal 147, 12-15. 19-20: Glorifica al Señor Jerusalén.

Co 10, 16-17: El cáliz de nuestra Acción de Gracias, ¿no nos une a todos en la sangre de Cristo? Y el pan que partimos, ¿no nos une a todos en el cuerpo de Cristo? El pan es uno, y así nosotros, aunque somos muchos, formamos un solo cuerpo, porque comemos todos del mismo pan.

Juan 6, 51-58: Dijo Jesús a los judíos: Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo: El que come de este pan vivirá siempre. Y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo. Disputaban entonces los judíos entre sí: ¿Cómo puede éste darnos a comer su carne? Entonces Jesús les dijo: Os aseguro que si no coméis la carne del hijo del hombre y no bebéis su sangre no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo le resucitaré en el último día. Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él. El Padre que vive me ha enviado y yo vivo por el Padre; del mismo modo, el que me come vivirá por mí. Éste es el pan que ha bajado del cielo; no como el de vuestros padres, que lo comieron y murieron. El que come este pan vivirá para siempre.

Lectura diaria de la Biblia

Sábado, 24 de Mayo de 2008

24 de mayo 2008 – sábado

           El que no acepte el reino como un niño no entrará en él

Le acercaron a Jesús niños para que los tocara,  pero los discípulos les regañaban. Al verlo Jesús se enfadó y les dijo: Dejad que los niños se acerquen a mí: no se lo impidáis; de los que son como ellos es el reino de Dios. Os aseguro que el que no acepte el reino de Dios como un niño, no entrará en él. Y los abrazaba y los bendecía imponiéndoles las manos.

St 5, 13-20; Sal 140, 1-3.8. Marcos 10, 13-16