Archivo de Enero de 2008

URGE RECUPERAR LOS LUGARES DE ENCUENTRO

Viernes, 18 de Enero de 2008

ABLG.es tiene la solución. ABLG.es aportará los elementos básicos para que la Calle Principal y la Plaza del Ayuntamiento tome el protagonismo que tuvo en los años 60 y 70.

Ablg.es abastecerá de granito Gris Quintana incluso a los pueblos más recónditos de España, siempre que sus accesos lo permitan.

El suelo da verdadero carácter al pueblo. La piedra bien puesta ejerce verdadera influencia y atracción para ser pisada.

 

Nuestro lema: El Gris Quintana la calle ennoblece.

 

En esta década no queremos que quede ni un solo pueblo sin que haga peatonal su calle principal y la Plaza del Ayuntamiento.

 

Ayer era protagonista el hombre, ocupando la Plaza del Pueblo como lugar de encuentro y de esparcimiento. Los niños jugueteaban, los jóvenes se reunían, los adultos tomaban chatitos o cañas y los mayores recordaban el pasado con ternura y añoranza.

 

Hoy todo eso se ha perdido en dichos lugares, el automóvil ha invadido la calle. Ese Romántico Paseo y Plaza del Ayuntamiento están llenos de coches, y el espacio o carril que queda libre es para ser utilizado por aquellos otros coches que van de paso, llevando a sus conductores/as a comprar el periódico, tomar café, arreglar algún papel en el Ayuntamiento o pedir el saldo de la cuenta en el banco o caja de ahorros. Sin olvidar a la madre hacendosa que lleva y recoge a los niños del colegio en coche, hace la compra en coche  y visita familiares en coche. Ya nadie anda; se pusieron de moda los restaurantes y las discotecas en el cruce de la carretera porque nos hacia ilusión coger el coche. Los Centros Comerciales a 1 Km. del pueblo como pretexto para coger el coche. La casa en la parcela o en la viña para coger el coche.

 

En muchos pueblos se estableció una ruta, llamada “ruta del colesterol” sabiamente utilizada por algunos/as para contrarrestar la tendencia a la gordura, pero como la imagen de la obesidad tiene mala prensa, la mayoría no queremos ser vistos en esta ruta, nadie quiere ser tildado de obeso/a o convaleciente de un infarto de miocardio. ¡¡Que  error más grande, Dios mío!! ¿Habrá algo más importante que la salud?

 

Pero como todo tiene un límite, en este sentido ya hemos tocado techo. Recientemente algunos ayuntamientos están restringiendo el paso de vehículos al centro del pueblo, están haciendo calles peatonales donde solo se permite el acceso de coches, en algunos casos,  para abastecimiento de comercios y locales de negocio. Si antes se acondicionaban las calles para el paso de vehículos, hoy se están acondicionando para el paso de personas. Es bueno que la persona tenga su espacio donde pasear o detenerse y permanecer parada conversando con sus amistades sin ser incordiada por un coche; es bueno que estas zonas centrales de los pueblos o ciudades estén libres de coches para que los niños jueguen y correteen sin temor y las madres puedan mirar los escaparates tranquilamente. Un pueblo sin lugares donde los niños puedan reír y moverse en libertad es un pueblo serio, por no decir triste.

 

Esa calle principal y esa Plaza del Ayuntamiento hay que acondicionarla para que todo el mundo quiera ir allí los ratos de ocio, domingos y días de fiesta.

La manera de pavimentar estas calles ha de ser especial; si se quiere que el piso sea cómodo se ha de pavimentar con losa de granito (Gris Quintana) 60X40X10 cm. por ejemplo.

 

El Gris Quintana ennoblece la calle; hace que el pueblo recupere su historia; da sabor al centro o casco antiguo; ejerce influencia en el entorno y el entorno se remoza para ponerse a la altura.

 

Los árboles que no falten, dan vida y frescura, además de oxigenar y absorber la contaminación. Algo que no debe faltar son los bancos, bien de madera o porque no de granito. Si son de granito no los deterioraran los gamberritos. También papeleras para tirar las bolsas de los gusanitos, las latas de Coca Cola y el papel que envolvía el bocadillo; hoy se come y se bebe mucho en la calle. Tampoco deberían faltar recipientes con arena para tirar las colillas. La tendencia de la ciudadanía es a preservar el medio ambiente y a no ensuciar la calle.

 

Si creamos calles bonitas, atractivas, cómodas, limpias,… nos gustará estar en ellas. La calle también es un reflejo de la cultura, la educación, el amor y respeto por lo ajeno.

Se podían establecer premios para estimular la creatividad por el engalanamiento de las calles ¿Por qué sólo ha de haber plantas y macetas en el interior de las casas y en los patios y no en las calles?

 

Creo que en  ablg.es con esto ya hemos puesto nuestro granito a favor de la higiene, el embellecimiento y la salud en los pueblos. Esperamos y deseamos que usted no olvide que ablg.es también puede poner su granito Gris Quintana en su pueblo, facilitándole la realización de su ilusionante proyecto, suministrándole parte del material como es la partida de granito. Nuestra especialidad son: los adoquines, las losas y los bordillos.

Por nuestra parte lo primero que recomendamos para recuperar y pavimentar los lugares emblemáticos e históricos del pueblo, es el empleo de losa de granito Gris Quintana 60X40X10. Se puede hacer un encintado con granito en otro tono.

 

 

Para otras calles secundarias pero también importantes adoquines de Gris Quintana para la calzada. Las aceras de las calles emblemáticas, siempre de losa y bordillos de granito.

ablg.es, también dispone de bancos, bases de farolas, fuentes, monumentos y piezas especiales para ornamentación de plazas, parques y jardines, todo ello de granito.

La dirección

Diego Caballero

VUELVE EL HOMBRE

Domingo, 13 de Enero de 2008

VUELVE  EL  HOMBRE  A  LA  CALLE.
VUELVE EL ROMANTICISMO A LOS LUGARES DE LOS QUE HABIA SIDO EXPULSADO.
Elementos de nuestro tiempo han invadido todos los espacios y el hombre ya ni puede ni quiere andar.
 

Es la hora de tomar decisiones, aunque puedan parecer drásticas, si queremos volver a la normalidad, si queremos que el hombre vuelva a ser cercano a las incidencias de la calle. El hombre en el coche siempre lleva prisa y no puede detenerse para nada. El auxilio, el encuentro, el saludo con apretón de manos, se va espaciando. Cada día que pasa nos vemos menos entre vecinos y el cariño fruto del roce se está perdiendo.
 ABLG.es tiene la solución. ABLG.es aportará los elementos básicos para que la Calle Principal y la Plaza del Ayuntamiento tome el protagonismo que tuvo en los años 60 y 70.

Ablg.es abastecerá de granito Gris Quintana incluso a los pueblos más recónditos de España, siempre que sus accesos lo permitan. El suelo da verdadero carácter al pueblo. La piedra bien puesta ejerce verdadera influencia y atracción para ser pisada.

Los Ayuntamientos y sus Servicios Técnicos respectivos creo que tendrán algo que deciren este aspecto.

Este texto es complementario de otro anterior (día 8 de enero de 2008)

Movidos a la adoración

Lunes, 7 de Enero de 2008

¿Por qué Dios se acordará de ti en el último día? Porque siempre estuvo a la puerta esperando que le hablaras.

Señor, acuérdate de mi por el amor que te tengo aunque no soy nada en este mar de creyentes; cualquiera de ellos vive infinitamente más entregado que yo a tu obra de salvación.

Yo, que día a día me siento más atraído por tu palabra y más fascinado por la bondad que encierra, no sabes cuanto me cuesta separarme de las cosas terrenas.

Sí, me gustaría vivir en ese reino idílico que anuncias, pero no se si seré merecedor de ello. De todas maneras te reconozco sabio, justo y amoroso, y sobre todo REY de Reyes, al que todos debemos adorar llevados por nuestra admiración.

La fe y la no fe siempre son opciones libres (creer o no creer) Desearía que aquellos que tanto proclaman la libertad en este mundo, fueran respetuosos con los que eligen cualquiera de estas dos opciones. Ningún hombre debería ser vejado por seguir los impulsos del espíritu o los impulsos de la carne. Afortunadamente todos somos carne y espíritu; entendiendo por espíritu la capacidad de amar y de hacer el bien de las personas, entregando la vida si fuera necesario por el otro o por el ser amado.

También me gustaría que no solo los reyes y los ricos adoraran a Dios; los pobres, los enfermos, los desfavorecidos y los pequeños, son los predilectos de Dios. Por tanto, el pobre debería ser agradecido y adorarle. El Dios que nos presenta las Sagradas Escrituras, traerá riqueza al pobre, salud al enfermo, paz al afligido, libertad al oprimido, justicia al que sufre de abuso, alegría al triste, consuelo al que llora,… El hecho de ser pobre no debe ser motivo para no adorar a Dios. Dios no es responsable del desamor de la raza humana. Si a partir de hoy tu corazón se siente tocado, desde un rincón de tu habitación tú también puedes adorar a Dios. El te escuchará.

Levita

6-1-2008

Despues de un sueño

Domingo, 6 de Enero de 2008
Hace un tiempo, en una Feria Internacional de Arte, la hija de un colega me contó una historia insólita, como mínimo inusual, me dijo que un artista de los que trabajan para su galería, se había revelado como pintor extraordinario después de un sueño y a los casi cincuenta años, y que al cabo de tres años de intenso trabajo alcanzó el mismo nivel que otros artistas con estudios universitarios y muchos años de experiencia.
Hoy que le he conocido, he descubierto que se trata de una persona muy peculiar, tiene obcecación por la pinura, y su linea es la hiperrealista, valores que junto a una acusada tenacidad le permiten desarrollar unas obras de superior belleza plástica, dignas de ser comentadas. Es por ello, que sus trabajos empiezan a ser demandados en ciertos ámbitos sociales, representando una garantía para todas aquellas personas que confían en él e invierten en su obra.
Paulina, que así se llama la hija de mi colega, me insta a que publique esta historia; me dice que vale la pena dar a conocer estos cambios tan radicales de actitudes y conductas y que la misma historia objeto de desconcierto nos va a sumir más en el misterio insondable de la mente humana, demostrado en los últimos siglos en la magnánime obra de no pocos genios en todas las ramas del saber
Opciones personales importantes que cambian una vida tanto para bien como para mal, es lo que nos lleva a pensar, que a veces somos movidos por unos hilos invisibles, manejados por una inteligencia superior.
Paulina me dice que un día mandará al pintor a mi despacho para que me relate personalmente la historia de su vida, especialmente el hecho que le impulsó a dar el giro de 180º y salir de la mayor de las pesadillas; las “letras” le consumían y estuvieron a punto de quitarle el piso por falta de pago.
Por fin un día Pedro, viene a mi despacho, para que nuestra galería le organice una exposición. Me enseña sus pinturas y, francamente pienso que tienen calidad más que suficiente para que llevemos a cabo la mencionada exposición. En un momento de la charla se me ocurre peguntarle que dónde había cursado estudios de arte, a lo que me contesta: Me hice pintor despues de un sueño, pensaba que ya se lo había dicho Paulina.
Despues de conocer sus trabajos y observar con la contundencia que me hablaba del misterioso sueño, me entró más interés todavía en hacerle la entrevista. Quedamos para un día, un mes antes de la exposición y esa mañana en mi despacho nos volvimos a encontrar.
Antes de empezar formalmente el relato del sueño me dijo, que tiene un tío en Paris y que es su padrino.
-Mi tío está casado y tiene una hija. Desde siempre me ha querido mucho y me ha hecho muchos regalos. En varias ocasiones me ha invitado a su casa. Como es funcionario y tiene un buen, sueldo siempre me invita con gastos pagados.
Me gustaba ir a Paris pensando que algún día encontraría la chica de mis sueños. Siempre me iba solo a pasear a la orilla del Sena y donde escuchaba música allí me metía. También me pasaba las horas en los Campos Elíseos, unas veces paseando, otras sentado en un banco, no perdía la esperanza de que un día apareciera mi princesa.
Hoy ya tengo cincuenta y cinco años y hasta el año pasado permanecí soltero muy a pesar mío, puede que no sea muy agraciado físicamente pero lo que vale según dicen por ahí es la belleza interior y de eso creo que estoy sobrado. Lo malo es que las chicas nunca aguantaron hasta conocerme por dentro. Gracias a Dios, Maruja mi mujer, goza de especial intuición y supo ver en mí lo que otras no vieron !me emociono¡
-Es normal, Pedro es un pintor que nadie podría imaginar por las vicisitudes que ha pasado en los tres últimos años, es tan natural y está tan integrado en su nueva labor creativa, que cualquiera vería en él a un artista con años de oficio. La realidad es otra y muy distinta. A continuación intentaré desgranar todo lo acaecido hasta el momento en la vida de Pedro y la causa que le llevó a la creación artística.
Me cuenta un relato lleno de matices y múltiples requiebros, que finalmente le han puesto en el camino donde siempre debió estar. Me insiste que el cambio de vida que experimentó hace alrededor de tres años, fue motivado, se quiera reconocer o no, por un sueño, ciertamente extraño e inexplicable.
Comienza el relato: Me hice pintor después de un sueño.
En el sueño fuimos invitados por mi tío mi hermana y yo. Una mañana que mi hermana se fue con mi prima a unos grandes almacenes, yo me fuí como de costumbre a los Campos Eliseos y esta vez sucedio lo que nunca me había sucedido en la vida real.
Fue una historia con tintes mágicos. Me veía paseando en Los Campos Elíseos y según paseaba placidamente, mi paseo se vio interumpido por unos gritos y voces, me acerqué corriendo al lugar de donde procedían los gritos y observé a mucha gente alrededor de un estanque mirando al agua, yo no podía entender nada, pero aun con esa sensación de impotencia que yo sentía, en lugar de quedarme observando sin entender lo que pasaba, lancé una voz mas fuerte que las demás y dije ¿Qué es lo que pasa? ¿Me puede decir alguien que es lo que está pasando? Y entonces una de aquellas personas angustiada por la situación parece ser que si me entendió y me dijo: Un niño se ha caído al estanque y se está ahogando. Sin pensarlo un instante me quité la chaqueta, me lancé al agua y buceando como pude vi al niño y lo saqué a la superficie; cuando lo llevaba en brazos observé de pronto a una señora que venía gritando y corriendo hacia mí, me quita el niño violentamente de los brazos y me dice algo que no puedo entender, imagino que sería las gracias. Después me dijeron que era la madre del niño. Lo que sí pude entender fue una fuerte ovación, con aplausos incluidos, pero lo más bonito, lo más tierno para mí, fue el que una joven que permanecía en silencio al lado de los demás se viniese hacia mí y me besara, me quedé estupefacto, por un beso así soy capaz de salvar un niño cada día, pensé. Nada más besarme, en un español entre francés e ingles me dice: Tengo un estudio muy cerca de aquí y deberías venir a cambiarte de ropa o al menos secarte un poco, estás empapado. No me lo pensé dos veces y acepté la oferta. La chica algo más alta que yo, morena, con el pelo castaño y ondulado y un lunar en el pómulo derecho se llamaba Melody, era americana y también pintora. De camino hacia estudio, me comentó que llevaba viviendo algunos años en París y que de vez en cuando iba a Madrid para ver exposiciones en El Prado o en el Tisen; que era una viajera empedernida, y que por ese motivo se había visto obligada a aprender algo de español.
Llegamos al estudio. Me llevé la sorpresa de mi vida, nunca antes había visto tantos cuadros juntos, tanta belleza junta; ocurrió que dentro de la sorpresa noté como si se despertara en mi una sensibilidad y un interés especial por la pintura y los innumerables objetos que tenía ante mí, este ambiente chocaba extraordinariamente con mi vida anterior, nunca yo había pintado y nunca jamás me había encontrado en un lugar semejante.
Las tres estancias de aquel apartamento estudio estaban repletas de cuadros, esculturas y objetos de lo más variado, había retratos, bodegones semi-abstractos y un grandisimo y extraordinario paisaje amazónico con una profundidad sobrecogedora y lleno de misterio* Siguiendo el recorrido veo muchas fotografías, seguramente gran parte de aquellos objetos y fotografías, eran recuerdos traídos en los viajes que Melody hiciera a los cinco continentes.
Recuerdo cuando me mostró su último proyecto en el que estaba trabajando, eran unas pinturas africanas, y digo africanas porque solo veía arena, dunas y más dunas, fue lo más exótico que hasta entonces yo había visto. Eran cielos azules y dunas de un rojo incandescente y una luz naranja cegadora, de un sol también naranja. En uno de ellos había unas figuras muy estilizadas, poco más que insinuadas, en color negro, y otras, en otro cuadro, con unos colores intensísimos, diría yo vibrantes, figuras portando algo en la cabeza, todas ellas se confundían con la luz natural del paisaje que parecía estar ardiendo.
Cuanto más me enseñaba Melody más atónito me quedaba; no podía salir de mi asombro. Nunca pensé que mi visita a Paris terminaría siendo tan emocionante.
Una vez visto todo el apartamento, recuerdo que Melody me hablaba de Venecia, de su último viaje a Venecia en fechas de Carnavales. Mostrándome las caretas que compró, hizo que me pusiera una, ella se puso otra, también se puso un traje de época adquirido en una subasta, y vestidos ambos de esta guisa, ante el deseo de vivir una nueva experiencia, me conminó a que bailásemos. No tuvo que hacer gran esfuerzo pues el deseo era mutuo. Abandonado en los brazos de ese ángel era tal la embriaguez de gozo que sentía que me resultaba imposible permanecer consciente, mi yo hacía tiempo que me había dejado, los movimientos se sucedían con total ausencia de gravedad, danzábamos y danzábamos como pavesa a merced del viento, el tiempo no existía o parecía detenido, solamente el deseo de permanecer en un abrazo eterno acercaba nuestros cuerpos más y más; la música no cesaba de sonar, desde el lugar en que nos encontrábamos era apenas audible, afortunadamente esta misma música fue el dato revelador de que aquel abrazo se prolongó largamente, hoy pienso que mi subconsciente no quería devolverme a mi negra realidad. Cuando quisimos darnos cuenta nos encontramos tendidos en un diván, no hicimos el menor intento en cambiar de posición. En ese mismo diván ella descansaba los días que no se iba a casa.
Todas estas últimas escenas que recuerdo del sueño estaban edulcoradas con una música de acordeón deliciosa, una música con efectos trasgresores de la conciencia. Música igual o similar fue la que terminó despertándome.
Casualmente cuando desperté mi mujer tenía puesto un disco de vinilo que trajimos en el último viaje a París. Lo compré después de haber oído en vivo, a la orilla del Sena, la misma música de acordeón, típica de Paris, que me llegó al alma.
Ahora me planteo ¿Qué sería antes, el sueño y después la música que me despertó, o la música, y que esta diera origen al sueño por los buenos recuerdos que traía de mis viajes a París?
Este despertar fue el más triste de mi vida, con él volví a la realidad desesperanzadora que estaba viviendo, mi trabajo cada día era menos demandado por mis clientes, y cada día me costaba más llegar a final de mes. Así que tocado por ese sueño, no sé si venido del cielo por lo sublime, me ví arrastrado a tomar una decisión.
Los días siguientes vivía como en una nube, no quería ni debía aceptar mi drama profesional, mi triste realidad estuvo a punto de convertirse en tragedia y eso tenía que evitarlo. Al mismo tiempo, en algunos momentos, mi vida se tornaba de un gris más claro siendo más llevadera, todo gracias al eco de aquel grato recuerdo que volvía de forma intermitente a mí cabeza como tabla de salvación. Inevitablemente seguía obsesionado con aquellas imágenes del sueño, lo que me traía paz y sosiego a esa situación de incertidumbre y desesperación. Se hicieron tan persistentes las mismas imágenes en mi mente, que llegué a considerarlas el preludio de un gran cambio. Me hicieron presentír que algo hermoso me iba a suceder. Aquel sueño tenía que venir precedido de algo real y bastante mejor de lo que estaba pasando en aquellos últimos meses.
Uno de esos días, al levantarme y no saber que hacer como en los anteriores, volvieron las mismas imágenes, y como yo me aferraba al sueño desesperadamente con el deseo de descifrar un posible mensaje ello me trasladaba al mismo escenario vivido. Era tal mi obsesión que esta vez me parecio oir de nuevo a mi princesa, mi amor siempre deseado, mi amor imposible. Era la voz característica y firme de Melody que me decía: Si tan impresionado quedaste al ver mi pintura, no te undas ahora y ponte a pintar. ¡Pinta! ¡Pinta! ¡Pinta! Y así en alguna ocasión más. Fue esta voz angelical la que me hizo tomar la decisión de iniciarme en este absorbente y mágico mundo de la pintura ¡Como no hacer caso! mi fascinación y dependencia era total a las benditas secuelas del sueño. Por ello en este mismo instante decidí aprovechar ese halo de inspiración y ponerme a pintar Los días que no tuviese otro trabajo que hacer solamente pintaría. Y de esta manera empezó a cambiar mi vida. Un sueño de esta naturaleza, con esa carga emocional, es difícil que no deje honda huella. Así que compré el material adecuado y me puse, en un principio a dibujar retratos a lápiz y después al óleo; los progresos no se hicieron esperar; me sentía cómodo; no representaba un trauma para mí el haber cambiado de actividad. Más tarde, como digo, cometí la osadía de empezar con el óleo y los resultados están a la vista.
Ya va para cuatro años y esto que presento hoy en la Galería Virtual … es lo último que he hecho. Prácticamente en la actualidad me dedico solo a pintar, soy inmensamente feliz, y ahora he comprendido la fantasía que envuelve toda actividad plástica. La aparente realidad de mi sueño, sin serlo, trastocó mis planteamientos de vida anterior, no por ello olvido que siempre la realidad supera a los sueños.
Este mundo real en el que me encuentro hoy, es la fuente de sueños por excelencia, no solo porque los vivo en primera persona, sino porque de manera indirecta hago que los vivan la gente de mi entorno.
-Por extraña que parezca esta historia, la realidad y la paradoja está en el alto nivel de calidad de los trabajos de Pedro, en tan poco tiempo de experiencia.
No obstante, yo no opino, me limito a transcribir el relato de un hombre que cambió su vida a partir de un sueño, y según sus palabras es ahora cuando está viviendo el sueño verdadero.
Diego Caballero
 
*Según me lo contaba Pedro recordé los paisajes de Armando Morales, pintor de Honduras.
Nota: Finalmente se ha optado por no desvelar el nombre del personaje de la historia y he utilizado el nombre de Pedro de forma ficticia para no herir suceptibilidades, no obstante otro gran pintor que es Antonio Carretero López, despues de conocer esta historia me ha dicho que se identifica con la misma en un ochenta por ciento. Me dice que se ve así mismo en el personaje de Pedro. 

Autor: Diego Caballero

Derechos de autor registrados.