Archivo de Diciembre de 2007

25-12-2007

Martes, 25 de Diciembre de 2007


 

En este día especial, el día más grande del año, día de la Natividad del Señor, quiero mandar mi felicitación desde Madrid al pueblo de Campanario, mi pueblo, empezando por mis familiares que allí viven, mis amigos, autoridades municipales, autoridades eclesiásticas, en general a todas la familias de Campanario.

Deseo que el Señor os colme de bendiciones, traiga prosperidad al pueblo, aleje el lastre de la enfermedad, devuelva el espíritu de alegría a todos, y os haga crecer en un sentimiento de unidad donde todos seáis útiles unos a otros.

 

Feliz Navidad
Diego Levita

Navidad 2007

Lunes, 24 de Diciembre de 2007

 

El ser humano de hoy es el resultado de una profunda evolución que empezó hace medio millón de años según la ciencia.

En el tiempo presente el hombre vive liberado de presiones que condicionaban su transformación y ha conseguido ser dueño de su destino. En esa libertad añorada pero peligrosa por lo mal usada, Dios se hace presente y le anuncia unas pautas de comportamiento. Matamos al mensajero, y nos envió a su hijo.

En estos días conmemoramos su nacimiento.

La palabra y el sentir del mismo Dios se hace carne humana lo que facilita la comunicación con el hombre razonable de nuestro tiempo. Pureza y nobleza de sentimientos a través de palabras sabias desvelan la suprema inteligencia del Creador. Las mismas son acogidas con júbilo por un gran número de personas en el mundo (cristianos)

En estos días celebramos el misterio de nuestra fe y el anuncio revelado.

¡¡Feliz Navidad!!

Nuestros mejores deseos de Paz y Concordia para ti, tu familia y para todas las familias de la tierra.

 

Diego Levita

Conceptos de fe

Domingo, 2 de Diciembre de 2007

La fe no es patrimonio de nadie en particular.
La fe está al alcance de cualquiera, basta desearla Dios la da. No obstante la fe no es de todos, hay quienes rechazan la fe con todas sus fuerzas.
La fe para muchos sería un don del cielo, un regalo, para otros significaría poco menos que un castigo.
 
La fe compromete, la fe cambia los esquemas mentales, la fe cambia la manera de vivir, la fe es enamoramiento pero no ceguera, la fe despeja los caminos, disipa las dudas, desvanece los nubarrones, transforma en luz el sendero que conduce a la verdad, digo más, hace verdad el caminar hacia Dios (los ciegos ven, los sordos oyen, los tullidos andan, los angustiados recobran la esperanza, los enfermos recuperan la salud…)
 

La fe elimina las barreras que limitan al hombre, la fe mueve montañas porque la fe no se detiene.
 

La fe es el gozo permanente, la fe es el amar sin condiciones, la fe es ver a Dios hasta en una simple partícula de la Creación. Como no amar la vida desde el momento en que se engendra. Como no amar a la planta desde el momento en que germinó la semilla. Que riqueza inconmensurable albergaba la semilla que dio lugar a un árbol  tan majestuoso. Que riqueza no tendrá esa porción de tierra existente en una maceta, que por medio del agua desaparece sirviendo de alimento a la planta, todo ya en la maceta son raíces, la tierra ha desaparecido, sólo queda la planta auto alimentándose de ella misma. Que misterio más grande la Creación y la vida que discurre por ella.
 

Si la fe da capacidad de amar, de perdonar, de comprender, de respetar, de proteger, de elegir el bien, de anhelar la justicia, la fe misma predispone a obrar con coherencia, a pensar con cordura, a no insultar, a no violentar, a no humillar, a no violar la intimidad de otros…
 

La fe es una elección, el que elige el bien recibe la fe como premio.
 

En este mundo, que gracias a Dios conocemos casi todos, existen dos fuerzas antagónicas muy activas y otra fuerza infinitamente mayor pero que permanece año tras año inerme, como aletargada, sin opinión, con posibilidad de ser absorbida por una o las dos fuerzas preponderantes. En esta fuerza intermedia, sus integrantes viven la vida sin pena ni gloria en cuestiones de fe, quizá en ella se encuentren los tibios, a los que hace referencia Jesús….
Las fuerzas del bien caminan jubilosas hacia la vida eterna, su amor al bien les hace reconocer a Jesús como el bien encarnado, les hace ver a Dios como fuente de todos sus gozos y alegrías, y atribuye al azar, a la casualidad, a la torpeza o a la ignorancia, ser victima de ciertas desdichas, de ciertos padecimientos. Nunca se le acusa a Dios de falta de amor, poder y responsabilidad hacia sus criaturas, que somos los seres humanos todos sin excepción, por que todos en lo básico somos iguales, todos sabemos algo del amor, todos amamos a nuestros amigos. ¿Por qué no hacer un esfuerzo y amar también a los que no son amigos? Otro pensamiento anida en aquellos que se consideran estar por encima del bien y del mal, consideran a los creyentes unos  bobos e ignorantes, de los que hacen burla y se aprovechan cuando pueden. Estos que así piensan se gozan del mal ajeno, la fuerza creyente siente como propio el mal ajeno.
 

De todas maneras a los que abominan le fe y son dados a los abusos, excesos, pecados,  y malas artes,  y a todos los demás, que nadie estamos libre de ello, más nos valdría  arrepentirnos, reconocer a Dios con poder para perdonar, y cambiar de hábitos.
Ante Dios todas las acciones y fechorías quedan al descubierto: las mentiras, los adulterios, los robos, el odio… Es el bien representado en Jesús y en todos los que en El confían los que pueden neutralizar esas conductas, convirtiendo incluso a los protagonistas. Es inútil correr riesgos de truncar nuestras aspiraciones en la carrera hacia la felicidad y la vida plena y eterna. Cien años no son nada, ni aun con privaciones cuando se espera gozar en la otra vida de todos nuestros anhelos. La enfermedad, los accidentes, y las catástrofes naturales, serían sólo contratiempos en nuestro caminar hacia la divinidad.
No nos hagamos más daño entre nosotros, aprovechemos este espacio corto de tiempo, para empezar a practicar el amor  y el entendimiento.
Mucho mal no existiría si se pensase que todos los seres vivos son dignos del mayor de los respetos. Ningún ser vivo eligió nacer. Aquellos seres que llegaron a su plenitud, a su vejez, pasaron por mil y una vicisitudes y muchas no las eligieron. No hagamos más dura la existencia de los seres que pueblan la tierra.
 

Cada vez hay menos tierra,  menos plantas y menos animales, pero más personas, protejamos a toda la Creación, empezando por lo más importante, los seres humanos nuestros hermanos, entre ellos los más débiles y enfermos, repartamos más de lo que tenemos, nadie ha elegido nacer, y no todos han tenido la suerte de nacer en una familia acomodada o en un entorno próspero. La fe debería hacer mucho en este sentido y cuantas más personas de fe hubiera más fácil sería la transformación del mundo. No lo olvidemos: El amor con mayúsculas está en Dios; la sabiduría está en Dios; el goza está en hacer el bien y en Dios la plenitud. Pidámosle fe y El nos la dará. Dios nos necesita para llevar a feliz término su obra.

Diego Caballero

A continuación veremos como a través de unas palabras sabias de Tomás queda de manifiesto la divinidad de Jesús. Por medio de los mismos testigos que consumaron los hechos la fe es más fácil.
 

Tomás uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús.
 

Palpó y exclamó: ¡Señor mío y Dios mío! Jesús le dijo: Porque me has visto has creído.
Como sea, el apóstol Pablo dice: La fe es seguridad de lo que se espera y prueba de lo que no se ve.
 

Tomás confesó la divinidad del Señor al decir, ¡Señor mío y Dios mío!
 

Dichosos los que crean sin haber visto.
Respecto de aquellos que creen sólo de palabra, dice Pablo: Hacen profesión de conocer a Dios, pero con sus acciones lo desmienten.
Y Santiago dice: La fe sin obras es un cadáver.
Corazones.org/biblia

La vida se construye en el presente

Domingo, 2 de Diciembre de 2007


  

La vida es presente, es ahora.

La vida se construye en el presente. En el presente se siembra, en el presente se riega, en el presente se guía el arbolito limpiándole de impurezas y de malas hiervas, en el presente se siega y se recoge el fruto.

 

De manera simbólica, cuando digo “que siembras” me refiero a lo que haces, a las acciones que emprendes, la educación de los hijos, al hecho de cultivar la tierra, al mantenimiento del amor con la pareja… Según lo que siembras eso recoges. Los problemas de hoy son el resultado de lo mal que lo hicimos en el pasado. Todos los logros, los éxitos, la felicidad, son el fruto del acierto con que hicimos las cosas en el pasado.

Si estamos en época de recoger aun en esta época aprovechemos para seguir sembrando.

 

La vida es presente, lo demás no existe.

¿Acaso se puede rectificar el pasado?

¿Acaso se puede adelantar el futuro?

¿Sabe alguien lo que sucederá en su vida el día de mañana?

Haciendo las cosas bien la vida te da sorpresas, imagínate sin un orden, sin una planificación ¡Qué te puede dar!

 

Dado que es en el presente cuando solo podemos actuar, cuando hacemos todo lo que el momento nos exige, seamos cautos y observemos con frecuencia nuestro comportamiento, podemos estar perdiendo el tiempo, no siendo útiles en este o aquel proyecto, podemos estar haciendo algo de lo que vamos a  arrepentirnos más tarde.

 

Hay cinco aspectos o cauces muy importantes por la que discurre la vida de muchas personas. Puedes pasar por esos caminos conociéndolos y nutriéndote de ese saber, o puedes pasar ignorando dichas riquezas, lo que te impedirá sacarle mayor provecho a la vida.  Digamos que existen básicamente cinco aspectos culturales del saber humano, en los que nos sumergimos cuando nacemos y de los que nos alimentamos a la vez que enriquecemos con nuestra imaginación creativa.

Podíamos clasificarlos en:

- Lo profesional

- La salud

- Las relaciones familiares y humanas

- La cuestión religiosa o de fe

- La relación con el entorno y con la naturaleza

 

Todos o casi todos desde muy temprana edad podemos ir cultivándonos y/o ayudando a que nuestros hijos se desarrollen sin dejar desatendido ninguno de estos cinco pilares que forjan la personalidad o que determinarán el grado de humanidad e integración que tenemos con cualquiera de ellos.

 

En la vida, si tenemos resuelta la supervivencia, la mayor parte de nuestros deseos estarían siempre puestos en la consecución de otros objetivos o metas.

Los planes para conseguir las metas se basan en crearse unas rutinas de comportamiento y seguirlas al pie de la letra. Se trata de crearnos unos buenos hábitos y no abandonarlos hasta que consigamos nuestro propósito. Estos buenos hábitos nos ayudarán a conseguir metas, y a liberarnos de problemas inherentes a la vida misma. Igualmente el establecimiento de un plan es necesario para no dejar al azar la formación de nuestros hijos, o a la mera asistencia al colegio para cubrir el expediente. Lo suyo es conseguir una formación integral de los hijos, pensando en que el día de mañana sean personas de provecho. Este refrán viene de antiguo, pero el interés que encierra es de lo más acertado. Cuando se carece de formación moral e intelectual es muy difícil hacer uso de lo que queda, lo que llaman “ética” cuando la circunstancia así lo requiere.

 

No por implicarnos de manera responsable en la formación de nuestros hijos, hemos de olvidar la nuestra. El aprendizaje en la vida se hace permanente. Siempre que queramos ser útiles a la sociedad, habrá algo en nuestro interior que nos impulse a crecer en el conocimiento, y sólo así podremos dar la talla en nuestra relación personal con amigos, vecinos y personas de otros medios, pudiendo aportar en cualquier circunstancia una idea acertada, o algo que te ayude a salir de una situación difícil. Ya sabemos que conociendo la plantilla del Real Madrid, Barsa, Sevilla, Valencia y Depor, por ejemplo, y si fumas mejor, en estos casos uno va a tener siempre más posibilidades de romper el hielo en ambientes desconocidos y playeros para entablar una conversación. Pero no solo de fútbol vive el hombre. La vida es algo más que eso. Cada día nos exigen más las normativas municipales. Ahora han empezado con obligarnos a recoger los excrementos de nuestros perros si se lo hacen en la calle y pronto no nos dejaran tirar las colillas al suelo, las del cenicero de nuestro coche, ni los papeles de publicidad que nos dieron en el semáforo anterior, cosa un tanto incomprensible porque la calle es de todos y está sucia y el coche es nuestro y lo tenemos limpio como la patena. Como vemos, la formación del niño y de ciertos adultos debe cubrir otras parcelas que desgraciadamente desde hace años se dejan por cubrir.

 

Cuando la formación es deficiente, la actitud negativa y el entusiasmo brilla por su ausencia, cualquier dificultad en la vida nos derrumba, y nos puede llevar a un estado angustioso. Para todo hay que estar preparado. Sobre todo debemos tener la absoluta convicción de que el deseo de conseguir algo y la lucha permanente por conseguirlo casi siempre nos premia con unos buenos resultados. Nunca caigamos en el desaliento y si caemos no permanezcamos mucho tiempo en el suelo, nos pueden pisar y sería indigno, levantémonos y continuemos con la misma confianza que teníamos antes de caer. Pero no olvidemos esto, cada proyecto requiere estar preparado o prepararse, mucha actitud positiva y una buena dosis de entusiasmo, levantándose inmediatamente después de cada caída.

 

En la vida se cometen muchos errores y es bueno aprender de ellos. Aunque lo mejor sería no tener que pasar por los mismos trances que pasaron aquellos que se equivocaron. Uno de ellos es dejar que tu propia razón te nuble la mente con algún acontecimiento del pasado. Sin pasado no seríamos nada, basta con recordar la triste situación que se produce cuando una persona a raíz de un accidente pierde la memoria.

La memoria es de las más grandes cualidades de que goza el ser humano y los animales. La memoria es el reconocimiento de la identidad. Sin embargo la razón debe estar poniendo orden permanentemente en el individuo, incluso muchas cosas de la razón hay que cribarlas o pasarlas por el tamiz, cuanto más las cosas de la mente. Sin olvidar las infinitas ventajas de la memoria, no podemos aceptar todo aquello que la mente nos pone delante de los ojos. Las cosas del pasado solo hemos de usarlas para mejorar alguna acción del presente o para salir de alguna situación de peligro (instinto de conservación que se da en multitud de animales cuando olfatean en el mismo aire la presencia próxima del enemigo) si no tuvieran la memoria de una triste experiencia no se alterarían lo mas mínimo y correrían riesgo de muerte, a nosotros nos pasa igual. La mente nos presenta con mayor profusión los hechos más luctuosos que hayamos padecido, todo lo peor que nos haya pasado la mente nos lo trae al recuerdo, y casi siempre podríamos sacar buenas lecturas, pero si nos acostumbramos a esta práctica solo viviríamos de recuerdos y la vida es algo más que eso, la vida es presente, la vida es la oportunidad de dar un paso hacia adelante para acercarnos a ese objetivo que nos llenará de gozo. Creo que no debemos subestimar el poder del automatismo mental, el daño que nos puede causar recordar las mismas imágenes, las mismas palabras, las mismas percepciones, revivir esto de manera repetida puede significar para la mente la aceptación por parte de la razón de esa presencia y, puede ocurrir que cuando nosotros queramos desembarazarnos de esos recuerdos sea demasiado tarde y ya no podamos. Resumiendo, si tenemos algo importante que hacer y de cosas importantes debería estar llena nuestra vida (vivimos demasiado poco tiempo para perderlo en banalidades) debemos permanecer centrados en aquello que estamos haciendo, nuestro cuerpo y mente imprimirán la máxima energía y todo será más fácil. Si por el contrario dejamos que nuestra mente se nuble con algo del pasado, inevitablemente cometeríamos muchos errores y lo que es peor pondríamos nuestro ritmo o actividad al ralentí, quedando eclipsados o abstraídos, y comenzaríamos a vivir de forma autómata, quedaríamos sumidos en un pensamiento que neutraliza y que ciega.

 

Todo lo que hacemos en la vida lo hacemos mediante costumbres o hábitos, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos casi todos los días hacemos lo mismo. Estamos llenos de hábitos en el pensar y en el hacer. Ello es fruto del poder de automatismo de nuestra mente. No digo esto para asustar sino para todo lo contrario, para que sepamos que todo hábito malo lo podemos cambiar por otro hábito bueno. Cuando el individuo pretende jugar con la mente a menudo se queda prisionero de ella, de ahí que es importante que sepamos que las cosas malas son las que más le gusta a la mente , como digo al principio, por eso las cosas malas las tenemos que apartar de nuestra imaginación cambiándolas por cosas buenas. Este ejercicio no es fácil pero tampoco imposible solo hay que practicarlo con naturalidad y de manera repetitiva, cuando lo hagamos de manera consciente de cinco a diez veces seguiremos haciéndolo de forma mecánica toda la vida.

 

Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos hacemos cosas que podríamos encuadrar en cada uno de los pilares mencionados para la formación integral de la persona. Por ejemplo:

-         Nos levantamos y nos aseamos. Tiene que ver con nuestra imagen (profesional) (salud)

-         Desayunamos (salud)

-         Cogemos el coche, metro o autobús (profesional) En el metro o el autobús te pueden empujar e incluso cambiarte de sitio de un empujón, no pasa nada. Cuando vas en el coche que no se te acerquen demasiado que te los comes.

-         Quizá ya te hayas fumado algún cigarrillo y bebido alguna copa o tomado algún café, (salud, estás a punto de empezar a trabajar o empezar la clase en colegio o Universidad (profesional)

-         En esa relación con los compañeros de estudios y con los profesores o compañeros de trabajo nos formamos en cuanto a las relaciones humanas y la formación profesional. En todo este intervalo hablamos con los mismos compañeros, fumamos los mismos cigarros y tomamos los mismos cafés.

-         Comemos y seguimos haciendo lo mismo, por la tarde igual y por la noche igual hasta que nos acostamos. Llega el sábado y lo mismo que los sábados y el domingo lo mismo que los domingos.

 

Es bueno darnos cuenta de esto, para saber que casi todo lo hacemos de manera mecánica y no lo tenemos ni que pensar. Ahora viene lo importante. Todo eso que hacemos ¿Es lo correcto? ¿Es lo que más nos interesa para el futuro? Es lo que más conviene a nuestra salud? ¿Es lo mejor para nuestra economía? ¿Es lo mejor para la relación con nuestra pareja? ¿Es lo mejor para la relación con nuestro entorno? ¿Es lo mejor para nuestro crecimiento personal? ¿Estamos seguros de que para ser plenamente felices podemos vivir al margen de Dios y de la fe? ¿Sabemos realmente que partido político puede traernos mayor prosperidad a nosotros y a nuestros hijos, mayor seguridad jurídica, mejor formación intelectual, y mayor libertad para elegir otras opciones de la vida como puede ser la opción religiosa?

Hay muchas preguntas que deberíamos hacernos y darnos las respuestas acertadas y respecto de otras preguntas exigir las mismas respuestas acertadas a quienes nos las deban y puedan dar.

 

Muchas soluciones están en nosotros mismos, otras las podemos buscar fuera pero con conocimiento y con fe o esperanza. Y saber que somos afortunados por vivir en un sistema democrático, lo que da al pueblo absoluto poder para elegir a sus gobernantes y la misma, protege al individuo a través de unas leyes que garantizan su libertad.

 

Me gustaría indicar una serie de acciones realizadas por la persona de manera mecánica, lo que le lleva ha hacer las cosas de manera inconsciente, sin tener en cuenta el daño que se causa a otros, ni a las mismas arcas públicas. Si esto lo pudiésemos cambiar, si quisiéramos cambiarlo, pagaríamos infinitamente menos impuestos y transformaríamos la triste imagen de nuestro entono y Naturaleza en un paraíso. Entendiendo que para mí Naturaleza es todo, desde las viviendas hechas por el hombre a los medios de transporte, el parque, el bosque, etc.

 

¿Porqué llamamos naturaleza o natural al medio salvaje, al medio donde viven los animales irracionales, y no llamamos natural a la obra humana? Si una zorra se hace una madriguera ella misma se le llama natural a esta acción, si un ser humano se hace su casa deja de ser natural para llamarse otra cosa.

 

La naturaleza empieza desde nuestro interior hasta el infinito. Y desde nuestro interior hasta ese infinito debemos cuidar y mantener siempre lo mas limpio posible. Siempre cabría permitir la suciedad en lo nuestro, lo privado, pero no en lo comunitario, como puede ser la calle, el parque, el campo…

 

Vienen tiempos en los que plantearnos la importancia de los residuos, el destino final de los residuos, el efecto del CO2 expulsado a la atmosfera por el uso desmesurado de energías contaminantes. Lo que representa el árbol en nuestra vida y en la vida de planeta. De un tiempo a esta parte han desaparecido un sin fin de árboles que había a la entrada de las ciudades, a los lados de la carretera, no se si para evitar accidentes mortales o algo parecido, cuando lo que hay que hacer para evitar accidentes es ir despacio en lugares donde no se puede correr por la presencia de los mismos árboles, o de peatones. El árbol después del reino animal es otro elemento rey de la naturaleza, ¿Dónde quedaría la simbología del tronco y las ramas? El árbol aporta la mayor cantidad de frutos para la alimentación humana, el árbol transforma el CO2 en oxigeno, el árbol proporciona sombra al caminante, el árbol proporciona belleza al paisaje, soporta el nido de las aves del cielo y sirve de protección y descanso para las mismas aves, el árbol es un símbolo del crecimiento.

Estas son unas pinceladas de lo que puede ser una buena concienciación  tomando como base el respeto y la protección del medio ambiente. Respeto a nuestros semejantes, respeto a nuestros mayores, respeto a nuestros adversarios…

 

Diego Levita

La caza

Domingo, 2 de Diciembre de 2007

En su origen estas muertes creaban vida.

¿Tiene en la actualidad sentido?

Hoy que pienso en escribir

No me mires al semblante

Ni me pidas que yo esté alegre

Viendo carreras y sangre.

———-

De la caza quiero hablarte

De costumbres ancestrales

De hombres con gran pasión

Y de animales salvajes.

———-

                         ¿Por qué me persigues? Dice la liebre

¿Por qué quebrantas mi sueño?

¿Por qué nos azuzas tus galgos?

¿Qué mal a ti te hemos hecho?

———-

                                   Huye la pieza asustada

No encuentra como escaparse

Mientras miro por lo insólito

Se me hiela hasta la sangre.

———-

Ha empezado la danza

Los perros luchan a muerte

Sus dueños quieren tener

Los trofeos y piden suerte.

———-

Ladran los perros sedientos

No por ello son salvajes

Solo quieren morder sus dientes

Y matar sin hacer sangre.

———-

No buscas el cuerpo a cuerpo. Dice el jabalí

Sabes bien que perderías

Te vales de cualquier medio

Y le llamas cacería.

———-

Armas de fuego, cepos, perros

Todo es lícito para ti

Lo importante es tu disfrute

No te importa mi sufrir. Dice el venao.

———-

Jauría, ralea, galgos, podencos

No importa como se nombre

Lo que importa es el número

De las cabezas que cogen.

Si echas la vista atrás

Recordarás con dolor

Cuando el hombre era cazado

Si escapaba del patrón.

———-

Imagen desgarradora

Me atormenta si recuerdo

Cuando veo a hermanos míos

Perseguidos por los perros.

———-

Quieren otros que yo olvide

Por tratarse de otro rango

Las escopetas y rifles

Como si no hicieran daño.

———-

Se ocultan entre maleza

Mirando en contra del aire

Cuando encañonan la pieza

Ya no hay nada que la salve.

———-

No me salvaron la vida mis quince puntas

Hasta hoy me dieron suerte

Mas si otra punta certera mi cuello apunta

Lo quiera yo o no lo quiera me trae la muerte.

———-

Aunque así lo piensen todos

Incluso los cazadores

Seguirá la caza, seguirá la muerte

Y especies sin culpa alguna

No disfrutarán de suerte.

DC